Colombia: Duque dice que el gobierno de Venezuela es ”ilegítimo” y no nombrará embajador

Presidente electo, Iván Duque, no enviará embajador a Venezuela

El presidente electo de Colombia, Iván Duque, afirmó este martes que no enviará Embajador a Venezuela mientras esté en el poder Nicolás Maduro, cuyo Gobierno considera “ilegítimo”, aunque dijo que sí mantendrá “las relaciones consulares”.

“No podemos aceptar una representación con un Gobierno que consideramos ilegítimo, obviamente lo que se mantendrán serán las relaciones consulares, que hacen parte de los protocolos normales del derecho internacional para manejar los temas migratorios y seguiremos operando de esa manera”, dijo Duque.

El Mandatario electo hizo así una referencia a las elecciones presidenciales del pasado 20 de mayo, en las que Maduro fue reelegido y que han sido rechazadas por buena parte de la comunidad internacional.

Colombia no tiene embajador en Venezuela desde hace más de un año, pues Ricardo Lozano, quien ocupaba ese cargo, se quedó en Bogotá en marzo de 2017 “en consultas” y desde entonces no ha regresado a Caracas.

Duque, que asumirá la Presidencia el próximo 7 de agosto, afirmó que como Presidente reclamará que entre los países de América Latina que defienden la Carta Democrática Interamericana se busque “una actitud multilateral y articulada que lleve a que la presión conduzca a elecciones libres en Venezuela”.

“Lo que hemos visto en Venezuela, además de unas elecciones que fueron abiertamente manipuladas y que han llevado a que muchos países no reconozcan sus resultados (…) nos ratifica a seguir buscando una estrategia articulada multilateral de manera diplomática para que Venezuela haga una transición a unas elecciones libres”, aseveró.

Por otra parte, calificó de “vergonzoso” que “la dictadura de Nicolás Maduro quiere ahora perseguir para llevar a la cárcel” a la líder opositora venezolana María Corina Machado, lo que, en su opinión, es “una forma de acallar las voces de la oposición”.

“Yo como soy defensor de la democracia y creo en la democracia sigo haciendo un llamado para la liberación de los presos políticos y creo que ese tipo de tácticas de acallar las voces de la oposición son nefastas”, manifestó.

El empalme

El Mandatario electo ratificó que el empalme con el gobierno del presidente Juan Manuel Santos empezará este jueves y el mismo se iniciará con el encuentro que él sostendrá con el actual Jefe de Estado.
Duque explicó que el empalme se hará con énfasis en los 16 sectores de cada ministerio y de los diferentes departamentos administrativos, además de indicar que el exministro de Hacienda Alberto Carrasquilla es quien está liderando ese proceso.

Agregó que solo hasta terminar el empalme con el gobierno Santos, en dos semanas, anunciará su gabinete presidencial.

Señaló, además, que el acuerdo de paz y la situación económica del país son los principales temas a los que les prestará especial atención.
Sobre una posible reunión con Rodrigo Londoño, jefe del partido Farc, el mandatario electo sostuvo que “no he hablado con él y no tengo problema, una vez asuma la Presidencia de la República, en tener una conversación con todos los partidos políticos, donde vamos a reafirmar cuáles son nuestras tesis y nuestras propuestas”.

Respecto al proceso de paz con el ELN, dijo que “el mensaje debe ser claro, la única manera de construir un proceso que dé confianza al pueblo colombiano debe ser la suspensión de todas las actividades criminales y la mejor forma de proceder en esa materia, debe ser una concentración con supervisión internacional” y reiteró que deben haber tiempos claros para lograr un acuerdo, además de ciertos criterios que podrían implicar una reducción sustancial de penas.

El País


Duque anunciará su gabinete ministerial en julio

El presidente electo de Colombia, Iván Duque Márquez, dijo que solo hasta julio anunciará las personas que lo acompañarán en el inicio de su mandato.

El anuncio lo dio en la primera rueda de prensa donde dijo que solo hasta terminar el empalme con el gobierno de Juan Manuel Santos, en dos semanas, anunciará su gabinete presidencial.

El mandatario entrante señaló que el acuerdo de paz y la situación económica del país son los principales temas, los mismos a los que dijo le prestará especial atención.

Duque explicó que el empalme se hará con énfasis en los 16 sectores de cada ministerio y de los diferentes departamentos administrativos, además de reiterar que el exministro de Hacienda Alberto Carrasquilla es quien está liderando ese proceso.

Duque informó que este jueves tendrá su primera reunión con el presidente de la República, Juan Manuel Santos, y con los ministros que él designó para el empalme. Ese mismo día en la tarde Duque se reunirá con las altas cortes. De la misma manera, señaló que se va a reunir con todos los partidos políticos, incluyendo a las Farc.

Frente al trámite del proyecto de ley que establece el reglamento de la Justicia Especial para la Paz, JEP, Duque le pidió al Congreso que lo suspenda mientras se conoce el fallo de la Corte Constitucional relacionado con la ley estatutaria de dicha justicia especial.

El País


Pulso por la JEP estará en la cita de Santos y Duque este jueves

El primer encuentro entre los presidentes saliente y entrante, Juan Manuel Santos e Iván Duque, este jueves en la Casa de Nariño, no será solo de protocolo. Sobre la mesa de la cita estarán temas que ambos no comparten y por los que más bien están enfrentados, como es el caso de la suerte de la ley que establece el reglamento de la nueva justicia para la paz.

El propósito central de la cita es que Santos le entregue a Duque una versión general de primera mano sobre el país que este recibirá el próximo 7 de agosto y acordar algunos aspectos sobre el empalme entre el gobierno que entra y el que se va.

Y, aunque Duque no está esperando instrucciones o recomendaciones de Santos –por el contrario, los dos tienen diferencias sobre el manejo de muchos asuntos del gobierno–, ambos comparten el interés de tener las cosas claras sobre temas claves para el país como los compromisos económicos contraídos por la nación o procesos de otra índole en marcha.

Duque, por ejemplo, quiere que Santos le dé datos sobre la situación de Hidroituango, que aunque es un proyecto de la Gobernación de Antioquia y la Alcaldía de Medellín, pues el Gobierno Nacional tiene mucha información sobre el caso.

Después de un diálogo estrictamente privado que los dos presidentes tendrán desde las 9 de la mañana, vendrá una reunión ampliada con el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, y quien podría ser su sucesor, Alberto Carrasquilla, lo cual le da una jerarquía especial a la discusión de los asuntos económicos.

El pulso

El encuentro entre Santos y Duque se produce en momentos en que ambos lideran un pulso sobre la suerte de un proyecto de ley que establece el reglamento de la justicia para la paz, indispensable para comenzar el juzgamiento de exguerrilleros y miembros de las Fuerzas Armadas autores de delitos graves cometidos con ocasión del conflicto armado.

En las últimas horas, tanto Santos como Duque llamaron a sus aliados en el Congreso a atender sus instrucciones al respecto. Santos pidió que la aprueben y el presidente electo solicitó su aplazamiento.

Duque tiene razones políticas de fondo sobre muchos aspectos de la implementación del acuerdo de paz. Fue prácticamente al amparo del debate sobre este tema que nació su candidatura presidencial después del plebiscito por la paz de octubre de 2016, pues ahí nació la coalición que lo llevó a la presidencia.

Durante su campaña y al unísono con el expresidente Álvaro Uribe, su mentor, su oposición a muchos aspectos del acuerdo con las Farc fue una de sus principales banderas.

El uribismo pretende que, de verdad, los líderes de las Farc no lleguen al Congreso hasta que no pasen por la justicia y paguen por sus crímenes, y esta es una de las razones de fondo para oponerse a la aprobación del reglamento de la JEP.

Por ahora, Duque ha alegado razones de orden jurídico para sustentar su posición. Cree que el Congreso no puede aprobar la ley del reglamento de la JEP mientras la Corte Constitucional no falle sobre la constitucionalidad de la ley estatutaria que reglamentó esa jurisdicción.

“Si el Congreso decide reglamentar una ley inexistente, a mi juicio se estaría incurriendo en un vicio de forma grave. Por eso me parece importante que la misma Corte Constitucional le aclare al Congreso si es procedente seguir avanzando en esa reglamentación de una ley que todavía no tiene el aval”, dijo el martes el mandatario electo.

Este miércoles, Santos pidió al Congreso que “apruebe ese procedimiento, para que la justicia especial de paz pueda operar normalmente, rápidamente”.

Según el Presidente, la aprobación de esa ley es una deuda del país con “las víctimas” y “con la comunidad internacional”.

Duro llamado de Santos

Incluso, Santos pasó del llamado cordial a un tipo de exigencia. “Si por cuestiones de medición de fuerzas políticas se quiere posponer esa decisión, yo les diría a los señores senadores que por favor jueguen en otro escenario a las contiendas y a las mediciones de fuerzas políticas, pero la paz debe estar por encima de cualquier partido y de cualquier controversia política”, enfatizó.

El llamado de los dos líderes a sus aliados en el Congreso ha hecho que el trámite de la ley se empantane. Lo cierto es que hoy no hay ley, y de alguna manera las bancadas en el Capitolio esperan que ambos presidentes traten de dirimir sus diferencias y envíen un mismo mensaje sobre este tema de tanto interés para el país.

“La polarización política en Colombia le ha quitado grandeza al debate. Hoy, el presidente en ejercicio y el nuevo presidente tienen la oportunidad de mandarnos un mensaje de unidad y esperanza, y ello es devolverle grandeza al ejercicio del liderazgo en un país que lo necesita”, dijo el senador liberal Luis Fernando Velasco.

Desde la toldas uribistas que apoyan la postura de Duque, el senador Jaime Amín dijo: “Al país no le debe quedar duda que al presidente electo lo anima la construcción de una ambiciosa agenda de gobierno sin espejo retrovisor y fortalecimiento institucional que tendrá como ejes la lucha contra la corrupción y la más decidida acción social. Ojalá Santos actúe sin cálculos, entendiendo la voluntad de los colombianos expresada en urnas”.

Algunos en el Congreso creen que solo un acuerdo de Santos y Duque podría resolver la suerte de la ley ahora mismo.

El Tiempo


VOLVER