Colombia: la ONU llama al Estado a “cumplir los compromisos con la justicia” en el proceso de paz y el partido de Duque lo rechaza

Las víctimas del conflicto armado colombiano siguen esperando justicia

La Misión de Verificación de la ONU en Colombia hizo un llamado a las instituciones competentes del Estado y a las fuerzas políticas para remover los obstáculos que continúan impidiendo que el proceso de paz cumpla con su compromiso con la justicia y el derecho a las víctimas.

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), o JEP,tribunal establecido para juzgar a los actores involucrados en el conflicto armado, sigue sin contar con las normas de procedimientos requeridas para dar mayor seguridad jurídica a las decisiones de los magistrados y magistradas. Estas reglas deben aprobarse en el Congreso colombiano, pero aún no se llega a un acuerdo.

La Misión recalcó en un comunicado que las víctimas del conflicto armado siguen esperando las primeras audiencias y comparecencias de quienes se vieron involucrados en graves violaciones de los derechos humanos. Y aquellos que se someterán a esta jurisdicción especial, continúan en la incertidumbre sobre los términos de su propia situación jurídica.

De conformidad con el Acuerdo de Paz, que se destaca por su compromiso de asegurar la transición del conflicto armado a la paz se acompañe de verdad, justicia, reparación y no repetición, la Jurisdicción Especial fue establecida constitucionalmente y abrió sus puertas al público el pasado 15 de marzo.

“Es hora de que las víctimas puedan beneficiarse sin más demora de los compromisos establecidos sobre la rendición de cuentas de las personas que se someten a la JEP” aseguró la misión.

Según informaciones de prensa, el gobierno colombiano ha advertido sobre una posible intervención de la Corte Penal Internacional de no aprobarse pronto las normas de procedimiento que permiten unas reglas procesales claras.

Noticias ONU


DECLARACIÓN MISIÓN DE VERIFICACIÓN DE LA ONU EN COLOMBIA

REMOVER CON URGENCIA LOS OBSTÁCULOS QUE IMPIDEN CUMPLIR LOS COMPROMISOS CON LA JUSTICIA

El proceso de paz de Colombia se destaca por su compromiso de asegurar que el tránsito del conflicto armado a la paz se acompañe de verdad, justicia, reparación para las víctimas y no repetición. Dentro de este compromiso, le corresponde a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) la responsabilidad de cumplir con la aspiración de la sociedad colombiana a la justicia en el marco de las normas nacionales e internacionales y en las circunstancias propias de un proceso de paz.

De conformidad con el Acuerdo de Paz, la Jurisdicción Especial ha sido establecida constitucionalmente, con el aval de la Corte Constitucional y el respaldo, entre otros, de la Corte Suprema de Justicia, y abrió sus puertas al público el 15 de marzo de este año.

Sin embargo, tres meses más tarde, la JEP sigue sin las normas de procedimientos requeridas para dar mayor seguridad jurídica a las decisiones de sus magistrados y magistradas. Más de un año después de la aprobación del Acto Legislativo 01 que creó el Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No repetición, las víctimas siguen esperando que se realicen las primeras audiencias y comparecencias de quienes se vieron involucrados en graves violaciones a los derechos humanos y al Derecho Internacional Humanitario. En cuanto a las personas que se someten a la Jurisdicción Especial, continúan en la incertidumbre sobre los términos de su propia situación jurídica.

Las elecciones parlamentarias y presidenciales de los últimos meses han mostrado un beneficio tangible del Acuerdo de Paz entre el gobierno y las FARC-EP: las campañas electorales más pacíficas y participativas en décadas. Es hora de que las víctimas puedan beneficiarse sin más demora de los compromisos establecidos en el Acuerdo de Paz sobre la rendición de cuentas de las personas que se someten a la JEP.

En su declaración del pasado 19 de abril con motivo de la presentación del informe del Secretario General de las Naciones Unidas sobre Colombia, los miembros del Consejo de Seguridad, unánimes, “acogieron con beneplácito los acontecimientos positivos de los últimos tres meses, incluidas […] la activación de la Jurisdicción para la Paz y la Unidad para la Búsqueda de personas desaparecidas, y expresaron su esperanza de que este progreso se mantenga”.

La Misión de Verificación de las Naciones Unidas en Colombia hace un llamado a las instituciones del Estado competentes y a las fuerzas políticas para que remuevan los obstáculos que siguen impidiendo que el proceso de paz de Colombia cumpla con su compromiso con la justicia y el derecho de las víctimas.

Misión de Verificación de la ONU en Colombia


Comunicado Centro Democrático/ Frente a pronunciamiento de la Misión de verificación de la ONU

La Bancada del Centro Democrático, mayor responsable de la elección del presidente electo Iván Duque, rechaza el comunicado de la Misión de Verificación de la ONU en Colombia del día de hoy y no acepta sus exigencias.

Las observaciones y proposiciones que hemos planteado no pueden ser calificadas como “obstáculos que siguen impidiendo que el proceso de paz en Colombia cumpla con sus compromisos con la justicia y el derecho de las víctimas”. Las propuestas de ajustes no sólo enmiendan errores sino responden al deseo de la mayoría de los colombianos que así lo han manifestado en dos ocasiones: la victoria del No en el plebiscito de 2016 y la elección de Iván Duque como Presidente con el compromiso de hacer correcciones a los Acuerdos.

Los colombianos siguen esperando que se realicen los ajustes que nos permitan tener un proceso donde las víctimas sean de verdad el centro, nos permita tener una paz estable y duradera y defender la honra y el buen nombre de los miembros de las Fuerzas Militares y Policía Nacional de Colombia, quienes han combatido los ataques del terrorismo que pretendía derrocar la democracia en Colombia.

Fin

Centro Democrático