Conflictividad social en Argentina: marcha por los despidos en medios públicos y paro docente contra la represión

Trabajadores de Télam marcharon al CCK y continúan el paro y la ocupación

Centenares de trabajadores de prensa de la agencia Télam acompañados por el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA) y otros dirigentes políticos y sindicales se movilizaron a la sede del Centro Cultural Kirchner (CCK) con el propósito de exigir una reunión con el titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos. Así lo habían resuelto en una asamblea realizada al mediodía en la puerta de la Agencia nacional de Noticias en la que, además, ratificaron la continuidad del paro de actividades y la ocupación pacífica de las instalaciones de los edificios de la Avenida Belgrano y la calle Bolívar.

Las medidas apuntan a revertir el despido de 354 trabajadores de prensa que fueron desafectados por decisión de las autoridades nacionales en el día de ayer martes. Se trata de una reducción del 40% de la planta de trabajadores de la agencia y se de en el marco de un plan de ajuste general en los medios públicos que alcanza a la TV Pública y Radio Nacional por un lado y los condicionantes en materia fiscal que impone el acuerdo con el FMI por el otro.

Según denunciaron los delegados en la asamblea, semejante ajuste haría inviable el funcionamiento y la continuidad de la empresa. El diagnóstico contradice lo manifestado por el directorio del organismo que a través de un comunicado asegura que “la Agencia Télam tiene futuro”. Ese mismo comunicado fue objeto de fuertes críticas por su contenido persecutorio en términos políticos, ideológicos y sindicales. Es que a la hora de fundamentar los despidos, en muchos casos de trabajadores con más de veinte años de antigüedad, explican que se desvincularían a los periodistas que no coinciden con el “perfil que buscamos”. Al mismo tiempo se cuestiona de juicio la representación gremial de los trabajadores.

La movilización llegó sobre las 13.30 horas al ex edificio del Correo Argentino y los trabajadores decidieron realizar un corte de la Avenida Leando N. Alem a la espera de una reunión con los funcionarios. La respuesta que obtuvieron, sin embargo, fue el despliegue de un fuerte operativo policial integrado por 300 efectivos y carros hidrantes, con el propósito de intimidar a los trabajadores y despejar la avenida.

Allí mismo improvisaron un acto en el que hicieron uso de la palabra los dirigentes políticos y sindicales presentes. Se manifestaron Hugo Yasky titular de la CTA de los Trabajadores, Hugo “Cachorro” Godoy de la CTA Autónoma, Marcelo Ramal del Frente de Izquierda y María del Carme Verdú dirigente de la Correpi. Tambien estuvieron presentes, entre otros, el ex diputado nacional del FPV Héctor Recalde, Martín Sabatella ex titular del AFSCA, Nicolás Del Caño diputado del FIT-PTS y Gabriel Solano legislador del FIT-PO de la ciudad de Buenos Aires.

Sobre las 15.30 los trabajadores resolvieron regresar a las instalaciones de la Agencia para garantizar la ocupación de las instalaciones y la continuidad del paro de actividades.

Tiempo Argentino


Los maestros paran contra la represión

Ctera, la principal federación docente del país, y los maestros de colegios privados del Sadop lanzaron un paro de 24 horas para el martes, en repudio a la represión contra los maestros que pedían aumentos de salarios en Chubut y Corrientes. Al anunciar la medida, la titular de Ctera, Sonia Alesso, repasó el hilo que une la derogación por decreto presidencial de la paritaria federal docente, en enero pasado, con “la imposición de techos salariales en cada una de las provincias donde las paritarias no se cerraron o fueron cerradas por decreto”, “la firma de los pactos fiscales”, que agravaron las crisis financieras de las gobernaciones, “y el acuerdo con el FMI”. “Todo esto hace que en las provincias se profundicen los conflictos. Frente a esto, la única respuesta que se le ocurre al gobierno es la represión”.

La educación pública tendrá así el martes la quinta jornada de paro nacional en lo que va del año, todas realizadas en reclamo por la recuperación de la paritaria federal, pero ahora con el agravante de la violencia sobre los manifestantes. El paro también afectará el dictado de clases en las escuelas de gestión privada.

“Para nosotros la represión es un límite. No vamos a permitir que ningún maestro o trabajador de la Argentina sea reprimido, no queremos volver a vivir la situación que pasamos con nuestro compañero Carlos Fuentealba. Por eso, hemos resuelto un paro nacional para el 3 de julio con movilización en la Capital Federal frente al Ministerio de Educación, para decirles al ministro (Alejandro) Finocchiaro, a (el presidente Mauricio) Macri y a todos los gobernadores que tienen que resolver los conflictos salariales, poniendo en vigencia la paritaria nacional docente y resolver cada uno de los conflictos provinciales”, señaló Alesso.

La medida de fuerza fue fijada para la semana próxima para garantizar que puedan organizarse y participar de la marcha los maestros de Chubut y Corrientes. En la última movilización grande, la del paro de las CTA y Camioneros, Chubut, que estaba en pleno conflicto con cortes de rutas y tomas de edificios, pudo mandar sólo a un representante, el titular de la CTA provincial, el docente Tomás Montenegro. La idea es para la próxima contar con delegaciones más numerosas y de las dos provincias.

El Sadop, cuyos docentes sufrieron la represión en Chubut junto a los maestros de Atech y a los estatales, llamó al paro en repudio a que el Estado responda con violencia a sus reclamos. “Los docentes pedimos diálogo sincero y que el ajuste que propone el FMI no lo paguen como siempre los trabajadores”, planteó María Lazzaro, secretaria general del Sadop. “Es imprescindible reabrir la paritaria federal docente”, agregó. El Sadop exigió “a los dueños de los colegios privados que no miren a un costado en esta grave situación económica” y que “se sienten a negociar un convenio colectivo de trabajo para todos los docentes privados”.

La represión en Chubut ocurrió el martes, cuando la policía tiró gas pimienta, balas de goma y agredió con perros a los docentes y estatales que estaban esperando ser atendidos para una reunión paritaria. El ministro de Gobierno, Federico Massoni, defendió el operativo policial intentando culpabilizar a los docentes y estatales. “Gente identificada con varios sindicatos, con presencia de secretarios gremiales, tenían completamente sitiada Casa de Gobierno, con barreras humanas y quema de cubiertas, impidiendo el tránsito, agrediendo en forma verbal y física a quienes querían entrar o salir”, sostuvo. Luego anunció que van a “bajar” la cantidad de policías frente a la Casa de Gobierno “a pedido del gobernador”.

La provocación ocurrió en un escenario en el que nada falta para el estallido. Docentes y estatales tienen congelados sus sueldos desde mediados del año pasado. Este verano, luego del pacto fiscal, la provincia pasó a pagarles en cuotas y con demoras de hasta 20 días.

Estatales y docentes armaron un frente gremial y llevan más de 80 días de acampe en la esquina de la Casa de Gobierno. Ante la falta de respuestas, en las últimas semanas tomaron además pacíficamente edificios públicos como el Ministerio de Educación y supervisiones escolares. Así lograron ser convocados a una negociación. Sin embargo, las propuestas que recibieron hasta ahora fueron rechazadas por insuficientes. Santiago Goodman, secretario general de Atech, adelantó que hoy continuarán las negociaciones, a pesar de la tensión.

En cuanto a la represión en Corrientes, ocurrió el lunes, día del paro general, cuando los maestros de la provincia intentaban instalar una carpa blanca frente a la Casa de Gobierno para reclamar por aumentos salariales.

Fernando Ramírez, titular del sindicato docente Suteco, advirtió que la gobernación “anunció una mejora del 16 por ciento y promete 300 pesos para julio, pero la inflación este año va a ser del 30 por ciento. Además, los docentes de Corrientes arrastramos una pérdida del 25 por ciento del poder adquisitivo en los últimos dos años. Queremos discutir las mejoras en una mesa paritaria”.

Página|12


Tras la represión, los estudiantes marcharon al rectorado

Organizaciones estudiantiles de izquierda e independientes se movilizan al rectorado de la UBA en rechazo a lo que consideran una maniobra para tomar el control de la FUBA por parte del rector Alberto Barbieri y Franja Morada.

La marcha que llegó este miércoles por la mañana a las oficinas de Barbieri, en Viamonte al 400, que se encontraban con una fuerte custodia y vallado de la Policía de la Ciudad.

La misma fuerza reprimió salvajemente el martes por la noche a los estudiantes que protestaban e intentaban realizar una toma pacífica del rectorado.

Durante la movilización, ya hubo al menos un detenido: el estudiante de Sociología Federico Fernández.

Las agrupaciones de izquierda e independientes denuncian fraude en la elección de autoridades de la FUBA en un congreso realizado el sábado. Aseguran que allí hubo dos “delegados usurpados”, Federico Amoretti y Luz Assman, quienes figuran dando quórum pero en realidad no participaron.

“El Congreso organizado en la Faculta de Odontología por varias organizaciones, encabezadas por Franja Morada, y otros grupos ligados al rector de la UBA, Alberto Barbieri, no fue convocado por esta federación sino por una Junta Representativa ilegítima, que no tuvo quórum para sesionar, no logró reunir a la mayoría de los delegados, que es lo que nuestro estatuto exige para renovar la conducción”, explicó el actual presidente de la FUBA, Julián Asiner.

Tiempo Argentino


VOLVER