Costa Rica: primera huelga contra el presidente Alvarado por un plan de ajuste fiscal

Carlos Alvarado frente a su primera huelga

El plan presentado por el presidente de Costa Rica, Carlos Alvarado, para luchar contra el déficit fiscal le tiene a las puertas de enfrentar la primera huelga durante su mandato, convocada por sectores sindicales que consideran que la más afectada será la clase trabajadora.

La Asociación Nacional de Empleados Públicos (ANEP), el principal sindicato del país, convocó a una huelga de un día para este lunes con el objetivo de mostrar su rechazo a la reforma tributaria que impulsa el Ejecutivo, así como contra un plan de contención del gasto presentado por Alvarado.

El mandatario, quien comenzó su Gobierno el pasado 8 de mayo, ha pedido a los sindicatos presentar propuestas para ser analizadas en una mesa de diálogo en la que este viernes no se alcanzó un acuerdo para evitar la huelga, que se veía venir ante el descontento de los gremios.

La reforma tributaria y el plan de austeridad han sido aplaudido por organismos internacionales como el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), y hasta han recibido cierto apoyo de los sectores empresariales del país.

Sin embargo, los sindicatos han mostrado su rechazo y afirman que las medidas empobrecerán a la clase trabajadora y no atacan a los evasores de impuestos, que según los gremios son los grandes responsables del déficit fiscal.

Los gremios también señalan los intereses sobre la deuda como principal disparador del gasto público.

“Es este el principal disparador del gasto público: el pago de los intereses de la deuda. No lo es y nunca lo ha sido el pago de los salarios del sector público, pese a la más infamante campaña de odio contra el empleo público jamás vista en los últimos gobiernos y que el actual se ha encargado de atizar”, afirma el pronunciamiento de la ANEP en el que convoca a la huelga.

El Gobierno afirma que el movimiento de huelga no se justifica y que la mesa de diálogo se mantiene activa, incluso con una reunión convocada para el próximo 29 de junio para analizar el asunto fiscal del país.

“Este movimiento hará daño a los costarricenses, especialmente a los usuarios de los servicios públicos, a los trabajadores, al país. Los invitamos a que replanteen la iniciativa de ir a una huelga que no se justifica. Los invitamos a resolver los problemas en la mesa con diálogo y no en las calles”, declaró el viernes el ministro de la Presidencia, Rodolfo Piza, tras la reunión con los sindicatos.

La Asamblea Legislativa de Costa Rica estudia desde hace más de dos años el proyecto de Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, que consiste en una reforma tributaria que introduce cambios en el impuesto sobre la renta, la renta de capital, la renta global y reducción de incentivos salariales en el sector público.

Pero la mayor polémica es la transformación del impuesto de ventas del 13 % en uno de valor agregado de la misma tasa, pero que gravará los servicios y ampliará la base de productos.

El déficit fiscal de 2017 cerró en el 6,2 % del PIB y para 2018 se proyecta en el 7,1 % si no se da la reforma tributaria.

El plan de contención del gasto que lleva adelante el Gobierno de Alvarado incluye reducciones en pluses salariales, el congelamiento o bajada de los salarios de los altos funcionarios, y lo que más ha molestado a los sindicatos: aumentos salariales nominales.

Otro plan anunciado por Alvarado es uno para luchar contra la evasión y el contrabando, que incluye intensificar los cobros judiciales y el fortalecimiento de los mecanismos de control y fiscalización de las personas físicas y jurídicas.

El sector empresarial ha criticado el llamado a huelga, pues afirman que entorpecerá el libre tránsito de miles de personas, afectará la economía y la prestación de servicios básicos.

Este lunes será la primera prueba para la relación entre Alvarado y los sindicatos.

El mandatario considera importante esta relación, pues como segundo vicepresidente cuenta con el exsindicalista Marvin Rodríguez, quien junto al ministro de la Presidencia y el de Trabajo, Steven Núñez, conducen la mesa de diálogo con los representantes de los trabajadores.

La Prensa Libre


Sindicatos advierten gran afectación en huelga de este lunes

Este lunes ármese de paciencia, la Unión Sindical del país advierte una gran afectación por la huelga de los empleados del sector público en contra del paquete de impuestos. La huelga será este lunes en todo el país.

Uno de los sectores que mayor afectación tendrá será el de la salud. Luis Chavarría, vocero de la Unión Nacional de Empleados de la Caja y la Seguridad Social (Undeca) aseguró que médicos, enfermeras, auxiliares y personal administrativo de los centros médicos se sumarán al paro de labores en contra del paquete tributario.

Según estadísticas de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) en la huelga de hace tres meses exactamente -en la del 25 de abril -en contra del paquete de impuestos se registraron 5 880 citas perdidas entre 34 centros de salud y un total de 286 cirugías programadas que no se pudieron realizar.

Chavarría anunció una afectación mayor para esta ocasión. Aseguró que los únicos servicios que se atenderán serán los de emergencias y los de los asegurados que estén en cuidados intensivos.

En el caso del sector de la educación, el llamado que están haciendo los distintos gremios a los padres de familia es que no manden a sus hijos a lecciones. La invitación es más bien para que tanto padres como alumnos se sumen a la huelga.

Apolo Vivas, fiscal de la Asociación de Profesionales de Segunda Enseñanza (APSE), dijo que los diferentes gremios del sector educativo están respaldando este medida de presión para que el gobierno retire de la corriente legislativa el proyecto de Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, donde vienen incluidos los nuevos tributos, entre ellos el del 2% sobre el Valor Agregado a productos de la canasta básica y 4% sobre los servicios de educación y salud.

En la pasada huelga del 25 de julio el 95% de los centros educativos públicos del país estuvo cerrado.

En esa misma huelga tampoco funcionó el servicio del tren, por lo que alrededor de 16 mil usuarios se vieron afectados.

El vocero de Patria Justa y de la Asociación Nacional de Empleados Públicos, Albino Vargas, explicó que la huelga comenzará a distintas horas en cada una de las provincias del país. El sindicalista dijo que en el caso de San José, se preparan concentraciones en el parque La Merced, el plantel municipal y la alcaldía de Goicoechea.

Vargas indicó que este viernes los sindicatos y el Poder Ejecutivo tendrán una última reunión a partir de las 9:00 a.m en las instalaciones de la Junta de Pensiones del Magisterio Nacional (Jupema), encuentro que será “para saludarse”, pues está claro en que el Ejecutivo no retirará el proyecto de los impuestos de la Asamblea Legislativa ni ellos depondrán la huelga.

Empresarios y gobierno piden tolerancia y libre tránsito

Ante estas amenazas, el presidente de la República, Carlos Alvarado instó a los gremios a seguir dialogando. Los llamó a presentar este viernes en la reunión sus propuestas para combatir el déficit fiscal.

El presidente de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones del Sector Empresarial Privado (UCCAEP), Gonzalo Delgado, pidió a los gremios no afectar el libre tránsito de personas y tratar de no afectar la prestación de servicios públicos. “Busquen el diálogo, vayan a los tribunales, pero este tipo de acciones no están alineadas con el sentimiento nacional de avanzar y de buscar una solución al problema fiscal”.

CR Hoy


Cadena Nacional: Ministro de la Presidencia sobre llamado a huelga

El País