Crisis en Nicaragua: la CIDH registra 127 muertos y más de mil heridos en protestas

CIDH salió de Nicaragua con 76 muertos y ahora hay 127

El secretario de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Paulo Abrao, señaló que la violencia ha escalado en Nicaragua así como la aparición “de nuevas prácticas represivas” que no habían documentado tras su salida del país hace dos semanas.

Abrao participó en un foro organizado por el Diálogo Interamericano en Washington, junto a Azahálea Solís y Juan Sebastian Chamorro, miembros de la ‘Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia’.

“Hay un escalada de violencia. Confirmamos 76 muertos al salir del país, y ahora hay 127 y más de mil heridos”, informó Abrao.

El secretario de la CIDH resaltó el patrón de heridas por armas del fuego en fallecidos, las cuales apuntan a “ejecuciones extrajudiciales”. “Cabeza, cuello, tórax, espalda. Sumada la balística de alto calibre. Recogimos testimonios sobre francotiradores, elementos muy fuertes para confirmar ejecuciones extrajudiciales. Ademas de malos tratos, torturas, familiares que no contaban con abogados y un ambiente de terror. Un miedo muy fuerte. Una situación de intimidación”, comentó Abrao.

El representante de la CIDH alertó por la dimensión de la crisis en Nicaragua: 127 asesinados en dos meses de rebelión cívica, un número que supera los 72 registrados durante las protestas en Venezuela en abril y junio de 2017. “La violencia de de Nicaragua supera a la de Venezuela en ese periodo pese a que es un seis veces más pequeño”, ejemplificó Abrao.

La CIDH presentará este miércoles en Washington —en el contexto de la 48 Asamblea General de la Organización de Estados Americanos, OEA— los resultados parciales de su informe final, en cuya presentación preliminar exhortó al gobierno de Ortega a cumplir 15 recomendaciones, entre ellas el cese de la violencia y la desarticulación de los grupos paramilitares.

“Las recomendaciones que apuntan a fortalecer las posiciones de la Sociedad Civil en Nicaragua y a los grupos que están en resistencia ante estas graves violaciones a los derechos humanos”, dijo el secretario de la CIDH.

Comisión de la Verdad

Abrao adelantó en el foro del Dialogo Interamericano que el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) no solo podrá coadyuvar en las investigaciones para esclarecer los crímenes cometidos en abril y mayo, sino que podrá realizar “investigaciones propias y directas, hacer tipificaciones de delitos para incidir en conductas individuales y de los respectivos responsables”.

Abrao dijo que el GIEI también analizará el agotamiento de líneas de investigación de las instituciones nicaragüenses que, en muchos casos, dijo, “parecieran armadas para en el futuro generar impunidad”.

“Con ese ambiente de violencia, lo que hace poco era el país más seguro de la región, ha sufrido un grave impacto psicológico y físico en la sociedad nicaragüense y hay que responder adecuadamente a la situación”, apuntó Abrao.

La CIDH está en el proceso final de seleccionar los expertos que conformarán el GIEI. Buscan personas idóneas que puedan instalarse en Nicaragua durante seis meses.

Según el brasileño, la instalación del GIEI puede a “ayudar a fortalecer los derechos humanos” en Nicaragua. Sin embargo, no deben tener “ningún tipo de ilusión”, ya que “la voluntad de seguir reprimiendo puede seguir”.

Demanda condena de la OEA

Abrao también instó a la Asamblea General de la OEA adoptar una resolución de condena explícita al régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

“La CIDH cree que debe haber una resolución de la Asamblea General de la OEA en relación a Nicaragua. ¡Y debe ser pronta y oportuna! Todos los gobiernos están enterados de la situación”, instó Abrao.

Aunque este lunes se conoció que el gobierno de Ortega “pactó” con Estados Unidos en la OEA para aprobar “una declaración” en la que aspiran a involucrar en el diálogo nacional a la Secretaría General de este organismo, administrada por Luis Almagro. Además, la “declaración” no menciona de forma directa las violaciones a los derechos humanos cometidas por el régimen.

La “declaración” que será votada este martes propone entre líneas que el fin del diálogo sea el “el fortalecimiento de las instituciones democráticas en Nicaragua” —el plan trazado por Almagro y Ortega—, y no la agenda para la “democratización del país desde la raíz” impulsada por los obispos de la Conferencia Episcopal.

“Hay dos puntos de inflexión en esta crisis: el 19 de abril y 30 de mayo. Se convierte en un baño de sangre”, dijo Azalea Solís. “El diálogo es visto como una mesa de salida del gobierno de Ortega. Nicaragua cambió”, dijo la integrante de la ‘Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia’.

Confidencial


Fiscalía no responde a denuncias por muertes en protestas

De unas 25 denuncias interpuestas por familiares de personas muertas durante las protestas contra el Gobierno, hasta el momento el Ministerio Público no ha dado información de ninguna, expresó el abogado del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Braulio Abarca Aguilar.

El señalamiento lo hizo Abarca, mientras daba acompañamiento a familiares de Edgard Isaac Guevara Portobanco y Jonathan Sebastián Morazán Meza, muertos a balazos durante la masacre del 30 de mayo en las inmediaciones de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI).

“El Cenidh ha dado acompañamiento a alrededor de 25 a 30 casos, con denuncia formal ante el Ministerio Público, de los cuales han pasado más de un mes y en ninguno ha habido una acusación penal en los juzgados de Managua, lo cual determina una retardación de justicia y una violación a los derechos humanos de las víctimas”, alegó Abarca.

Otro organismo es la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) que ha interpuesto 40 denuncias ante el Ministerio Público y no hay respuesta.

El asesor legal de CPDH, Pablo Cuevas, señaló que solo en el caso de Richard Pavón Bermúdez se les pidió que dieran acompañamiento al proceso, pero los testigos tenían temor de hablar, pues desconfían de la Policía Nacional.

“En realidad no esperamos resultados por la falta de independencia y autonomía de esa institución. Los trámites son para agotar la vía nacional y posteriormente hacer la denuncia a nivel internacional”, explicó Cuevas

Destacó que en el caso de un muerto en Boaco, ridículamente se acusó a promotores de la CPDH por el delito, lo que representa una probada de lo que el Gobierno va a “cocinar” en estos procesos.

No hay confianza

Arely Guevara, hermana del fallecido Edgard Isaac Guevara Portobanco, comentó que no cree que el mismo Gobierno se investigue; sin embargo, quiere dejar constancia de lo ocurrido. Guevara Portobanco, quien recibió tres impactos de bala; entre estos uno que atravesó el brazo izquierdo, para luego ingresar al costado de la caja torácica, pasar por el corazón y los pulmones.

Por su parte, Josefa Meza, madre de Jonathan Sebastián Morazán Meza, también culpabilizó a la Policía y Gobierno, mostrando las radiografías de los proyectiles en el cuerpo de su familiar, señaló que solo gente entrenada y con la precisión de armas de guerra pudo hacer disparos tan certeros.

“Mi hijo estaba en la marcha pacífica cuando entraron los paramilitares y comenzaron a disparar y no solo mi hijo salió muerto de ese ataque”, dijo la mamá de Meza, que tras entregar la denuncia en la recepción del Ministerio Público, le dijeron que en otro momento los citarán para tomar declaraciones.

El Nuevo Diario


OEA aprueba declaración de apoyo a Nicaragua

La Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó ayer una declaración de apoyo al pueblo de Nicaragua y, luego, Estados Unidos, que impulsó ese pronunciamiento, exigió un cese a la represión y una investigación sobre los actos de violencia.

En el cierre de sesiones, la OEA aprobó la declaración referida a Nicaragua junto a otras medidas.

¿Qué dice la declaración?

– La declaración aprobada ayer llama a un cese a los actos de violencia, intimidación y amenazas.

– Condena la violencia

– Llama a todos los actores a abstenerse de destruir la propiedad privada.

– Que el gobierno y los otros sectores se comprometan a buscar una solución pacífica a la crisis.

– Pide fortalecer las instituciones democráticas

– Que la CIDH informe lo más pronto al Consejo Permanente de la OEA sobre los resultados de su investigación en Nicaragua

La posición de Estados Unidos

Tras la votación, el representante permanente de Estados Unidos dijo que la resolución de Nicaragua marca el comienzo de la actuación de los estados miembros de la OEA en la grave crisis del país centroamericano.

“Tiene que haber un escrutinio de los actos perpetrados por el gobierno. Quedemos en claro que el gobierno de Nicaragua tiene la responsabilidad de acatar este llamamiento que se ha hecho de un cese de amenazas en contra del público en general. Se tiene que dejar la opresión y respetar los derechos humanos”, dijo.

También pidió una investigación “rápida” de las violaciones a los derechos humanos y agregó que Estados Unidos “haremos cumplir esta resolución”.

Según explicó, Estados Unidos no emitirá ni visas a los implicados en violaciones a los derechos humanos ni aprobará financiamiento a países donde se registran abusos del Estado.

Mientras, Chile, Argentina, Colombia, Costa Rica, México y Perú, “expresaron su firme respaldo” a la declaración y pidieron al gobierno de Nicaragua acatar las resoluciones de la CIDH.

La posición de Nicaragua

Al final, el representante de Nicaragua, Luis Alvarado, dijo que el gobierno de Daniel Ortega respalda la solución pacífica, dentro del marco del derecho, y reiteró que exigen el respeto a la libre movilización y al trabajo.

Al final, Alvarado hizo una oración.

El Nuevo Diario


Unión Europea pide a gobierno de Nicaragua disolver a grupos violentos

El Servicio Europeo de Acción Exterior criticó ayer el “la continua violencia” en Nicaragua, así como “el uso excesivo de la fuerza por la policía y grupos incontrolados”, al tiempo que demandó disolver a los grupos violentos.

En un comunicado divulgado ayer, Europa sostiene que las acciones de violencia “son inaceptables”.

“Estos ataques violan los derechos básicos de los ciudadanos y hacen más difíciles las condiciones para un diálogo pacífico”, indicó el Servicio Europeo de Acción Exterior.

Nicaragua ha sufrido la muerte de casi 130 personas desde que comenzaron las protestas en contra del gobierno de Daniel Ortega, el pasado 18 de abril.

Los manifestantes sostienen que son atacados por fuerzas policiales y parapoliciales.

Organismos internacionales, como Amnistía Internacional o la CIDH, han denunciado actos de represión del Estado en contra de los manifestantes.

“En Nicaragua, más de 20 personas murieron la semana pasada, incluyendo durante marchas pacíficas organizadas en el Día de las Madres, el 30 de mayo. Esto se suma a la ya larga lista de bajas desde el comienzo de las protestas. Nuestra simpatía de todo corazón está con las familias de las víctimas”, agregó la nota de prensa.

Por otro lado, el Servicio Europeo de Acción Exterior se declaró a favor de una “investigación supervisada internacionalmente” para aclarar los actos de violencia. También llamó a aplicar todas las recomendaciones de la CIDH.

“El Gobierno debe imponer parámetros de comportamiento y práctica internacionalmente aceptados sobre las fuerzas policiales, y disolver los grupos violentos. La CIDH, en el informe de su visita a Nicaragua entre el 17 al 21 de mayo advirtió de posibles ejecuciones extrajudiciales con francotiradores en algunas zonas del país, por lo que el Servicio Europeo de Acción Exterior sugirió al gobierno de Nicaragua, en su declaración, acatar dichas recomendaciones”, añadió el comunicado.

El Nuevo Diario


VOLVER