Ecuador: Lenín Moreno recrimina a legisladores que rechazaron la petición de juicio a Correa

139

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, recriminó a legisladores de su movimiento político, Alianza País, que no apoyaron una acción en la Asamblea Nacional (Parlamento) para permitir un proceso penal contra su antecesor, el exgobernante Rafael Correa.

“Es momento de estar con el país, por el camino de la transparencia, la justicia y la decencia”, escribió Moreno en su cuenta de Twitter, donde también colgó un comunicado oficial de su Gobierno sobre este mismo tema.

En ese escrito, el Gobierno critica, sobre todo, a los legisladores “morenistas”, que aparentan ser aliados del mandatario, pero que aparentemente no actúan conforme a los intereses del oficialismo.

Se refiere a la actuación de varios legisladores “morenistas” que votaron contra una moción que buscaba evitar un debate convocado para ayer jueves, en el pleno de la Asamblea, para discutir si se autoriza que el expresidente Correa sea vinculado a un caso de supuesto secuestro a un político en 2012.

El Gobierno de Ecuador “rechaza la actuación de aquellos asambleístas que se presentan como morenistas y, al mismo tiempo, no actúan de acuerdo a los principios de transparencia y justicia por los cuales hoy camina el país entero”, afirma el comunicado oficial.

“El momento histórico exige que todas las personas y más todavía quien ha ejercido un cargo publico, rinda cuentas a la ciudadanía y a la justicia. Las auténticas democracias y los sistemas legales independientes se caracterizan porque todos los habitantes, sin distinción, están sometidos a la ley”, agrega.

Y asegura que “este es el momento de demostrar quiénes quieren un cambio verdadero y vivir en una democracia plena o quiénes quieren solapar y esconder las vergonzosas actuaciones del pasado”.

Los grupos parlamentarios críticos a Correa no obtuvieron los votos suficientes para cambiar el orden del día del pleno de la Asamblea Nacional, que propuso el independiente Fernando Burbano con el ánimo de que se declare improcedente una solicitud de la jueza Daniela Camacho, para que se autorice la vinculación de Correa.

Los opuestos al exgobernante aseguran que no se requiere la autorización legislativa por considerar que Correa ya no es presidente del país y, por tanto, ya no goza del fuero respectivo.

Los correístas, en cambio, sugieren que sí se requiere la autorización porque el proceso juzga un suceso ocurrido cuando ejercía la jefatura del Estado.

Esta semana, el fiscal general del Estado, Paúl Pérez, dijo que han aparecido datos sobre la presunta participación de Correa en el supuesto secuestro de Fernando Balda, un político opositor al exmandatario que ha denunciado un aparente complot para capturarlo cuando se encontraba en Colombia en 2012.

Correa, que gobernó Ecuador entre 2007 y 2017, reside actualmente en Bélgica, desde donde ha negado las inculpaciones y ha advertido de una presunta persecución política en su contra por parte de grupos de derechas y de Moreno, su sucesor, un antiguo aliado que ahora es su más enconado rival político.

La Corte Nacional de Justicia (Supremo) de Ecuador ha ordenado por el caso Balda la prisión preventiva, con fines de investigación, del excomandante de la Policía Fausto Tamayo y el exsecretario de Inteligencia Pablo Romero.

La jueza Camacho vinculó a ambos como “presuntos autores mediatos de los delitos de asociación ilícita y secuestro a Fernando Balda”.

La República


Balda afirma que versión de exministro de Correa confirma cadena de mando en su secuestro

El exministro coordinador de Seguridad Homero Arellano rindió este jueves 14 de junio, su versión libre en la Fiscalía General del Estado, en Quito, sobre el caso del presunto secuestro del exasambleísta Fernando Balda, ocurrido en 2012 en Colombia.

En la diligencia, que se desarrolló de manera reservada, estuvo presente el exasambleísta en compañía de su abogado, Felipe Rodríguez, y la defensa de los procesados.

El exministro Arellano, actual embajador en Chile, hizo su declaración por videoconferencia desde el consulado de Ecuador en Nueva York (EE.UU.).

Al término de la comparecencia, Balda afirmó que en su versión el exministro Arellano confirmó la cadena de mando que existió para su secuestro, elemento que serviría para la vinculación al caso del expresidente Rafael Correa.

“Ha sido enfático en decir que el ministro coordinador se encargaba de temas administrativos, de coordinación de agendas, pero que en ningún momento se encargaba de ejecutar disposiciones técnicas ni operativas. El expresidente era quien ordenaba directamente sobre el secretario Nacional de Inteligencia (Senain) y el ministro del Interior”, apuntó Balda en declaraciones a la prensa.

“Con esto, creo que Arellano ha sido muy claro y se ratifica que las órdenes las daba directamente el expresidente Correa, por lo tanto este mintió en su versión cuando dijo que no ordenaba directamente, sino que lo hacía a través de un ministerio de coordinación”, añadió.

Mientras su abogado, Felipe Rodríguez, calificó a la versión de muy técnica y no proporcionó detalles al tratarse de una diligencia reservada.

El miércoles 13 de junio, Raúl Ch., implicado en el caso, proporcionó información clave que serviría para vincular a otras personas y abrir nuevas indagaciones por otros delitos. En esa diligencia fue exhibido el contenido del pendrive entregado por el procesado como parte de su cooperación eficaz.

Además, el excoordinador jurídico de la Secretaría Nacional de Inteligencia (Senain), Oswaldo Redrován, rindió su versión libre sobre el caso. En su declaración reveló que Raúl Ch. solicitó apoyo legal para defenderse del caso, pero no se le otorgó.

El Telégrafo


VOLVER

Más notas sobre el tema