Espinosa dedica su triunfo en la ONU a las mujeres que enfrentan el machismo y la discriminación

72

La canciller ecuatoriana, María Fernanda Espinosa, dedicó ayer su elección como presidenta de la Asamblea General de la ONU a las mujeres que participan en política y se enfrentan al “machismo” y la “discriminación”.

“Quiero dedicar esta elección a todas las mujeres del mundo que hoy participan en política, que se enfrentan a los ataques políticos y mediáticos marcados por el machismo y la discriminación”, dijo en un discurso tras ser elegida.

Espinosa también quiso rendir “un homenaje especial” a las mujeres que luchan por acceder a trabajos en igualdad de condiciones, a las víctimas de la violencia y a las mujeres y niñas que demandan acceso a información y educación de calidad.

“Mi compromiso estará siempre con ellas”, dijo la responsable ecuatoriana de Exteriores.

Espinosa es la cuarta mujer elegida presidenta de la Asamblea General de la ONU en los 73 años de historia de la organización y la primera procedente de Latinoamérica y el Caribe.

La candidata ecuatoriana se impuso con el apoyo de 128 países a su rival, la embajadora hondureña ante la ONU, Mary Elizabeth Flores, que obtuvo 62 apoyos.

Habitualmente, el grupo regional al que le corresponde el turno de presidir la Asamblea pacta una candidatura única, algo que no ocurrió en esta ocasión, con Latinoamérica divida.

Espinosa defendió que la votación fue “un acto de fortalecimiento del multilateralismo” y una “celebración de los principios fundamentales” de la organización.

“Agradezco profundamente el voto de confianza que hoy han depositado en el Ecuador para presidir esta Asamblea”, dijo en su discurso.

Espinosa reiteró su intención de llevar a cabo una presidencia “de puertas abiertas”, en la que actuará como “facilitadora imparcial, objetiva y abierta” y escuchará las posturas de todos los países.

Además, mostró su voluntad de trabajar estrechamente con el secretario general de la ONU, António Guterres, en su proceso de reformas y modernización, subrayando que los distintos órganos de Naciones Unidas “deben trabajar como un reloj de precisión”.

“El fortalecimiento del multilateralismo no es una opción, es una obligación. Por ello es urgente que las Naciones Unidas muestren capacidad para responder a los principales desafíos globales y que la organización se acerque más a la gente”, apuntó.

La República


Espinosa preside la ONU con 128 votos a su favor

María Fernanda Espinosa no solo es la cuarta mujer en presidir la Asamblea de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sino que también es la primera del continente americano.

Su presidencia durará un año a partir de septiembre próximo. Así lo decidieron este martes 5 de junio en el pleno los delegados de los 193 países que integran el organismo internacional. Con 128 respaldos, la diplomática ecuatoriana se adjudicó el cargo. Mientras que su competidora, la representante de Honduras, Mary Elizabeth Flores, obtuvo 62 votos.

António Guterres, secretario general de la ONU, ponderó la experiencia de la ecuatoriana y le deseó éxitos como presidenta de la Asamblea General.

“Su experiencia como Ministra de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, ministra de Defensa y ministra Coordinadora de Patrimonio Cultural y Natural le permite comprender la necesidad de cooperar a la hora de abordar los actuales desafíos mundiales”, destacó Guterres.

El diplomático destacó que la Canciller ecuatoriana “conoce bien la organización”, tras haber sido representante permanente de Ecuador en la sede central de la ONU y embajadora ante la sede en Ginebra.

“Su conocimiento directo de las negociaciones intergubernamentales sobre derechos humanos, mujeres indígenas y cambio climático ayudará a la Asamblea General a avanzar la agenda de las Naciones Unidas durante la próxima sesión”, expresó el Secretario General.

Además se mostró optimista por la elección de Espinosa “acelerar los progresos hacia la igualdad de género, dentro y fuera de Naciones Unidas”.

En las intervenciones de los delegados en el organismo se enfatizó que será un honor que luego de 12 años una mujer lleve las riendas de la ONU. La nueva presidenta de la Asamblea General, María Fernanda Espinosa, agradeció “profundamente el voto de confianza que el martes 5 de junio han depositado en Ecuador para presidir esta Asamblea”, en un discurso pronunciado inmediatamente después de conocerse los resultados de la votación.

Espinosa dedicó su elección “a todas las mujeres del mundo que hoy participan en política” y que se enfrentan a “ataques” y al “machismo y la discriminación”.

“Este proceso que hoy culmina, más que una competencia, representa una celebración de los principios fundacionales de nuestra organización (…) Agradezco las más generosas expresiones de respaldo y confianza, de los países de mi querida región de América Latina y El Caribe, y de todas las regiones del mundo”, expresó.

Durante su discurso rindió un homenaje a las mujeres del mundo y en especial “a las mujeres que luchan cada día por acceder a puestos de trabajo en igualdad de condiciones, a las mujeres y niñas víctimas de la violencia, a las niñas y adolescentes que demandan acceso a información y educación de calidad. Mi compromiso estará con ellas”, resaltó Espinosa.

Recordó que más allá de ser diplomática es poeta, lo que evidencia su sensibilidad ante temas delicados que afectan principalmente a las mujeres.

La diplomática reiteró su compromiso de ejercer una presidencia de puertas abiertas y de actuar “como facilitadora imparcial, objetiva y abierta”, e impulsar las reformas y procesos que sean necesarios para el fortalecimiento de la organización.

“Tenemos el reto de construir una organización más fuerte y eficiente. El fortalecimiento del multilateralismo no es una opción, es una obligación”, afirmó la Presidenta y sostuvo la necesidad de un acercamiento de la organización a la gente “conectando sus decisiones directamente a sus beneficiarios que son los ciudadanos”.

La Canciller agradeció el respaldo del pueblo ecuatoriano y del primer mandatario, Lenín Moreno, para representar a Ecuador en esta dignidad.

Frente a esto, Espinosa enfrenta un pedido de juicio político en la Asamblea Nacional respaldado por 59 legisladores.

Funciones del Organismo

La Asamblea General es uno de los principales órganos de Naciones Unidas y en ella se sientan los 193 Estados miembros de la organización. Espinosa ocupará la presidencia durante el 73 periodo de sesiones y reemplazará en el puesto al eslovaco Miroslav Lajcak.

La Presidencia de la Asamblea General corresponde cada año, por turno, a una región determinada y en esta ocasión recae en América Latina y el Caribe. En contra de lo habitual, la región no fue capaz de pactar una candidatura y llegó dividida a la votación. La carrera, además, abrió una disputa diplomática entre Honduras y Ecuador.

Honduras llevaba años trabajando en su candidatura y manifiesta que Ecuador se había comprometido en 2015 a respaldar sus aspiraciones, algo que niega el Gobierno ecuatoriano.

Ecuador propuso el pasado febrero a Espinosa como candidata, una decisión que llevó a Honduras a expresar oficialmente su “malestar y sorpresa” y a pedir que se retirase la postulación de la canciller ecuatoriana.

Desde el anuncio oficial de sus candidaturas, las dos diplomáticas tuvieron diálogos con otras naciones en los que defendieron sus programas y prioridades.

El Telégrafo


VOLVER
Más notas sobre el tema