Iván Duque, candidato a la presidencia de Colombia: “No busco gobernar para beneficiar a terceros”

En entrevista con EL HERALDO, el candidato presidencial del Centro Democrático, Iván Duque, afirma que la reforma judicial que propone no busca, como afirma su contracampaña, beneficiar al expresidente Álvaro Uribe ni a ningún otro tercero. En esa misma línea, también dice que no está de acuerdo con la idea de que el presidente nombre el fiscal o que se impulse la reelección presidencial.

Por otro lado, y con relación a las adhesiones que recibió tras las elecciones de la primera vuelta, indica que no hay ningún acuerdo burocrático detrás, y que de llegar a la Casa de Nariño será un presidente independiente. Sobre los Acuerdos de Paz dice mantener los cambios que hará, pero reitera que trabajará en las otras disposiciones sociales que el pacto contempla.

– ¿Por qué recibir el apoyo de los partidos que el uribismo criticó en el gobierno Santos?

– En primer lugar, esta es una campaña que reconoce la oportunidad para formar una gran coalición nacional pensando en el futuro. He recibido el apoyo de sectores sindicales, el apoyo de la Federación de Víctimas de las Farc, del doctor Jorge Mario Eastman, del doctor Angelino Garzón y de las bases liberales y conservadoras, así como de independientes. Lo que se trata es de seguir uniendo, de superar la polarización, no quedarnos en el pasado o concentrados en las cosas que nos dividen.

– Usted ya dijo que no hay acuerdos burocráticos detrás, sin embargo muchos creen que esas alianzas no serán gratuitas…

– Yo no tengo acuerdos burocráticos o de puestos con nadie. Yo voy a ser un presidente de la República con total independencia. Voy a buscar un gabinete que refleje la diversidad del territorio colombiano. Uno técnico, de personas con solvencia ética y profesional, donde la mitad sean mujeres y tengamos importante participación de nuevas generaciones. Además, para eso son las segundas vueltas: aquí hay gente que puede decidir votar por mí. Pero jamás hago algún tipo de acuerdo sobre puestos. Tengo absolutamente claro que desde el primer día de gobierno voy a despolitizar todas las entidades del Estado, y ninguna estará escriturada a ningún feudo político. Yo he asumido una lucha frontal contra la corrupción, donde se acabe la mermelada.

– ¿Se están pensando esas alianzas en términos de apoyo en el Congreso?

– Todo aquel que me respalde, lo hace sobre la base de que hay un programa de gobierno con una agenda clara. Yo soy el mismo candidato de la primera y el de la segunda vuelta. No soy como un camaleón cambiando de color de acuerdo con las circunstancias. Donde haya diferencias, se tramitarán en el Congreso y en las Cortes.

– ¿Ha cambiado en algo su percepción del Acuerdo de Paz con la llegada de esos partidos políticos?

– Nosotros no nos podemos quedar en el pasado. El partido Mira, por ejemplo, votó por el ‘Sí’ y ahora me respalda. Colombia es mucho más que un acuerdo con las Farc. Yo sigo adelante con mis propuestas de modificación, pero dejaré claro que intentaré buscar un gran acuerdo nacional para que podamos hacer esas modificaciones a los acuerdos. Se trata de construir una paz en la que quepamos todos.

– ¿Entonces qué puntos cambiará?

– Tenemos que dejar claro es que, de ahora en adelante –pueda que no sea retroactivo– el narcotráfico no será considerado más como un delito conexo al delito político y, por ende, amnistiable. Que la sustitución y erradicación de cultivos sean obligatorias. Que las armas y los dineros escondidos acarreen serias responsabilidades para quienes no lo hicieron. Que se garantice que haya verdad, justicia y reparación efectiva y proporcional.

– Y más allá de las Farc, ¿Usted impulsará, por ejemplo, la Reforma Rural y el catastro multipropósito?

– Yo quiero ser claro. Yo haré todos los esfuerzos para que la base guerrillera que hizo un tránsito a la desmovilización sea exitosa. Que tengan un Estado que los proteja, que les dé oportunidades productivas y que los acompañe. Y voy a promover en el Congreso una reforma rural que permita llevar ingreso y empleo al campesino. Que tengamos bienes públicos como los reservorios de agua, los distritos de riego, las vías terciarias, los centros de acopio. Y dentro de ese instrumento, claro que tendremos que hacer una reforma a la política catastral. Necesitamos un catastro rural bien articulado que nos dé certeza sobre la propiedad de la tierra, que nos permita tener toda la trazabilidad.

– De llegar a la Presidencia, usted tendría buen apoyo en el Congreso. ¿Cuáles serán los tres temas prioritarios que impulsará en su primer año de gobierno?

– El gran pacto por Colombia. Reforma fiscal, que nos permita eliminar gastos innecesarios, bajar impuestos para mejorar la inversión. Reforma a la salud, para corregir la situación financiera del sistema y preocuparnos por la calidad y la atención integral. La reforma a la educación, para mejorar la cobertura y la calidad. La reforma pensional, que debemos hacer para que los subsidios pensionales no se concentren en los ricos, sino en quienes más lo necesitan. Reforma a la justicia, donde yo también quiero llegar a una concertación con las Cortes y el Congreso para que haya una justicia más cercana al ciudadano.

– Sobre ese tema de la reforma a la justicia, ¿Está de acuerdo con que el presidente nombre al fiscal general?

– A mí nunca me ha gustado esa propuesta. Me la han hecho muchas veces. Me parece que como está hoy, está bien. El presidente terna y la Corte Suprema escoge. Yo no modificaría lo que está.

– Y sobre la tutela, ¿limitarla?

– A la tutela hay que fortalecerla. Yo soy un defensor de esa herramienta, porque está consagrada desde la Constitución del 91 para defender los derechos fundamentales de los ciudadanos. Creo que es supremamente valiosa, y nuestro deber es preservarla y fortalecerla. Que siga siendo un mecanismo efectivo.

– ¿Promovería la reelección presidencial?

– De ninguna manera. No, no y no. Yo creo que el país ya llegó a un consenso sobre eso. Creo que hay que ser claros. Los gobiernos deben ser de solo cuatro años.

– Se comenta que esa reforma a la justicia busca beneficiar al expresidente Uribe Vélez. ¿Qué responde?

– Yo no gobernaría para favorecer a personas. Nuestras reformas son para todo el país. Yo me he reunido con los magistrados de las altas cortes, y como lo dije la semana pasada en Cartagena, mi propuesta de reforma a la justicia será algo concertado. Algo que busque una justicia más eficiente y más transparente. Yo no estoy haciendo política para favorecer a nadie.

– ¿Considera a Viviane Morales o a Alejandro Ordóñez para algún ministerio?

– Yo voy a buscar un gabinete que represente al territorio colombiano. Mitad mujeres y dominado por una nueva generación, que gobierne el país para todas y todos. Sin embargo, en este momento no estoy nombrando personas.

– ¿Cómo entiende el hecho de no haber ganado en algunos de los departamentos de la periferia?

– Yo tuve la victoria en 22 departamentos, obteniendo la votación más alta de una primera vuelta y en estos momentos seguimos trabajando con toda la determinación para tratar de consolidar la victoria en todo el territorio nacional. A veces se gana y a veces se pierde.

– Sobre el tema de Hidroituango, ¿por dónde decantaría las responsabilidades por lo que está pasando?

– Este no es un momento de cacerías de brujas. Este es el momento de unirnos como país y hacer un análisis muy riguroso. Estar preparados para lo peor, y evitar que una afectación estructural de la presa termine acabando vidas humanas. Tenemos que hacer todo lo que se requiera en un plan de contingencia para evitar que se presenten pérdidas humanas. Por otro lado, me parece que una vez esté ese tema, tenemos que hacer toda una evaluación de cuáles fueron las fallas y obviamente que se hagan los análisis de rigor. Pero en este momento, más que mezquindades políticas como a las que han apelado otras personas, acá necesitamos unirnos para enfrentar la crisis.

– Insisto, ¿superada la crisis, un eventual gobierno suyo qué hará?

– Superada la crisis hay que hacer todos los análisis del caso y hacerse todos los estudios de manera rigurosa, en lo que tiene que ver con ingeniería, con las estructuras, con las decisiones que se tomaron para el taponamiento de los túneles. Esas son las cosas que creo tendrán que hacerse en su momento.

– Siguiendo un poco con esa línea del medio ambiente. ¿Fracking, sí o no?

– Yo he sido muy claro. Hay países que han podido desarrollar el fracking porque tienen unas condiciones climáticas, atmosféricas y de suelo que lo permiten. Pero en este momento yo soy absolutamente claro: en Colombia no se necesita adelantar el fracking que comprometa a los acuíferos y la biodiversidad. Nosotros debemos hacer exploración convencional. Hay que garantizar la seguridad ambiental con una matriz energética que combine todas las formas, pero que le dé cada vez más importancia a las energías renovables.

– ¿Usted cree que el voto en blanco lo va a favorecer?

– Lo primero es que se trata de una expresión válida. Yo respeto a las personas que piensan votar en blanco. Es algo completamente legítimo.

– ¿Qué le responde al candidato Petro que lo acusa de tener miedo para debatir?

– Yo no tengo miedo de debatir. El país ya me vio debatir no solo contra uno sino contra cuatro, me vio debatir sin caer en ataques personales, con la contundencia de los argumentos. Además, yo sigo siendo la misma persona de la primera vuelta. Estoy siempre listo para expresar mis argumentos con respeto, para llegarles al corazón y la consciencia de los demás antes que al agravio personal como lo hacen otros.

– ¿Y algún elemento que admire de su contendor político?

– Yo creo que tenemos diferencias profundas y debemos tramitarlas con respeto. Siempre hemos ventilado nuestras diferencias con respeto, esa ha sido mi política. En materia ideológica se ha demostrado que tenemos unas diferencias muy profundas porque él prefiere el modelo estatizador, expropiador, inquisidor, la persecución de sectores productivos y yo soy un defensor de las libertades económicas con consciencia social.

El Heraldo