Inicia la 48ª Asamblea de la OEA con el foco puesto en la ofensiva contra Venezuela y Nicaragua

Crisis en Nicaragua y Venezuela se encamina a dominar la asamblea de la OEA

La crisis en Venezuela y Nicaragua se encamina a dominar la 48ª asamblea anual de la Organización de Estados Americanos (OEA), que se realizará esta semana en su sede en Washington.

La discusión sobre Venezuela, donde la reciente reelección del presidente Nicolás Maduro es cuestionada por buena parte de la comunidad internacional, ya fue decidida en una reunión preparatoria en el organismo regional.

Pero la inclusión del tema en la agenda oficial aún debe ser aprobada, como el resto de los asuntos a tratar, al abrirse los debates el lunes.

“El caso de Nicaragua no surgió en los grupos de trabajo previos, pero se espera que los países lo evoquen dado el agravamiento de la situación”, señaló a AFP un diplomático, que pidió el anonimato.

El país centroamericano está sacudido desde el 18 de abril por una ola de protestas contra el gobierno de Daniel Ortega, que dejan más de un centenar de muertos en medio de una feroz represión de la fuerza pública y grupos armados que la apoyan.

La OEA, que trabaja desde 2017 en el país con miras a reformar el sistema electoral nicaragüense, anunció el viernes que acordó con el gobierno un plan de trabajo hasta enero de 2019. Pero la oposición lo cuestiona porque cree que dará “un respiro” a Ortega, y pide cambios inmediatos, incluida la salida del mandatario, en el poder desde 2007.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, duramente criticado por opositores de Ortega por esta negociación, gestionó en las últimas semanas la visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), así como la creación de un grupo de investigación internacional sobre los hechos de violencia, que aún debe ser conformado.

Almagro, que aboga por una salida electoral a la crisis política en Nicaragua, con comicios “tan a la brevedad como se pueda”, negó que ese país esté bajo una “dictadura”. “Estamos muy lejos de Cuba y Venezuela”, dijo el viernes en una entrevista con La Voz de América.

Exgobernantes de Latinoamérica y España instaron el viernes a la OEA y al Grupo de Lima, el bloque de países americanos que se opone a Maduro, tomar “medidas de urgencia” ante los “graves atentados” contra la democracia y los derechos humanos en Nicaragua.

Suspender a Venezuela

La situación en Venezuela ya centró las discusiones de las dos últimas asambleas generales de la OEA -en el balneario mexicano de Cancún y en Santo Domingo- pero nunca como parte del temario oficial.

Esta vez, Estados Unidos, que aumentó desde agosto pasado las sanciones económicas a funcionarios, exfuncionarios y entidades de la otrora potencia petrolera, aprovechará para pedir la suspensión de Venezuela de la OEA por violar su compromiso democrático.

Un funcionario del gobierno de Donald Trump dijo que el vicepresidente Mike Pence asistirá el lunes a una recepción ofrecida por el subsecretario de Estado John Sullivan en la Casa Blanca con miembros de la OEA, donde llamará personalmente a las naciones afines del hemisferio a suspender a Venezuela de la organización.

Pence ya hizo ese planteo ante el consejo permanente de la OEA el 7 de mayo. Pero Washington ahora quiere que los miembros del organismo tengan el “coraje para actuar” y advirtió que tomará nota de quienes no lo hagan.

“Estados Unidos apoya firmemente a quienes luchan por el pueblo de Venezuela, y recordará a quienes observen al margen sin tomar medidas”, dijo el funcionario.

El jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, tiene previsto hablar ante la asamblea el lunes.

Fuentes diplomáticas estimaron poco probable que Estados Unidos consiga los votos para dar un paso así.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, usual aliado de Caracas, condenó en un tuit la “intención injerencista” de Pence. “El imperio pretende usar la OEA como garrote represivo contra un país soberano”, escribió el sábado.

Venezuela, que en abril de 2017 anunció su retiro la OEA, un proceso que tomará dos años, estará representada por su canciller, Jorge Arreaza.

La Asamblea de la OEA, el foro político más importante de la región, reunirá el lunes y martes a las delegaciones de los 34 Estados miembros, todos los del continente menos Cuba.

El Nuevo Diario


Vea aquí la agenda de la 48° Asamblea General de la OEA


EEUU asegura tener los votos para suspender a Venezuela en la OEA durante Asamblea General

Tiene los votos. Sin embargo, Estados Unidos está presionando a los países del Caribe, tradicionales aliados del Gobierno de Nicolás Maduro, para que apoyen la suspensión de Venezuela en la Organización de Estados Americanos (OEA), según dijo a Efe el embajador estadounidense ante el organismo, Carlos Trujillo.

Estados Unidos planea pedir la suspensión de Venezuela durante la próxima Asamblea General de la OEA, su foro político más importante que se celebrará en Washington el lunes 4 y el martes 5 de junio.

Trujillo aseguró este domingo, 3 de junio, en una entrevista en la que participó la periodista Carla Angola, que tienen los votos necesarios para lograr la aprobación del temario, para lo cual se necesitan 24 votos, y los 18 necesarios para proceder con la suspensión de Venezuela del organismo. Aclaró que no se trata de una expulsión, sino de una suspensión, por ahora.

En otra entrevista a EFE, el Embajador aseguró que Estados Unidos está tratando de contrarrestar la influencia que Venezuela tiene sobre los países del Caribe, que contrajeron abultadas deudas con el país y, desde la creación del Petrocaribe, han tenido acceso a combustible barato.

“Estamos informando a los países caribeños de la crisis que está ocurriendo, ellos lo deben de hacer (apoyar la suspensión de Venezuela) porque es la cosa justa y correcta de hacer. Nadie puede denegar que lo que está ocurriendo en Venezuela es una cosa inhumana”, explicó Trujillo.

“Las personas -continuó- se están muriendo de hambre. Les estamos dando todos los informes y haciéndoles ver que lo que está pasando es algo sobre lo que debemos actuar”.

Estados Unidos necesita 24 votos para aprobar la suspensión de Venezuela, la mayor forma de sanción que tiene la OEA y que solo ha aplicado a dos naciones: Honduras, en 2009, después del golpe de Estado que depuso a Manuel Zelaya como presidente; y Cuba tras el triunfo de la Revolución de Fidel Castro, en 1959.

Durante un discurso ante la OEA en mayo, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, pidió la suspensión de Venezuela y, según dijo a Efe un funcionario de la Casa Blanca, Pence planea repetir ese mismo reclamo este lunes durante una recepción con representantes de los Estados miembro.

Pese al peso político que tiene el llamamiento de Pence, hasta hace horas Estados Unidos no había logrado los 24 votos que se necesitan para suspender a Venezuela, por lo que lo más probable es que la condena a Maduro hubiese sido limitada a una resolución que presentará en la Asamblea el Grupo de Lima, que agrupa a 14 países de América.

EEUU está trabajando con el Grupo de Lima en esa resolución con la intención de que sirva para condenar al “régimen” de Maduro.

“La crisis de Venezuela es el tema más importante que afecta ahora mismo a Latinoamérica. Esperamos que la resolución aborde el tema de la ayuda humanitaria, la falta de aceptación de ayuda por el régimen de Maduro y la ilegitimidad de las elecciones del mes pasado”, subrayó Trujillo.

El embajador se refería a las elecciones del 20 de mayo, que ya rechazaron Estados Unidos y el Grupo de Lima, y en las que Nicolás Maduro fue reelegido como presidente.

“Debemos pedir al régimen de Maduro que acepte ayuda humanitaria, que celebre elecciones libres y que, si no puede lograr todas esas cosas, que no forme parte de esta organización”, consideró Trujillo.

Venezuela ya pidió dejar la OEA en abril de 2017, aunque su salida no se hará efectiva hasta 2019. A pesar de que ha pedido salir de la OEA, su expulsión tendría un gran contenido simbólico y, para Trujillo, otorgaría “credibilidad” a la OEA como defensora de la democracia en Latinoamérica.

“¿Cómo es posible que tengamos un miembro que viola todos los derechos humanos y todos los derechos democráticos y que participe en un lugar democrático?”, se preguntó Trujillo, quien consideró que esa dicotomía es “inaceptable” y que, por ello, el Gobierno de Donald Trump ha decidido actuar.

Además, Trujillo explicó que su Gobierno, con apoyo de otros países, presentará una resolución sobre la crisis en Nicaragua, la más sangrienta desde los años 80 con al menos 108 muertos y cerca de un millar de heridos, según datos del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

“Estamos bien preocupados por la situación de Nicaragua. El asesinato de estudiantes desarmados es totalmente inaceptable, es algo que debe ser traído a la justicia, la policía y los grupos paramilitares han sido responsables de esa violencia. Y tiene que parar”, afirmó.

La crisis de Nicaragua no figura en el temario de la Asamblea General, donde se espera que Venezuela sea la protagonista

No obstante, la Secretaría General de la OEA, ocupada por Luis Almagro, y el Gobierno de Nicaragua están trabajando en una serie de reformas electorales, que prevén concluir en enero de 2019.

Preguntado al respecto, Trujillo dijo que Estados Unidos “no está en contra” de esa iniciativa, pero aseguró que “hay diferentes formas de manejar ese tema”.

Estados Unidos ha adoptado algunas de las posturas más duras sobre la crisis en Nicaragua y en Venezuela y está presionando al resto de países, incluido a los integrantes del Grupo de Lima, para que la Asamblea General de la OEA acabe con contundentes pronunciamientos sobre esos temas.

Efecto Cuyo


Evo Morales: EEUU utiliza a OEA como “garrote represivo”

El presidente Evo Morales aseveró que Estados Unidos (EEUU) pretende usar la Organización de Estados Americanos (OEA) como “garrote represivo” contra un país soberano, en referencia a Venezuela.

Morales condenó la intención injerencista del vicepresidente de EEUU, Mike Pence, quien anunció que pedirá a la Asamblea de la OEA la suspensión de Venezuela.

“Condenamos la intención injerencista del Vpdte. de EEUU, Mike Pence, que derrotado en su plan golpista contra Venezuela, anuncia que pedirá a la asamblea de la OEA la suspensión de ese país hermano. El imperio pretende usar la OEA como garrote represivo contra un país soberano”, escribió en su cuenta en Twitter.

Según medios internacionales, el Vicepresidente estadounidense pedirá mañana a los países participantes en la Asamblea General de la OEA, que se celebra en Washington entre el 3 y el 5 de junio, que aprovechen la ocasión para suspender a Venezuela del organismo, para lo cual se necesita el voto de 24 de los 35 países miembros.

La OEA aprobó en mayo incluir “la situación de Venezuela” en el temario oficial de su Asamblea General, aunque todavía no es definitivo porque debe aprobarse en su primera plenaria.

En abril de 2017, Venezuela solicitó formalmente su salida de la OEA, pero aún no se ha hecho efectiva ya que el proceso tarda dos años en completarse.

Nicolás Maduro acusó a los países que le presionan en la OEA, de alentar, con sus críticas, la violencia en las marchas antigubernamentales que tuvieron lugar hace un año en el país caribeño.

Correo del Sur


Presidente Piñera envía carta a Secretario General de la OEA por situación en Venezuela

El Jefe de Estado expresó su preocupación por la situación que atraviesa Venezuela, tras revisar el Informe de la Secretaría General de la OEA y del Panel de Expertos Internacionales Independientes que establece la posible comisión de crímenes de lesa humanidad en ese país. El Mandatario además enfatizó la catástrofe humanitaria que atraviesa el pueblo venezolano y las reprochables acciones de la administración del Presidente Nicolás Maduro, reclamando la acción internacional para la recuperación de la democracia y el respeto a los derechos humanos en Venezuela.

A continuación, la carta enviada por el Presidente Sebastián Piñera:

Secretario General de la Organización de Estados Americanos
Sr. Luis Almagro Lemes

Con enorme interés y preocupación he leído el Informe de la Secretaría General de la OEA y del Panel de Expertos Internacionales Independientes, que establece la posible comisión de crímenes de lesa humanidad en Venezuela, publicado el pasado 29 de mayo.

Los hechos descritos, producto de la investigación y evidencia recopilada, demuestran el compromiso y esfuerzo de la OEA y la Comisión de Expertos por denunciar crímenes de lesa humanidad, la catástrofe humanitaria que atraviesa el pueblo venezolano y las reprochables acciones de la administración del Presidente Nicolás Maduro.

La acción internacional para reclamar la recuperación de la democracia y el respeto a los derechos humanos en Venezuela, no sólo es necesaria, sino que indispensable.

En esa línea, Chile está consciente de la importancia de resguardar la institucionalidad internacional, cuya vitalidad es esencial para la debida garantía y respeto de los derechos sustantivos de la persona humana.

En este sentido, estoy convencido que nuestro rol como Estado parte del Estatuto de Roma es preservar el rol que la comunidad de naciones ha reconocido a la Corte Penal Internacional y el marco que regula su accionar, reflejado en el principio de complementariedad.

Debemos reconocer y respetar el trabajo independiente e imparcial de la Fiscalía de la Corte Penal Internacional. Dentro de ese régimen, Chile siempre reclamará a Venezuela su obligación de cooperar con la Fiscalía ante todo hecho que sea objeto del examen Preliminar.

Es por estos motivos que nuestro país, dada la contundencia de la información allí recopilada, estima necesario que esa evidencia sea dirigida a la Fiscalía por el Panel de Expertos Internacionales, según los conductos previstos por el Estatuto de Roma, de forma de asegurarse que sus resultados sean revisados y contrastados con la evidencia que la propia Fiscalía haya recabado.

Agradeciendo y apoyando su involucramiento personal en esta relevante materia, le saluda afectuosamente.

S.E. Sebastián Piñera Echenique
Presidente de la República de Chile

Presidencia de Chile