La Iglesia de México llama a los ciudadanos a votar en las elecciones

86

Iglesia pide salir a votar el primero de julio

A días de los comicios del primero de julio, el arzobispo del de Acapulco, Leopoldo González González, hizo un llamado a los porteños a salir a las urnas para ejercer su voto y a no venderlo o dejarse presionar por personas que intenten marcar línea.

“Nadie consienta que le compren su voto o lo presionen a hacerlo en una determinada línea. Ningún regalo que hayamos recibido nos obliga a votar por un determinado candidato”, señaló.

A través de un comunicado, el prelado católico pidió al electorado valorar las cualidades de los aspirantes para no dejarse corromper, para tener certeza de que la persona que llegue a los diferentes cargos de elección popular luchen verdaderamente por mejorar las condiciones en las que se encuentra la ciudad, el estado y el país.

Agregó que espera que el conflicto no tenga cabida el día en que los guerrerenses salen a ejercer su derecho, debido a que esa fecha se tiene que vivir con el cuidado de Dios y con la disposición entusiasta de contribuir a su realización por el bien de México entero.

Por otra parte, informó que el próximo 29 de junio del año en curso, recibirá el “Palio Arzobispal” de manos del Papa Francisco, el cual es una especie de estola blanca circular, signo que representa la oveja que el pastor lleva sobre sus hombros como Cristo y símbolo de la tarea pastoral que el arzobispo ha de realizar en el cuidado de la comunidad.

El Sol de Acapulco


Voto informado, discernido y libre

El próximo 1 de julio de 2018, se llevarán a cabo las elecciones más importantes de la historia de México en los últimos años. A nivel federal elegiremos Presidente de la República, Senadores y Diputados para el Congreso de la Unión. A nivel local, elegiremos Gobernador y diputados al Congreso del Estado de Veracruz de Ignacio de la Llave.

Recordemos que votar es un derecho y también una gran responsabilidad ciudadana. Todos debemos ir a las urnas y participar. Con nuestro sufragio definiremos el futuro de nuestro país y de nuestro estado.

Como han dicho nuestros obispos en su mensaje del 15 de abril de 2018: “Los ciudadanos buscaremos que sea el bien de todos el que ilumine y motive nuestro voto personal, libre, secreto, razonado, acompañado del mejor discernimiento de cada ciudadano, buscando cuál opción puede propiciar el mayor bien posible. Habremos de discernir cuál opción puede conducirnos a tener acceso a la paz, la seguridad, a la confianza y la justicia, al respeto de los derechos humanos y a la solidaridad real con los pobres y excluidos”.

En este proceso electoral son muchas las personas que participan. En primer lugar, los diferentes candidatos que han ido presentado sus propuestas de campaña y sus programas de trabajo para responder a los grandes desafíos que enfrenta nuestra sociedad. Están también, los diferentes partidos políticos y miles de ciudadanos que desempeñaran diversas funciones el día de la elección, unos capacitando, otros integrando las casillas, otros tantos participando como observadores, etc. Y, desde luego, cada ciudadano que emitirá su voto. Todos desempeñaremos un servicio para nuestra sociedad.

Todos los que tenemos el derecho y la obligación de votar, casi 90 millones, no podemos ni debemos quedarnos en la indiferencia, la apatía o la negación de ejercer nuestro sufragio. Se necesita que todos tomemos parte en este gran acontecimiento. Debemos participar para poder transformar. Con nuestro voto, los ciudadanos seremos los responsables de darle a nuestra sociedad buenos servidores públicos. En este proceso electoral, los ciudadanos debemos hacer la diferencia, pasar de la queja a las propuestas y de la indignación a la participación.

El futuro que deseamos es posible, debemos ser personas de esperanza, debemos por lo tanto contribuir para que tengamos un mejor Estado y un mejor País, donde haya paz y progreso para todos, donde se aprecie y respete la vida, un Estado que proteja a la institución del matrimonio, un estado con servidores públicos trabajando por el bien común y dando respuesta real a los grandes problemas que han generado sufrimiento, indignación y reclamos. Necesitamos un país que genere índices de bienestar para todos.

Por eso, este 1 de julio hay que salir a votar y participar en las elecciones. No obstante que las propuestas y candidatos no sean del todo convincentes es necesario participar. El voto es un derecho y un deber ciudadano. Recordemos que hay que votar de forma libre, razonada, discernida, informada, responsable y secreta.

Recordemos además que nuestra responsabilidad en la participación ciudadana no termina con la emisión del sufragio, será necesario dar continuidad a nuestra participación para contribuir en la construcción de una mejor sociedad. Por tanto, habrá que dar seguimiento al sentido de nuestro voto.

Se necesitará vigilar el desempeño de los servidores públicos legítimamente constituidos; será necesario exigir después de forma cívica y organizada el cumplimiento de las promesas de campaña. Será necesario exigir buenos resultados, transparencia, rendición de cuentas y compromiso por el bien común.

Esperamos que las elecciones del próximo 1 de julio sean copiosas, que se lleven a cabo en forma ordenada, civilizada y pacífica. Que se respete la voluntad de los ciudadanos y que los funcionarios y candidatos mantengan un comportamiento ético, responsable y con mucha madurez política.

Pbro. José Manuel Suazo Reyes

Director Oficina de Comunicación Social

Arquidiócesis de Xalapa

Conferencia del Episcopado Mexicano


Exhorta Iglesia Católica a votar de manera crítica y responsable

El vocero de la Diócesis de Veracruz, Víctor Manuel Díaz Mendoza, dijo que las elecciones son el momento para expresar de manera crítica y responsables, sobre quién debe gobernar y por ello, deben de acudir a las urnas el próximo primero de julio.

El entrevistado dijo que se deben de coordinar los esfuerzos para construir el bien común que México necesita.

Explicó que la Iglesia Católica, llamó a la ciudadanía a responsabilizarse más allá del día de las votaciones y continuar participando en la vida democrática del país.

Díaz Mendoza, dio a conocer el comunicado de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) denominado “Todos Corresponsables en la Construcción de un México Mejor”, el cual consta de doce puntos donde los Obispos fijan su postura en torno al proceso electoral que se vive.

Negó que éstos vislumbren focos rojos en el desarrollo de la jornada electoral que se realizará el próximo domingo 1 de julio.

“No es porque digamos que ya pusimos focos rojos, es porque la iglesia es madre y va acompañando en la educación y desarrollo del pueblo. Todos en la estructura social tienen el derecho de hablar y la misión está en la de anunciar a Jesucristo y de ir limpiando también la estructura social que impide que los hombres vivamos como hijos de Dios, es la dimisión profética de la iglesia”, concluyó.

El Dictamen


Más notas sobre el tema