México: candidatos se enfrentan en el último debate presidencial de cara a los comicios del 1° de julio

El debate de hoy, último chance para incidir en el voto ciudadano

Este martes será la última ocasión para que los candidatos presidenciales aprovechen la confrontación cara a cara, durante la celebración del tercer debate presidencial, para incidir en las preferencias electorales. Con temas como la pobreza, el crecimiento económico o la educación –cuyo destino generó tanta polémica–, el encuentro será la ocasión final de marcar diferencias.

Con el precedente de que ninguno de los dos debates anteriores celebrados en Ciudad de México y en Tijuana ha provocado un viraje drástico en las tendencias electorales, el último encuentro entre presidenciables representará una tercera innovación en el formato. Elegidos los temas con antelación, corresponderá cerrar este ciclo de la campaña con referencias al cambio climático y desarrollo sustentable, antes de abrir un breve espacio de un minuto para el último mensaje a la ciudadanía en horario de altos ratingsque lancen los candidatos.

Con cuatro ensayos previos realizados en el escenario –ya casi terminado en el Gran Museo del Mundo Maya– con personal del Instituto Nacional Electoral (INE) asemejando en tiempo y forma el debate real, los moderadores Leonardo Curzio, Carlos Puig y Gabriela Warkentin se presentarán mañana con la pretensión de alejarse del excesivo protagonismo que asumieron sus antecesores –León Krauze y Yuriria Sierra– en Tijuana, lo que prolongó la duración del encuentro casi 15 minutos más.

Por lo pronto, ya analizan el expediente que les remitieron el Iteso –Universidad Jesuita de Guadalajara– y la Universidad Veracruzana. Con 11 mil 388 preguntas como insumos provenientes en su inmensa mayoría de los hashtags colocados en Twitter y en mucho menor medida de Facebook, los moderadores revisaron la sistematización por tendencias en las seis conversaciones abiertas de todos los temas que abarca el debate y que incluyen salud, ciencia y tecnología y cambio climático, además de los arriba mencionados.

Más que elegir preguntas específicas, a partir de los insumos entregados por las universidades, los moderadores están sistematizando para captar la esencia de cada una de las seis conversaciones en redes (temas). A partir de ahí, señaló el presidente de la comisión especial de debates del INE, Benito Nacif, se pretende que los candidatos ofrezcan respuestas concretas a los cuestionamientos y que los moderadores detonen el intercambio entre candidatos.

Con 146 medios acreditados que involucran a 519 representantes de la prensa nacional y 53 de medios extranjeros se dará cobertura al tercer debate, en el cual, a pesar de la temática, el INE tiene expectativas en superar los altos ratings alcanzados el 22 de abril, cuando se tuvo una audiencia de 11.4 millones de personas en televisión abierta, 1.4 millones de menciones en Twitter y 4.8 millones de reproducciones en Facebook, en tanto que para el segundo debate, el 20 de mayo, se reportaron 12.6 millones de auditorio en televisión abierta, 1.2 millones de menciones en Twitter y 1.7 millones en Facebook.

Aunque en los hechos serán seis temas, se presentarán como tres bloques divididos, lo que motivará que se aborden de dos formas: bajo la modalidad de microentrevistas de moderadores a candidatos como preámbulo, se discutirá sobre crecimiento económico, educación y salud. Mediante el esquema de interacción directa entre candidatos se abordará la pobreza, la ciencia y la tecnología y el cambio climático.

Estrategia de candidatos

Al hacer la presentación del tercer debate, Nacif dijo –a pregunta expresa– que el INE es responsable de la selección de los temas y de organizar un formato propicio para la presentación de propuestas, pero destacó que está fuera de su responsabilidad el diseño de la estrategia de cada uno de los candidatos.

En la presentación, el consejero José Roberto Ruiz Saldaña aprovechó para desestimar la versión –noticia falsa, la calificó– de que en las reglas específicas para ese debate se haya prohibido expresamente a los cuatro candidatos tener contacto físico entre sí, como ocurrió en Tijuana. Sólo se determinó que los aspirantes prevalecerán sentados a lo largo de los 113 minutos de duración del debate.

Nacif precisó otra versión: no se prohibió expresamente el uso de guayaberas. En los hechos se planteó a los representantes partidistas, pero ante la falta de consenso, se determinó retirar esa propuesta.

Para la producción del tercer debate se desplegarán 14 cámaras en torno a la mesa redonda que se ha diseñado ahora como el escenario para la discusión en una de las salas del museo.

Y aunque cada aspirante contará con una cámara destinada sólo a sus intervenciones, se pretende que bajo la lógica de que con las innovaciones ya no se trata de monólogos, cuando se susciten intercambios, la pantalla se podrá dividir en dos para difundir las expresiones del candidato aludido, explicó el secretario técnico de la comisión de debates, Rubén Álvarez.

Concluido el encuentro, en el que se prevé una nueva andanada contra Andrés Manuel López Obrador, se abrirá propiamente la recta final de la campaña.

La Jornada


Alistan tercer round; estos serán los temas para el último debate

Sentados en torno a una mesa redonda, los candidatos presidenciales enfrentarán este martes su tercer y último round.

A 19 días de la jornada electoral, los aspirantes se verán las caras en Mérida durante el tercer debate del INE, en el que se incluirán preguntas enviadas por ciudadanos vía redes sociales.

Los tres bloques temáticos son:

» Crecimiento económico, pobreza y desigualdad
» Educación, ciencia y tecnología
» Salud, desarrollo sustentable y cambio climático.

La sede elegida por el INE para el ejercicio de este martes a las 21:00 horas es el Gran Museo del Mundo Maya.

Los moderadores serán Gabriela Warkentin, Carlos Puig y Leonardo Curzio, éste último entró a la terna luego de que Javier Alatorre declinó la invitación.

Mientras en el primer debate los candidatos estuvieron parados detrás de un atril y en el segundo estuvieron en periqueras y pudieron caminar a lo largo del set, en el tercero estarán sentados en una mesa redonda.

De acuerdo con la maqueta del set, la mesa redonda tendrá de un lado las sillas de los cuatro candidatos y del otro las de los tres moderadores.

Los ensayos de los equipos de los candidatos iniciaron ayer y hoy habrá otro.

Anaya tendrá la primera y última intervención, conforme los resultados del sorteo de participación.

En la recta final de las campañas, el Instituto Nacional Electoral (INE) diseñó un formato que tiene el objetivo que los cuatro candidatos presidenciales expliquen, de manera clara y precisa, sus propuestas en esos temas.

Inspirados en los debates franceses, explicó el consejero Benito Nacif, el organismo electoral busca sentar a los candidatos, de manera literal, en una mesa redonda para que discutan a profundidad sus plataformas electorales.

“Los candidatos van a estar sentados en una mesa de discusión, entramos ya directamente a las preguntas dirigidas de manera personal a cada uno de ellos, estamos al final de las campañas, entonces ha corrido mucha agua bajo el puente y ya se han dicho muchas cosas, se han tomado posiciones en temas controversiales, en temas polémicos.

“Los contrastes han aparecido a lo largo de las campañas, entonces me parece que este es un buen momento de las explicaciones, y esto es es lo que se busca en este debate, dar pie a las explicaciones de las diferentes propuestas”, dijo.

Nacif explicó que mientras que el primer debate se inspiró en el modelo chileno, el segundo en el estadounidense, en este tercer debate buscaron hacerlo semejante a los debates franceses, donde los candidatos deliberan en una mesa de discusión.

Al igual que los otros debates, la producción del tercero correrá a cargo del productor mexicano Ray Sinatra y su productora Habanero Films.

Para seleccionar las preguntas, el INE lanzó una convocatoria el pasado 31 de mayo invitando a que, a través de un hashtag, los ciudadanos mandaran sus preguntas a partir de esa fecha y hasta el 5 de junio.

A esa última fecha, el organismo electoral recibió más de 11 mil preguntas a través de Facebook y Twitter, las cuales son sistematizadas por la ITESO y la Universidad de Veracruz.

Para la selección de las preguntas, los moderadores podrán tomar en cuenta lo más mencionado, lo que haya sido tendencia o incluso cuestionamientos específicos.

Cada candidato, a su vez, tendrá en el primer segmento de cada bloque, tres minutos para dar sus respuestas y un minuto de réplicas; mientras que en el segundo de cada uno de los tres bloques, tendrán 2 minutos y medio para intervenir en la mesa de discusión.

Debate


Peña Nieto espera que el debate tenga tanto interés como el duelo México-Alemania

El presidente Enrique Peña Nieto sostuvo que respeta la libertad de expresión y señaló que no hay proceso electoral que no desate polémica y señalamientos, pero a final de cuentas el gobierno de la República se mantendrá absolutamente respetuoso de los candidatos, de sus postulados y de sus dichos.

Confió en que el debate presidencial de este martes despierte el mismo interés que el partido de fútbol México-Alemania el próximo domingo. Apuntó que es importante conocer los postulados y propuestas de los candidatos, “porque en la decisión de los mexicanos del primero de julio está la ruta de México hacia adelante. Respetaremos la preferencia mayoritaria que expresen los votantes en las urnas, precisó. Y deseó que las campañas políticas se centren más en la propuesta positiva sobre el futuro del país, más que los dimes y diretes propios de toda competencia electoral. Expresó su confianza en que el país siga creciendo en los próximos años.

Durante una gira de trabajo por Baja California, el mandatario inauguró una planta desaladora y aprovechó el espacio para señalar que el actual proceso electoral es el más grande e importante en la historia del país, significa un gran reto para las autoridades a las que les corresponde ordenar el procedimiento, organizarlo y arbitrarlo, así como para quienes tenemos que generar condiciones para que la sociedad exprese libremente su voto.

Aseveró que como Presidente de la República se conduce con estricto apego a la legalidad, al gobierno le compete, en exclusiva, ceñirse a lo que mandatan las leyes.

Desde que comenzó su discurso, el mandatario comenzó a hablar del proceso electoral, después de que el director de Conagua, se refiriera en su intervención a que la desaladora fue una promesa de su campaña presidencial. Peña Nieto dijo que hace seis años había un ambiente mucho más festivo, y mucho más cargado de propuestas para el futuro de la nación que descalificaciones.

Recordó que lo que él hizo durante su recorrido por el país fue asumir compromisos, mismos que ya se han alcanzado, como la de la desalinizadora que este día se inauguró en Baja California y que está proyectada para llegar a generar 500 litros de agua potable por segundo, aunque comenzará con alrededor de la mitad, contó con una inversión de 882.4 millones de pesos, de los cuales 211 son inversión federal y el resto proviene del sector privado, y será la más grande de America Latina.

Momento para realizar un buen balance, manifiesta

En el mensaje, acompañado del gobernador Francisco Vega –de filiación panista– el director de la Conagua, Roberto Ramírez, y otros funcionarios federales, dijo que era un momento para hacer un buen balance. Señaló que cuando sólo se dispara contra uno, poco se reconocen los logros que tenemos como nación, producto del trabajo de toda la sociedad que ha contribuido a escalar en condiciones de mejor bienestar.

Después, alrededor de las 17 horas, acudió a inaugurar obras de ampliación y modernización de la carretera Tecate-El Sauzal. Más tarde acudió a Los Cabos a la inauguración de un hotel.

La Jornada