Nicaragua: 131 muertos en 51 días de protestas

323

Cuatro asesinados más y cifra de masacre se eleva a 131 fallecidos

Los ataques de las turbas paramilitares, oficiales y antimotines de la Policía Nacional en contra de jóvenes que se manifiestan y exigen la salida del presidente Daniel Ortega, se siguen repitiendo en varias ciudades del país, donde la cifra de la masacre orteguista se eleva este jueves a 131 fallecidos.

La noche del miércoles fue Chinandega, en el occidente de Nicaragua, donde tres personas fallecieron por impacto de bala y varias personas resultaron heridas, tras el ataque a una marcha que se realizaba en las calles de esa ciudad.

Los nombres de las víctimas mortales son: José Leonel Casco Berríos, de 22 años, un estudiante de Administración de Empresas en la UNAN-León; Marco Antonio Padilla, de 18 años, y César Onil López Vega, de 22 años.

Casco Berríos murió tras recibir varios disparos en el abdomen a eso de las seis de la tarde cuando finalizaba la multitudinaria marcha, organizada por el Movimiento 19 de abril; mientras López Vega falleció tras recibir dos disparos: uno en el pecho y otro en la cabeza.La Policía Nacional insiste en otra versión. Según una nota de prensa, Casco Berríos falleció en el sector de la rotonda Agayte 300 metros al sur, cuando “grupos de sujetos armados con morteros, pasaron cerca de la propiedad ‘La Pañoleta’, ocupada por grupos precaristas, produciéndose un enfrentamiento” entre ambas agrupaciones.

El tercer fallecido, Marco Padilla, fue agredido mientras protegía una barricada que los manifestantes mantenían en Chinandega, pero murió cuando era trasladado al hospital por miembros de la Cruz Roja.

Una noche de destrucción
Tras el ataque, decenas de manifestantes levantaron barricadas en diversos puntos de Chinandega como el Barrio San Agustín, donde han ocurrido enfrentamientos entre turbas y manifestantes.

En ese barrio los pobladores vivieron una noche de terror, porque desde el pasado 23 de mayo las luminarias públicas se encuentran destruidas en su totalidad.

”Lo que pasó en Chinandega fue horrible. Muchos, por no decir todos, le fallamos a los que estaban peleando en las barricadas”, manifestó la joven Fabiola Núñez. El enfrentamiento dejó, según algunos de los manifestantes, al menos ocho heridos.

Los jóvenes, que prometieron mantener la protesta, acusan al líder sandinista, José Manuel Espinoza, conocido como ”Chemaya”, de ser el que dirige las turbas orteguistas y de promover a un grupo de tomatierras.

Durante la madrugada, turbas orteguistas son acusadas de lanzar bombas y piedras y de quemar el edificio de la Administracion de Rentas, aunque las llamas no se propagaron y fueron sofocadas.

Otro fallecido en Masaya
Jorge René Zepeda Carrión, un zapatero de Masaya que protestaba contra el Gobierno de Otega, también falleció ayer por un disparo, informaron los manifestantes autoconvocados.

La víctima de 33 años se encontraba resguardando una barricada cuando recibió un disparo en la frente, según varios testigos. De inmediato, fue trasladado al hospital Humberto Alvarado, en Masaya, donde murió.

El consejo presbiteral de la Arquidiócesis de Managua condenó los hechos de violencias registrados en los últimos días en la ciudad de Masaya, que se ha cobrado la vida de al menos 11 personas durante las protestas que iniciaron el pasado 18 de abril. Organismos de derechos humanos calculan que van, al menos, 131 víctimas mortales.

Agricultores denuncian invasión de sus tierras
Dos de las principales organizaciones de agricultores del occidente de Nicaragua también denunciaron que sus parcelas están siendo invadidas por “tomatierras” y exigieron a las autoridades “actuar conforme ley”, en medio de la mayor crisis sociopolítica que atraviesa el país en décadas.

La Asociación de Agricultores de Chinandega (Adach) y la Asociación de Productores Privados de Caña de Azúcar de Occidente (Aprico), establecidas en el noroeste de Nicaragua, emitieron un comunicado conjunto para alertar de los delitos de los que son víctimas.

“Desde el pasado viernes 1 de junio nuestro gremio está siendo afectado por invasiones de tierras en diferentes sectores de nuestro departamento (Chinandega)”, señalaron los agricultores.

Casos similares han sido denunciados en los departamentos donde la crisis que atraviesa Nicaragua ha presentado mayor violencia, como Masaya, Granada, Managua, León, Rivas y Estelí, pero ninguno por parte de organizaciones gremiales.

“Exigimos a las autoridades actuar conforme ley y poner alto a dichas invasiones de tierras de manera inmediata”, sostuvieron los agricultores, que además solicitaron “específicamente a la Policía Nacional y al Ejército de Nicaragua, pronunciarse llamando a la prohibición de estos actos ilegales”.

Los agricultores afectados son en su mayoría productores de maní, ajonjolí y caña de azúcar, que están entre los principales 20 productos de exportación de Nicaragua.

Las organizaciones agrícolas advirtieron que las tomas de tierra podrían afectar “fuertemente” la economía nicaragüense. El sector agropecuario de Nicaragua representa entre un 18 por ciento y un 20 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) de Nicaragua.

Confidencial


Enfrentamientos dejan tres muertos en Chinandega y uno en Masaya

Al menos cuatro personas murieron ayer a tiros durante los enfrentamientos en Nicaragua: Tres en Chinandega y una en Masaya.

Tres jóvenes fallecieron ayer en la ciudad de Chinandega, tras un enfrentamiento entre fuerzas de choque y opositores al gobierno que participaban en una marcha.

Los nombres de las víctimas, que hoy están siendo veladas en sus casas de habitación, corresponden a José Casco (22), originario de El Viejo, Cesar López Vega del barrio Guadalupe y Marco Antonio Padilla, de la colonia Roberto González.

Casco murió a las 6:00 p.m., cuando finalizaba una marcha antigubernamental en la rotonda El Trabajador, en la ciudad de Chinandega. El joven, estudiante de Administración de Empresas en la UNAN-Managua, recibió varios tiros de escopeta, que perforaron su abdomen.

Mientras López Vega, falleció tras recibir dos disparos en el pecho y la cabeza.

En el barrio de San Agustín, los pobladores volvieron a vivir horas de terror, pues desde el enfrentamiento del 23 de mayo, las luminarias públicas fueron destruidas en su totalidad, produciéndose una oscuridad que propicia asaltos.

Rene Valverde, vocero de la Cruz Roja filial Chinandega, indicó que el puesto médico atendió a Marco Padilla a quien retiraron de las barricadas con signos de vida, pero falleció mientras era trasladado a un centro médico.

El enfrentamiento dejó además, ocho ciudadanos heridos.

Algunos de ellos, fueron atendidos por los cruzrojistas mientras otros prefirieron, recibir asistencia de médicos privados por temor a ser identificados.

Durante la medianoche, bombas molotov explotaron dentro del edificio de la Administracion de Rentas, dañando parcialmente los vidrios. La alarma del local permitió que no tomara fuego.

Las autoridades registran daños de un 20% en el edificio.

Ayer, en Masaya murió otra persona, al recibir un tiro en la cabeza.

Así, los enfrentamientos en Nicaragua dejaron ayer al menos a 4 personas asesinadas (3 en Chinandega y 1 en Masaya).

Estos casos ocurrieron en la víspera de una reunión entre el mandatario, Daniel Ortega, y la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN), quienes hoy analizarán el futuro del diálogo nacional, suspendido desde el 31 de mayo.

En las protestas en Nicaragua, que comenzaron el 18 de abril, han muerto más de 130 personas, según cálculos de los organismos defensores de los derechos humanos.

El Nuevo Diario


Informe de la Policía Nacional sobre muertes en Masaya y Chinandega

La Voz del Sandinismo


Ciudadanos mantienen al menos 53 tranques en los departamentos de Nicaragua

En la comunidad El Tamarindo, ubicada en kilómetro 61 sobre la carretera vieja León-Managua pobladores mantiene escalonadamente un tranque. Estudiantes y pobladores autoconvocados mantienen desde este lunes al menos 53 tranques en los diferentes departamentos de Nicaragua. Esta medida es para exigir la salida del poder del presidente designado Daniel Ortega y la vicepresidenta Rosario Murillo y para pedir justicia por el asesinato de al menos 110 personas, víctimas de la represión del Gobierno.

De los tranques, 36 que realizan pobladores entre los departamentos de Carazo, Masaya, Rivas, Granada, León, Boaco y Matagalpa son permanentes. Sin embargo, los manifestantes dejan pasar ambulancias y a personas que necesiten atención médica. Unos 17 tranques son escalonados en los que se permite el paso vehicular cada dos horas aproximadamente.

Tranques permanentes

La ciudadanía autoconvocada mantiene tres tranques en las principales vías de Tipitapa y no piensan levantarlos, porque este fin de semana fue blanco de un ataque en la entrada al colegio ubicado en el reparto Oronte Centeno, el cual dejó dos personas muertas.

Los manifestantes aseguraron que continuarán con los tranques en muestra de su rechazo al Gobierno, que ha reprimido al pueblo, por solo hacer uso de la protesta social.

En la rotonda de Ticuantepe, los autoconvocados levantaron un tranque la noche de este martes y explicaron que fue puesto porque en Masaya y Granada las fuerzas policiales y turbas orteguistas están masacrando a la población. Según los manifestantes no piensan quitarlo hasta que Daniel Ortega y Rosario Murillo salgan del poder.

En Carazo pobladores y miembros del Movimiento 19 de abril se tomaron la noche de este lunes Las Esquinas, una de las vías principales de Carazo que comunica a las ciudades de San Marcos, Diriamba, Jinotepe y Managua.

Además bloquearon la salida de Jinotepe hacia San Marcos, en el kilómetro 47. También la mañana de este miércoles bloquearon la entrada del barrio Berlín en Diriamba.

Sobre la carretera, los pobladores levantaron barricadas y atravesaron furgones que se encuentran varados y que tienen como destino Costa Rica.

Los pobladores y estudiantes autoconvocados han mantenido los tranques desde el día lunes en el Colegio San José y en El Chorizo, ambos en Jinotepe.

En la vía Siuna-Río Blanco, los pobladores mantienen cinco tranques: uno en la comunidad El Guineo, otro en Lisawe, uno en Santa Rita, otro en el puente de Mulukukú y uno en Ubu Norte, jurisdicción de Paiwas.

En el departamento de Rivas se mantiene el tranque en el cruce de El Rosario en el kilómetro 108 de la Carretera Panamericana sur.

En Granada hay tres tranques: en el barrio El Escudo, en el kilómetro 48 de la carretera Granada- Nandaime, en la carretera Masaya-Granada en el kilómetro 37 y en la carretera Diría-Catarina.

En la salida León-Managua, miembros del Movimiento 19 de abril y pobladores mantienen un tranque permanente durante el día, por la noche la circulación es normal. Los manifestantes también mantienen barricadas para protegerse ante un posible ataque de las turbas paramilitares orteguistas.

Los tranques permanentes que se realizan en el departamento de Masaya están en la entrada al municipio de Niquinohomo, en los barrios Camilo Ortega, El Túnel y Monimbó, el camino que conecta San Juan de Oriente con Niquinohomo se mantiene bloqueado, además la carretera que conecta San Juan de Oriente con Catarina y en las carreteras Nandasmo- Niquinomo, Monimbó-Niquinomo, Catarina-Masaya y Catarina a Pacaya, no hay paso. Además en el municipio de Nindirí, los pobladores levantaron barricadas en la entrada principal y bloquearon la carretera Managua-Masaya, también mantienen dos tranques en el camino de los Madrigales que va a Sabana Grande.

Las únicas vía alterna para conectarse con los departamentos de Masaya y Granada es por Malacatoya, pero al ser esta una ruta en mal estado podría ser peligroso por algún asalto. Los ciudadanos tienen que trasbordar o caminar para llegar a sus destinos.

En la salida suroeste de Matagalpa, los pobladores mantienen dos tranques permanentes.

Tranques escalonados

En la vía Siuna-Waslala se mantienen tres tranques en el Naranjo, donde el paso es escalonado para el transporte que sale del Caribe hacia el Pacífico, usando la vía de Waslala, en Puerto Viejo y en la salida a Matagalpa.

En el municipio de Río Blanco, se mantiene un tranque permanente que bloquea el traslado de la leche acopiada hacia las plantas de procesamiento. Los dueños de leches decidieron este lunes regalarla a la población.

En el Caribe Sur se mantienen dos tranques en Nueva Guinea: uno en La Lechera ubicado en la salida de Nueva Guinea hacia Bluefields y el otro en Talolinga.

En Estelí, este lunes los pobladores restablecieron el tranque en la salida sur de la ciudad. Cada cuatro horas dejan circular los vehículos. Además mantienen el tranque en la carretera Panamericana, en el municipio de La Trinidad, donde se cerró la vía desde las 7:00 a.m. y no se permitió el paso hasta las 7:00 p.m. de la noche.

Sin embargo, en algunas estaciones de servicio, en Estelí, la gasolina ya comenzó a escasear. Algunos operadores de las estaciones de servicio afirmaron que tienen todavía combustible, pero con la agudización de los tranques desde este fin de semana ha sido difícil el paso de las cisternas para abastecerse.

En la salida León-Chinandega en el sector de San Jerónimo, y en el kilómetro 43 en Nagarote, los manifestantes mantienen un tranque y permiten la circulación vehicular cada dos o tres horas. Los pobladores caminan más de seis kilómetros para llegar hasta sus hogares. Hasta el momento se reportan el cierre de carretera en León, Nagarote, Telica y La Paz Centro en el sector conocido como vuelta el Mono, en el kilómetro 57.

En la comunidad El Tamarindo, ubicada en el kilómetro 61 sobre la carretera vieja León-Managua pobladores levantaron un nuevo tranque y dejan pasar cada 40 minutos.

En el departamento de Jinotega, los pobladores dejan pasar cada dos horas en las salidas de los municipios de Wiwili, Pantasma, El Cuá y San José de Bocay, este último tranque fue activado por manifestantes este lunes para unir esfuerzos.

En Wiwili, un grupo de sandinistas se sumaron al tranque que mantienen los pobladores, dicen que ya no están de acuerdo con el gobierno de Daniel Ortega y exigen su destitución.

En San José de los Remates, y en el Empalme de Boaco, los pobladores permiten el paso vehicular cada dos horas. En el empalme San Francisco, Camoapa los pobladores dejan pasar los vehículos en horas específicas: 8:00 a.m., 12:00 p.m. y 6:00 p.m.

En Tecolostote, San Lorenzo, los pobladores mantienen un tranque y dejan circular cada seis horas.

Asimismo en Sébaco, manifestantes mantienen un tranque escalonado en el puente de la salida hacia Managua, donde ceden el paso vehicular cada dos hora. En el caso del poblado en el Diamante, ubicado en la carretera El Tuma-La Dalia y Rancho Grande, entre Matagalpa y Waslala también el tranque es escalonado y se puede pasar cada dos horas.

En Camoapa los pobladores mantienen tres tranques: en las salidas a Boaco, a Comalapa y a Managua, en estos tranques se puede pasar cada dos horas.

La Prensa


Más notas sobre el tema