Nicaragua: la Policía confirma que hubo 15 muertos en las protestas del miércoles

Acciones delincuenciales recientes dejaron 15 muertos y 199 heridos

El Comisionado General Francisco Díaz Madriz, Subdirector de la Policía Nacional, informó que las acciones delincuenciales registradas entre el 30 y 31 de mayo dejaron 15 muertos y 199 heridos.

En conferencia de prensa, precisó que la mayoría de los sucesos se reportaron en la capital, así como en Estelí, Masaya y otros municipios.

En el caso de Managua, indicó que este miércoles a las 9:14 de la mañana sujetos en el tranque instalado en Las Maderas, pusieron miguelitos y amedrentaron a población con lanza morteros.

Añadió que a las 11:21 am en la rotonda La Virgen, secuestraron un bus de la ruta 106, para trasladarlo a la UPOLI. El vehículo posteriormente fue liberado tras el pago de mil 500 córdobas.

A las 5:31 pm, desde los semáforos del Estadio Nacional Denis Martínez hasta los semáforos del barrio Jonathan González, grupos delincuenciales agredieron con armas de fuego y morteros a ciudadanos que participaron en la cantata en homenaje a las madres, así como a oficiales de policía que realizaban labores de seguridad y orden, señaló.

Manifestó que en esa acción violenta 20 oficiales de policía y 71 ciudadanos resultaron lesionados por disparos de arma de fuego, así como murieron Heberto Pérez, Kevin Reyes, Orlando Aguirre Córdoba, Francisco Zapata, Maycol González y una persona aún sin identificar.

El jefe policial denunció que entre las 6:00 y 8:00 pm otro grupo de encapuchados, con armas de fuego y morteros, dañaron propiedad privada y pública en el sector Plaza Las Victorias, los recintos de la UCA y la UNI e incendiaron las instalaciones de Tu Nueva Radio Ya, y un negocio ubicado contiguo a la Plaza de las Victorias.

Dañaron y saquearon las instalaciones del MEFCCA. También dañaron vehículos y ocasionaron daños y saqueo en el Estadio Nacional de Béisbol Denis Martínez, acotó.

Destacó que a las 8:45 otros encapuchados armados saquearon en los minisúper AM-PM en Las Colinas y Bello Horizonte, mientras que a las 12:03 de la madrugada de este 31 de mayo dos ciudadanos brasileños fueron asaltados en el tranque ubicado en el sector de la Universidad Nacional Agraria, donde también les cobraron 50 mil dólares.

Al respecto, precisó que a los extranjeros les fueron sustraídas sus pertenencias y el vidrio de su vehículo fue quebrado.

En el caso de Estelí, informó que a las 12:20 del mediodía, encapuchados que trancaron el km 124 de la carretera Panamericana Norte en el municipio de La Trinidad, donde agredieron con disparos de armas de fuego y morteros a la caravana del FSLN que se dirigía a Managua a participar en la Cantata a las Madres Nicaragüenses.

Confirmó que durante el incidente fue asesinado Jairo Osorio, y resultaron lesionadas 12 personas y 16 miembros de la Policía Nacional, con impacto de bala.

Díaz añadió que desde las 5:00 pm hasta las 3:00 am otro grupo de encapuchados asediaron, saquearon e incendiaron las oficinas de la DGI y cometieron daños contra la Alcaldía de Estelí y kioscos en el parque 16 de junio, así como otros dañaron las tiendas Radioshack y El Cazador, cuyo saqueo fue evitado por la población organizada.

Durante estos eventos fallecieron José Castilblanco, Mauricio López y Cruz Alberto Obregón, afirmó.

En Masaya, en el municipio de Niquinohomo, delincuentes encapuchados secuestraron una unidad de transporte colectivo, obligando a 32 pasajeros a bajar del bus y lesionando a cuatro personas. A las 4:00 am se trasladaron en otra unidad al departamento de Rivas.

Aseguró que en la Ciudad de las Flores, entre las 9:00 pm y las 4:00 am, individuos encapuchados y armados asediaron y atacaron las instalaciones policiales, saquearon el Instituto Central Carlos Ulloa Arauz, la tienda Payless y otros kioscos del parque central.

A las 9:15 un grupo de motorizados asaltaron una gasolinera, puntualizó.

Subrayó que en Chinandega, entre 7:00 pm y 12:00 de medianoche, intentaron incendiar las instalaciones de la alcaldía municipal, agrediendo a personas que resguardaban el edifico.

En ese ataque fallecieron 3 personas: José Alejandro Zepeda, Marvin Meléndez y otra persona de identidad desconocida y 14 personas lesionadas, 4 de ellos en hospitalización, detalló.

Alertó que aún se identifican tranques dirigidos por personas encapuchadas y armadas que continúan violentando el derecho a la libre circulación y el derecho al trabajo de las familias a nivel nacional.

El jefe policial hizo un llamado a respetar los derechos constitucionales de la vida, la propiedad pública y privada, así como el derecho de circular libre en todo el territorio nacional.

Igualmente, reiteró el compromiso de seguir trabajando por la paz, la seguridad, tranquilidad, orden constitucional y el bien común de las personas, familias y comunidades.

La Voz del Sandinismo


Gobierno de Nicaragua rechaza la violencia delincuencial generada por grupos opositores

El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional condenó enfáticamente todos los hechos de violencia ocurridos desde el 18 de Abril en Nicaragua e hizo un llamado a cesar todo tipo de violencia en el país asegurando que el único camino para alcanzar al paz es el Diálogo.

A continuación la nota de prensa leída por Denis Moncada, Ministro de Relaciones Exteriores de Nicaragua:

1. El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, condena enfáticamente todos los hechos de violencia ocurridos desde el 18 de Abril en Nicaragua y más recientemente los acaecidos ayer, cuando las Familias nicaragüenses honraban a las Madres, en estos días de dolor, y alimentábamos nuestro Corazón de Fé y Esperanza, para alentarnos a seguir trabajando con Firmeza, por la Reconciliación, el Diálogo y la Paz.

2. El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, confirma a las Familias nicaragüenses, que esta situación de violencia delincuencial que han generado grupos políticos de Oposición con Agendas Políticas Específicas, activando formatos delictivos para aterrorizar a las Familias, constituye una conspiración que viola la Constitución de la República y pretende seguir destruyendo la Seguridad y la Vida de las Familias nicaragüenses.

3. El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, ratifica a nuestro Pueblo y a la Comunidad Internacional, que repudia y lucha junto a las Familias, para enfrentar con la Razón y las Leyes, esta ola criminal y delictiva que azota a Nicaragua.

4. El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, rechaza totalmente todas las acusaciones de esos grupos que en una provocación demencial y sin precedentes en nuestro País, se confabulan para denunciar “ataques” inexistentes, luego atacan y producen víctimas para culpabilizar a las Instituciones del Orden Público.

5. El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, rechaza y condena todas las campañas difamatorias, todas las calumnias, y denuncia esta conspiración delincuencial que desde la intimidación, el miedo, las amenazas y el terror, ha pretendido entregar el País a la delincuencia y al crimen organizado, para presionar a los distintos Sectores de acuerdo a su propia Agenda, destruyendo la Imagen de Nicaragua en el Mundo, como ha pretendido destruir la Vida y la Capacidad de Convivencia y de Amor Cristiano entre las Familias de nuestra Nicaragua.

6. El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, denuncia enfáticamente todos los crímenes que se han cometido desde el 18 de Abril, rechaza cualquier responsabilidad en esa violencia, y afirma categóricamente que cumpliremos nuestro Deber de evitar más derramamiento de sangre, más enfrentamiento fratricida, más montajes calumniosos, demostrando cada día de dónde proviene esta acción que busca entronizar el caos, acusándonos, cuando la principal prueba de su falacia son los 11 años de Paz, Justicia y Desarrollo, que en Cristianismo y Solidaridad ha conocido Nicaragua.

7. El Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, mantendrá la denuncia permanente de esta abyecta criminalidad, y vuelve a rechazar categóricamente cualquier señalamiento acusatorio sin fundamento, ni sustento.

8. En Nicaragua no existen fuerzas de choque ni grupos paramilitares afines al Gobierno, por lo que no podemos aceptar que se pretenda acusar de acontecimientos dolorosos y trágicos que no hemos provocado, que jamás provocaremos, y que a partir de acusaciones infundadas, se pretenda restringir la aplicación del Deber Constitucional de las Fuerzas del Orden Público de contribuir a asegurar a las Familias.

9. Desde todas las Instituciones del Estado nicaragüense nos comprometemos a seguir la Investigación, de todos los crímenes y hechos violentos, afianzando la Justicia, la Seguridad y la recuperación de la Vida Buena que en Fé y Familia hemos tenido [email protected] nicaragüenses, esa Vida por la que bendecimos y alabamos a Dios todos los días. Esa Vida que Dios que és Amor, nos ayudará, estamos seguros, a recuperar.

10. El Presidente de la República, como Jefe del Estado nicaragüense, al rechazar contundentemente toda esta conspiración delincuencial, reafirma categóricamente a las Familias de nuestra Nicaragua, Bendita y Siempre Libre, que el único Camino a la Paz és el Diálogo, el establecimiento de la Verdad, y la búsqueda de las soluciones que nuestro Pueblo demanda.

11. Con todo respeto pedimos a las Autoridades que coordinan el Esfuerzo del Diálogo Nacional, llamar a la Calma y al cese de toda violencia, a fin de continuar trabajando por la Seguridad, la Justicia y la Paz.

Nueva Ya


Roberto Rivas renuncia al Poder Electoral

El presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE), Roberto Rivas Reyes, renunció a ese poder del Estado, informaron en un comunicado conjunto el Gobierno de Nicaragua y la Organización de Estados Americanos (OEA), organismo continental “que continúa trabajando para fortalecer la institucionalidad en el país”, según dice el comunicado.

“El Gobierno de Nicaragua, reiterando su voluntad de continuar trabajando por el fortalecimiento de la institucionalidad, confirma la renuncia del presidente del Consejo Supremo Electoral, Dr. Roberto Rivas, y está pendiente de las decisiones que conforme Ley corresponden adoptar a la Asamblea Nacional”, dice el comunicado de la OEA.

Desde el pasado 7 de febrero, el Poder Legislativo restó funciones a Rivas mediante una reforma a la Ley Electoral. En ese momento, la bancada del Frente Sandinista, que tiene más de dos tercios de los votos en el plenario parlamentario (70 diputados de 91), votó para trasladarle la representación legal y las facultades administrativas del CSE al vicepresidente Lumberto Campbell, lo que dejó sin funciones elementales a Rivas.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó a Roberto Rivas el pasado 21 diciembre, aplicándole la Ley Global Magnitsky e incluyéndolo en una lista internacional de personas vinculadas a actos de corrupción y violación de derechos humanos.

Corresponde a la Asamblea Nacional nombrar al sustituto de Rivas.

“Es de público conocimiento que, en el marco de los trabajos en curso entre el Gobierno de Nicaragua y la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), una de las áreas prioritarias viene siendo la de la reforma del sistema electoral y la de generar los mecanismos necesarios en este sentido”, sostiene el comunicado divulgado este jueves por la OEA.

La OEA y el Gobierno de Nicaragua “han venido trabajando aspectos relativos a la configuración y composición del Consejo Supremo Electoral (CSE) como soporte institucional fundamental para las garantías electorales y para elecciones libres, justas, democráticas y transparentes”, agrega el comunicado.

Para la OEA, la renuncia de Rivas es “una señal hacia la recomposición de la confianza y la armonía democrática en el país”.

Una de las demandas de la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, que hasta la semana pasada mantuvo un diálogo con el Gobierno, es la reestructuración del CSE y reformas a la Ley Electoral.

El Nuevo Diario


La Conferencia Episcopal de Nicaragua condenó la brutal represión ordenada por Daniel Ortega ayer mientras se celebraba una multitudinaria marcha para homenajear a las madres de los jóvenes asesinados por la represión de abril. Los obispos trabajaron toda la noche del miércoles para emitir un comunicado en el que afirman que “no se puede reanudar la mesa del Diálogo Nacional mientras al pueblo de Nicaragua se le siga negando el derecho a manifestarse libremente y continúe siendo reprimido y asesinado”.

Esta semana la comisión mixta conformada por representantes del Gobierno y la Alianza Cívica acordaron reanudaron la mesa del Diálogo Nacional en la que se pretende hallar una solución a la crisis, después de cuatro sesiones de trabajo en las que los delegados del Gobierno mostraron su intransigencia y mantuvieron su posición de que no se podía negociar si no se ordenaba el levantamiento de los tranques que obstaculizan varias vías importantes del país. Tras las negociaciones de esta semana estaba previsto que el diálogo se reanudara el lunes, pero tras la matanza de ayer la Iglesia, mediadora en las negociaciones, informó que se mantiene pospuesto indefinidamente.

“Los obispos de Nicaragua con el comunicado de hoy 31 de mayo no “lamentamos” genéricamente los “hechos violentos” de ayer, sino que esta vez «condenamos enérgicamente y en modo absoluto» esta «violencia organizada y sistemática» contra el pueblo”, escribió Silvio Báez, obispo auxiliar de Managua, en su cuenta oficial de Twitter. “No hablamos genéricamente de “hechos violentos” sino de actos realizados por «grupos armados afines al gobierno contra la población civil», «asesinando» al pueblo”, agregó Báez.

Nicaragua vivió ayer una de las jornadas más violentas y sangrientas desde abril. El Gobierno, en una muestra de intolerancia sin precedentes, ordenó el ataque armado contra cientos de miles de nicaragüenses que marchaban pacíficamente para conmemorar a las “madres de abril” y a sus hijos asesinados por la represión desatada desde el Estado, considerados ya como héroes. El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (CENIDH) informó la noche del miércoles que al menos seis jóvenes murieron en varios hospitales de la capital, mientras que se reportan cinco heridos en Estelí y uno en Masaya. El Ejército también informó en un comunicado que dos muertos en el Hospital Militar.

La matanza de ayer abre un nuevo escenario en Nicaragua. Ortega, que mantiene su posición de aferrarse al poder a través de un acuerdo auspiciado por la Organización de Estados Americanos (OEA), se enfrenta ahora al repudio generalizado del país, que exige su salida inmediata del poder. El mandatario ya perdió la confianza del sector privado y solo cuenta con la fuerza de sus grupos parapoliciales y la Policía Nacional que él controla. Está por verse cuál será la posición del Ejército tras el feroz ataque de ayer.

Confidencial


Almagro pide al Estado “detener la violencia”

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, condenó ayer los asesinatos ocurridos en la marcha en honor a las Madres de Abril y Mayo, el pasado miércoles 30 de mayo, y llamó al Estado de Nicaragua a cesar la violencia de las fuerzas represivas y los grupos armados.

“Condenamos los asesinatos cometidos ayer por las fuerzas represivas y los grupos armados, y nos solidarizamos con los familiares de las víctimas. Llamamos al Estado a detener la violencia de estos factores represivos”, dijo Almagro en un video publicado en el sitio web de la Organización de los Estados Americanos (OEA).

El representante de la OEA dijo que “el único camino político hacia delante para Nicaragua es democrático, de elecciones libres, transparentes, justas, que representen la voluntad del pueblo.

Almagro aseveró que para “recomponer a Nicaragua” se precisa “la verdad, la justicia y la no repetición”, identificando a los más altos responsables de los hechos violentos ocurridos en la crisis que afecta a Nicaragua desde hace 45 días y que ya ha dejado más de 80 personas fallecidas y centenares de heridos.

Expertos independientes deben trabajar a la brevedad

También enfatizó en que el Grupo de Investigación de Expertos Independiente (GIEI), creado por recomendación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) tras su visita al país, debe comenzar a trabajar a la brevedad en la investigación de asesinatos de manifestantes entre abril y mayo.

CIDH sigue pendiente de Nicaragua

Antonia Urrejola, comisionada de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), informó la noche del miércoles que dicho organismo recibió las denuncias de muertes y heridos de gravedad producto de los hechos violentos ocurridos luego de la denominada “Marcha de las Madres de Abril y Mayo”, que partió de la rotonda Jean Paul Genie, de Managua, y culminó cerca de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), donde se suscitó el ataque que dejó 16 muertos, según el último reporte del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh).

Urrejola subrayó la cuarta recomendación del informe preliminar de la CIDH sobre la situación en Nicaragua, que indica que el Estado “deber de garantizar la vida e integridad de todas y todos los manifestantes”.

Mientras que la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh) repudió ayer la violencia ejercida en contra de los manifestantes que participaban en la marcha el miércoles.

“Hacemos un llamado al Estado a adoptar medidas concretas y eficientes para cumplir con su obligación de garantizar la vida y la integridad de todos sus ciudadanos”, indicó el organismo en un comunicado divulgado en su cuenta oficial de Twitter.

Diario Metro