Panamá: el expresidente Martinelli renuncia al Parlacen y evita la acusación por espionaje

El expresidente de la República Ricardo Martinelli tira su última carta para evitar seguir preso en El Renacer. Hoy presentará su renuncia ante el Parlamento Centroamericano (Parlacen), lo que evitaría que la Corte Suprema continúe con el proceso en su contra por el caso de los pinchazos telefónicos y además pretende una eventual salida de la cárcel.

Martinelli, sin embargo, deberá esperar por lo menos hasta el miércoles de la próxima semana para dejar de ser diputado del Parlacen, organismo ante el que se juramentó el 1 de julio de 2014. De esta forma busca zafarse del proceso que adelanta la Corte y de la medida cautelar.

Dorindo Cortez, diputado del Parlacen, explicó que se trata de un proceso simple en el que Martinelli presenta su solicitud ante la junta directiva del organismo regional que, a su vez, la envía al pleno.

El pleno del Parlacen, que tiene previsto reunirse entre el miércoles y jueves de la próxima semana, simplemente acoge y, a partir de ese momento, Martinelli deja de ser diputado de ese organismo.

Cortez explicó que así quedó establecido en las últimas reformas al reglamento interno del Parlacen. Hace referencia a los artículos 27 y 28 de la norma. El primero establece el proceso para la renuncia de un diputado por elección y el último, es decir el 28, es aplicable al caso específico de expresidente y establece la renuncia ‘… debe hacerse por escrito a la junta directiva y ésta a su vez lo debe presentar a la Asamblea Plenaria para su conocimiento.’

Cortez explicó que por la simplicidad del proceso, es probable que la solicitud sea enviada al plenario la próxima semana y como se trata de acogerla, no requiere de debate de los diputados centroamericanos .

La decisión de Martinelli fue anunciada este jueves en horas de la tarde, dos días después de que el pleno de la Corte Suprema de Justicia negó de forma unánime un cambio de medida cautelar distinta a la detención preventiva que mantiene desde el pasado lunes 11 de junio, cuando llegó a Panamá extraditado de Estados Unidos.

‘La decisión está motivada por las innumerables y reiteradas violaciones a los derechos humanos y a las garantías fundamentales del expresidente por parte de la Corte Suprema de Justicia…’, señala un comunicado emitido por la oficina del exmandatario.

En las redes sociales circuló una carta de puño y letra de Martinelli, en la que señala: ‘He tomado la decisión de renunciar a mi curul de diputado del Parlacen porque como todos saben estoy sufriendo un proceso político donde estoy en un estado de indefensión que ha sido evidente con el resuelto de la Corte Suprema de Justicia de reconocerme el año que estuve detenido en Estados Unidos por orden de la Corte’.

De esta manera, Martinelli acude al Parlacen, al que llamó ‘cueva de ladrones’, para evitar el proceso ante la Corte Suprema de Justicia al perder su competencia para procesar al expresidente por su condición de diputado.

Martinelli tiene programado para el próximo lunes 25 de junio la audiencia de acusación por los delitos contra la inviolabilidad del secreto y el derecho a la intimidad, delitos contra la administración pública en dos modalidades: diferentes formas de peculado y peculado de uso.

Ahora, el debate se centra en el futuro escenario jurídico del exmandatario y entre varias interrogantes. La primera es si la Corte Suprema de Justicia continuará con el proceso de audiencia ante la posibilidad de tener que suspenderla al dejar de ser diputado Martinelli o esperar la notificación del Parlacen.

Desde el primer momento que Martinelli deja de ser diputado del Parlacen, el caso pasa al Ministerio Público, pero mientras eso ocurra, el exmandatario quedaría en libertad y podría, incluso, volver a salir del país.

‘Toda esta situación se puedo haber evitado si la Corte le hubiese imputado cargo a Martinelli durante las primeras 48 horas después de su arribó a Panamá’, analiza el abogado Ángel Álvarez, quien es uno de los querellantes en este caso.

La Estrella


Expresidente panameño maniobra para dilatar juicio por espionaje

En una maniobra dilatoria, el expresidente panameño Ricardo Martinelli renunciará al Parlamento Centroamericano (Parlacen), lo que anulará el juicio por espionaje telefónico en la Corte Suprema de Justicia (CSJ) y pasará a los tribunales ordinarios.

La información circuló anoche en los medios locales tras sendas cartas del exgobernante detenido actualmente en la cárcel capitalina El Renacer, donde comunicó su decisión, y la confirmó su vocero, Luis Eduardo Camacho, quien aseveró que ello se relaciona con la causa penal, dijo al canal Telemetro.

‘Está motivada por las innumerables y reiteradas violaciones a los derechos humanos y garantías fundamentales del expresidente’ por parte de la CSJ, que ya no es competente para procesar a Martinelli, afirmó.

Aunque Camacho dio por hecho que tras ese paso el reo automáticamente perdió su condición de diputado, e inmediatamente cesó la jurisdicción de la Corte, Dorindo Cortez, legislador panameño del Parlacen, explicó al mismo medio que la dimisión incluye un proceso hasta su aceptación final.

Según el artículo 28 del reglamento interno del organismo legislativo, en el caso de renuncias de exjefes de estado ‘debe hacerse por escrito a la Junta Directiva y esta a su vez lo debe presentar a la Asamblea Plenaria para su conocimiento.’

Cortez señaló que en estos momentos sesiona la Junta, que podría o no incluir el tema en la agenda de la próxima sesión del pleno en junio, y hasta entonces no se hará firme en acta la separación del diputado Martinelli, lo cual se informaría entonces oficialmente a la Asamblea Nacional de Panamá.

En un manuscrito dirigido ‘al pueblo panameño’, cuyo facsímil reprodujeron los medios de prensa, el encausado justificó su decisión porque sufre ‘un proceso político’ y se encuentra en ‘indefensión’ por el resultado de la CSJ ‘de no reconocerme el año que he estado detenido por USA por orden de la Corte’.

Esta es una de las varias contradicciones de Martinelli y sus abogados, quienes insistieron en recurrir al pleno del órgano supremo, porque confiaban que allí conseguirían sus propósitos de liberar al investigado de la prisión preventiva, pero el recurso lo rechazaron de forma unánime los nueve magistrados.

Una carta del reo dirigida al presidente de la CSJ, acuñada por el centro penitenciario, solicitó que el proceso iniciado en su contra en esa instancia, como corresponde a un diputado, pase al Juzgado Decimosexto del Primer Circuito Penal, por su ‘renuncia inmediata’ al Parlacen.

Profesionales del derecho analizaron antes la posibilidad de tal estrategia para obligar a la justicia a iniciar el proceso en otro tribunal, y con ello, además de dilatar el debate de fondo de los delitos por los cuales fue extraditado desde Estados Unidos, buscar argucias para su liberación.

Bajo el criterio difundido por Martinelli y amplificado por leales seguidores, las motivaciones de las múltiples acusaciones de espionaje ilegal, corrupción y dilapidación del erario son ‘persecución política’, que presuntamente cesaría el próximo año cuando culmine la actual administración de Juan Carlos Varela.

Prensa Latina