Reunión en el Senado por la legalización del aborto que ya tiene media sanción

El proyecto de ley por el aborto legal llegó al Senado y se presentará en una reunión el jueves

El proyecto que despenaliza la interrupción voluntaria del embarazo, que en Diputados logró media sanción, ingresó en el Senado, donde el próximo jueves -21 de junio- será presentado por referentes de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, en una reunión abierta junto a legisladores nacionales.

Este encuentro, que se llevará a cabo a las 12:00 en la sala Moreno-Frondizi del edificio Anexo de la Cámara Alta, será el primer paso de un proceso que todavía no tiene un cronograma de plazos definido.

Si bien aún no se confirmaron nombres, participarán del encuentro senadores que ya anticiparon su postura favorable a la ley, y que se pondrán al hombro la tarea de persuadir a los indecisos, en el marco de un debate que se vislumbra extremadamente reñido, tal como sucedió en la Cámara de Diputados.

Este lunes, distintas personalidades de la cultura y la política que impulsan del aborto legal realizaron un primer contacto con senadores “verdes” con un encuentro a puertas cerradas en el despacho del jefe del bloque del PJ, Miguel Pichetto.

La intención original era culminar dicha reunión en una conferencia de prensa, pero se levantó a raíz del fallecimiento en Formosa de la esposa y uno de los hijos del senador radical de Cambiemos Luis Naidenoff, tragedia que conmocionó al ambiente político y paralizó la actividad en el Senado.

Junto a Pichetto estuvieron los senadores del interbloque Argentina Federal José “Nato” Ojeda, Pedro Guastavino, Norma Durango, Inés Blas, Alfredo Luenzo, Sigrid Kunath y Cristina López Valverde; a quienes se sumaron los diputados Victoria Donda (Libres del Sur), Silvia Lospennato y Daniel Lipovetzky (PRO).

Del cónclave participaron las actrices Verónica Llinás y Dalma Maradona, las escritoras Beatriz Sarlo y Claudia Piñeiro, y la concejal de Tigre Malena Galmarini, además de representantes de la Fundación Huésped.

Desde la orilla opuesta, los senadores que ya cerraron filas en contra de la iniciativa buscan que los plazos del debate no se apuren, a sabiendas de que estirar los tiempos podría hacer mermar el impulso que consiguió la “ola verde” después de la media sanción en Diputados.

La senadora Inés Brizuela y Doria (UCR-Cambiemos) rechazó un debate “exprés” y aunque admitió que no cree que en la Cámara Alta haya “meses de audiencias” como en Diputados, sostuvo la necesidad de parar la pelota y “tomar un tiempo para poder generar alternativas”.

“Los senadores queremos nuestros propios debates”, reiteró en declaraciones a FM Milenium. La riojana aseguró que la iniciativa aprobada es “muy mala”, que “tiene contradicciones” y “muchos aspectos que realmente son inaceptables”.

FILO


La Iglesia refuerza su estrategia contra el aborto

Dispuesta a “seguir luchando por la dignidad de toda vida humana”, con vistas al tratamiento del proyecto de legalización del aborto en el Senado, el Episcopado convocó a la celebración de una misa en la Basílica de Luján. Se pedirá especialmente para “cuidar de toda vida, en especial la del niño y niña por nacer, porque #ValeTodaVida”.

La cita será el domingo 8 de julio, a las 11, semana en la que se estima estará avanzada la discusión del proyecto en las comisiones legislativas del Senado, y es parte de la estrategia para intentar revertir la aprobación de la iniciativa en la Cámara de Diputados. La misa será encabezada por el obispo Oscar Ojea, presidente del Episcopado, a quien acompañarán los obispos de Mercedes-Luján, Agustín Radrizzani, y de Zárate-Campana, Pedro Laxague, que preside la Comisión Episcopal de Laicos y Familia, entre otros.

La convocatoria se sustenta en el último pronunciamiento del Episcopado, que tras la votación del proyecto en la Cámara baja proclamó que “el dolor por el olvido y la exclusión de los inocentes debe transformarse en fuerza y esperanza, para seguir luchando por la dignidad de toda vida humana”.

Los obispos llamaron a “seguir sosteniendo la necesidad de que en el debate legislativo que continúa pueda haber diálogo” y afirmaron que, pese a la aprobación legislativa, “la situación de las mujeres frente a un embarazo no esperado, la exposición a la pobreza, a la marginalidad social y a la violencia de género, siguen sin tener respuesta”.

La decisión de convocar a una misa en la Basílica de Luján, instancia que la Iglesia reserva históricamente para momentos de significación, se conoció pocos días después del contundente rechazo del papa Francisco al aborto selectivo, especialmente en perjuicio de niños con pronósticos de malformaciones, práctica que equiparó con las estrategias del nazismo. “Lo mismo que hacían los nazis, pero con guantes blancos”, sintetizó el Pontífice, en un mensaje leído ante el Foro de Asociaciones Familiares, reunido en el Vaticano.

Frente a la segunda etapa del debate, el Episcopado hizo un llamado a “buscar soluciones nuevas y creativas para que ninguna mujer tenga que acudir a un aborto”. Sostuvo, en ese sentido, que “el Senado puede ser el lugar donde se elaboren proyectos alternativos que puedan responder a las situaciones conflictivas, reconociendo el valor de toda vida y el valor de la conciencia”.

Con la idea de promover la movilización frente al debate, también la Acción Católica Argentina exhortó a “seguir trabajando para que la política sea una herramienta al servicio del bien común y del desarrollo integral de las personas y sus derechos, comenzando por la vida”.

La Nación