Honduras: las mujeres representan el 63% de la tasa de desempleo

Ingresar al mercado laboral en Honduras es cada vez más difícil por la oferta de mano de obra existente, la cual se contrasta con el número de puestos de trabajo que logra generar la empresa privada, los cuales apenas son entre 50,000 a 70,000 por año, según cifras de ese sector.

En este escenario, el reto más grande para encontrar un trabajo sigue siendo para las mujeres, quienes representan el 63% de la tasa de desempleo que registra Honduras, en cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Es decir, que de los dos millones de desempleados o subempleados que existen, 800,000 son hombres y más de 1.2 millones son mujeres.

José Quan, más conocido como el doctor empleo, asesor y promotor de ferias de trabajo, dijo que aún no se ha podido romper con el paradigma sobre la desigualdad de género que sigue latente, tanto en Honduras como a nivel mundial.

“Hemos avanzado, pero muy poco en este tema. Lamentablemente aún se piensa que este segmento está destinado para ciertos tipos de trabajo; de hecho, hay carreras que son estigmatizadas de que no son para mujeres. Debemos cambiar esa realidad”, instó el experto.

En campos como ingenierías, construcción, arquitectura y gerencias administrativas, entre otros, es más complejo poder colocarse.

Una de las causas por las que muchas veces se desiste en la contratación de las mujeres, es por el temor de que estas salgan embarazadas, ya que se deben ausentar por largos períodos, previo y posterior al parto.

Explicó que el gran reto de la sociedad es poder darle a la mujer el lugar que se merece “se deben evaluar capacidades no géneros para el mismo beneficio de las empresas”, detalló.

Añadió: “Debemos aclarar que si bien es cierto aún falta mucho por hacer, los empresarios están haciendo los cambios pertinentes para lograr mayor integración de las mujeres”, concluyó.

Participación. Aunque en el porcentaje de la población en edad de trabajar las mujeres aventajan a los hombres, 52.8% frente a 47%, esto no se refleja en el mercado laboral general.

Del total de la población económicamente activa, que en el país asciende a 4.1 millones, alrededor de 2.5 millones es representada por la fuerza laboral masculina y apenas 1.6 millones por mujeres, aseguró el analista económico Guillermo Altamirano, tomando como referencia el INE.

Altamirano destaca la actitud de este segmento que ha superado al género masculino en promedio de años de estudio.

“Ellas saben que les es difícil poder optar a un puesto de trabajo, y por eso se están preparando más; son persistentes para poder hacerse un espacio y destacar”, apuntó Altamirano.

Sector privado. Martín Chicas, vicepresidente de la Asociación Nacional de Industriales (Andi), destacó el cambio que ha tenido el sector privado, ya que desde su perspectiva, la brecha de desigualdad se ha reducido considerablemente en el país.

“Parto de lo que pasa en mi empresa, donde la mayor parte de los puestos de mando: gerencias de planta y proyectos son dirigidos por las mujeres, y no tiene que ver con algo de género sino de la capacidad del empleado para cumplir con esas funciones”, sentenció.

En apreciación de Pedro Barquero, director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industrias de Cortés (CCIC), las dificultades de encontrar empleo son iguales para ambos géneros.

Aunque sí reconoció que se debe a nivel mundial, “equilibrar los salarios de mujeres y hombres que cumplen en mismo rol”.

La Prensa


VOLVER