Violencia electoral: 110 políticos han sido asesinados en lo que va de la campaña

Suman 110 políticos asesinados en proceso electoral

Hasta el viernes 31 de mayo el número de políticos y candidatos asesinados en México desde que inició el proceso electoral tenía una cifra de 105 políticos muertos, sin embargo, en las últimas horas de este sábado 2 de junio se sumaron cinco asesinatos más con lo que la cifra asciende a 110 políticos asesinados en México en lo que va de este proceso electoral.

Según el informe de Violencia Política en México 2018 de la consultora Etellekt, desde el inicio del proceso electoral y hasta el 2 de junio, se han producido 382 agresiones contra políticos entre ellos los 110 asesinatos.

En la últimas horas en Puebla, las autoridades confirmaron el asesinato de Juana Iris Maldonado Infante, quien era candidata del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) a diputada por el distrito 2 en Huauchinango y en el ataque también falleció su correligionaria Érika Cázares, regidora de Salud del municipio de Juan Galindo.

El titular de la Secretaría de Seguridad del estado de Puebla, Jesús Morales, dio a conocer en conferencia de prensa que por estos hechos ya hay cinco detenidos.

Por su parte en Oaxaca, la fiscalía estatal dio a conocer que Pamela Terán Pineda, candidata priista a segundo concejal y regidora con licencia en Juchitán de Zaragoza, fue privada de la vida junto con su chofer y su fotógrafa.

Las autoridades oaxaqueñas no descartan entre sus líneas de investigación que el móvil del ataque sea la venganza, pues la candidata era hermana de Juan Terán, líder de una célula criminal en la zona del Istmo de Tehuantepec, implicado en secuestros, ejecuciones, robo de combustibles y trasiego de drogas.

En Quintana Roo, fue hallado muerto Miguel Loo Calvo, representante del distrito 4 por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el funcionario fue levantado y reportado como desaparecido el pasado 30 de mayo; el cuerpo se encontraba dentro de una camioneta que estaba frente a la unidad habitacional del Infonavit en la región 103.

El informe indica que la violencia se expande a nivel municipal abarcando un total 252 municipios de México. Estos datos convierten a este proceso electoral en el más violento en la historia del país.

El Mañana


Exfuncionarios y vinculados al crimen organizado, entre candidatos asesinados

Con el inicio del proceso electoral el 8 de septiembre de 2017, se desencadenó una ola de violencia sin precedentes en la historia moderna del país hacia políticos, en especial contra precandidatos y candidatos a cargos públicos en diferentes niveles.

De acuerdo con un seguimiento de LA SILLA ROTA, con los asesinatos de Juana Maldonado, candidata a diputada local en Puebla por el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), y de Pamela Terán, candidata a concejal de Juchitán, Oaxaca, suman 22 los aspirantes a cargos de elección popular asesinados en los últimos nueve meses.

De los 22 precandidatos y candidatos ultimados, ocho ya se habían desempeñado en la función pública. Dos más han sido asociados al crimen organizado y otros dos, de acuerdo a las primeras indagatorias, habrían sido víctimas de crímenes pasionales.

Por instituto político, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) tienen las mayores bajas, con seis el tricolor y cinco el Sol Azteca, seguidos también de un empate entre Morena y el PAN, con tres, respectivamente. Además figuran en el listado de decesos representantes del Partido Verde con dos muertes, además de Movimiento Ciudadano (MC), uno del Frente y otro más de la coalición PRI-Verde, todos con un asesinato.

Cabe señalar que el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, informó este domingo que en lo que va del proceso electoral han sido asesinados 34 aspirantes a cargos de elección popular. Sin embargo, no dio periodos ni nombres que puedan ser incluidos entre crímenes de los que sí se tiene información puntal.

DETRÁS DE LOS ASESINATOS, ¿QUÉ DICEN LAS PRIMERAS LÍNEAS DE INVESTIGACIÓN?

De los candidatos asesinados en el actual proceso electoral, dos de ellos fueron asociados al crimen organizado:

El primero de ellos es José Remedios Aguirre Sánchez (Morena), candidato a la alcaldía de Apaseo el Alto, Guanajuato, a quien le dispararon a quemarropa cuando salía del Parque Ecológico de Apaseo el Alto, en donde se había reunido con maestros para presentarles sus propuestas de campaña.

El secretario de Gobierno de Guanajuato, Gustavo Rodríguez, mencionó que la principal línea de investigación apunta a que un grupo de “huachicoleros” estaría detrás de su homicidio. En el mes de abril, el político interpuso una denuncia contra varias personas por difamación, debido a que lo acusaban de formar parte de un grupo dedicado al robo y venta de hidrocarburos.

José Remedios Aguirre Sánchez fue director de la Policía en la administración de Jaime Hernández Centeno (2012-2015); sin embargo, renunció al cargo pues no acreditó el examen de Control y Confianza.

A quién también se le asoció con el crimen organizado, de manera indirecta, fue a Pamela Terán, regidora con licencia de Juchitán y candidata a segunda concejal por el PRI.

La joven de 30 años fue ejecutada por hombres armados la madrugada del sábado 2 de junio, junto con otras dos personas al salir de un restaurante cerca de las 2:00 de la madrugada.

Era hija de Juan Terán, de quien se dice era “un capo” de Juchitán detenido en Puebla el 20 de abril de 2017, así como sobrina de René Terán, asesinado a balazos en Unión Hidalgo el 5 de mayo de 2016.

FUNCIONARIOS ANTES DE SER CANDIDATOS

De la cifra fatal entre precandidatos y candidatos, ocho estuvieron el servicio público antes de ser postulados o buscar el abanderamiento de sus respectivos partidos políticos. En esta categoría se incluye a:

– Saúl Galindo (PRD), precandidato a alcalde en Tomatlán, Jalisco.- El 28 de diciembre de 2017, el diputado de Jalisco del Sol Azteca fue asesinado por un comando armado cuando circulaba sobre las calles de Tomatlán en su camioneta.

La Fiscalía General del Estado de Jalisco informó vía Twitter que no hubo ningún detenido. El perredista tenía sólo tres días de haberse registrado como precandidato para la alcaldía de Tomatlán.

– Marino Catalán Ocampo (PRD), precandidato a alcalde en José Azueta Zihuatanejo, Guerrero, fue asesinado el 31 de diciembre de 2017. Desconocidos lo lesionaron en el tórax cuando se transportaba en una camioneta hacia Chilpancingo, Guerrero. El perredista fue policía municipal, corporación de la que se separó en 2002.

– Francisco Rojas San Román (PRI), aspirante a alcaldía de Cuautitlán Izcalli, Estado de México, fue baleado a la medianoche del sábado 3 de febrero afuera de su casa.

Al siguiente día planeaba registrarse como precandidato del tricolor, ya que era diputado federal con licencia. Sus hijos negaron que su padre tuviera enemigos, problemas o rencillas con alguien, y descartaron que su asesinato fuera una venganza.

La familia apostó a que el crimen fue producto de la delincuencia común. El priista falleció, luego de estar tres días hospitalizado, por un paro cardíaco a consecuencia de una bala alojada en el tórax.

– Dulce Rebaja Pedro (PRI), precandidata a diputada local por Chilapa, Guerrero, fue asesinada la mañana del domingo 25 de febrero. La encontraron muerta junto a su primo Crescencio Rebaja Bello, en el tramo carretero Chilapa-Atzacoaloya de la localidad Agua Zarca. Horas antes asesinaron a su tío Francisco Rebaja Juanico. La aspirante tenía experiencia como directora de Evaluación y Seguimiento de la Secretaría de Asuntos Indígenas y Comunidades Afromexicanas.

– Aarón Varela Martínez (Morena), precandidato a alcalde en Santa Clara Ocoyucan, Puebla, perdió la vida el 28 de marzo al ser baleado al interior de su camioneta, en el municipio de San Andrés Cholula. El nuevo morenista tenía experiencia profesional como agente del Ministerio Público, según dijo a la prensa una fuente cercana al homicidio.

– Homero Bravo (PRD), aspirante a alcalde en Zihuatanejo, Guerrero, también era coordinador de Obras Públicas del Ayuntamiento de Zihuatanejo.

Él fue baleado en su automóvil por varios sujetos la tarde del viernes 3 de marzo, en la colonia Arboleda del Barrio Viejo de la comunidad San José Ixtapa. No falleció en el sitio, pero murió por la noche en el hospital en consecuencia de al menos seis disparos con balas de alto calibre que recibió en todo el cuerpo.

– Guadalupe Payán Villalobos (PAN), precandidato a alcalde en Nuevo Casas Grandes, y ex tesorero del municipio de Ignacio Zaragoza. Lo asesinaron por la espalda y con un “cuerno de chivo” el 5 de marzo. Su cuerpo lo hallaron en un tramo carretero hacia la localidad de Gómez Farías, en el noroeste del Estado de Chihuahua. El panista había sido secuestrado horas antes. Fue presidente del Comité Directivo Municipal del PAN en el municipio de Nuevo Casas Grandes, en el 2014.

– Abel Montúfar Mendoza (PRI), candidato a diputado local del municipio de Coyuca, Guerrero, fue asesinado tras 15 horas de secuestro. Lo hallaron muerto dentro del asiento trasero de su camioneta el 8 de mayo.

El político se dirigía a domicilios de Tierra Caliente para buscar el voto de los habitantes, pero lo interceptó un grupo armado. Un par de semanas antes, la Policía Estatal le canceló seis escoltas cuando pidió licencia, pero Montúfar contrató el servicio particular tras recibir advertencias y amenazas de un posible atentado en su contra. Su familia tiene otros cargos públicos en la capital guerrerense, ya que tienen amistad con el exgobernador Rubén Figueroa Alcocer.

CRÍMENES PASIONALES

En esta categoría se incluye a Maribel Barajas Cortés (PVEM), candidata a diputada local en Múgica, Michoacán. Su homicidio fue atípico, ya que la aspirante había contratado a una mujer para asesinar a la exnovia de su actual pareja sentimental; no obstante, la mujer contratada optó por matar a la militante del Partido Verde, en lugar de la exnovia de su actual pareja.

El crimen ocurrió un 12 de abril, con una decena de heridas producidas por arma punzocortante y golpes en la cabeza con una piedra de 23 kilogramos. El cuerpo se halló en un paraje del Rancho Las Flores, ubicado al oriente de la capital michoacana.

– Adiel Zermann Miguel (Morena), candidato a alcalde de Tenango del Aire, Estado de México, habría sido víctima de otro crimen que apunta a ser pasional. Las primeras indagatorias indican que su expareja es el probable responsable.

Al candidato lo encontraron muerto por lesión de arma de fuego, maniatado con cinta industrial y con su camisa roja en la boca, en la colonia La Hera, del municipio de Ixtapaluca. El expresidente municipal salió de su casa por la noche, a bordo de su camioneta. Horas después, su padre detectó la ausencia y al acudir a su domicilio se encontró con la mascota del morenista sin vida, por lo que alertó a las autoridades. Fue así que elementos municipales iniciaron la búsqueda y hallaron al político en la avenida Panteón esquina con avenida Acozac.

La Silla Rota


Este es el estado más violento del proceso electoral

La violencia en este proceso electoral no da tregua. Desde el arranque del mismo, el pasado 8 de septiembre, a la fecha, han asesinado a 110 políticos vinculados con las campañas, ya sean precandidatos, candidatos, dirigentes locales, alcaldes y exalcaldes, regidores y operadores electorales. El estado más violento es Guerrero, donde se concentran 24 de los 110 casos.

Según datos de la consultoría Etellekt, firma que se ha dedicado a recopilar la información de asesinatos y agresiones en este proceso, la lista de las entidades más violentas la completan Oaxaca, Puebla, Veracruz y el Estado de México.

El reporte indica que de los 110 asesinatos, 28 fueron cometidos contra precandidatos y otros 13 contra candidatos con registro, para un total de 41 aspirantes asesinados. Los otros casos se desglosan en 12 alcaldes en funciones o con licencia y los demás fueron exalcaldes, exregidores, dirigentes partidistas a nivel municipal y militantes.

Para Rubén Salazar, director de Etellekt, el clima de violencia en estas elecciones se da por la fragmentación de los cárteles de la delincuencia organizada, algo que se generó desde el sexenio de Felipe Calderón y que hoy se vive en todo el país, a lo que se sumaron los procesos de alternancia a nivel estatal y municipal, también en todo el país. Y, en ese contexto, se agregó la jornada más grande en toda la historia, que concentra la mayor cantidad de elecciones locales.

“Hubo una muy mala planeación del proceso electoral de este año, antecedido por diversas reformas electorales en por lo menos 11 entidades, que permitieron hacer concurrentes mil puestos a alcaldías, adicionales en esta elección a los que se tuvieron en juego en 2012, y todo esto fue una combinación perfecta para este escenario de violencia que hoy estamos observando”, detalla en entrevista.

El consultor detalla que 87 de las 110 personas asesinadas tenían participación en política a nivel municipal, lo que ratifica que la violencia se ha concentrado en este nivel de gobierno.

Otro dato importante de los asesinatos es que estos incluyen a políticos de todos los partidos; los cuatro partidos más importantes concentran 77 de los 110 asesinatos: 37 eran políticos del PRI, 18 del PRD, 13 del PAN y nueve de Morena.


Además de los asesinatos, esta empresa consultora ha medido otras siete variables de violencia: intimidaciones y amenazas, agresiones con arma de fuego, heridos con arma de fuego, secuestros, agresiones físicas, asaltos con violencia y atentados contra familiares. Hasta el momento, tiene contabilizadas 382 agresiones, de las cuales 120 fueron cometidas contra políticos locales y 60 contra candidatos que participan en la contienda.

“En el ámbito municipal, sí estamos observando prácticas que parecía que habíamos dejado en el pasado y que hemos vuelto a observar; en donde la violencia sí está teniendo un componente autoritario en contra de políticos de oposición; de las 382 agresiones el 72% se ha dirigido contra políticos de oposición en relación a los partidos gobernantes”.

Datos de este observatorio indican que la violencia se ha generalizado y prácticamente todos los estados presentan casos de violencia, solo el estado de Campeche no registra agresiones, una situación muy diferente a la que se vivía en los comicios de 2012, cuando sólo había nueve estados considerados como de “alta atención en el proceso electoral”: Guerrero, Tamaulipas, Chihuahua, Veracruz, Michoacán, Sinaloa, Zacatecas, Chiapas y Durango.

En cuanto al reparto a nivel municipal, la violencia actual se concentra en 252 municipios; el municipio con más agresiones es Chilpancingo, le siguen Zihuateutla (Puebla), Morelia, Cuernavaca, Benito Juárez (Quintana Roo), Zihuatanejo, Jalapa, San Luis Potosí, Acapulco y Monterrey.

En opinión de Salazar, y a partir de los datos que contiene el reporte de Etellekt, la violencia continuará y pasará sin detenerse el día de las elecciones. Sin embargo, expresa su deseo de que no escale a mayores niveles, como podría ser contra políticos a nivel de candidatos estatales o a una diputación federal.

A pesar del clima de violencia, para Lorenzo Córdova, consejero presidente del INE, hasta enero pasado no se podía hablar de “focos rojos”; en entrevista con Milenio habló de una “secuencia de actos criminales” contra candidatos, pero descartó que se hubiera un clima adverso para las elecciones por la violencia.

Quien sí reconoció que existe una mala situación de violencia fue Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA). En marzo, dijo estar preocupado por el asesinato de candidatos en este año electoral en México.

Nación 321


El proceso electoral no puede ser rehén de la violencia: INE

El Instituto Nacional Electoral (INE) espera una participación electoral mayoritaria de 70 por ciento, “70 de cada 100 mexicanos van a ir a las urnas”, consideró el consejero Marco Antonio Baños Martínez.

En entrevista, rechazó que los actos violentos como asesinatos a candidatos a servidores públicos y legisladores influyan en la jornada electoral del 1 de julio próximo, en donde se elegirá a nivel federal presidente de la República, senadores y diputados.

“Yo soy optimista, creo que estos lamentables asesinatos tienen que ser esclarecidos por las autoridades y tenemos que insistir en este punto, para que la jornada electoral sea concurrida y se desahogue en paz para favorecer la correcta elección de los servidores públicos y de los legisladores”, añadió.

Marco Antonio Baños informó que son 32 los candidatos que han solicitado seguridad a la Secretaría de Gobernación (Segob), a través del INE, y confirmó que cada ocho días hay una reunión de coordinación y se comparte información.

Informó que para cuidar el desarrollo en paz de las elecciones, hay un protocolo a seguir a través de las procuradurías generales de los estados del país, de la República, y de las fiscalías especializadas para la Atención de los Delitos Electorales, y debido a que es un tema de seguridad, es el gobierno federal el que maneja esa información.

Los hechos de violencia son situaciones absolutamente reprochables que han terminado con la vida de 100 personas, más o menos, y que más de 20 eran candidatos a cargos de elección popular, “pero yo no calificaría el proceso electoral como el más violento de la historia”.

“Esta es una característica que no estaba en las elecciones anteriores, que hay que reconocer ha sido lamentable que aparezca en este proceso electoral, sobre todo porque ha hecho que pierdan la vida varios funcionarios públicos y candidatos”, enfatizó.

Baños Martínez consideró que el hecho de que se diga que vayan 100 candidatos muertos, “es demasiado lo que está pasando en esa materia”, pero reiteró que en el INE se trabaja para sacar a mejor puerto el proceso electoral y en la instalación de casillas para que la gente vaya a votar.

“No nos hemos detenido en esa materia y no traemos impedimentos que nos hagan pensar que va haber una abstención generalizada en la instalación de las cerca de 157 mil casillas electorales o en la participación de la gente en las urnas. La gente está participando y los candidatos continúan con todo en sus campañas en la búsqueda del voto ciudadano”, concluyó.

Teléfono Rojo


VOLVER