24° encuentro del Foro de San Pablo: Dilma llama a solidarizarse con Lula

En política, resistir vale tanto como arremeter, aseguran en el XXIV Foro de Sao Paulo

El Segundo Secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC), José Ramón Machado Ventura, presidió la primera sesión de trabajo de la XXIV edición del Foro de Sao Paulo, que tiene lugar en al Palacio de las Convenciones de La Habana, y se extenderá hasta el próximo 17 de julio.

El cónclave cuenta también con la asistencia de Josè Ramón Balaguer, responsable del departamento de Relaciones Internacionales del PCC; Mónica Valente, secretaria ejecutiva del Foro de Sao Paulo, y Ralph Gonzalvez, primer ministro de San Vicente y las Granadinas, así como Oscar López Rivera, luchador independentista puertorriqueño, y la expresidenta de Brasil, Dilma Rousseff.

En el discurso inaugural, la secretaria ejecutiva alertó que, al igual que en los años 90, hoy se vive una fuerte contraofensiva del imperlialismo y del neliberalismo, y reconoció que mucho de lo que se sufre en la actualidad se debe a los propios errores de la izquierda.

Asimismo llamó a hacer un análisis profundo de la situación actual y cuáles son las fuerzas y condiciones de la izquierda. “Este XXIV puede tener la misma importancia histórica de los años 90 cuando cayó el Muro de Berlín”, sentenció.

En política, resistir vale tanto como arremeter”, dijo Mónica Valente, y citó los ejemplos de la revolución bolivariana, la Nicaragua sandinista y la lucha por la libertad de Lula, que se mantiene como favorito para las próximas elecciones en su país, a pesar de la persecución política en su contra.

Un total de 439 delegados de América Latina, Asia, África y Europa participan en la cita, que estrena los encuentros que sostendrán los representantes de los movimientos sociales y populares con líderes de los partidos políticos de izquierda.

Líderes y dirigentes políticos y sociales de la región latinoamericana y caribeña estaban presentes también en la apertura, acto donde la compañía infantil cubana La Colmenita dio la bienvenida a los participantes.

Radio Habana Cuba


Expresidenta de Brasil llama a solidaridad con Lula

La expresidenta de Brasil Dilma Rousseff llamó aquí a los partidos y movimientos de izquierda latinoamericanos a continuar la solidaridad con el exmandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, preso en la nación suramericana desde hace 100 días.

Rousseff, quien participa en La Habana en el XXIV Encuentro Anual del Foro de Sao Paulo, dijo a la prensa que el exgobernante brasileño está en prisión porque la justicia de su país dejó de ser imparcial.

Agregó que se condena y persigue a un inocente como Lula porque él hizo crecer nuevamente a Brasil y logró disminuir la desigualdad existente.

Hoy Lula está detenido para que no sea candidato a la presidencia y no sea elegido, porque cada día, incluso preso, tiene más apoyo popular, apuntó Rousseff, quien aclaró que ese no es un criterio personal, sino el resultado de investigaciones y encuestas de instituciones de todas las tendencias políticas.

De acuerdo con la expresidenta, el Foro de Sao Paulo es una instancia para construir una América Latina menos desigual y promover la solidaridad entre las fuerzas de izquierda, razones por las cuales acudió a la cita en Cuba.

El Foro de Sao Paulo es un espacio de convergencia, debate y acción conjunta nacido del Encuentro de Partidos y Organizaciones Políticas de Izquierda de América Latina y el Caribe celebrado en 1990 con el auspicio del Partido de los Trabajadores de Brasil.

Hasta la fecha Cuba acogió tres ediciones del encuentro, la de 1993, la de 2001 y la presente, que sesionará hasta el martes con la presencia de más de 430 delegados.

Prensa Latina


Carta de Lula al Foro de Sao Paulo: “Jamás me callarán”

El expresidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, envió hasta La Habana un mensaje para los asistentes al XXIV Encuentro del Foro de Sao Paulo, un espacio de concertación política para la izquierda de América Latina y el Caribe que ayudó a fundar junto al líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, a comienzos de los años 90 del siglo pasado.

Tras saludar al presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel, la secretaria general del Foro, Mónica Valente, y a los delegados asistentes, Lula aseguró:

Agradezco el apoyo y solidaridad que ustedes han dado a mi persona, a mi partido PT y a otros compañeros perseguidos por la derecha en Brasil. Esta no sabe convivir con la democracia y, con el apoyo de los medios y del poder judicial, quiere impedirnos de regresar al gobierno o recuperar la dignidad, la libertad y los derechos del pueblo brasileño.

Cuando Fidel y yo, en 1990, propusimos que la izquierda latinoamericana y caribeña debería reunirse para evaluar las profundas transformaciones que el mundo había sufrido en aquel momento con el ascenso del neoliberalismo en la economía y en la política, con el fin de los regímenes del socialismo real en la Europa oriental y el fin de la bipolaridad del sistema internacional, teníamos claridad de la importancia de la iniciativa.

Lo que no preveíamos era que el Foro de Sao Paulo fuera a crecer como creció y que consiguiera mantenerse como el más importante a mantenerse como el más importante, amplio y duradero foro de debates con relación a la izquierda latinoamericana y caribeña a lo largo de estos 28 años.

Este hecho extraordinario contribuyó a que, en el inicio del siglo XXI, varios de nuestros países implementamos programas de combate a la pobreza, participación popular e integración de nuestros países.

Sin embargo, a pesar de implementar gobiernos gobiernos que buscaron rescatar los derechos de nuestra población, principalmente las parcelas más pobres y vulnerables, gobernando para todos y generando oportunidades para que todos se beneficiasen de nuestras políticas de desarrollo nacional y regional. nuestras élites no toleran la izquierda ni el acceso del pueblo excluído a sus derechos mínimos, como alimentos, salud, educación y vivienda.

Tal vez hayamos subestimado esta intolerancia y la disposición de las élites a enfrentarnos a cualquier costo y por cualquier medio, incluso los golpes de Estado, como asistimos en Honduras, Paraguay y Brasil.

Siempre dije que si quieren disputar con nosotros que disputen políticamente, que se postulen, y nos derroten democráticamente si es el caso. Porque no les tenemos miedo y sabremos afrontarlos y discutir con el pueblo cuál es el futuro que este quiere: si es el desarrollo soberano con justicia social o el entreguismo y la concentración de renta.

Repudiamos las sanciones aplicadas contra Venezuela y las amenazas de intervención armada hechas por el presidente de Estados Unidos, que lamentablemente la derecha en el continente no condena. Al contrario, en la práctica apoya al intentar excluir a Venezuela de los foros a los que tiene derecho a participar como la OEA o Mercosur.

Eso sin hablar de la continuidad del bloqueo criminal a Cuba y la manera como el imperialismo trata a Puerto Rico y otras islas en el Caribe.

Las dificultades que enfrentamos hoy más que nunca requieren la presencia, las posiciones y acciones del Foro de Sao Paulo. De la misma forma, la discusión sobre la coyuntura, la importancia de las propuestas de la izquierda para enfrentar sus dificultades ampliando el diálogo con el pueblo y su participación en la búsqueda de soluciones nacionales e internacionales.

Un elemento esencial que está puesto en este momento es la unidad de la izquierda en este enfrentamiento con las élites reaccionarias, entreguistas e intolerantes de América Latina y con el Imperialismo.

La defensa de la integración latinoamericana, no solo como una herencia de las ideas progresistas de varias épocas, es más necesaria que nunca como un factor desarrollo y de enfrentamiento a la crisis económica. Tenemos que resistir a los ataques contra los derechos sociales y laborales que ocurren en varios de nuestros países.

Nuestros partidos tienen que defender una política exterior con puntos comunes que privilegien nuestra soberanía nacional y regional, la reducción de los conflictos y una visión humanista sobre el tema de los migrantes y refugiados.
Cuando iniciamos esta tarea, nadie prometió que sería fácil, pero ya demostramos que podemos vencer e implementar cambios de suma importancia.

Sin embargo, un valor fundamental que los intereses económicos y las élites buscan reducir y someter es el Estado democrático y de derecho. Nuestro respuesta debe ser el fortalecimiento y perfeccionamiento de la democracia, para que la justicia, la libertad y la igualdad pueden prosperar plenamente.

Les deseo un buen encuentro a ustedes y quiero reafirmar mi inconformidad por estar aquí impedido de presentar este mensaje personalmente debido a la persecución política a la que estoy sometido por una condena absurda y kafkiana por un crimen que no existe.

Quieren impedirme disputar las elecciones este año, pero jamás me callarán ni me impedirán luchar por los derechos del pueblo brasileño, latinoamericano y caribeño.

Un gran abrazo de Lula.

Cuba Debate


Ralph Gonsalves: debemos defender a Venezuela, Nicaragua y Brasil

El primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, llamó a defender los gobiernos de Nicaragua y Venezuela, y apoyar al pueblo de Brasil

“A esas hermanas naciones tenemos que respaldarla con sus aciertos y desaciertos, ese es el sentido de nuestra lucha”, subrayó Gonsalves al intervenir en la jornada inaugural del XXIV Encuentro Anual del Foro de Sao Paulo que se efectúa en el Palacio de Convenciones hasta el martes.

“Un día es Venezuela, otro Brasil y luego Nicaragua, recordemos siempre el golpe de Estado contra el gobierno de Manuel Zelaya en Honduras en junio de 2009”, explicó Gonsalves.

“Ahora Luiz Inácio Lula da Silva está preso pero el pueblo lo apoya porque lo sigue viendo como su líder”, señaló.

“De los episodios que viven algunas naciones en la región, el imperio, en referencia a Estados Unidos, es el responsable”, aseguró el Camarada Ralph como también es conocido.

El primer ministro de San Vicente y las Granadinas lamentó el impacto del bloqueo económico, financiero y comercial que sufre Cuba, como esta política de Estados Unidos afecta en otras latitudes.

Denunció como agentes externos conspiran contra los gobiernos y practican de manera sistemática la injerencia en los asuntos internos de los países.

“Hay que analizar con profundidad lo que significa el imperialismo, que se transforma, pero mantiene su esencia, y siempre trata de dividir a los pueblos, y ahora pasó a la ofensiva”, enfatizó el líder caribeño.

Gonsalves concedió gran importancia a la juventud, encargada ahora de proseguir la lucha contra el capitalismo monopolista de Estado y el neocolonialismo.

“Estamos aquí reunidos en este encuentro para reafirmarnos que un mundo mejor es posible”.

El Foro de Sao Paulo es un espacio de convergencia, debate y acción conjunta nacido del Encuentro de Partidos y Organizaciones Políticas de Izquierda de América Latina y el Caribe celebrado en 1990 con el auspicio del Partido de los Trabajadores de Brasil.

Hasta la fecha Cuba ha acogido dos ediciones del encuentro, la de 1993 y la de 2001.

Cuba Sí


Foro de Sao Paulo: unidad ante la ofensiva neoliberal e imperial

Elmer Pineda dos Santo*

La vigesimocuarta edición del Encuentro Anual del Foro de Sao Paulo,se realiza en La Habana cuando los esfuerzos por la unidad e integración latinoamericano-caribeña son bombardeados por Washington y los gobiernos neoliberales de la región, y la vocación expansionista del gobierno de Estados Unidos se torna cada vez más peligrosa y agresiva.

El Foro de Sao Paulo es un espacio de convergencia, debate y acción conjunta nacido del Encuentro de Partidos y Organizaciones Políticas de Izquierda de América Latina y el Caribe celebrado en 1990 con el auspicio del Partido de los Trabajadores de Brasil. Entre los 439 delegados asistentes hay representantes de partidos y movimientos de América Latina, el Caribe, Asia, Europa y África.

El gobierno de Estados Unidos y su maquinaria de terrorismo mediático demoniza al Foro y repiten que significa «una amenaza a la democracia», que es un aparato «unificador del comunismo», o «la confluencia de la izquierda y los grupos terroristas de toda Iberoamérica». Su «peligrosidad» se basa en el temor de EEUU a sus resultados y potencialidades, como alternativa de lucha para buscar formas de integración y enfrentar la ofensiva inerencista.

La brasileña Mónica Valente, secretaria ejecutiva del Foro, reiteró la necesidad de hacer frente, unidos, a la oleada neoliberal e imperialista a la que se enfrentan los pueblos de la región y recordó a Fidel y Lula, fundadores de este espacio de articulación entre fuerzas partidistas de izquierda y movimientos sociales.

«Este encuentro en La Habana puede tener la misma importancia histórica que cuando surgió en los años 90. Los desafíos son muchos, pero trabajaremos bajo el más profundo compromiso con la unidad de la izquierda, bajo las ideas del Consenso de Nuestra América y por la integración de los pueblos, fuerzas partidistas y movimientos sociales. Tengo la convicción de que venceremos», dijo Valente.

Pero a lo largo de los años, las ideas de una América Latina y el Caribe soberana, integrada, con desarrollo económico y social para todas y todos, se mostró posible, verdadera, concreta”, añadió.

“Desde Hugo Chávez en 1999 empezamos a construir una alternativa real de un nuevo presente y un nuevo futuro para nuestros pueblos”, con logros en la etapa precedente como el fortalecimiento de Mercosur, la creación de Unasur, el Alba, Petrocaribe y la Celac, con la proclama de América Latina como zona de paz. Asimismo, alertó que, al igual que en los ´90, hoy se vive una “fuerte contraofensiva del imperlialismo y del neoliberalismo”.

Valente llamó a hacer un análisis profundo de la situación actual para saber cuáles son las fuerzas y condiciones de la izquierda. “Este XXIV puede tener la misma importancia histórica de los años 90 cuando cayó el Muro de Berlín”, dijo.

La primera sesión del evento contó con la asistencia del primer ministro de San Vicente y las Granadinas, Ralphs Goncalves, el luchador independentista puertorriqueño, Oscar López Rivera, y la expresidenta de Brasil Dilma Rousseff, entre otras personalidades latinoamericanas. Entre los 439 delegados asistentes se cuentan representantes de partidos y movimientos de Asia, Europa y África.

El programa de la primera jornada incluyó la Escuela de Formación Política y el III Seminario del Partido de la Izquierda Europea con el Foro de Sao Paulo “Visiones Compartidas”; la plenaria Contra el Colonialismo, por la Solidaridad Antimperialista y la paz y un encuentro de jóvenes participantes .

José Ramón Balaguer Cabrera, jefe del departamento de Relaciones Internacionales de Partido Comunista de Cuba, señaló que esa unidad continental no solo es esencial para enfrentar la actual ofensiva del capital transnacional, orientada a controlar los recursos naturales y el destino político de nuestros pueblos, sino para preservar los espacios de poder alcanzados.

También, añadió, se debe asegurar la solidaridad que necesitan las experiencias políticas y de gobierno que persisten en avanzar por caminos diferentes a los pautados por los defensores del capitalismo. Construir esta unidad fue y es, según la experiencia histórica cubana, una condición −reiteró− esencial, para contrarrestar cualquier ofensiva adversaria.

El chileno Juan Andrés Lagos señaló que la reunión, en las actuales circunstancias, conlleva una importancia táctica y estratégica contra el hegemonismo y el capitalismo salvaje. El encuentro tiene el desafío de dar un impulso, un nuevo ímpetu a esta lucha de los pueblos que todavía no termina’, señaló el dirigente comunista, para quien es necesario detener la ofensiva imperialista, el intento de refundación del capitalismo salvaje..

Varios delegados señalaron que la unidad e integración de la región en todos los sentidos, es la única forma de enfrentar el injerencismo de Estados Unidos, que está llegando a límites extremos, sin descartar la intervención militar directa y la generación de focos de conflictos en varios países de la región

La carta de Lula

El expresidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, envió –desde la prisión- una carta al Foro donde señaló que un punto elemento esencial en este momento es la unidad de la izquierda en este enfrentamiento con las élites reaccionarias, entreguistas e intolerantes de América Latina y con el Imperialismo.

Indicó que la defensa de la integración latinoamericana, no solo como una herencia de las ideas progresistas de varias épocas, es más necesaria que nunca como un factor desarrollo y de enfrentamiento a la crisis económica. “Tenemos que resistir los ataques contra los derechos sociales y laborales que ocurren en varios de nuestros países”.

Lula señaló que “nuestros partidos tienen que defender una política exterior con puntos comunes que privilegien nuestra soberanía nacional y regional, la reducción de los conflictos y una visión humanista sobre el tema de los migrantes y refugiados”.

Resaltó, asimismo, que un valor fundamental que los intereses económicos y las élites buscan reducir y someter es el Estado democrático y de derecho. “Nuestra respuesta debe ser el fortalecimiento y perfeccionamiento de la democracia, para que la justicia, la libertad y la igualdad pueden prosperar plenamente”, indicó Lula.

“Quieren impedirme disputar las elecciones este año, pero jamás me callarán ni me impedirán luchar por los derechos del pueblo brasileño, latinoamericano y caribeño”, concluyó el expresidente brasileño, cofundador del Foro.

(*) Periodista cubano, asociado al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE, www.estrategia.la)

Estrategia