39ª reunión de la Caricom: Jamaica y Barbados piden mayor integración y eje en el Mercado Único y de Economía

Piden una reflexión para avanzar en la integración de la Comunidad del Caribe

El presidente de la Comunidad del Caribe (Caricom) y primer ministro de Jamaica, Andrew Holness, pidió hoy una reflexión que permita avanzar en una mayor integración entre los quince países miembros, durante su discurso en la 39 reunión de la Conferencia de Jefes de Gobierno del grupo regional.

“Le debemos a la gente cumplir con los compromisos asumidos. El mercado único es víctima de nuestra propia renuencia a establecerlo total y funcionalmente”, dijo Holness.

La reunión que se celebra estos días en Jamaica tiene como eje principal el futuro del Mercado Único y de Economía (CSME, por sus siglas en inglés) y su mayor desarrollo, así como alcanzar una mayor integración dentro de los países de Caricom.

La primera ministra de Barbados, Mia Mottley, intervino en la cumbre para pedir a los jefes de Gobierno que el movimiento de integración avance con la gente como principal beneficiaria, a lo que contribuirá un CSME más fuerte, una economía en marcha y el uso de energías renovables.

Mottley sostuvo que el Caricom se está quedando sin tiempo para conseguir la integración real entre países que es necesaria para avanzar, lo que pasa, dijo, por eliminar las trabas en la libre circulación de las personas.

“Nuestro liderazgo político debe facilitar y dirigir, no controlar y sofocar. Lo que más se necesita es contribuir a una inclusión que sea productiva y beneficiosa para la región en su conjunto”, subrayó.

La primera ministra de Barbados, que es la responsable principal de impulsar el CSME, advirtió que la gente en la región no perdonaría fácilmente a los líderes de la Caricom si continuaran postergando o no tuvieran el coraje de implementar el programa insignia del área.

El presidente saliente de Caricom y de Haití, Jovenel Moise, se unió a otros líderes de la organización regional para hacer un llamamiento encendido en favor de la libre circulación de personas por los países de la región.

Moise se centró particularmente en la situación de sus compatriotas, que se enfrentan a restricciones de movimiento en algunos países miembros de Caricom.

Los jefes de Gobierno analizaron hoy y seguirán mañana asuntos críticos como medidas para reducir la criminalidad, estrategias conjuntas para desastres naturales y las perspectivas de crecimiento de la región.

También se discutirá el informe final de la Comisión de Marihuana de Caricom.

La Vanguardia


Caricom: símbolo de amistad y respeto entre los pueblos

La Comunidad del Caribe (Caricom) es una agrupación de 20 países: 15 Estados miembros y cinco miembros asociados. Es el «hogar» de aproximadamente 16 millones de ciudadanos. Fue creada el 4 de julio de 1973, a través de la firma del Tratado de Chaguaramas, para transformar la Asociación Caribeña de Libre Comercio en un Mercado Común.

Comprende los estados que se consideran países en desarrollo y, con excepción de Belice en América Central y Guyana y Surinam en América del Sur, todos los miembros y miembros asociados son estados insulares.

Surgió como resultado de 15 años de gestiones a favor de la integración regional y se constituyó con los siguientes objetivos fundamentales: elevar el nivel de vida y el trabajo de las naciones de la región; contribuir a la eliminación del desempleo; y acelerar, coordinar y sustentar el desarrollo económico, así como fomentar el comercio y las relaciones económicas con terceros países y con grupos de naciones.

Los principales órganos de la Comunidad del Caribe son la Conferencia y el Consejo. La Conferencia es el órgano supremo de la organización regional y la integran los jefes de Estado y de Gobierno de los países miembros. Su principal responsabilidad es trazar la política de Caricom y autorizar la firma de tratados entre la Comunidad del Caribe y otras organizaciones de integración.

El Consejo, por su parte, está integrado por los ministros de Relaciones Exteriores y se encarga del desarrollo de los planes estratégicos de la organización, de coordinar la integración en diferentes sectores y de promover la cooperación entre los miembros.

Caricom es el movimiento de integración más antiguo en el mundo en desarrollo. Aunque se ha pretendido minimizar, sus logros en el camino ha sido muchos, especialmente en la cooperación funcional en sectores como la educación, la salud, la cultura y la seguridad.

Cuba y Caricom

El 8 de diciembre de 1972 cuatro países del Caribe inglés que habían alcanzado su independencia establecieron relaciones diplomáticas con Cuba en un acto de incuestionable valentía política: Barbados, Guyana, Jamaica y Trinidad y Tobago. Esta decisión histórica constituyó un paso fundamental para la ruptura del bloqueo diplomático contra la Isla y una brecha contra el aislamiento al que se había sometido a Cuba por la presión de Estados Unidos en el área.

Cuba y los países de Caricom tienen profundas raíces históricas y culturales que se remontan a la formación de la nacionalidad, se fortalecieron paulatinamente a partir del logro de la independencia por parte de los jóvenes estados de la Comunidad.

La primera Cumbre Cuba-Caricom se convocó en La Habana en el 2002, inicialmente como un encuentro de jefes de Estado y Gobierno para conmemorar el aniversario 30 del hecho. La segunda reunión se realizó en Bridgetown, Barbados, en el 2005, y la tercera en Santiago de Cuba, en el 2008.

Precisamente, en el segundo encuentro Fidel advirtió: «A la globalización neoliberal y egoísta, al antidemocrático orden político y económico internacional, debemos responder con la unidad y la globalización de la solidaridad, y la promoción del diálogo, la integración y la cooperación genuina».

En esa misma Cumbre los gobiernos de la Comunidad del Caribe confirieron al Comandante en Jefe de la Revolución Cubana la Orden Honoraria de esa organización, en reconocimiento a su intachable conducta humana y a su incondicional apoyo a favor del progreso y bienestar del área.

Estos espacios arriban ya a su 39 edición y constituyen un escenario de reflexión y toma de decisiones al máximo nivel para la profundización y fortalecimiento de las relaciones de cooperación y solidaridad.

Durante estos años los países miembros de Caricom y la Mayor de las Antillas han construido una relación basada en la cooperación, la solidaridad y el respeto mutuo. Hoy prestan sus servicios en las naciones miembros de la comunidad 1 644 colaboradores cubanos y, como parte de la Operación Milagro, se han beneficiado más de 98 901 pacientes.

Se han graduado en Cuba, hasta mayo del 2018, más de 5 780 jóvenes de la subregión, la inmensa mayoría de nivel superior. Son jóvenes que han regresado a sus países y a sus comunidades, con una profunda convicción de la importancia de servir y aportar al desarrollo de sus pueblos. Estudian actualmente en el país 740 becarios del Caribe.

En momentos en que la región necesita avanzar hacia nuevas y superiores formas de integración, Caricom, asentada en las relaciones de amistad y respeto entre sus miembros, acumula una experiencia organizativa y de trabajo que puede ser aprovechada en el proceso de consolidación y fortalecimiento de la unidad y la cooperación latinoamericana y caribeña.

La Vanguardia


What unites us is stronger than what could isolate and divide us – Outgoing Chairman tells 39th CARICOM Summit

Each country working alone would not get the Caribbean Community (CARICOM) where it needs to be, outgoing Chairman, H.E Jovenel Moïse, President of Haiti, warned his colleagues last evening in Montego Bay, Jamaica.

Speaking at the opening ceremony of the 39th Meeting of the Conference of CARICOM Heads of Government, President Moïse said a strengthened CARICOM could be a source of balance in the hemisphere.

“Existing and future challenges dictate that we strengthen our ranks to face them together… What unites us is stronger than what could isolate and divide us,” he said.

He called on his colleagues to redouble their efforts and devote the necessary time to the priority issues on the agenda, particularly the implementation of the CARICOM Single Market and Economy (CSME).

“We are convinced that the implementation of this strategy will enable us to strengthen our integration into world trade and play a greater role in the international context. The increase in intra-CARICOM trade and the diversification of products exported by the region will have a positive impact on our trade balance and our capacity to ensure sustainable development in our countries,” he said.

As the Meeting examines the Region’s disaster agenda in the wake of the unprecedented occurrence of Hurricanes Irma and Maria, the outgoing Chairman urged CARICOM Heads of Government to bring up to date, their contributions to the Regional Emergency Assistance Fund of the Caribbean Disaster Emergency Management Agency (CDEMA).
Natural disaster management, he said required “country ownership at the national level, while contributing to a regional approach,” and reaffirmed Haiti’s commitment to pay its contribution as soon as possible.

He also urged the Conference to take “a more sustained look” at CDEMA’s operations so that the Community “can react together and more quickly in the event of a natural disaster.”

“I believe that the working capital of this important regional institution must, first and foremost, come from the contribution of the member countries. The contribution of the technical and financial partners should only complement and strengthen our efforts.”

With regard to post-disaster insurance, he expressed his anticipation that the CCRIF turnaround report will be presented and validated during the second half of 2018.

Of his recent participation in the meeting of the Group of Seven (G7), he said, “I have worked to promote, regionally and internationally, particularly through my participation at the last G7 Summit in Canada, the need to establish or strengthen existing mechanisms for risk financing and disaster mitigation in the region.”

His invitation along with Prime Minister of Jamaica, The Hon. Andrew Holness to participate in a G7 awareness session on oceans, was he said, “an opportunity for both my country and all CARICOM Member States to make our voices heard on a crucial issue: the situation of the oceans, seas and coasts, particularly that of the Caribbean Sea.”

Highlighting the $ 3.8 billion pledge of the G7 countries and that of the World Bank to fund resilience-related responses, including gender considerations in global warming, he said CARICOM must join forces to realise those financing promises.

The Haitian President lauded the decision of the Government of the Commonwealth of Barbados to lift “all obstacles to the free movement of Haitian nationals on its territory, in accordance with the provisions of Articles 45 and 46 of the revised Treaty of Chaguaramas.”

He also underscored the need for the Community to define, in a concerted manner, the contours of post-Cotonou relations between the countries of the Asia, Caribbean and Pacific Group (ACP) and the European Union.

Caricom


VOLVER