Argentina: amplio rechazo al anuncio de Macri de usar las Fuerzas Armadas para seguridad interior

Los organismos de DDHH rechazaron el anuncio y convocaron a una marcha el jueves: “Nos retrotrae a épocas de la dictadura”

El anuncio del presidente Mauricio Macri sobre la reforma del Sistema de Defensa Nacional que, entre otras cosas, rehabilita a las Fuerzas Armadas a intervenir en asuntos de seguridad interior recogió solamente repudios entre los organismos de derechos humanos, desde donde calificaron la decisión presidencial como una “amenaza” a la democracia y la vincularon con las medidas de ajuste que el Ejecutivo está implementando.

“Es una decisión que nos retrotrae a épocas de la dictadura porque fue la última vez que las Fuerzas Armadas intervinieron en seguridad interior, por lo tanto es una muy mala noticia, nos lleva a pensar que justamente lo peor de la historia argentina”, definió Carlos Pisoni, de Hijos, quien aseguró que “como familiar de desaparecidos, de solo imaginar que los militares vayan a poder hacer tareas que hicieron durante la dictadura da escalofríos”.

Según evaluó Pisoni, la decisión de Macri tiene “un objetivo claro: responder a la cada vez más creciente conflictividad social con política represiva”. “No hay forma de solucionar plan económico de ajuste y hambre sin represión”, postuló el representante de Hijos. “Esto ya sucedió en la Argentina, ya lo vimos. Y sabemos que los resultados fueron negativos por todos lados. Entonces creemos que hay que frenarlo porque está amenazada la democracia”, concluyó.

“Las Fuerzas Armadas tienen prohibido intervenir en temas de seguridad interior”, aportó el Centro de Estudios Legales y Sociales a través de una comunicación oficial en la que concluyó que el “nuevo paradigma” que crean los cambios anunciados por Macri ayer a la mañana “construye enemigos internos y aumenta la violencia”. “Involucrar a las Fuerzas Armadas en seguridad interior pone en riesgo su gobierno civil y los derechos humanos”, advirtió el organismo.

Paula Litvachky, una de sus directoras, amplió las definiciones y abrió interrogantes en algunos puntos. “Hay que ver si se concreta esto en cambios normativos. Hay suspenso sobre si se va a modificar el decreto que reglamenta la ley de Defensa o si están pensando hacer otra cosa”, advirtió en diálogo con Futurock, antes de asegurar que la poca claridad que existe respecto de los cambios y las nuevas funciones de las fuerzas armadas implica “jugar con fuego”. “Hoy las Fuerzas Sociales tienen prohibido hacer patrullajes, detener personas, iniciar investigaciones judiciales o criminales. Entonces, no quedaría claro qué pasaría con cualquier problema en un patrullaje de frontera, por ejemplo. Es un gris y es jugar con fuego”, sostuvo.

Por su parte, la Coordinadora contra la represión policial e institucional (Correpi) consideró que el anuncio de Macri “es la conjugación del gobierno que ha negado sistemáticamente el terrorismo de Estado de la última dictadura militar y ha pretendido favorecer la libertad de genocidas, mientras legitima el accionar represivo que se descarga sobre los sectores en lucha y las barriadas populares, con la doctrina Chocobar y las reformas del Código Penal y Procesal Penal”.

Desde la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, José Schulman señaló que la situación se puede analizar “desde diferentes aristas, la jurídica, la contextual y la internacional” y que la clave de esta última “está en el alineamiento internacional incondicional que propone Macri con Estados Unidos”. “Tiene planes muy concretos para invadir Venezuela, a través de la cuarta tropa y del Comando Sur. Macri quiere preparar a las Fuerzas Armadas para intervenir en ese conflicto futuro”, evaluó.

En tanto, remarcó que los cambios en la intervención de las fuerzas armadas apuntan a “devolverles el orgullo, el rol de salvadoras de la Patria, esa deuda que él cree que el Estado tiene con los militares pero que no será posible salvar”. “Hay un límite –insistió– que es el terrorismo de Estado, un límite que no se puede perforar, la sociedad tiene memoria.”

Al cierre de esta edición, los organismos estaban trabajando en un comunicado conjunto de repudio de los dichos de Macri en Campo de Mayo así como de futuras acciones.

Página/12


Parlamento: unánime repudio a la modificación para militarizar la seguridad interior

El bloque de Diputados del Frente para la Victoria consideró hoy como una “degradación de la democracia y el estado de derecho” el cambio en la política de defensa anunciada por el presidente Mauricio Macri, al tiempo que reclamó que el tema sea debatido en el Congreso.

eN un comunicado los senadores FVP PJ señalaron: “Ante la decisión de involucrar a las Fuerzas Armadas Argentinas en tareas que la Ley no permite, anunciada hoy por el presidente Mauricio Macri, lxs senadorxs del Bloque del FPV-PJ expresamos que:Desde 1983 es una política de Estado separar la defensa nacional de la seguridad interior. Involucrar a las FFAA en asuntos internos es ilegal”.

Por su lado, referentes del Frente de Izquierda y de los Trabajadores manifestaron también su oposición:

El diputado bonaerense Nicolas del Caño señaló: “Macri planteó que las FF.AA. intervendrán en la seguridad interior. Quieren tenerlas a mano para utilizarlas en la represión a la protesta social que se multiplicará para enfrentar el duro ajuste que exige el FMI”.

Por su lado, la legisladora porteña Myriam Bregman dijo: “Es falso que estas FFAA sean “nuevas”, “del siglo XXI”. En los altos mandos de las tres fuerzas hay cientos de militares que participaron del genocidio. Milani no era una excepción”.

OPOSICION KIRCHNERISTAS

“Desde 1983 es una política de Estado separar la defensa nacional de la seguridad interior. Involucrar a las Fuerzas Armadas en asuntos de narcotráfico es ilegal y en países como México, Colombia y Brasil fracasó, lo que generó una revisión de esa decisión”, advirtió el bloque opositor.

A través de un comunicado, los diputados kirchneristas indicaron que “entrometer a las Fuerzas Armadas en seguridad interior exige la modificación de tres leyes piramidales de la Democracia argentina: Defensa, Seguridad Interior e Inteligencia.
Sin ello sería ilegal”.

“Por lo tanto solicitamos que el debate pase por el Congreso de la Nación”, subrayaron los legisladores de la oposición.
Además, indicaron: “Estados Unidos mantiene la diferencia de roles y separación entre defensa y seguridad”.

“Como en tantas otras cosas, Macri atrasa o busca distraer a la ciudadanía con cuestiones ineficaces e ilegales”, puntualizaron los diputados.

Por su parte, en un comunicado los senadores FVP PJ señalaron: “Ante la decisión de involucrar a las Fuerzas Armadas Argentinas en tareas que la Ley no permite, anunciada hoy por el presidente Mauricio Macri, lxs senadorxs del Bloque del FPV-PJ expresamos que:Desde 1983 es una política de Estado separar la defensa nacional de la seguridad interior. Involucrar a las FFAA en asuntos internos es ilegal”.

Sostienen: “Entrometer a las FFAA en seguridad interior exige la modificación de tres leyes piramidales de la democracia argentina: Defensa, Seguridad Interior e Inteligencia. Sin ello sería ilegal. Por lo tanto, la medida anunciada debe ser debatida por el Congreso de la Nación”.

“Casualmente, cuando recrudece la crisis social por el ajuste y el pacto con el FMI, Mauricio Macri apela a la demagogia punitiva y profundiza la degradación de la democracia y del Estado de Derecho”, finaliza.

Infonews


Cómo será la reforma en la doctrina de las FFAA

Mauricio Macri anunció la reforma del Sistema de Defensa Nacional con el objetivo de asignarle a las Fuerzas Armadas un nuevo rol para que “colaboren” en la seguridad interior. De esta manera, el Presidente habilitará la intervención de los militares en un área que hasta ahora les está vedada.

De acuerdo a lo informado por Presidencia, la reforma consiste en modificar el Decreto 727 del año 2006 sobre la reglamentación de la Ley de Defensa, contemplando la intervención de las FFAA ante “agresiones de origen externo” y no restringirla sólo a “amenazas estatales” externas. En ese punto, el Gobierno apunta a incluir a las FFAA en su programa de lucha contra el narcotráfico y el terrorismo.

Sin brindar demasiados detalles, el Gobierno señaló a través de una comunicado que planea “actualizar la doctrina y los planes de carrera militar” poniendo el énfasis “en el uso de las nuevas tecnologías”. Parte del nuevo escenario también incluye la idea de “fortalecer” las empresas FAdeA (Fábrica Argentina de Aviones) y Tandanor (industria naval).

Asimismo, desde Casa Rosada anticiparon que se actualizará “la visión del contexto internacional” con el objetivo de ratificar el compromiso del Gobierno en materia de “cooperación para fortalecer la paz y la seguridad mundial”.

La reforma planteada por el Ejecutivo es inédita desde el retorno de la democracia. Vale mencionar que desde 1983 la doctrina vigente en la Argentina limita el accionar de las FFAA. Por lo pronto, estas modificaciones se materializarán por decreto en los próximos días.

La reforma fue anunciada por Macri durante un acto en Campo de Mayo junto al ministro de Defensa Oscar Aguad y varios jefes militares. El Presidente señaló que los militares actuarán como “apoyo logístico en la zona de fronteras”, así como ante “eventos de carácter estratégico”.

Al respecto, afirmó que “es importante” que las fuerzas militares “puedan colaborar con la seguridad interior, principalmente brindando apoyo logístico en la zona de frontera, interviniendo frente a la prevención de eventos de carácter estratégicos”. Las Fuerzas Armadas tendrán también como misión la “custodia y protección de los objetivos estratégicos”, señaló el Presidente.

Aguad, a su turno, precisó en declaraciones periodísticas que el Ejército actuará como “fuerza disuasiva” en los pequeños poblados” de frontera para que “no haya peligro de que puedan instalarse grupos vinculados al narcotráfico y también grupos terroristas”. Aguad indicó que con ese objetivo se creará una “fuerza de despliegue rápido con 10 mil hombres”.

Ámbito