Bolivia: la UPEA busca el apoyo de otras universidades y el gobierno descalifica amenazas de protesta

UPEA busca apoyo en universidades y activa firmas

Una delegación de cuatro estudiantes de la Universidad pública de El Alto (UPEA) llegó ayer a Cochabamba para buscar apoyo de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) y recolectar firmas en respaldo de sus peticiones para modificar la Ley 195 de Coparticipación Tributaria, además de pedir justicia por la muerte de Jhonatan Quispe el pasado 24 de mayo.

“Varias universidades tiene déficit, la UTO , la UMSS, entonces nosotros llegamos a abrir un libro de actas para que nos apoyen. Nuestra intención no es quitar recursos a otras instituciones”, explicó Pilar Apaza, estudiantes de Comunicación Social que llegó a Cochabamba.

Explicó que la idea es visitar todas las universidades del país explicando la posición de la casas de estudios superiores y que tienen previsto llegar esta semana a la UTO y la UATF de Potosí.

Señaló que se hizo contacto con la Federación Universitaria Local (FUL) y los centros de estudiantes y se dejó un libro de actas a los congresistas de la UMSS que participaron en el Congreso de Universidades de Potosí el mes de mayo.

Por otra parte, el ministro de Economía, Mario Guillén, advirtió ayer que no se retomará el diálogo con la UPEA por mayor presupuesto si sus autoridades y estudiantes deciden reactivar las medidas de presión tal como anunció el Comité de Movilizaciones. “Con medidas de presión nosotros no vamos a llamarlos al diálogo”, dijo a los periodistas.

Guillén insistió en que los 70 millones de bolivianos asignados a la UPEA como subvención ordinaria permanente son suficientes para garantizar el normal funcionamiento de esa universidad. Esto fue rechazado por esa casa de estudios.

Los Tiempos


Gobierno descalifica amenazas de la UPEA y alerta de perjuicios a los estudiantes

La advertencia de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) de reactivar las movilizaciones, en caso de que no se los convoce a reinstalar el diálogo, fue descalificada por el Gobierno que consideró que los únicos que se verán perjudicados serán los estudiantes al no pasar las clases.

Los estudiantes, docentes y administrativos de esa casa de estudios superiores mantienen su estado de emergencia en demanda de un mayor incremento presupuestario para poder desarrollar sus actividades durante los próximos años.

Para ello pidieron que se pueda modificar la Ley 195 de Coparticipación Tributaria pero la propuesta fue rechazada por el Ejecutivo por que aseguró afectaría económicamente al resto de las otras universidades públicas.

“Algunas carreras ya están pasando clases, pero todo este tipo de presiones que ellos quieren realizar, injustificadas desde todo punto de vista, preocupa porque se exponen nomás los alumnos, los sacan sin motivo, no están pasando clases”, afirmó el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Mario Guillén.

Por decisión de los estudiantes y docentes, desde la víspera retomaron la labores académicas, pero la carrera de Comunicación Social decidió pasar en El Prado de la urbe paceña, frente al Ministerio de Justicia, demandando justicia por la muerte del estudiante Jonathan Quispe Vila.

Tras concluir las 48 horas, el Comité de Movilizaciones de la UPEA será el que defina las medidas de presión que se asumirán, lo que implicaría que las labores académicas sean suspendidas nuevamente.

Gullén considero que los Bs 70 millones adicionales, aprobado mediante una ley, son suficientes para garantizar el funcionamiento de la universidad e insistió que para asignar un monto superior, la universidad primero debe transparentar el destino de sus recursos.

La Razón


VOLVER