Cancilleres del Mercosur y de la Unión Europea discuten acuerdo comercial en Bruselas

Mercosur culpa a la UE por sus barreras comerciales y no hay acuerdo político

Luego del frustrado debate a nivel técnico, este miércoles en Bruselas será el turno de la cumbre política entre las autoridades del Mercosur y la Unión Europea (UE) para analizar si es posible un acuerdo de libre comercio durante este año. Esta semana, tampoco se anunciará un “consenso básico” debido a la supuesta rigidez que tiene el eurobloque de acuerdo a los negociadores sudamericanos.

Fuentes oficiales señalaron a BAE Negocios que se encontrarán los cancilleres del bloque sudamericano, como principales referentes de la negociación, con la comisaria de Comercio de la UE, Cecilia Malström, y de Agricultura, Phil Hogan. En dicha reunión, estarán presentes por el lado del gobierno argentino, el ministro de Producción, Dante Sica, y de Agroindustria, Miguel Etchevehere.

Como adelantó este medio el pasado viernes, la reunión comercial de la semana pasada no registró avances importantes y por ello, no se anunciará ningún acuerdo de carácter político. “Por el momento, habrá un repaso de los temas pendientes. Es la UE la que posterga la instancia de cierre”, fue la crítica emanada de las fuentes gubernamentales.

Sin embargo, aunque en menor medida, Brasil también es señalado por el Gobierno como responsable de la lentitud en los avances y los retrocesos. “El esfuerzo se concentra en obtener el mejor resultado posible de esta reunión que ya se sabe, no será de cierre. Difícil encontrar un camino medio entre el conservadurismo de Brasil y la ambición de la UE en sus demandas. Pero seguiremos trabajando para tener un buen acuerdo”, detallaron las fuentes de la Casa Rosada.

Los capítulos abiertos y complejos siguen siendo principalmente, el sector automotriz, las indicaciones geográficas (nombres de quesos y vinos centralmente); lácteos, transporte marítimo y cuotas agrícolas. “En todo estamos más cerca, pero no se llega al momento de cierre. Brasil y la UE siguen insistiendo que el otro muestre las cartas primero”, narró un funcionario al tanto de las conversaciones arduas que tuvieron como escenario a Bélgica, la semana pasada. Ambos bloques no están en condiciones de avanzar en un texto más concreto, debido a que las concesiones en la agricultura por el lado europeo siguen siendo “modestas” y desde el Mercosur, la liberalización del sector automotriz es un gran escollo.

Otros puntos que no pudieron resolverse es la regla de origen y las indicaciones geográficas, en el primer caso por el temor del bloque sudamericano a importar productos “made in UE” que son elaborados en otros mercados como el asiático. Fuentes de la Unión Industrial Argentina expresaron que las últimas informaciones que recibieron por parte del Gobierno fueron desalentadoras, lo cual para la entidad es motivo de alivio por la preocupación que reina en torno a las concesiones. A pesar del optimismo entre ciertos negociadores, el comisario Hogan declaró que “no creo que haya un acuerdo a corto plazo” con el Mercosur, buscando tranquilizar a los agricultores europeos.

BAE


Europa apela a aprovechar “la oportunidad histórica” del acuerdo con Mercosur

La alta representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Federica Mogherini, señaló que la negociación del acuerdo de libre comercio entre la UE y el Mercosur está en “su fase final”, y llamó a aprovechar la “oportunidad histórica” que supone este tratado comercial.

Mogherini se refirió a estas negociaciones en su discurso inaugural de la reunión de dos días de ministros de Exteriores de la UE y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) en Bruselas, y en cuya agenda estará presente el comercio internacional y el multilateralismo.

“Nuestros ciudadanos comparten muchos principios e intereses. Por ejemplo, creemos que el comercio internacional no debe ser una guerra con otros medios. Creemos que siempre debe estar gobernado por reglas comunes y estar inspirado por una búsqueda de soluciones buenas para ambos”, recalcó la jefa de la diplomacia comunitaria.

Mogherini recordó que la UE está modernizando sus relaciones comerciales con México, Chile y el Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay), para “expandir sus beneficios a más gente y particularmente a las pymes” y cooperar más en asuntos más allá de lo comercial.

“Estoy contenta de que las negociaciones con México se estén acercando a la línea de meta. Mercosur está en su fase final y tenemos que aprovechar esta oportunidad histórica. Y el progreso logrado con Chile también es muy alentador”, repasó la política italiana.

Mogherini insistió en que los acuerdos de libre comercio logrados hasta ahora entre ambos territorios “no solo han traído beneficios económicos a las empresas”, sino que “también han dado garantías a nuestros productos tradicionales, elevado los estándares para los trabajadores y protegido a nuestro medioambiente”.

Los Veintiocho y las 33 delegaciones latinoamericanas y caribeñas que forman la Celac celebran esta reunión ministerial en un contexto de tensiones comerciales entre Estados Unidos y el resto de sus socios, iniciado por los aranceles de este país al acero y al aluminio que importa de otros países y agudizado por la amenaza de nuevas medidas restrictivas en industrias como la automovilística.

Está previsto que los cancilleres del Mercosur mantengan una reunión con la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malsmtröm, para abordar el estado de la negociación de su acuerdo comercial y de asociación.

Los equipos de ambos bloques celebraron la semana pasada una ronda de negociaciones en la que se alcanzó “un progreso muy limitado ” en los asuntos más espinosos del acuerdo: los coches, las piezas de automoción, las indicaciones geográficas, el transporte marítimo y los productos lácteos. “Todos estos asuntos son capitales para poder dar el salto al nivel político de las negociaciones”, recalcaron fuentes comunitarias.

MercoPress


España advierte que las negociaciones UE-Mercosur pueden quedar en nada

El ministro español de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, aseguró que no se siente “optimista” con respecto a las negociaciones del acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur (Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay).

“Llevan años a punto de acabar y seguimos igual y, francamente, no ha habido muchos avances”, declaró el ministro a su llegada a la segunda jornada de la reunión de ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), que se celebra desde el lunes en Bruselas.

Borrell señaló también que el mundo “se está cerrando” desde un punto de vista comercial y que, si la negociación no avanza ahora, “será mucho más difícil hacerlo después”, aunque dijo que no tiene ninguna noticia sobre su futura resolución.

El titular español de Exteriores sí destacó el avance en las relaciones de la UE con la Alianza del Pacífico (Chile, Colombia, México y Perú) y apuntó que “parece que va mejor” y que espera “que haya noticias por ese lado”.

Los equipos de la UE y el Mercosur celebraron la semana pasada una ronda de negociaciones en la que se alcanzó “un progreso muy limitado” en los asuntos más espinosos del acuerdo: los automóviles, las piezas de automoción, las indicaciones geográficas, el transporte marítimo y los productos lácteos.

Está previsto que los cancilleres del Mercosur mantengan una reunión con la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malsmtröm, para abordar el estado de la negociación de su acuerdo comercial y de asociación.

Sin embargo, el comisario europeo de Agricultura, Phil Hogan, destacó que la Comisión Europea (CE) “no está satisfecha” con los progresos alcanzados en las negociaciones y descartó que ésta sea la semana definitiva para alcanzar un acuerdo entre los dos bloques.

Los Andes