Colombianos se movilizaron en todo el país exigiendo “ni un muerto más, Colombia quiere paz”

Velatón en Bogotá: un clamor por la vida

“Ni un muerto más, Colombia quiere paz”; “Las balas no nos callarán”; “Nos están matando y somos la esperanza de América Latina”, son algunas de las consignas que se escuchan desde antes de la 6:00 p.m. en la Plaza Bolívar, donde se ubica el corazón político, religioso y administrativo de Colombia. Desde allí, miles de personas pertenecientes a organizaciones sociales, ciudadanos y estudiantes, rechazaron el asesinato de líderes sociales en todo el país.

La “Velatón”, como fue bautizada la manifestación, comenzó con un micrófono abierto desde el que líderes, mujeres, jóvenes y estudiantes iniciaron el clamor por la vida y el rechazo a la muerte. En el discurso inicial también se hizo un llamado a los demás compatriotas a no ser indolentes ante esta realidad del país.

Los asistentes hicieron un llamado al presidente Juan Manuel Santos para que tome medidas contundentes frente a los asesinatos sistemáticos de líderes sociales, y también le solicitaron al gobierno entrante de Iván Duque que tenga en cuenta esta realidad.

Mateo Córdoba, animalista, señaló que “esta velatón es una digna rabia por una realidad que se vuelve paisaje para el país”. Y no es para menos, solo en lo corrido de 2018 han asesinado a cerca de 90 líderes sociales en diferentes sectores del país, además de amenazas e intimidaciones. Según datos de la Fiscalía, y de acuerdo con el listado de la ONU, de los 178 líderes sociales que han sido asesinados entre 2016 y 2018, se ha establecido la autoría de los homicidas en el 50 % de los casos.

“Como activistas sociales hemos estado a favor de la paz, de los ecosistemas y la protección de los animales. Es una situación que nos está dejando sin con quien defender nuestros territorios, entonces en última estamos acá porque la indiferencia no es una opción”, agregó Córdoba.

Organizaciones de mujeres también se hicieron presente en la velatón, como la ONG Mujeres por La Vida de Bogotá, a la cual pertenece Cecilia Naranjo. A viva voz y con las manos temblorosas, Naranjo exclama: “¡Nos duele! Nos están matando la gente joven, ¿es que no hay un gobierno que pare la guerra? Es el dolor que uno siente y la impotencia por no poder hacer nada. Es necesario que nos unamos cada día más. Esto no tienen nombre”.

Por otro lado, jóvenes estudiantes de universidades públicas y privadas se reunen con pancartas, megáfonos y consignas. Tal es el caso de los estudiantes de Antropología de la Universidad Nacional, quienes en su manifestación caminaron desde el Planetario hasta la Plaza Bolívar. A este grupo pertenece Gabriel Fonseca, estudiante de quinto semestre, quien señala que esta situación es también competencia de los jóvenes.

“Hay que salir en contra de la indolencia, hemos sufrido tanto que ahora no podemos reconocer al otro en su sufrimiento, lo importante de venir acá es que estamos juntos y es la hora de asociarnos y unirnos ante la vida. El llamado es a los jóvenes es que se salgan de las pantallas no se hace paz compartiendo en Facebook ”, enfatizó.

La noche avanzó y aún así las personas seguían uniéndose a la velatón convocada por redes sociales. Los tambores, la luz naranja que se desprende de las velas, los cantos, los retratos de los líderes sociales y el grito de los nombres uno por uno marcan un clamor por la vida.

El Espectador


Velatón por la vida: miles de colombianos piden respeto para líderes sociales

Noticias Caracol


En el mundo la Velatón por los líderes asesinados

A las 6:00 de la tarde de este viernes se encendieron ya cientos de velas en varias ciudades del mundo para pedir, una vez más, que cesen los ataques contra líderes sociales y defensores de derechos humanos.

La muerte de 311 representantes de las comunidades entre el 1 de enero de 2016 y el 30 de junio de 2018 (homicidios registrados por la Defensoría del Pueblo), llevó a que varios colectivos convocaran a esta protesta pacífica.

La “Velatón Nacional” por los líderes asesinados se realizará en Medellín en el Parque de los Deseos a las 6:00 p.m. La movilización fue convocada por la Mesa Voces de Paz y otras 18 organizaciones.

Así registraron los usuarios la velatón en varias ciudades del mundo:


La multitudinaria Velatón en Medellín por los líderes asesinados

El último informe de la Defensoría del Pueblo reveló una cifra dolorosa: entre el 1 de enero de 2016 y el 30 de junio de este año 311 líderes de derechos humanos fueron asesinados en Colombia.

Solo este martes, mientras Colombia entera estaba enfocada en el Mundial de Rusia, Felicinda Santamaría y Luis Barrios, dos líderes de Chocó y Atlántico, perdieron sus vidas en manos de desconocidos.

Por Felicinda y Luis y los centenares de líderes sociales asesinados, las organizaciones de Derechos Humanos convocaron a una gran Velatón Nacional.

En Medellín son dos las concentraciones: una en el Parque de los Deseos, en el norte de la ciudad, y otra en el Parque de la Presidenta, en El Poblado.

En el Parque de los Deseos, las flores, las velas y unas placas con los nombres de los líderes sociales asesinados simbolizaron el reclamo de la ciudadanía: que el gobierno proteja a los que se atreven a alzar la voz y que no mueran más por defender a su comunidad.

“Que ninguna persona sea asesinada por razones ideológicas, políticas. No hay razón para que maten a nadie”, dijo Daniel Montoya, uno de los manifestantes, a EL COLOMBIANO.

Image

FOTO CORTESÍA SERGIO CARVAJAL

El Colombiano


EL MAPA DE LA VERGÜENZA: Este año han sido asesinados 120 líderes sociales en Colombia

Según un informe sobre la situación de defensores de derechos humanos en los territorios del país, realizado por Indepaz, Marcha Patriótica y la Cumbre Agraria, a lo largo de este año, 120 líderes sociales y defensores de derechos humanos han sido asesinados en Colombia.

Si se contabilizan los homicidios cometidos contra líderes en el país desde la firma de los Acuerdos de Paz del Gobierno con las Farc, la cifra se torna aún más preocupante. Según los registros de Indepaz, desde diciembre de 2016, 293 defensores han sido aseinados en el país, es decir que en promedio se registró una muerte cada cuatro días.

No obstante, en los primeros tres días de Julio, nueve líderes sociales fueron asesinados en los departamentos de Chocó, Caquetá, Atlántico, Antioquia, Córdoba y Nariño.

De acuerdo con el Instituto de Estudios sobre la Paz y el Desarrollo (Indepaz), las cifras evidencian que la violencia contra líderes sociales y defensores de derechos humanos “siguen siendo una expresión del déficit crónico del Estado” e insisten en que a pesar de que el Gobierno ha acordado una serie de medidas para el ejercicio de la oposición política y la labor de defensa de los Derechos Humanos, a la fecha estas no han sido lo suficientemente efectivas.

Para Leonardo González, coordinador de la Unidad Investigativa de Indepaz, “los mecanismos de autoprotección, como la Guardia Indígena y Campesina, son los únicos que realmente han funcionado y neutralizado a los grupos que atentan contra las comunidades”, no obstante, agrega que después de las elecciones presidenciales del 17 de junio, 22 líderes han sido asesinados

.
“Las campañas políticas utilizan voceros a nivel regional o local, hay muchos enemigos de la paz o de alguna de estas campañas que se van en contra de los líderes”, manifiesta Gónzales.

El informe revelado por estas organizaciones, segura que el 81,5 por ciento de las víctimas pertenecen a organizaciones campesinas, Juntas de Accion Comunal o étnicas. También expresa que los conflictos por tierras y recursos naturales (minería, cúltivos ilícitos) serían en un 83,19 por ciento de los casos el principal motivo de los asesinatos.

Por otra parte, la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (OACNUDH) sostiene que la presencia de grupos armados como el Eln y organizaciones criminales en las antiguas zonas de influencia de las Farc, buscando controlar las economías ilegales, ha tenido un impacto negativo en los derechos de los habitantes. Y añade que aunque la Fiscalía ha avanzado en la identificación de los autores materiales de algunos crímenes, en la mayoría de los casos los autores intelectuales no han sido identificados.

“No solo basta con reconocer a los autores materiales del hecho, sino también a los que están detrás”, afirma Leonardo González, de Indepaz, y menciona que es necesario que el Estado ataque el problema en su totalidad, es decir, “no solamente enviando miembros de la Fuerza Pública, sino solucionando temas de salud, infraestructura y educación”.

A pocos meses de finalizar el 2017, el Gobierno emitió el decreto 2252, en el cual dice que los “primeros respondientes” de líderes y defensores serán las gobernaciones y las alcaldías locales. Las administraciones deben crear mecanismos para “evitar consumación de situaciones de riesgo que afecten” a los líderes y defensores, a eso se le incluye la promoción del desarme voluntario y el rechazo del uso de armas.

Por ahora, Indepaz, la Cumbre Agraria y Marcha Patriótica sostienen que las dificultades actuales del Proceso de Paz exigen nuevas respuestas para frenar las agresiones que se han presentado en contra de los líderes y de las comunidades en los territorios más críticos del país.

El Tiempo


VOLVER