Crisis en Haití: Jovenel Moïse anuncia la formación de un “gobierno inclusivo” tras la salida del primer ministro

Presidente de Haití en consultas para buscar primer ministro

Tras una tensa semana que concluyó con la sorpresiva renuncia del primer ministro haitiano Jack Guy Lafontant y su gabinete, el presidente Jovenel Moïse realiza intensas consultas para nombrar lo antes posible a un nuevo jefe de gobierno.

Lafontant presentó la víspera su renuncia tras ser criticado por diversos sectores y luego de los violentos disturbios del 6 al 8 de julio en contra del intento fallido del gobierno de aumentar el precio del combustible entre 38% y 51%.

“La violencia no funciona con el desarrollo y la democracia”, insistió Moïse en su mensaje emitido cerca de la medianoche del sábado por la televisora estatal.

El jefe del ejecutivo detalló que después de las violentas protestas del fin de semana anterior realizó extensas consultas con todos los sectores, incluidas las víctimas de los disturbios y los organismos internacionales, a fin de hallar una solución.

Moïse adelantó que continuará las consultas para nombrar a un nuevo primer ministro lo antes posible “para que forme un gobierno inclusivo que tendrá como misión aliviar la miseria del pueblo haitiano”, así como fomentar el desarrollo de la agricultura, energía e infraestructura.

Las palabras de Moïse y la dimisión de Lafontant fueron recibidas con reserva por ciertos sectores de la oposición. André Michel, presidente de la opositora Agrupación de Demócratas Nacionales Progresistas, insistió que la renuncia del primer ministro no es suficiente para salir de la crisis política.

El presidente “Moïse es el problema y debe irse”, dijo a The Associated Press Michel, quien el sábado participó en protestas callejeras en Puerto Príncipe para exigir la renuncia del jefe de Estado y de Lafontant.

El ex primer ministro y ex alcalde de la capital Evans Paul, fundador del partido Comité de Unidad Democrática, consideró la renuncia de Lafontant como un primer paso y “un gesto de amor” hacia el país.

Paul confió en que Moïse comience un periodo de concertación con todos los sectores de la sociedad para nombrar al nuevo jefe de gobierno.

En su alocución de la noche del sábado, el mandatario no habló sobre los planes para incrementar los precios de los combustibles, que se convirtieron en el detonante de los disturbios, ni sobre las demandas de algunos grupos políticos que quieren que él también renuncie.

El intento de incrementar drásticamente las tarifas de la gasolina, el diésel y queroseno forma parte de un acuerdo del gobierno con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que incluye reformas estructurales, la reducción de los subsidios a los hidrocarburos, una mejor recaudación fiscal y aumentos en la inversión en salud y educación.

El acuerdo tiene como meta encausar la estabilización de la economía haitiana, que con ingresos per cápita de unos 790 dólares anuales es el país más pobre de América y cerca del 60% de sus 10,5 millones de habitantes sobreviven con menos de dos dólares al día.

Lafontant, un médico de 57 años sin experiencia previa en la administración pública, estaba en el cargo desde marzo del 2017, cuando su nominación por parte de Moïse fue aprobada por el Parlamento, como lo establece la constitución.

El primer ministro es el jefe de gobierno y está encargado de nombrar al gabinete. Moïse no tiene una fecha límite para nominar al sustituto de Lafontant a fin de que el Parlamento bicameral lo ratifique.

Debate


Le président Moïse annonce la formation d’un gouvernement inclusif

Le président de la République Jovenel Moïse annonce qu’il a accepté la démission de son premier ministre Jack Guy Lafontant.

Lors d’une adresse à la nation diffusée sur les ondes de la Télévision nationale d’Haïti (TNH) très tard dans la soirée du samedi 14 juillet, le Chef de L’état a indiqué qu’il va continuer de consulter tous les secteurs de la vie nationale, en vue de former un gouvernement inclusif.

Il a fait remarquer que la nouvelle équipe gouvernementale aura pour mission de soulager la misère de la population, de développer de l’agriculture, l’énergie et les infrastructures dans le pays.

Il a fait remarquer que le prochain gouvernement va pendre toutes les dispositions nécessaires afin de garantir la stabilité dans le pays.

« Le nouveau gouvernement doit encourager l’investissement, la création d’emplois et l’établissement d’un climat permettant à tout Haïtien de bien vivre dans le pays », a déclaré le président, lors de cette courte adresse à la nation.

Il en a profité pour annoncer qu’il a déjà demandé aux autorités policières de prendre toutes les dispositions nécessaires, afin d’assurer la sécurité de la population, car selon lui la violence et la démocratie ne riment pas ensemble.

Il promet également de travailler afin de satisfaire les revendications de tous les secteurs qu’il a rencontré, après les violences recensées dans le pays les 6 et 7 juillet dernier.

Metropole Haití


VOLVER