Crisis en Nicaragua: la oposición vuelve a marchar y el gobierno realiza jornada de atención a víctimas de la violencia

Contexto de Nodal
La conflictividad social inició el 18 de abril cuando el gobierno anunció una reforma previsional. A pesar de dar marcha atrás con la medida, las manifestaciones se multiplicaron. La represión estatal y la violencia en las protestas dejaron más de 300 muertos. La oposición denuncia el autoritarismo de la pareja presidencial Daniel Ortega-Rosario Murillo y demanda elecciones anticipadas, mientras que para el gobierno es una conspiración imperialista. Por pedido de la CIDH se instaló una mesa de diálogo que se encuentra suspendida.

Organizaciones civiles llaman a marchar este sábado en apoyo de los obispos

El movimiento Grito por Nicaragua y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia convocaron para hoy, 28 de julio, a la “Peregrinación por nuestros obispos, defensores de la verdad y la justicia”. Así quieren respaldar a los representantes de la Iglesia católica en Nicaragua ante las agresiones físicas, amenazas de muerte, la campaña de desprestigio y la profanación a varias parroquias, las cuales se han dado en el marco de la represión ordenada desde abril por el gobierno de Daniel Ortega contra la población en general.

La movilización se realizará a partir de las 10:00 de la mañana y recorrerá desde la rotonda Jean Paul Genie en Carretera a Masaya hacia la catedral de Managua. Las diferentes organizaciones citaron a concentrarse a la feligresía en la catedral al menos una hora antes del inicio de la marcha, para salir en grupo al punto de encuentro en la Jean Paul Genie y luego marchar de nuevo a la catedral.

La manifestación también es en respaldo a que los obispos se mantengan como mediadores y testigos en el Diálogo Nacional, debido a que Ortega busca descalificarlos.

El 19 de julio, en el acto por la conmemoración de la Revolución Popular Sandinista, el caudillo sandinista acusó a los obispos de “golpistas”, porque le propusieron el adelanto de las elecciones para marzo de 2019, como salida democrática a la crisis tras la represión que ha dejado hasta hoy más de 440 muertos.

Un papel fundamental

En las convocatorias en las redes sociales, la Alianza Cívica recuerda a la población que los obispos “han sido fundamentales en la mediación y testigos del Diálogo”, por lo que es importante “seguir apoyándolos en este necesario rol para la justicia y democracia de Nicaragua”.

Entre el 18 de abril y el 25 de julio fueron asesinados 448 nicaragüenses por la represión a las protestas de la población que con marchas, barricadas y tranques ha exigido la renuncia de Ortega, pero también de su esposa y vicepresidenta designada Rosario Murillo.

Los párrocos de Masaya, Diriamba, Jinotega, Matagalpa, León, Jinotepe, Managua y en otras ciudades han mediado para que cesen los ataques de la Policía y los paramilitares contra la población.

La respuesta han sido amenazas. Varias actividades religiosas han sido suspendidas por prudencia ante la inseguridad.

El cardenal Leopoldo Brenes, su obispo auxiliar Silvio Báez, el nuncio apostólico Waldemar Stanislaw Sommertag fueron agredidos por parte de turbas orteguistas. Pero también ha sido víctima en otro momento el obispo de Estelí, Abelardo Mata. Se espera que haya manifestaciones en apoyo a los obispos en varios departamentos. En Matagalpa la marcha se convocó a las 2:00 de la tarde, saliendo de la catedral, y es organizada por el Movimiento Cívico 19 de Abril, entre otros.

La Prensa


Más de 70 familias afectadas por el terrorismo recibirán ayuda solidaria

La Vicepresidenta Compañera Rosario Murillo recordó este mediodía que tenemos un compromiso de paz y bien, vida sana, familia, por lo que no tiene sentido el rencor. Eso fue lo que quisieron sembrar en nuestros corazones, la distancia, la discordia.

Queremos reinstalar la paz, la cercanía, la concordia, la vida en familia porque vivimos en esta tierra sagrada y vivimos juntos, instó la Coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía.

Acá nacimos, luchamos, trabajamos, ganamos la vida para prosperar. Tiene sentido la vida buena, sana, en valores cristianos, de familia, comunidad. Tres meses nos arrebataron la concordia, tres meses de terrorismo.

Nicaragua quiere paz, quiere trabajar en paz y unidad. Los nicaragüenses valientes, dignos y solidarios, conocimos la guerra años atrás y no queremos que retornen. Tener listo nuestro acceso a la salud, nuestras calles, instituciones que nos quisieron arrebatar.

¡Qué bonito se ve el pueblo trabajando, desplazándose con libertad. Los centros de salud, el ambiente de tranquilidad, seguridad, concordia, seguridad. Porque ese es un derecho!

Lo vimos, lo sentimos porque somos nicaragüenses tenemos alma nicaragüense y sabemos de honor, dignidad, luchas y honor. Vivimos acá y luchamos para vencer y tenemos fe inquebrantable en todas las victorias que Dios ha dispuesto parta nuestro país, planes de paz y prosperidad.

Seguiremos promoviendo, instalando y asegurando la paz en nuestro país. Ese es el compromiso que asumimos en nuestro país, enfatizó la Vicepresidenta de la República.

Y en ese sentido resaltó que el Gobierno beneficiará a más de 70 familias afectadas por el terrorismo y que en distintas partes del país, recibirán desde este fin de semana aportes solidarios para la reconstrucción de sus viviendas. Estos apoyos sabemos que no reparan el sufrimiento ni el daño psicológico cuando se logró aterrorizarlas y humillarlas, porque ese es objetivo de los terroristas, destacó.

Los hicieron sentir humillados y avergonzados de ser sandinistas, pero no pudieron porque es un orgullo serlo. Ningún otro gobierno ha hecho tanto por el país, estamos orgullosos de eso, resaltó la Vicepresidenta.

Pobladores de Granada, Carazo, Masaya, Managua y León recibirán la ayuda que les ayudará a recuperar la normalidad en sus viviendas, aunque sabemos que nunca se repara el daño sicológico que los terroristas sembraron en ellos.

Pretendemos que la esperanza, confianza y alegría nos devuelva el triunfo, aunque queremos justicia y reparación para quienes perdieron sus seres queridos, para los torturados, violados, lesionados, y los que sufrieron la ruina de sus casas por parte de los terroristas. “Que paguen por la destrucción de las viviendas y de las instituciones del país”, aseveró.

Pero jamás vamos a caer en la tentación del odio y el rencor, ni tomarnos la justicia por sus manos somos cristianos, por eso vamos a retomar las vías de la concordia y de la coexistencia pacífica en las regiones del país.

Las instituciones encargadas son las que aplicarán los castigos a los crímenes de la destrucción de Nicaragua, nosotros no, remarcó Rosario.

La Voz del Sandinismo


Alianza Cívica ha considerado proponer un referendo

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia ha valorado la posibilidad de proponer en la mesa del Diálogo Nacional un referendo para que el pueblo exprese mediante el voto si quiere o no la continuidad de Daniel Ortega como presidente del país.

El referendo se “ha considerado dentro del seno de la Alianza Cívica como una opción. ¿Cuál es el problema de adelantar elecciones? Según (el presidente Daniel) Ortega, eso violenta la Constitución, pero un referendo está dentro del marco constitucional”, señaló a CNN Juan Sebastián Chamorro, director ejecutivo de la Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social (Funides), que integra a la Alianza Cívica.

El artículo 134 de la Ley Electoral establece que “el referéndum es el acto de someter directamente ante el pueblo leyes o reformas de carácter ordinario o constitucional para su ratificación”.

En tanto el artículo 136 de la misma ley señala que “la iniciativa del Decreto Legislativo para un referendo corresponde a un tercio de los diputados ante la Asamblea Nacional o directamente al pueblo cuando este así lo solicite, con un número no menor de 50 mil firmas”.

Juan Sebastián Chamorro aseguró que las 50 mil firmas de los ciudadanos se pueden conseguir “en cualquiera de las marchas que se hacen semanalmente”.

La viabilidad del referendo “se ha analizado con abogados constitucionalistas y es efectivamente una posibilidad muy real que se puede hacer, está dentro de la Constitución, es democrático”, recalcó Chamorro.

“Podría ser una salida a poner presión para hacer un cambio. Ahora, si se hace el referendo, ¿Quién va a contar los votos? El Consejo Supremo Electoral que está sumamente corrupto? Estamos frente a un Gobierno que no ha mostrado voluntad política y que está presentando una realidad virtual diferente a la realidad del país”, observó.

Todavía no lo acuerdan

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia no ha llegado a ningún acuerdo respecto al referendo y mantiene su posición de pedir el adelanto de las elecciones generales, indicó por su parte Carlos Tünnermann, miembro de la Alianza.

“Es un tema que lo hemos discutido, no se ha llegado sobre eso a ningún acuerdo a nivel de la Alianza, está ahí, pero tiene muchos problemas. ¿Quién organizaría ese referendo o plebiscito? Con el actual Consejo Supremo Electoral no cabe hacer ningún referéndum, porque no tiene credibilidad”, destacó Tünnermann.

Explicó que la actual Ley Electoral contiene el referendo y el plebiscito, pero “no contempla el referéndum revocatorio, que es cuando se le consulta al pueblo si debe continuar o no en la Presidencia, el presidente que está ejerciendo el Poder Ejecutivo. En Nicaragua la Ley Electoral no tiene el referendo revocatorio y se tendría que reformar la Ley Electoral para incluirlo”.

También señaló que para hacer factible el resultado de un referendo “se debería cambiar todo el Poder Electoral para que sea creíble”.

El referéndum “es una salida que tiene sus dificultades y que puede, incluso, ser una trampa, en el sentido de que Ortega acepte ir al plebiscito o referendo, pero no haga ningún cambio en el Consejo Supremo Electoral, porque él maneja la Asamblea Nacional, entonces, no tendríamos ninguna garantía”, enfatizó.

En estos momentos la Alianza mantiene “la alternativa del adelanto de las elecciones, esa es la que estamos apoyando. Implica reformas, pero que son mucho más sencillas”, sostuvo Tünnermann.

El adelanto de los comicios generales implica una “reforma a la Ley Orgánica de la Asamblea Nacional para que las legislaturas puedan ser consecutivas (en un mismo año), entonces se reforma el período presidencial y el Poder Electoral para que haya elecciones justas, transparentes y honestas”, indicó.

Ya se registró un adelanto de elecciones y “es un precedente histórico, en el cual participó Ortega”, quien aceptó realizar elecciones adelantadas en 1990, destacó Tünnermann.

Juan Sebastián Chamorro también recalcó a CNN en Español que “el adelanto de las elecciones lo hemos planteado no como un acto hostil por derrocar a nadie, simplemente es un acto necesario, porque el país no puede soportar llegar al 2021 (año de elección presidencial) con protestas continuas, no puede un país estar en un estado de esa naturaleza y por lo tanto es importante encontrar una solución negociada”.

El Nuevo Diario


Humberto Ortega responsabiliza a su hermano Daniel de la represión que hay en Nicaragua

El hermano del presidente Daniel Ortega y General en retiro, Humberto Ortega, dijo en una entrevista en CNN en español que el Gobierno es el principal responsable de la represión que se comete en contra de los nicaragüenses.

En la entrevista que le realizó Camilo Egaña, Humberto manifestó que en el país no hay grupos paramilitares. “La forma en que fueron reprimidas las protestas pacíficas ha demostrado que el Gobierno no supo manejar esa situación y lleva la carga fundamental de responsabilidad de toda esta situación represiva que se vivió y que ha causado tantas muertes acá en Nicaragua”, dijo Humberto Ortega.

El periodista al preguntarle sobre quiénes eran los paramilitares, Humberto no supo contestar y solo se limitó al decir que “estas fuerzas civiles armadas que han andado operando de manera abierta y campantemente al lado de la Policía Nacional” han provocado hasta la fecha según la ANPDH, 448 muertos en tres meses de protesta.

Por otro lado, Humberto manifestó que el Ejército no ha tenido participación en la represión ya que considera que “en Nicaragua hay muchas armas que quedaron regadas después de la guerra de los 80”.

Además, recomendó a su hermano Daniel Ortega a que reactive el Diálogo Nacional, para que la crisis en Nicaragua llegue a su fin.

100% Noticias