Ecuador: tras su pedido de detención, Correa denuncia un “nuevo y grave atropello a la Justicia”

259

Contexto Nodal
El expresidente de Ecuador, Rafael Correa, tiene un pedido de prisión preventiva ordenado por la jueza Daniella Camacho. Correa está asociado jurídicamente con el “presunto secuestro” del exasambleísta Fernando Balda ocurrido en 2012 en la ciudad colombiana de Bogotá. Por orden de la Fiscalía, Correa debía presentarse cada 15 días ante la Corte, sin embargo el 2 de julio se presentó en el Consulado de Bruselas para cumplir con la medida cautelar. Al día siguiente la jueza dictó la prisión preventiva

Rafael Correa: una monstruosidad así (extradición) jamás prosperará en un Estado de Derecho como Bélgica

Tras conocer la decisión judicial de un pedido de prisión preventiva y una alerta de difusión roja para que Interpol lo detenga para extradición, el exmandatario ecuatoriano cree que solo se busca humillarlo.

En sus redes sociales, agradeció las muestras de solidaridad de sus simpatizantes ante lo que calificó como”nuevo y grave atropello a la justicia” y a sus derechos.

“Yo estoy bien. No se preocupen. Buscarán humillarnos y hacernos pasar un mal rato, pero una monstruosidad así JAMÁS prosperará en un Estado de Derecho como Bélgica, tuiteó.

Recordó que en noviembre del 2017, su acusador Fernando Balda ya anunciaba en noviembre que se venían procesos judiciales que le pondrían orden de captura de Interpol. “¿Adivino o parte de un complot? Hagan sus apuestas. En las próximas horas enviaré un video por redes”, expresó.

En Ecuador, el abogado de Rafael Correa, Caupolicán Ochoa, dijo que existe un proceso jurídico contra su cliente en base al “odio” y por persecución. Adelantó que apeló verbalmente la prisión preventiva.

De manera similar, Eduardo Franco Loor, defensor del exvicepresidente de Correa, desde diciembre del 2017 en prisión, Jorge Glas Espinel, dijo que “esto es la más grande infamia judicial de los últimos años! Una verdadera arbitrariedad porque se ha violentado el debido proceso penal garantista. @MashiRafael es inocente y lo que se quiere es alejarlo de la vida política activa del Ecuador. Esto es demostración de persecución”.

El Universo


Jueza ordenó prisión preventiva de Rafael Correa

El estatus legal del expresidente Rafael Correa cambió la tarde del martes, 3 de junio del 2018. Antes era un sospechoso que podía defenderse en libertad. Ahora es un procesado con orden de prisión preventiva en el país.

Quien modificó las medidas cautelares para Correa fue Daniella Camacho, jueza de la Corte Nacional. Ella ordenó la prisión preventiva del expresidente mientras dure la investigación del secuestro del exasambleísta Fernando Balda.

Esta decisión la tomó en una audiencia pública, en la que también dispuso que se informara a la Interpol para que procediera con la localización, captura y extradición. Cuando se logre el retorno del exjefe de Estado será trasladado a la Cárcel 4, en Quito.

Según la jueza, las nuevas medidas cautelares son la consecuencia del incumplimiento del expresidente de presentarse cada 15 días ante la Corte Nacional, como lo había ordenado el 18 de junio. En lugar de eso, Correa decidió acudir al Consulado de Ecuador en Bélgica, donde reside.

Justamente, la audiencia del martes fue solicitada por Caupolicán Ochoa, abogado de Correa, quien tenía como misión lograr que la jueza aceptara la presentación de su cliente en la oficina consular.

Ochoa presentó seis documentos para argumentar su pedido, entre ellos, una carta enviada a la Asamblea Nacional, en la que el expresidente anunciaba que cuando terminara su período se radicaría en Bélgica. Otro documento era de la Delegación Electoral de Pichincha, donde consta que cambió su domicilio al país europeo. También incluyó un contrato de arrendamiento; un certificado escolar de su hijo y un certificado de hospitalización de su hija.

Sin embargo, esos papeles fueron impugnados por Felipe Rodríguez, abogado de Balda, quien señaló que no estaban apostillados ni notarizados.

Y también fueron considerados irrelevantes por Fiscalía.

Una vez que concluyó la exposición de Ochoa, la jueza dispuso que se analizara el incumplimiento de la primera medida cautelar que pesaba en contra de Correa.

En ese momento tomó la palabra el fiscal general (e), Paúl Pérez. Él pidió que se ordenara la prisión preventiva en contra del expresidente, por no haberse presentado el lunes en la Corte Nacional.

“No existe un ofrecimiento de que el expresidente vaya a comparecer en el proceso”, argumentó Pérez, y además solicitó la difusión roja a Interpol. Lo mismo pidió la defensa de Balda, citando el artículo 542 del Código Orgánico Integral Penal (COIP).

Este determina que si un procesado incumple una medida cautelar, el fiscal solicitará al juzgador una medida privativa de la libertad. Tras escuchar estas solicitudes, el abogado de Correa confrontó a la jueza y alzando su voz le exigió “imparcialidad”. A su criterio, la audiencia era ilegal y se pedía la prisión con el único fin de “castigarle” al expresidente.

Tras escuchar a los abogados, la jueza dispuso una hora de receso para fundamentar su resolución. Luego regresó a la sala y recordó que el 18 de junio había negado “expresamente” que el exmandatario se presentara ante una delegación internacional.

Sin embargo, Correa pidió el lunes en el Consulado de Ecuador en Bélgica que se certifique su asistencia. La magistrada recalcó que ese documento no tiene ninguna validez y que por tanto el exmandatario incumplió la medida ordenada.

La diligencia duró cerca de tres horas y en medio de aplausos de seguidores de Balda, las partes se retiraron de la sala.

En la planta baja del edificio, Ochoa anunció que apelará la decisión judicial. “Una sala de la Corte deberá conocer este recurso y ahí podrán constatar todas las arbitrariedades que han existido en el proceso”. Además, señaló que lo que se busca es cobrar venganza contra su defendido.

Por la noche (ya en la madrugada en Bélgica), el expresidente Correa escribió en su cuenta de Twitter: “Fiscal puesto a dedo, vinculación sin ninguna prueba, jueza que se allana al desacato de la Asamblea, medida cautelar imposible de cumplir, etc. ¿Saben cuánto éxito va a tener esta farsa a nivel internacional? No se preocupen, todo es cuestión de tiempo. ¡Venceremos!”.

Por otro lado, el fiscal Pérez indicó que si la defensa de Correa apela la decisión judicial, la Fiscalía estará atenta para presentar los argumentos necesarios con el fin de que se mantenga la medida cautelar. La idea es que el exmandatario comparezca en un futuro.

La defensa de Balda, en cambio, manifestó su satisfacción de que se haya actuado en Derecho. “La juzgadora no tenía otra alternativa, esa (prisión preventiva) era la única medida que podía tomar”, comentó Felipe Rodríguez.

Balda dijo sentirse preocupado de que el expresidente pueda solicitar un asilo político en Bélgica u otro país.

Por ello anunció que desde hoy acudirá a las embajadas europeas con sede en Ecuador para presentarles “las evidencias de que no se trata de una persecución política, sino de un proceso judicial por un delito: secuestro”.

Más temprano, Balda también había comentado que pedirá que se investigue al exfiscal Galo Chiriboga, por haber impedido que se avance con las diligencias en su caso. “En la versión que rindió el exdirector de Asuntos Internacionales de la Fiscalía señaló que Chiriboga ordenó que se suspenda la investigación relacionada con mi plagio”, dijo Balda.

En contexto

El secuestro del exasambleísta Fernando Balda se produjo el 13 de agosto del 2012 en Bogotá, Colombia. Balda denunció el hecho en la Fiscalía del Ecuador el 3 de abril del 2013, pero las investigaciones se ac­tivaron el 23 de enero del 2018.

El Comercio


Así se transformó Fernando Balda de seguidor de Rafael Correa a acusador

Una serie de tuits de Fernando Balda contra el régimen de Rafael Correa lo convirtieron en adversario del entonces mandatario, según el activista que dice que luego sufrió un secuestro en Colombia orquestado por el propio presidente y que la justicia ecuatoriana no investigó en 2012.

¿Cómo se volvió Fernando Balda, de simpatizante del entonces mandatario Rafael Correa en su acusador? Correa asegura que es una persecución política ya que se busca humillarlo internacionalmente tras la difusión roja que se hará a la Interpol para que lo detenga en Bélgica, lo extradite y lo traiga a prisión por haberse negado a una comparecencia ante la Corte Nacional en Quito, que fue la medida cautelar de la jueza.

La siguiente es una cronología del Caso Balda en la que se incluyen las declaraciones de uno de los procesados por eel secuestro, Raúl Chicaiza, que se acogió al procedimiento judicial de cooperación eficaz.

26 abril 2006: Fernando Balda era parte de Alianza PAIS. Tras desacuerdos se fue a Sociedad Patriótica y luego hizo su camino en la oposición más radical al correato. Eso le valió un juicio por injurias y huyó a Colombia.

7 septiembre 2009: Fernando Balda se refugia por primera vez en Colombia y luego vuelve a mediados del 2010.

3 mayo 2012: Raúl Chicaiza recibe órdenes de viajar a Colombia para infiltrarse en una reunión del expresidente Álvaro Uribe y opositores ecuatorianos.

8 mayo 2012: Raúl Chicaiza se presenta ante Fernando Balda como parte de una ONG y empresario de seguridad electrónica en Medellín.

6 junio 2012: Contra Balda se da un operativo para detenerlo en Bogotá. Lo dejan libre porque realizó llamadas de “alto nivel”.

6 julio 2012: La misión cambia de ubicar y saber los movimientos de Balda a traer a como dé lugar al activista a Ecuador.

13 julio 2012: Se produce el secuestro de Balda en Bogotá. Cinco personas intervienen en el delito. Lo dejan libre casi inmediatamente porque los perseguían.

14 julio 2012: Raúl Chicaiza regresa a Quito y lo llaman Pablo Romero y ‘Carlitos’, seudónimo del entonces presidente Rafael Correa, para saber qué pasó en la operación en Colombia.

10 octubre 2012: Fernando Balda es deportado desde Colombia a Ecuador para cumplir una sentencia por calumnias. Llega a Guayaquil.

4 abril 2013: Balda presenta la denuncia en la Fiscalía por el secuestro que vivió en Colombia y en el que dice estarían involucrados Rafael Correa y otros funcionarios.

15 mayo 2015: Cuatro colombianos son sentenciados a 60 meses de cárcel en su país por el delito de secuestro simple cometido en contra de Fernando Balda.

18 enero 2018: Balda es llamado a la Fiscalía a reconocer firma por la denuncia de secuestro que interpuso en Ecuador.

18 marzo 2018: Son detenidos los agentes de inteligencia Raúl Chicaiza, Jessica Falcón y Jorge Espinoza. Se los acusa de haber participado en el proceso de secuestro de Balda.

31 mayo 2018:Se vincula al caso al exdirector de inteligencia de la Policía general Fausto Tamayo y a Pablo Romero, ex secretario nacional de Inteligencia (Senain).

17 junio 2018: El ex secretario de Inteligencia Pablo Romero Quezada es detenido en España tras ser vinculado por el supuesto secuestro de Fernando Balda, en 2012.

18 junio 2018: El expresidente Rafael Correa es vinculado al caso que investiga en Ecuador el secuestro de Fernando Balda.

19 junio 2018: La jueza de la Corte Nacional de Justicia Daniella Camacho emitió la prohibición para que el exmandatario se acerque físicamente al exlegislador. Correa también deberá presentarse periódicamente ante la Justicia ecuatoriana. Negó la solicitud de la Fiscalía para que se ordene a Correa la utilización del grillete electrónico.

21 junio 2018: “Cuando Rafael Correa era presidente de la República si no obedecíamos, teníamos un problema seguro”. Con esa frase se iniciaron ayer las casi cinco horas de testimonio anticipado que dio Raúl Ch., agente de la Secretaría Nacional de Inteligencia (Senain) desde 2010.

27 junio 2018: Un Tribunal de la Corte Nacional declaró improcedente el recurso de apelación y confirmó la prisión preventiva para Pablo Romero en el caso de supuesta asociación ilícita y secuestro a Fernando Balda, informó la Fiscalía.

28 junio 2018: Ante insinuaciones hechas vía Twitter por el expresidente Rafael Correa sobre que Raúl Chicaiza no tendría pruebas para involucrarlo con el secuestro del político Fernando Balda y que todo sería un ‘montaje’, Diego Chimbo, abogado del exagente, asegura que no solo existirían llamadas telefónicas, sino muchos otros ‘indicativos’ que dan soporte a su vinculación al proceso.

29 junio 2018: Balda presentó un escrito en el que pide ser aceptado como acusador particular de Correa. Él es acusador de los agentes también procesados Raúl Chicaiza, Jéssica Falcón y Jorge Espinoza, del exdirector de Inteligencia de la Policía general Fausto Tamayo y de Pablo Romero, exsecretario de Inteligencia.

2 julio 2018: El exmandatario Rafael Correa decidió ir al consulado de Ecuador en Bruselas, y en un escrito pidió que esa misión diplomática certifique su presentación.

3 julio 2018: La jueza Daniella Camacho aceptó la petición fiscal y cambió para Rafael Correa la medida cautelar de presentarse ante la Corte, por prisión preventiva. Además, se emitió una difusión roja para que la Interpol lo detenga con extradición. Si es detenido debe venir a la Cárcel 4 en Quito, donde guarda prisión su ex vicepresidente Jorge Glas.

El Universo


VOLVER
Más notas sobre el tema