Haití: el FMI insiste con el aumento del combustible que desató las protestas

FMI sugiere a Haití que aumente precios de los combustibles de forma gradual

El Fondo Monetario Internacional (FMI) sugirió el jueves que las autoridades haitianas eliminen los subsidios al combustible de forma gradual, tras la mortal violencia que tuvo lugar en el país caribeño el pasado fin de semana.

“Continuaremos apoyando a Haití y ayudando (…) a las autoridades a medida que desarrollan una estrategia revisada”, dijo Gerry Rice, portavoz del Fondo durante una conferencia de prensa.

El programa de reformas revisado incluiría “un enfoque mucho más gradual para eliminar los subsidios”, explicó.

Rice recordó además que la eliminación de los subsidios al combustible debería permitirle al gobierno liberar fondos para financiar medidas sociales, en un país donde la mayoría de la población es extremadamente pobre.

El viernes, los ministerios haitianos de Economía, Finanzas, Comercio e Industria anunciaron un aumento del 38% en los precios de la gasolina, 47% en los del diésel y 51% en los del queroseno, que regiría a partir del sábado 7 de julio a la medianoche.

Pero tras el anuncio las calles de Puerto Príncipe se llenaron de barricadas, paralizando la actividad en la capital, que fue presa de incendios y saqueos durante el fin de semana.

Debido a la violencia, que provocó varias muertes, el gobierno tuvo que suspender el sábado su medida.

El fuerte aumento en los precios del combustible fue el resultado de la eliminación de los subsidios a los productos derivados del petróleo, una de las cláusulas del acuerdo firmado en febrero por Haití con el FMI.

Alrededor del 60% de los haitianos vive con menos de 2 dólares por día, por lo que la población es muy sensible a la más mínima variación en los precios.

Diario Libre


Clase política continúa contactos en Haití para frenar crisis tras disturbios

La clase política haitiana prosigue con los contactos para tratar de frenar la crisis desatada tras los disturbios por un fallido aumento en los precios de los combustibles como parte de un acuerdo con el FMI, órgano que hoy defendió la eliminación gradual de la subvención a estos productos.

El pasado viernes el Gobierno anunció de manera sorpresiva aumentos de entre 37 y 50 % en los precios de los combustibles, lo que desató violentos disturbios callejeros, en los que hombres con armas de fuego y blancas bloquearon calles, quemaron numeros vehículos, atacaron negocios y saquearon supermercados.

La situación obligó un día después al Gobierno dejar sin efecto la medida, que fue producto de un acuerdo firmado este mismo año por el Gobierno y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El FMI dijo hoy que espera que Haití cree un plan de reforma revisado que incluya una reducción gradual de los subsidios a los combustibles, ya que, a su juicio, estas ayudas benefician de manera desproporcionada a los más adinerados.

Durante una conferencia de prensa en Washington, el portavoz del FMI, Gerry Rice, afirmó, que la eliminación de los subsidios permitiría al Gobierno liberar fondos para financiar proyectos a favor de los más desposeídos.

No obstante, aseguró, que “continuaremos apoyando a Haití y colaboraremos estrechamente con las autoridades a medida que desarrollen una estrategia de reforma revisada”.

Tras las protestas, que dejaron entre 3 y 7 muertos, los sindicatos del transporte paralizaron el servicio el lunes y martes de este semana, afectando aún más la deprimente situación de Haití, el país más pobre de América, cuyo crecimiento en 2017 fue de poco más de 1 % y que, de acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), llegará a 2,0 % este año.

El país, que aún no supera la situación creada en 2010 por el potente terremoto que dejó más de 300.000 muertos, ha vuelto a su ritmo habitual, aunque la oposición ha convocado nuevas protestas para mañana para reclamar un cambio de Gobierno.

Los ojos del país están puestos ahora en el primer ministro, Jack Guy Lafontant, quien deberá presentarse el próximo sábado ante los diputados que debatirán si mantienen o no el voto de confianza a su Gobierno.

Unos días antes de las violentas manifestaciones del fin de semana, Lafontant había sido convocado por los diputados para analizar el destino de su Gobierno, pero él no acudió a la sesión.

Por su lado, el presidente del país, Jovenel Moise, en el poder desde febrero de 2017, continúa reuniéndose con diferentes sectores en busca de una salida a la situación, según el Palacio Nacional.

El presidente ya dijo el martes que está consultando con todos los sectores para tomar una decisión con el fin de responder a la situación creada tras los recientes disturbios.

Ese mismo día, el mandatario se reunió con empresarios, parte de los cuales han pedido la renuncia de Lafontant, así como con representantes de partidos políticos y del “Core Group”, integrado por embajadores y representantes de organismos extranjeros.

La presión ciudadana, además, llevó al Gobierno a retirar del Parlamento (bicameral) el presupuesto general que envió la semana pasada, como una manera de evitar nuevas protestas, según han coincidido hoy diferentes sectores políticos.

Lafontant anunció el martes que el Gobierno investigará los hechos violentos del fin de semana, que según distintas fuentes dejaron entre tres y siete muertos.

Precisamente hoy, el comisionado del Gobierno de Puerto Príncipe, Clamé Ocnam Daméus, anunció que 64 personas han sido detenidas por los saqueos y destrucción de bienes durante dichas protestas, de acuerdo con el portal Haití Press Network.

Noticias Sin


ONU condena violencia durante las protestas

El Consejo de Seguridad de la ONU condenó ayer la violencia desatada durante los últimos días en Haití e hizo un llamamiento a la calma y la contención a todas las partes.

En un comunicado pactado por los quince Estados miembros, el Consejo de Seguridad pidió un “cese inmediato de todas las formas de violencia” y que los responsables de crímenes sean llevados ante la Justicia.

El máximo órgano de decisión de Naciones Unidas reaccionó así a los disturbios vividos en el país caribeño a raíz de un fallido aumento de los precios de los combustibles, que según distintas fuentes dejaron entre tres y siete muertos.

El Consejo de Seguridad llamó “a todas las partes en Haití a mantener la calma, ejercer moderación y a evitar actos que puedan contribuir a la inestabilidad”.

En ese sentido, subrayaron la importancia de que se respete el Estado de derecho y expresaron su apoyo al Gobierno para que trabaje con todos los actores clave para restaurar rápidamente el orden.

La violencia callejera obligó un día después al Gobierno dejar sin efecto los aumentos en los precios de los combustibnles.

En tanto, la clase política haitiana prosigue con los contactos para tratar de frenar la crisis desatada tras los disturbios por un fallido aumento en los precios de los combustibles como parte de un acuerdo con el FMI, órgano que ayer defendió la eliminación gradual de la subvención a estos productos.

El FMI dijo ayer que espera que Haití cree un plan de reforma revisado que incluya una reducción gradual de los subsidios a los combustibles, ya que, a su juicio, estas ayudas benefician de manera desproporcionada a los más adinerados. Durante una conferencia de prensa en Washington, el portavoz del FMI, Gerry Rice, afirmó, que la eliminación de los subsidios permitiría al Gobierno liberar fondos para financiar proyectos a favor de los más desposeídos.

No obstante, aseguró, que “continuaremos apoyando a Haití y colaboraremos estrechamente con las autoridades a medida que desarrollen una estrategia de reforma revisada”.

Tras las protestas, que dejaron entre 3 y 7 muertos, los sindicatos del transporte paralizaron el servicio el lunes y martes de este semana, afectando aún más la deprimente situación de Haití.

Listin Diario


FMI suggère la suppression progressive de la subvention de l’essence

Les violences populaires déclenchées en Haïti le week-end dernier à la suite de l’augmentation des prix de l’essence ont fait rétracter les initiateurs de cette décision. Après le gouvernement haïtien c’est au tour du Fonds monétaire International (FMI) qui vient de suggérer aux autorités locales de supprimer les subventions de manière plus progressive.

« Nous continuerons de soutenir Haïti et d’aider (…) les autorités alors qu’elles vont développer une stratégie révisée », a commenté Gerry Rice, porte-parole du Fond lors d’une conférence de presse. Les propos ont été relayés par le site Romandie et plusieurs médias de la capitale.

Selon Rice, la révision du programme pourrait se faire dans « une approche bien plus progressive pour supprimer les subventions ». Cependant, il croit toujours que la suppression des subventions va dégager des fonds de financement pour les programmes sociaux dans le pays dont, dit-il, la majorité de la population est confrontée à l’extrême pauvreté.

Au rappel, c’est conformément aux engagements paraphés avec le Fonds Monétaire Internationale que le gouvernement haïtien a agi en augmentant le prix de produits pétroliers. Actuellement, les autorités, pour contenter le FMI, doit chercher à sauver 19,4 milliards de gourdes de subventions.

Loop Haití


VOLVER