Impiden la liberación de Lula y el PT habla de “secuestro”

Lula libre, el grito del domingo en Brasil

Por Dario Pignotti

“Esto no va a terminar bien, esto es una vergüenza.” Lapidaria la presidenta del Partido de los Trabajadores (PT), Gleisy Hoffmann, evaluó el manoseo al que fue expuesto ayer Luiz Inácio Lula da Silva luego de que un camarista ordenara mantener arrestado al ex presidente contrariando la decisión de un colega que previamente había determinado su excarcelación durante la feria judicial, a tres meses de las elecciones presidenciales. En un comunicado el PT se refirió al encarcelamiento como un “secuestro” motivado por razones políticas.

De ese modo Hoffmann y el PT repudiaron la decisión anunciada cerca de las 20 horas por el titular del Tribunal Regional 4 (TRF4) de Porto Alegre, Carlos Eduardo Thompson Flores, al ordenar que el jefe petista continúe en la celda donde fue alojado, en régimen de aislamiento, el 7 de abril pasado.

Fue un domingo crispado por las idas y venidas en torno de la excarcelación, motivadas por la partidización de los estrados, la violación de lo previsto en la ley y momentos de porno-política, en sentido estricto.

La resaca post-mundial, debido a la eliminación de Brasil ante Bélgica, se alteró súbitamente con las noticias que comenzaron a llegar or la mañana desde el sur del país.

Después de las 9 un miembro del TRF4, el camarista Rogerio Favreto, firmó una resolución para que el imputado deje de forma “urgente” la Superitendencia de la Policía Federal en Curitiba en el entendimiento de que tiene derecho a participar en debates televisivos y actos de campaña con miras a los comicios del 7 de octubre. Favreto es el respondable del TRF4, al estar de guardia durante todo el mes de receso. Eso es lo previsto en ley.

La resolución judicial fue en respuesta a un hábeas corpus firmado por los diputados petistas Paulo Pimenta y Wadih Damous, que reivindican la postulación de Lula a la primera magistratura.

Todas las encuestas divulgadas este año lo muestran como el candidato favorito. En la más reciente, publicada por Ibope a fines de junio, apareció con el 33 por ciento de las intenciones de voto aventajando por 18 puntos al capitán retirado del ejército Jair Bolsonaro. El candidato del presidente Michel Temer, Henrique Meirelles, tiene el 1 por ciento.

Dos horas después de que el TRF4, cámara de apelaciones de Porto Alegre, ordenó abrir las puertas del presidio, el juez Sergio Moro, de la primera instancia de Curitiba envió un escrito rechazando la medida.

La decisión de Moro sorprendió por dos razones: un juez no puede desconocer una medida emanada de un tribunal de alzada, y mucho menos hacerlo durante las ferias judiciales.

Moro, el mentor de la causa Lava Jato, envió su resolución desde Portugal donde pasa un nuevo período de descanso.

Desde que condenó a Lula en tiempo record en 2017, Moro optó por un ritmo de labores más relajado. Este año viajó al menos dos veces a Estados Unidos para recibir un premio de empresarios de aquel país y disertar en universidades. Después de ese periplo, que lo obligó a suspender sus responsabilidades en la 13 Sala Federal, permaneció unos días en Curitiba hasta embarcar hacia el paraíso fiscal de Monte Carlo donde fue recibido por el príncipe Alberto.

Los tiempos del juez más elogiado por los medios grandes (no grandes medios) parecen estar pautados por la agenda electoral, ya que planea citar a Lula a declarar por otra causa en octubre. A días de los comicios.

“Lo que hizo Moro fue un acto sedicioso esto es un crimen”, afirmó el diputado Wadih Damous frente a la Superintendencia de Curitiba, y miembros de la agrupación de Abogados por la Democracia recomendaron el procesamiento y arresto del letrado por “desacato”.

Cristiano Zanin Martins, patrocinante de Lula, anticipó que este “abuso” será anexado a la denuncia presentada ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, que la semana pasada rechazó un pedido del gobierno de Brasil para archivar el caso.

Unos minutos después de que Moro pidiera la continuidad de la prisión, esa posición fue avalada por el camarista Joao Pedro Gebran Neto, integrante del TRF4 de Porto Alegre, que está de ferias.

La suerte parecía echada contra Lula, pero a las 16 horas hubo otro coletazo cuando el camarista Rogerio Favreto, él que había pedido la excarcelación a la mañana, volvió a la carga y dio una hora a los policías federales para que cumplan la orden.

En el PT se reencendió la esperanza, “Lula puede salir hoy” dijo casi susurrando el diputado Pimenta por teléfono a este diario desde el interior de la Superintendencia curitibana. El juego no estaba definido a las 18.12 horas cuando parecía que habría tiempo de descuento. Lula era el tema excluyente de los portales conservadores y alternativos que discrepaban en todo, salvo en un punto: todos coincidían en que hay una “batalla judicial” en torno de la excarcelación.

En las redes sociales la derrota 3-2 ante Bélgica y el llanto de Neymar fueron empardados por los posteos sobre “Lula Livre (con ve corta)” y temas conexos, como la convocatoria a concentraciones de repudio a su cautiverio.

Hubo un acto espontáneo en el Sindicato de Metalúrgicos del San Bernardo do Campo donde Lula se fogueó como líder sindical y máximo adversario de la dictadura a fines de los 70.

Otras concentraciones, de concurrencia variada, surgieron en Río de Janeiro, frente a la Superitendencia policial de Curitiba y en la Plaza de los Tres Poderes entre la Presidencia y el Supremo Tribunal Federal en Brasilia.

Los grupos neocons, surgidos al calor del golpe “híbrido” contra Dilma Rousseff en 2016, inflaron nuevamente el monigote de Lula de 10 metros con traje de presidiario que fue paseado por la Avenida Paulista, principal arteria de San Pablo.

El actor porno jubilado, Alexandre Frota, ícono de las marchas de 2016 contra Dilma y Lula, divulgó en las redes sociales el número del celular del “canalla” camarista Favreto. El corpulento Frota es elector de Jair Bolsonaro, el aspirante presidencial más beneficiado con la extensión de la reclusión de Lula.

Dijo ayer Bolsonaro, “felizmente el juez Sergio Moro le puso un freno a ese camarista (Favreto) ligado al PT (…) Dios salve a Brasil”. Hace una semana prometió que si es electo va a ampliar el Supremo Tribunal Federal de 11 miembros a 21: con diez nuevos jueces como Moro. Y que está dispuesto a nombrar al magistrado de Curitiba como integrante de la máxima corte, por haberse comportado como “un héroe nacional” en el proceso Lava Jato.

Página 12


Líderes repudian dictamen del TRF-4 de mantener a Lula preso

Líderes de América Latina repudiaron la decisión del presidente del Tribunal Regional de la Cuarta Región (TRF-4) de Brasil, Carlos Thompson Flores, quien suspendió un habeas corpus concedido al exmandatario Luiz Inácio Lula da Silva y lo mantuvo en la cárcel.

La mañana del domingo el juez federal del TRF-4, Rogerio Favreto, concedió a Lula la medida en su favor solicitada por el Partido de los Trabajadores (PT). Sin embargo, entre Thompson Flores y Sérgio Moro evitaron su libertad.

“Un Tribunal de Porto Alegre aceptó habeas corpus y ordenó liberación de Lula, otro juez quiere mantenerlo en prisión, continuando con la injusticia. Lula no está solo ni política ni jurídicamente”, expresó en Twitter el dignatario boliviano Evo Morales.

“Su delito es ser candidato ganador”, añadió el jefe de Estado en referencia a las múltiples encuestas que apuntan a Lula como el gran favorito de cara a las elecciones presidenciales de octubre próximo.

Por su parte, la dirigente social argentina Milagro Sala, quien tiene más dos años privada de libertad, sostuvo que tanto en Brasil como en Argentina se ha impuesto la politización de la justicia.

“Hoy quedó demostrado que en Brasil no hay justicia. Los jueces, como en Argentina, obedecen a un poder político que solo busca saquear al pueblo. ¿Hasta cuándo lo vamos a permitir?”, señaló citada por el equipo de prensa de su partido, Tupac Amaru.

Telesur


Pela liberdade de Lula, atos populares acontecem em diferentes capitais do país

Com a decisão do desembargador federal Rogério Favreto, do Tribunal Regional Federal da 4ª Região (TRF-4), que determinou a soltura imediata do ex-presidente Luiz Inácio Lula da Silva na manhã deste domingo (8), as principais capitais do país registram atos populares que pedem o fim imediato da prisão de Lula.

Após o questionamento da competência de Favreto pelo juiz de primeira instância Sérgio Moro, que está de férias em Portugal, mas foi notificado pela Polícia Federal da decisão, o alvará de soltura foi cassado pelo relator da Lava Jato no Tribunal, o desembargador João Pedro Gebran Neto. Em resposta à cassação de Gebran Neto, Favreto voltou a determinar a soltura de Lula em prazo de uma hora. O despacho foi publicado às 16h12 e a decisão não foi cumprida.

O impasse jurídico somente reforçou as manifestações, que ocorrem em dez capitais do País: São Paulo/SBC, Recife (PE), Natal (RN), Goiânia (GO), Belém (PA), Maceió (AL), Rio de Janeiro (RJ), Belo Horizonte (MG), Fortaleza (CE) e Salvador (BA).

Joaquin Piñero, da direção nacional do Movimento dos Trabalhadores Rurais Sem Terra (MST), participa de mobilização na Cinelândia, no Rio de Janeiro, e afirma que toda militância está nas ruas para denunciar que a Justiça brasileira usa artifícios ilegais para manter Lula preso.

“Para nós, Lula é um preso político. O não cumprimento dessa decisão o transforma em um sequestrado da Justiça brasileira. Nós temos que ir para as ruas e exigir que, de fato, a Justiça seja cumprida a partir do cumprimento do Habeas corpus”, diz Piñero.

De acordo com o dirigente sem terra, a manutenção do diálogo com a sociedade deve ser permanente. “Pensar saídas para o Brasil é o trabalho dos movimentos populares. Vamos fortalecer a luta pela democracia no Brasil”, completa o coordenador do MST.

Carmem Foro, vice-presidenta da Central Única dos Trabalhadores (CUT), reforça que a pressão popular precisa continuar. “É um absurdo o que acontece nesse país. Lula está preso injustamente por mais de 90 dias. O que nós pedidos enquanto CUT é que seja feita justiça: A imediata soltura de Lula”.

A sindicalista também criticou a atuação política dos desembargadores do TRF-4, classificando como “jogo de vaidade e disputa por hierarquia.”

Para a dirigente cutista, é necessário que a mobilização aconteça em todos os lugares. “Precisamos de pressão na rua e nas redes, onde quer que seja. Precisamos demonstrar pro Brasil e pra fora do Brasil quão grande é a insatisfação do país com essa Justiça”.

Racha no Judiciário

Em São Bernardo do Campo, no Sindicato dos Metalúrgicos, cenário de lutas e momentos históricos da vida política do ex-presidente, centenas de populares e parlamentares reforçam as manifestações pela liberdade de Lula.

Em entrevista ao Brasil de Fato, o deputado Carlos Zarattini (PT), avalia que, apesar do impasse jurídico que envolve a decisão de Favreto, o episódio mostra que há discordâncias no TRF-4. “Agora o Judiciário rachou. Tem gente que está lá respeitando e defendendo a democracia. Sérgio Moro já não reina como reinava”, declara.

Segundo Zarattini, a decisão é de extrema importância para o destino do Brasil. “Ele [Lula] vai conduzir a campanha eleitoral, será nosso candidato e vai vencer. Vamos fazer o Brasil de novo, um país governado por um governo popular”.

Sobre o não cumprimento da liminar de soltura de Lula, o deputado acredita que há uma ação política da Polícia Federal para manter Lula preso. “A Polícia Federal está tentando de toda forma postergar a saída. Com certeza tentando achar algum fato para evitar a saída de Lula. Mas temos a convicção que vai dar certo e que Lula irá sair”, reforça.

Telesur