La ONU mapea zonas con conflictos extractivistas en Honduras

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Honduras (OACNUDH), ha iniciado un trabajo de mapeo para identificar todas aquellas zonas donde se están generando conflictos a raíz de la explotación y exploración de proyectos extractivistas.

Los trabajos de sondeo cuentan con el apoyo del equipo de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de las Naciones Unidas.

La representante de la OACNUDH, María Soledad Pazo, contó a CRIETRIO que ella misma se ha desplazado a las zonas en conflicto como es el caso de la comunidad de Pajuiles, en Tela, departamento de Atlántida y otros sectores, especialmente en el norte, sur y en el Valle de Siria, en Francisco Morazán.

Pazo apuntó que los trabajos que efectúa la OACNUDH se sujetan al limitado presupuesto de su oficina.

Detalló que de momento se ha entrevistado con todas las partes en conflicto, a quienes les ha hecho saber que hace falta claridad normativa, así como de los estándares por parte de las autoridades y participación de los ciudadanos en las decisiones sobre el manejo de sus recursos naturales.

Añadió que es necesario diseñar una hoja de ruta para prevenir que se generen abusos y violaciones a los derechos humanos por parte de las empresas involucradas en los proyectos.

Los conflictos en las zonas donde se desarrollan actualmente los proyectos de explotación y exploración minera, así como hidroeléctricas, han dejado en muchos casos muertes, como en Pajuiles y en el río Gualcarque, ubicado en la zona occidental, donde fue asesinada Berta Cáceres.

Los pobladores se quejan que los proyectos son desarrollados sin su consentimiento, pese a que muchas de las zonas pertenecen a los pueblos originarios, donde se ha violentado el Convenio 169 de la OIT, que establece la consulta previa, libre e informada.

Criterio


VOLVER