Macri y Temer se reúnen en Sudáfrica para hablar del TLC Mercosur-UE

296

Mauricio Macri se reúne con Michel Temer para tratar la relación con Brasil y evaluar la negociación del acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea

Johannesburgo, enviado especial. Mauricio Macri y Michel Temer aprovecharán sus últimas horas en la cumbre de los BRICS para mantener un breve encuentro destinado a revisar la relación bilateral entre Argentina y Brasil y evaluar las negociaciones emprendidas desde el Mercosur con la Unión Europea para firmar un acuerdo histórico que puede multiplicar la dimensión económica de los dos bloques geopolíticos.

Macri y Temer se reunirán en el Centro de Convenciones Sandton, tras la participación del presidente argentino en la sesión de Diálogo del BRICS Outrech, un coloquio multilateral que trata la agenda global y su repercusión en los Estados emergentes.

La reunión será bajo el concepto pull aside, una terminología diplomática que implica un encuentro corto, distendido y con agenda abierta. Macri hablará con su par en Brasil sobre la crisis económica que afecta a los dos países y la evolución de las negociaciones del Mercosur con la Unión Europea para alcanzar un acuerdo bilateral que puede cambiar la agenda económica global.

Temer está comprometido con la firma del tratado Mercosur-UE, pero su poder languidece a medida que se acercan las elecciones para designar a su sucesor. Para Macri sería ideal que se firmara una declaración política a favor del acuerdo antes de los comicios en Brasil, un objetivo institucional complejo que recién podría coronarse tras el verano europeo.

Después de su meeting con Temer, el presidente argentino se encontrará con Recep Erdogan, su colega de la República Turca. Erdogan es un líder autoritario que aún se niega a reconocer el genocidio armenio ejecutado por su país a principios del siglo XX. La reunión será corta y protocolar.

La cumbre del BRICS terminará con un almuerzo de trabajo que se servirá en el Centro de Convenciones Sandton. Macri concurrirá como representante del G20 y a continuación se encontrará con Matamela Ramaphosa, presidente de Sudáfrica. Macri y Ramaphosa analizarán la agenda global y su peso en la economía de los países emergentes, tras la guerra comercial desatada por Donald Trump. Durante todas las sesiones del BRICS se cuestionó la decisión proteccionista del presidente americano y su impacto en el comercio exterior y el desarrollo sustentable de las naciones.

Xi Jinping, presidente de China, encabezó las críticas a Trump por su decisión de levantar barreras tarifarias a las importaciones de acero y aluminio. Vladimir Putin, en cambio, fue más cauto y condescendiente. El presidente ruso no avala el comercio libre en su máxima expresión: aprueba la aplicación del proteccionismo cuando ciertas importaciones pueden afectar el mercado doméstico. En este sentido, Putin coincide con Trump, que acuñó el concepto American First, su bandera ideológica que le permitió llegar a Washington como presidente de los Estados Unidos.

Cerca de la hora del té en Johannesburgo (mediodía en Argentina), Macri y su comitiva regresaran a Buenos Aires en un vuelo chárter. El Presidente no se quedará a observar el eclipse más largo del siglo XXI, ni visitará el museo de Nelson Mandela, pese a su devoción personal por el líder histórico que construyó la democracia en Sudáfrica. Macri quiere volver rápido al país: le urge la crisis económica y sus complejas consecuencias políticas y sociales.

Infobae


Macri se reunió con Putin y Xi Jinping en Sudáfrica

El presidente Mauricio Macri se reunió con su par ruso, Vladimir Putin, y su par de China, Xi Jinping, tras arribar a Sudáfrica para participar de la décima Cumbre de los BRICS, la asociación económica-comercial de las cinco economías nacionales emergentes más importantes del mundo.

Macri y Putin mantuvieron el encuentro en el Hotel Four Seasons de esta ciudad.

El Presidente y su par ruso mantuvieron un encuentro donde se ratificó el buen momento de la relación bilateral y hablaron sobre la posibilidad de profundizar las inversiones y el intercambio comercial.

Los presidentes mantuvieron un breve diálogo sobre el Mundial de fútbol que recientemente finalizó en Rusia. El presidente argentino lo felicitó por la organización del Mundial. Y el ruso le dijo que le hubiera gustado que fuera, pero Macri le dijo que “las exigencias en Argentina no se lo permitían”.

Macri puso de relieve el destacado papel que cumplió el seleccionado ruso, que llegó a cuartos de final, y calificó de “excelente” el nivel de organización de la Copa.

Putin, en tanto, le propuso a Macri que Argentina participe de una copa organizada por Rusia que disputarían seleccionados latinoamericanos en los estadios que se utilizaron en el Mundial.

En la reunión también se comentaron las inversiones ferroviarias de capitales rusos en la Argentina, pero aún se desconoce si habrá anuncios.

Ambos mandatarios coincidieron en incrementar el comercio bilateral, que es bajo para el potencial que tienen, y en avanzar con las conversaciones de inversiones, especialmente en el sector ferroviario.

Del encuentro participaron el canciller Jorge Faurie, el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, el embajador argentino en Sudáfrica, Javier Figueroa, y el vocero Iván Pavlovsky.

El Presidente arribó a la mañana a esta ciudad para participar como invitado en la décima Cumbre del BRICS, el grupo de países con las economías emergentes más poderosas del mundo.

Macri llegó al Aeropuerto Internacional OR Tambo, donde fue recibido por el embajador argentino en Sudáfrica, Javier Figueroa, y el director nacional de Ceremonial de Cancillería, Marcelo Suárez Salvia (foto: Presidencia)]

En el Aeropuerto Internacional OR Tambo, el Presidente fue recibido por el embajador argentino en Sudáfrica, Javier Figueroa, y el director nacional de Ceremonial de Cancillería, Marcelo Suárez Salvia.

La Prensa


En medio de la guerra comercial, Macri instó a “construir consensos y fortalecer la gobernanza global”

La escalada de medidas unilaterales y represalias que desataron una guerra comercial en el mundo fue uno de los focos a los que apuntó Mauricio Macri esta mañana en Sudáfrica.

“Debemos ser capaces de construir consensos que acomoden las diferencias e impulsen los intereses comunes. Es momento de fortalecer la gobernanza global, con franqueza pero con respeto; con principios pero con soluciones prácticas”, señaló el Presidente argentino durante su disertación en la Cumbre de los BRICS.

Y añadió: “La escalada de medidas unilaterales y de represalias tienen un potencial impacto sistémico en el crecimiento y ejercen presión sobre la eficacia del multilateralismo”.

En este sentido, el jefe de estado señaló que “el multilateralismo no es, ni debe ser, un ritual de fotos para la prensa, sino un seguro contra la discrecionalidad del poder y un compromiso con la coexistencia global a la que estamos destinados”.

Tras agradecer la invitación a la cumbre, el mandatario se refirió a la reciente Cumbre de Finanzas del G20, que se llevó a cabo el fin de semana pasado en Buenos Aires, y sostuvo que “estamos llevando adelante la presidencia con una visión desde el Sur, con el objetivo de transmitir la voz no solo de un país, sino de toda una región”.

“Los miembros del G20 han apoyado ampliamente las prioridades de nuestra presidencia, debatiendo los temas extensamente, focalizando y proponiendo pasos concretos para ser considerados en la Cumbre de Buenos Aires en noviembre próximo”, agregó.

Macri dijo que se busca que el G20 “ponga las necesidades de la gente en primer plano, con un fuerte énfasis en la equidad y la sostenibilidad”.

“Si vamos a enfrentar nuestros desafíos comunes de manera colectiva, todos debemos hacer nuestra parte. Todos tenemos una gran responsabilidad”, remarcó.

En tanto, sobre la situación actual de la Argentina, el presidente reconoció que semanas atrás la economía “hizo frente a una tormenta debido a la volatilidad externa y a algunos factores domésticos” pero afirmó que “tenemos las herramientas para superarla”.

Finalmente, Macri hizo un llamado a “mostrar que la cooperación global puede conducirnos a un futuro mejor y que el Sur Global puede comprometerse como un actor constructivo del consenso para un desarrollo equitativo y sostenible”.

Infobae


VOLVER
Más notas sobre el tema