Masivas marchas en América Latina y el Caribe para reivindicar los derechos LGBTI

El Orgullo LGBTI reluce en varias capitales latinoamericanas

Numerosas capitales latinoamericanas se vistieron este sábado para reivindicar los derechos humanos de las personas gais, lesbianas, bisexuales, trans e intersexuales (LGBTI), en marchas del Orgullo que contaron con la participación de miles de personas.

En Ecuador, los colectivos LGTBI celebraron una protesta que, además de celebrar la diversidad sexual y de género y de exigir cambios de cara al futuro, sirvió para conmemorar los 20 años de la despenalización de la homosexualidad en el país andino. El Parque de la Alameda de la capital ecuatoriana fue el punto de partida de la marcha, que aglutinó a más de tres mil personas, entre las que se contaban numerosos extranjeros, y que recorrió posteriormente varias calles hasta desembocar en el Parque Cumandá.

Una enorme bandera del arcoíris portada a ambos lados por los participantes abrió el recorrido, que estuvo acompasado por el ritmo de tambores y el colorido que imprimieron a la ocasión globos e insignias del Orgullo LGBTI, algunas empleadas como capa. El evento en Quito también promovió la solidaridad y crítica social, con una muestra de apoyo a colectivos vulnerables con un cartel que rezaba: “Apoyando la diversidad y promoviendo derechos e inclusión #ConLosRefugiados LGTBI”.

Lima exige una educación exenta de discriminación

En Perú, la marcha del Orgullo de Lima congregó al menos a 10.000 personas para reclamar la implementación del enfoque de igualdad género en la educación pública, paralizada por orden judicial a petición de colectivos cristianos.

La propuesta de educar a los niños con respeto a cualquier identidad de género ocupó este año el primer lugar de los reclamos de la manifestación, tradicionalmente convocada en torno a la petición de que se legalice el matrimonio homosexual.

La movilización fue organizada por colectivos a favor de los derechos de la comunidad LGTBI y recorrió las principales avenidas del centro histórico de Lima, desde el parque del Campo de Marte hasta la Plaza de San Martín.

Paraguay sale a la calle por unos derechos ausentes

Los embajadores de Estados Unidos y Reino Unido, Lee McClenny y Matthew Hedges, respectivamente, participaron este mismo sábado en la marcha del Orgullo en Asunción, en la que reivindicaron, junto a los asistentes y entre otras cuestiones, el derecho al matrimonio entre personas del mismo sexo.

La protesta fue liderada por la organización feminista Lesvos junto con Somosgay, cuyo representante, Simón Cazal resumió las principales reivindicaciones de la comunidad LGBTI de Paraguay: “Aprobación del matrimonio igualitario, aprobación de una ley de identidad de género, incluyendo la reparación histórica del colectivo trans”, así como la “convalidación plena de derechos de parejas cohabitantes” y finalmente una ley contra toda discriminación.

Bolivia: “la homofobia está por morir”

Miles de personas de dicha comunidad marcharon en La Paz bajo el lema “más amor y menos odio”, de nuevo con motivo de la efemérides de conmemoración internacional.

“En los últimos meses hubo una efervescencia de la homofobia en las redes sociales y creemos que con este mensaje podemos cambiar ese sentimiento de la sociedad”, dijo a Efe Alberto Moscoso, uno de los representantes de la Asociación Civil de Desarrollo Social y Promoción Cultural Libertad (Adesproc).

La marcha partió desde la plaza Bolivia en La Paz y finalizó en San Francisco donde más de 50 agrupaciones flamearon a su paso la bandera arcoíris que representa a este colectivo.

Una multitud aplaudió a los participantes en el desfile, que es muy esperado en la ciudad. “Aplaudan, no dejen de aplaudir porque la homofobia está por morir”, vitoreaban algunos participantes de la marcha.

San Salvador, contra la impunidad

Por otro lado, cientos de miembros de la comunidad LGBTI de El Salvador marcharon por las principales calles de la capital para exigir que se respeten sus derechos. La marcha inundó unos 4 kilómetros de las calles de una exclusiva zona de la capital hasta el monumento al Divino Salvador del Mundo con los colores del arcoíris, música y consignas, con lo que se unieron a los actos conmemorativos del Día internacional del Orgullo LGBTI que se celebra cada 28 de junio.

Los participantes, que también portaban pancartas y carteles, exigían al Estado del país centroamericano el respeto de sus derechos y el fin de la impunidad de los asesinatos contra personas LGBTI. De acuerdo con las organizaciones sociales, unos 600 miembros de esta comunidad han sido asesinados en los últimos 23 años, crímenes atribuidos principalmente a los grupos de pandillas y a los cuerpos de seguridad estatales.

DW


La democracia diversa es para incluir a los GLBTI

Quieren participar como actores principales en la política, pero tienen candidaturas secundarias. Esa es la realidad de las diversidades sexuales en Ecuador.

Para las elecciones nacionales del 2009, hubo ocho candidatos de los colectivos LGTBI: lesbianas, gais, transgéneros, bisexuales e intersexuales. En cambio en los comicios presidenciales del 2017 se presentaron 15 integrantes de estas comunidades.

Ninguno de ellos estuvo en primera línea, sino en segunda y tercera fila. Y solamente una de esas representantes de las listas de las organizaciones políticas ganó una curul como asambleísta alterna. Diane Rodríguez es la primera transexual en llegar al poder con el voto popular. Ella, quien estudió psicología, era militante de Alianza PAIS (AP), hoy está con la Revolución Ciudadana (RC). Para aumentar la participación política de los LGBTI, la Fundación Esquel, con el apoyo de la Embajada de Canadá y la Fundación Pakta (igualdad, en quichua) desarrollaron el proyecto “Por una Democracia Diversa”.

Su objetivo es fortalecer las capacidades y destrezas de líderes y activistas dentro de la comunidad LGBTI para la participación, influencia y liderazgo político en las elecciones locales del 2019 en Ecuador. “Es un derecho de todas las personas, independientemente de su condición sexual, participar en la política del país”, explicó a este Diario, el presidente de la Fundación Esquel. Para él, los grupos LGBTI no solo deben votar en las elecciones, sino también ser elegidos. Pero se requiere favorecer su capacitación y liderazgo en la vida política. “Hay que luchar por su acceso al trabajo, a la educación, a la salud, a la seguridad social. Estos son los derechos de todos los ecuatorianos”.

Sin embargo, esa es una lucha que necesita ampliarse también puertas adentro de los partidos políticos. Estos se han mostrado más abiertos a las reivindicaciones de los colectivos LGBTI.

Por ejemplo, en las elecciones presidenciales del 2013, dos de los ocho candidatos estuvieron a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo. Estos fueron los candidatos de izquierda, Alberto Acosta, de la Unidad Plurinacional de las Izquierdas y Norman Wray, del movimiento Ruptura 25. Mientras el expresidente Rafael Correa siempre fue contrario a este tema.

Para las elecciones presidenciales de 2017, el candidato Paco Moncayo, del partido Izquierda Democrática (ID), se pronunció a favor del matrimonio igualitario. Sin embargo, Emilio Villafuerte (hombre trans), vocero de la Asociación Valientes de Corazón, explicó que hay falta de voluntad de los actores políticos.

“Existe la brecha de priorizar compromisos externos y no fomentar la inclusión de los LGTBI”. Según él, la lucha para su participación política siempre ha existido y cada vez se fortalecen para exigir al Estado que se cumplan sus derechos.

Calificativos

→ Comentarios homofóbicos. En las elecciones nacionales de 2013, Nelson Zavala, un pastor evangélico y candidato presidencial, llamó a las personas LGBTI “pecadoras” e “inmorales” y dijo que sufrían una desviación de conducta. Él fue sentenciado a pagar 3.000 dólares.

→ 23 han sido los candidatos de las diversidades sexuales a los dos últimos comicios nacionales.

→ Clínicas de tortura. La Fundación Causana, un grupo activista ecuatoriano, pidió al Ministro de Salud cerrar 200 clínicas de “deshomosexualización” porque “torturaban y abusaban de los pacientes”, en un vano intento por “curarlos”.

El Telégrafo


Colectivo LGBT exige reconocimientos de derechos en marcha del orgullo gay

El colectivo de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (LGBT) exigió este domingo el reconocimiento de los derechos humanos que les asisten como sujetos de derecho frente al Estado, durante la marcha del orgullo en Santo Domingo que contó con la participación de miles de personas.

El colectivo partió desde la terminal Don Diego en la avenida Francisco A. Caamaño Deñó, terminando en el parque Eugenio María de Hostos con un gran concierto, en el que se presentarán varios artistas.

El colectivo LGBT realiza su recorrido por los barrios Ciudad Colonial, Ciudad Nueva, Gazcue, Ensanche Independencia, Los Robles, El Vergel, La Alborela, Ensanches Naco, Ensanches la Fe, La Agustina, Cristo Rey, Villas Agrícolas, Villa Colores, Ensanche Luperón, Los Guandules.

El Sistema de las Naciones Unidas (SNU) mostró su apoyo a los derechos de la comunidad LGBT dominicana participando con una carroza en colaboración con la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y la Unión Europea.

El Caribe


VOLVER