México: Andrés Manuel López Obrador es electo presidente y se abre una nueva etapa en el país

 

Vea aquí los resultados oficiales


Peña Nieto recibe este martes a AMLO en Palacio Nacional

El presidente Enrique Peña Nieto recibirá este martes a las 11 de la mañana al candidato ganador de la elección presidencial, Andrés Manuel López Obrador con lo cual arrancará en la práctica el periodo de transición entre la actual y la próxima administración.

En el encuentro, que se llevará a cabo en Palacio Nacional, el presidente Peña Nieto podría estar acompañado de algunos secretarios de su gabinete, lo mismo que el candidato de la Coalición Juntos Haremos Historia quien ayer nombró a colaboradores para esta etapa.

Este será el primer encuentro de ambos políticos luego de la conversación que sostuvieron anoche tras el informe que dio el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova con el resultado del conteo rápido que dio la ventaja al tabasqueño.

La ocasión más reciente que se saludaron Peña Nieto y López Obrador fue el 29 de junio de 2012 cuando en el entonces Instituto Federal Electoral (IFE) los candidatos a la Presidencia firmaron un pacto de civilidad en esta contienda que a la postre ganó el aspirante priista.

Durante el presente sexenio fue recurrente la pregunta a través del sistema de transparencia a la Presidencia de la República sobre si se había registrado alguna reunión entre los dos personajes, situación que se aclaró no ha ocurrido hasta la fecha.

Vanguardia


AMLO será presidente de México: gana la elección con 53%

Andrés Manuel López Obrador (AMLO) será el próximo presidente de México, de acuerdo con los resultados del Conteo Rápido anunciados por el Consejero Presidente del INE, Lorenzo Córdova.

Córdova anunció que las tendencias de la elección, con base en el Conteo Rápido, se dividen de la siguiente manera:

– AMLO: entre 53% y 53.8%

– Ricardo Anaya: entre 22.1% y 22.8%

– José Antonio Meade: entre 15.7% y 16.3%

– Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco: entre 5.3% y 5.5%

Debido a que las tendencias no se sobreponen, se puede concluir que el Conteo Rápido muestra una tendencia donde se observa que el ganador es el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia.

El Consejero Presidente destacó que el porcentaje de participación en estas elecciones 2018 fue de 62.9% y 63.8%.

El triunfo de AMLO significa que México tendría un gobernante de izquierda por primera vez en su historia.

Es su tercer intento por llegar al Poder Ejecutivo: en 2006 perdió ante Felipe Calderón (PAN) quien le aventajó con una diferencia de tan solo 0.56% de los votos. Entonces, López Obrador encabezó entonces una larga y controvertida protesta, acusando a las autoridades de haber cometido fraude. Esa hipótesis, la del fraude electoral, fue repetida por el político tabasqueño seis años después, cuando volvió a perder la presidencia ante el actual mandatario Enrique Peña Nieto.

López Obrador considera que “el principal problema de México es la corrupción” pues, al terminar con ella, será posible para acabar con la pobreza y la inseguridad.

“Consideramos que sin corrupción y con un gobierno austero podremos sacar a México de la crisis económica, del malestar y la pobreza, de la espiral de inseguridad y violencia que actualmente padece”, dijo el entonces candidato.

En el ámbito económico, AMLO se decanta por un modelo semejante al del “Desarrollo Estabilizador”, que se aplicó en México en la década de los años setenta. Asegura que su propósito np es“revivir un modelo del pasado y aplicarlo de manera mecánica”, sino “retomar las lógicas que funcionaron, ajustarlas a las condiciones actuales y aplicarlas con una visión política distinta”.

En el área social, el candidato de izquierda propone hacer realidad los derechos que en esa materia se encuentran establecidos en la Constitución mexicana. “Por educación gratuita, laica y de calidad en todos los niveles, por servicios de salud universales, gratuitos y de calidad (sic), vivienda digna y adecuada en tamaño, materiales y ubicación; por servicios básicos y accesibles de agua potable, drenaje y energía eléctrica; por el derecho a la alimentación saludable y suficiente”.

López Obrador despertó controversia cuando se enfrentó con el gremio empresarial a través de desplegados y declaraciones. Estas asperezas comenzaron cuando AMLO llamó a los empresarios de México “minoría rapaz” y los señaló como responsables de gran parte de los problemas del país.

Sin embargo, Alejandro Ramírez Magaña, presidente del Consejo Mexicano de Negocios, abrió la puerta al candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador para dialogar y trabajar en “construir un puente que cierre la distancia que los separa” a pesar de que el gremio empresarial no comparta algunos puntos de su plataforma política.

Además, en un mensaje a medios emitido el 1 de julio, el Consejo Coordinador Empresarial recibió positivamente la victoria de AMLO.

José Antonio Meade Kuribreña, abanderado de la coalición Todos por México a la presidencia, reconoció en conferencia de prensa que las encuestas de salida de las votaciones federales no lo favorecieron y le deseó éxito al candidato favorecido, Andrés Manuel López Obrador.

“Creo en la democracia, pero reconozco que las tendencias no me favorecen. Estaremos siguiendo muy de cerca los resultados de las elecciones de diputados y gobernadores. Por el bien de México, le deseo éxito a López Obrador”, dijo en medio de vítores de sus seguidores.

El candidato de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya, admitió la noche de este domingo, tras la jornada electoral, que las encuestas de salida no le favorecen y reconoció el triunfo de Andrés Manuel López Obrador, le externó su felicitación, y “le deseo el mayor de los éxitos por el bien de México”.

Señaló que “ninguna democracia funciona sin demócratas. Por eso, porque creo en la democracia, porque soy un demócrata, digo hoy ante los mexicanos, que la información de los resultados con la que cuento me indica que la tendencia favorece a Andrés Manuel López Obrador”.

Tras obtener 5% del voto ciudadano, Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”, aceptó su derrota en un mensaje a medios y aseguró que apoyará a quien triunfe en la elección presidencial de México. “Evidentemente los resultados no nos son favorables (…) quiero decir también que las tendencias apoyan a Andrés Manuel López Obrador, a quien le damos una felicitación, y yo dije que con toda objetividad íbamos a trabajar con aquel que los mexicanos le den la mayoría de las simpatías”.

Aún falta el PREP

Los resultados definitivos serán los que arrojen los cómputos distritales, cuyo conteo comenzará este miércoles. Además, aún faltan los datos que arroje el PREP, que continuará recabando y publicando datos de las actas en tiempo real.

Es importante destacar que el PREP opera distinto que el Conteo Rápido, el cual arroja las tendencias de votación a partir de una muestra de casillas determinada por un comité de expertos. El PREP no presenta tendencias, sino que va recopilando los resultados de las actas en cada una de las casillas.

“El Conteo Rápido y el PREP son complementarios. Hay que leer uno y hay que leer el otro, no son sustitutivos. El Conteo Rápido refleja tendencias de votación de manera oportuna; el PREP refleja, por otro lado, la agregación de los resultados asentados en las actas de escrutinio y cómputo conforme se van recibiendo”, aseguró Córdova.

Alto Nivel


ESTE ES EL DISCURSO COMPLETO QUE DIO AMLO EN EL ZÓCALO

Este es el discurso que dio Andrés Manuel López Obrador en el Zócalo el domingo tras conocer que los resultados de las elecciones presidenciales le favorecían.

Amigas y amigos:

Este es un día histórico y será una noche memorable.

Una mayoría importante de ciudadanos ha decidido iniciar la cuarta transformación de la vida pública de México.

Agradezco a todos lo que votaron por nosotros y nos han dado su confianza para encabezar este proceso de cambio verdadero. Expreso mi respeto a quienes votaron por otros candidatos y partidos.

Llamo a todos los mexicanos a la reconciliación y a poner por encima de los intereses personales, por legítimos que sean, el interés general. Como afirmó Vicente Guerrero: “La patria es primero”.

El nuevo proyecto de nación buscará establecer una auténtica democracia. No apostamos a construir una dictadura abierta ni encubierta.

Los cambios serán profundos, pero se darán con apego al orden legal establecido.

Habrá libertad empresarial; libertad de expresión, de asociación y de creencias; se garantizarán todas las libertades individuales y sociales, así como los derechos ciudadanos y políticos consagrados en nuestra Constitución.

En materia económica, se respetará la autonomía del Banco de México; el nuevo gobierno mantendrá disciplina financiera y fiscal; se reconocerán los compromisos contraídos con empresas y bancos nacionales y extranjeros.

Los contratos del sector energético suscritos con particulares serán revisados para prevenir actos de corrupción o ilegalidad. Si encontráramos anomalías que afecten el interés nacional, se acudirá al Congreso de la Unión, a tribunales nacionales e internacionales; es decir, siempre nos conduciremos por la vía legal. No actuaremos de manera arbitraria ni habrá confiscación o expropiación de bienes.

La transformación que llevaremos a cabo consistirá, básicamente, en desterrar la corrupción de nuestro país. No tendremos problema en lograr este propósito porque el pueblo de México es heredero de grandes civilizaciones y, por ello, es inteligente, honrado y trabajador.

La corrupción no es un fenómeno cultural sino el resultado de un régimen político en decadencia. Estamos absolutamente seguros de que este mal es la causa principal de la desigualdad social y económica y de la violencia que padecemos. En consecuencia, erradicar la corrupción y la impunidad será la misión principal del nuevo gobierno.

Bajo ninguna circunstancia, el próximo Presidente de la República permitirá la corrupción ni la impunidad. Sobre aviso no hay engaño: sea quien sea, será castigado. Incluyo a compañeros de lucha, funcionarios, amigos y familiares. Un buen juez por la casa empieza.

Todo lo ahorrado por el combate a la corrupción y por abolir los privilegios, se destinará a impulsar el desarrollo del país. No habrá necesidad de aumentar impuestos en términos reales ni endeudar al país. Tampoco habrá gasolinazos. Bajará el gasto corriente y aumentará la inversión pública para impulsar actividades productivas y crear empleos. El propósito es fortalecer el mercado interno, tratar de producir en el país lo que consumimos y que el mexicano pueda trabajar y ser feliz donde nació, donde están sus familiares, sus costumbres, sus culturas; quien desee emigrar, que lo haga por gusto y no por necesidad.

El Estado dejará de ser un comité al servicio de una minoría y representará a todos los mexicanos: a ricos y pobres; a pobladores del campo y de la ciudad; a migrantes, a creyentes y no creyentes, a seres humanos de todas las corrientes de pensamiento y de todas las preferencias sexuales.

Escucharemos a todos, atenderemos a todos, respetaremos a todos, pero daremos preferencia a los más humildes y olvidados; en especial, a los pueblos indígenas de México. Por el bien de todos, primero los pobres.

Cambiará la estrategia fallida de combate a la inseguridad y a la violencia. Más que el uso de la fuerza, atenderemos las causas que originan la inseguridad y la violencia. Estoy convencido de que la forma más eficaz y más humana de enfrentar estos males exige, necesariamente, del combate a la desigualdad y a la pobreza. La paz y la tranquilidad son frutos de la justicia.

A partir de mañana, convocaré a representantes de derechos humanos, a líderes religiosos, a la ONU y a otros organismos nacionales e internacionales, para reunirnos las veces que sean necesarias y elaborar el plan de reconciliación y paz para México que aplicaremos desde el inicio del próximo gobierno. Me reuniré todos los días, desde muy temprano, con los miembros del gabinete de Seguridad Pública; es decir, habrá mando único, coordinación, perseverancia y profesionalismo.

Seremos amigos de todos los pueblos y gobierno del mundo. En política exterior, se volverán a aplicar los principios de no intervención, de autodeterminación de los pueblos y de solución pacífica a las controversias. Y como decía el Presidente Juárez: “Nada por la fuerza, todo por la razón y el Derecho”.

Con el gobierno de Estados Unidos de América buscaremos una relación de amistad y de cooperación para el desarrollo, siempre fincada en el respeto mutuo y en la defensa de nuestros paisanos migrantes que viven y trabajan honradamente en ese país.

Amigas y amigos:

Agradezco las muestras de solidaridad que he recibido de dirigentes y de organizaciones sociales, políticas y religiosas del mundo.

Ya hemos contestado las primeras llamadas de felicitación de Jefes de Estado y de gobierno de algunos países. A todos, nuestro sincero agradecimiento y respeto.

Debo reconocer el comportamiento respetuoso del presidente Enrique Peña Nieto en este proceso electoral. Muy diferente al trato que nos dieron los pasados titulares del Poder Ejecutivo.

Fue ejemplar la pluralidad y el profesionalismo de la prensa, la radio y la televisión. Los medios de información no fueron, como en otras ocasiones, correas de transmisión para la guerra sucia. También mi gratitud a las benditas redes sociales.

Amigas y amigos:

Reitero el compromiso de no traicionar la confianza que han depositado en mí millones de mexicanos. Voy a gobernar con rectitud y justicia. No les fallaré porque mantengo ideales y principios que es lo que estimo más importante en mi vida. Pero, también, confieso que tengo una ambición legítima: quiero pasar a la historia como un buen Presidente de México. Deseo con toda mi alma poner en alto la grandeza de nuestra patria, ayudar a construir una sociedad mejor y conseguir la dicha y la felicidad de todos los mexicanos.

¡Muchas gracias!
¡Viva México!
¡Viva México!
¡Viva México!

Expansión


PERFIL: ¿Quién es Andrés Manuel López Obrador?

El virtual ganador a la presidencia de la república, Andrés Manuel López Obrador, nació en Villa de Tepetitán, Macuspana, Tabasco el 13 de noviembre de 1953, es Licenciado en ciencias políticas y Administración publica por la Universidad Autónoma de Mexico.

Es el primogénito de Andrés Manuel López Román y Manuela Obrador González, que eran comerciantes de oficio.

Su primer matrimonio fue con Gertrudis González con quien tuvo cuatro hijos (José Ramón, Andrés Manuel y Gonzalo Alfonso). Su actual esposa es Rocío Beltrán Media con la que tiene un hijo (Jesús Ernesto).

Sus primeros años en la política

A la edad de 23 años comenzó su carrera política representando al Partido Revolucionario Institucional (PRI), el cuál militó por 12 años.

En 1977 tuvo su primer cargo público donde fue director del Instituto Indigenista de Tabasco, en favor de indigenas chontales.

Conforme pasó el tiempo en 1988 decidió dejar las filas del PRI y fundar el Partido de la Revolución Democrática (PRD) junto con Cuauhtémoc Cárdenas.

Posteriormente en 1990 se volvió el dirigente perredista de Tabaco y en 1996 se convirtió el presidente del partido hasta 1999.

El 2 de julio de 2000, Andrés Manuel López Obrador ganó la jefatura del Gobierno del Distrito Federal. Durante su gobierno construyó el segundo piso del Periférico e implementó un programa para adultos mayores.

En su mandato se desataron varios escándalos donde relacionaban a colaboradores cercanos suyos con Carlos Ahumada, a quienes acusaban de recibir dinero del empresario.

Rumbo a la presidencia

En el 2006 por primera vez se lanzó como candidato presidencial de la República Mexicana con la coalición por el Bien de Todos. Tras el conteo por el INE, la victoria fue de Felipe Calderón, ante esta cuestión AMLO denunció un fraude electoral y hubo múltiples protestas en la Ciudad de México por miles de simpatizantes.

Para el 2012 volvió a competir por la presidencia de México, pero por segunda ocasión, perdió las elecciones, esta vez ante Enrique Peña Nieto.

En ese mismo año AMLO fundó un nuevo partido político llamado Movimiento Regeneración Nacional, donde se nombró presidente y lo dirigió hasta el 2015.

Este 2 de julio Andrés Manuel López Obrador ganó las elecciones presidenciales de México al obtener el 53% de los votos, según el conteo rápido del INE, 30 puntos más que Ricardo Anaya y José Antonio Meade, quienes reconocieron su derrota antes de conocer los datos oficiales.

Caras


El Congreso se tiñe de un nuevo color; Morena arrasa en ambas cámaras

Con 16% de las casillas computadas, el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) mostraba el carro completo de la alianza Juntos Haremos Historia en el Congreso de la Unión, al obtener en las urnas la mayoría absoluta tanto en el Senado como en la Cámara de Diputados, mientras que la alianza Por México al Frente tenía un lejano segundo lugar y el PRI hundido en un inédito tercer lugar.

Con este porcentaje sólo un candidato independiente, Pedro Kumamoto, tenía posibilidad de entrar como primera minoría, al quedar en segundo lugar.

La mayoría que se observa en el PREP para la alianza formada por los partidos Morena, del Trabajo y Encuentro Social, le permitirá al próximo Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, contar con los votos suficientes para las reformas legales; sin embargo, hasta el cierre de esta edición, la tendencia no lo colocaba con el poder de reformar la Constitución, sin el consenso con el resto de las fuerzas políticas.

Corte

El PREP mostró, a su corte de las 1:40 horas, que de los 96 escaños en juego del Senado de la República, vía las urnas, la alianza Juntos Haremos Historia tenía 54, al obtener el primer lugar de las votaciones en 25 estados del país, lo que representa 50 lugares, más cuatro de primera minoría.

Le sigue la alianza Por México al Frente con el lejano número de 29 escaños ganados en las urnas, de los cuales siete son como primera mayoría, lo que se traduce en 14 escaños, más 15 de primera minoría.

A ellos les sigue en un tercer lugar inédito en toda su historia, luego de ser durante 70 años el partido mayoritario del país, el PRI, que no tenía ninguna senaduría ganada de mayoría, pero sí 12 de primera minoría.

Lugar asegurado

Con estas cifras, personajes como Nestora Salgado, Napoleón Gómez Urrutia, Ricardo Monreal, Ifigenia Martínez, Olga Sánchez Cordero y Germán Martínez tienen asegurado un escaño en el Senado por la vía plurinominal, mientras que Martí Batres, Delfina Gómez, Higinio Martínez, Alejandro González Yáñez, Blanca Estela Piña, Cristóbal Arias, Américo Villarreal, Rocío Nahle y Antonio Álvarez Lima tienen prácticamente asegurado un lugar, pues la tendencia mostrada en el PREP muestra una distancia casi de dos a uno sobre sus más cercanos competidores.

Por el lado de la alianza Por México al Frente, Miguel Ángel Mancera, Xóchitl Gálvez, Josefina Vázquez Mota y Damián Zepeda tienen un escaño por la vía plurinominal, mientras que el voto en las urnas le permite a Emilio Álvarez Icaza, Clemente Castañeda, Gustavo Madero, Minerva Hernández, José Antonio García Conejo, hermano del gobernador de Michoacán, y a Ismael García Cabeza de Vaca, hermano del gobernador de Tamaulipas, y Juan Zepeda, entrar al Senado.

El PRI y su alianza con el Partido Verde y Nueva Alianza tiene sólo 12 escaños por la vía de las urnas, al quedar en segundo lugar, lo cual permite a Jorge Carlos Ramírez Marín y Nuvia Mayorga entrar como primera minoría, mientras que la lista de plurinominales se reducirá al mínimo en la historia del PRI, por lo que nombres como Beatriz Paredes y Eruviel Ávila están en el lindero de quedar fuera, mientras que Claudia Ruiz Massieu, Carlos Aceves, Vanessa Rubio y Miguel Ángel Osorio Chong tienen altas posibilidades de quedar en el Senado.

En tanto, en la Cámara de Diputados la alianza Juntos Haremos Historia tenía el triunfo en 208 de los 300 distritos que se disputan en las urnas, seguido muy lejos por la alianza Por México al Frente, con 70 distritos, y hundido en el tercer lugar el PRI con sólo 13 curules, aunque todavía se registraban decenas de distritos con menos de 10% del cómputo de la elección.

Excelsior


Sheinbaum se declara ganadora en la CDMX

La candidata de Morena a la jefatura de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, se declaró ayer ganadora de las elecciones tras conocerse los primeros sondeos a pie de urna.

“Gracias a todas y a todos. ¡GANAMOS! Rescataremos la Ciudad de la Esperanza”, publicó Sheinbaum en redes sociales.

De acuerdo con una encuesta, Sheinbaum obtendría entre 47,5 % y 55,5 % de los votos, mientras que Alejandra Barrales, del Partido de la Revolución Democrática (PRD), lograría entre 27 % y 33 %.

En rueda de prensa, Barrales declaró que la elección está muy reñida y que hay que esperar a los resultados definitivos porque “las elecciones se ganan con votos y no con sondeos”.

Sheinbaum es la cara visible en la capital mexicana de Morena, partido liderado por Andrés Manuel López Obrador, favorito en los sondeos a la Presidencia de México.

Aparte de Ciudad de México, los sondeos dan la victoria a candidatos de Morena en los estados de Morelos, Veracruz y Chiapas.

24 Horas


VOLVER