Nicaragua: estudiantes marcharon para exigir justicia y 13 gobiernos de la región piden el cese a la violencia

Contexto de Nodal
La conflictividad social inició el 18 de abril cuando el gobierno anunció una reforma previsional. A pesar de dar marcha atrás con la medida, las manifestaciones se multiplicaron. La represión estatal y la violencia en las protestas dejaron más de 300 muertos. La oposición denuncia el autoritarismo de la pareja presidencial Daniel Ortega-Rosario Murillo y demanda elecciones anticipadas, mientras que para el gobierno es una conspiración imperialista. Por pedido de la CIDH se instaló una mesa de diálogo que se encuentra suspendida.

Estudiantes y autoconvocados realizan marcha para exigir justicia

Cientos de estudiantes marcharon este lunes en la capital para exigir justicia por las más de 300 personas que han muerto a manos de las fuerzas del gobierno.

“El gobierno ha impuesto una política de terror, pero llegaremos hasta el final por los muertos. Ortega no puede seguir gobernando”, dijo a la AFP Axel Munguía, un estudiante de 20 años durante la protesta en Managua. “La lucha está en las calles, no vamos a regresar a clases mientras este hombre terrorista, genocida siga en el poder”, afirmó Juliana Munguía, estudiante de psicología.

Desafían la represión

En la marcha, los jóvenes cantaron y bailaron al son de canciones de protesta arregladas al ritmo del rap, desafiando con gran espíritu y energía la violenta represión que el gobierno ha emprendido contra los manifestantes.

El sábado, 200 estudiantes lograron salir de un asedio de 20 horas de fuerzas gubernamentales en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN) de Managua, y un templo vecino, en una acción que dejó dos estudiantes muertos: Gerald Vásquez y Francisco Flores.

“Siempre estarán en nuestros corazones”, expresaron con dolor los estudiantes en la manifestación, que culminó frente a la temida cárcel El Chipote, donde exigieron la liberación de los jóvenes detenidos ilegalmente en las protestas.

100 Noticias


Chile y otros 12 países expresaron su preocupación ante la situación de Nicaragua

Los últimos acontecimientos de violencia contra la población de Nicaragua, hizo que los Gobiernos de la República Argentina, República Federativa de Brasil, República de Chile, República de Colombia, República de Costa Rica, República del Ecuador, República de Guatemala, República de Honduras, México, República de Panamá, República del Paraguay, República del Perú y República Oriental del Uruguay, se manifestaran ante la situación en la República de Nicaragua, realizando una declaración en conjunto.

Entre los puntos que señala el escrito están el llamado urgente al cese de las hostilidades y actos de violencia contra la población civil de Nicaragua, además de mostrar su preocupación por la violación de los derechos humanos en aquel país.

Los países involucrados en el escrito, además pidieron reactivar el diálogo nacional de manera de generar soluciones pacíficas al conflicto.

Revisa a continuación la declaración completa:

Declaración Especial sobre la situación en la República de Nicaragua

  1. Expresan su preocupación por la violación de los derechos humanos y las libertades fundamentales y su más firme condena a los graves y reiterados hechos de violencia que se vienen produciendo en Nicaragua y que han provocado hasta la fecha la lamentable pérdida de más de 300 vidas humanas y centenares de heridos;  la represión y violencia contra estudiantes y miembros de la sociedad civil, así como la tardanza en brindar asistencia médica urgente a los heridos.
  2. Exigen el cese inmediato a los actos de violencia, intimidación y amenazas dirigidas a la sociedad nicaragüense; y el desmantelamiento de los grupos paramilitares
  3. Instan a reactivar el diálogo nacional en Nicaragua, dentro de un clima de respeto a las libertades fundamentales, que involucre a todas las Partes para generar soluciones pacíficas y sostenibles a la situación que se vive en Nicaragua y el fortalecimiento  de la democracia, los Derechos Humanos y el Estado de derecho en ese país;
  4. Apoyan a la Conferencia Episcopal de Nicaragua para que continúe sus trabajos en pro de la búsqueda y promoción de soluciones del conflicto y en el respeto de los derechos humanos de los nicaragüenses;
  5. Agradecen a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) por las visitas realizada a Nicaragua para investigar los sucesos e instan al gobierno de Nicaragua a cumplir con las 15 recomendaciones formuladas; y a colaborar con el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI);
  6. Hacen un llamado al Gobierno de Nicaragua y otros actores sociales para que demuestren su compromiso y participen constructivamente en negociaciones pacíficas con resultados concretos que aborden los desafíos fundamentales del país, de forma pacífica, incluido el fortalecimiento de las instituciones democráticas, la implementación de las recomendaciones de la Misión de Observación Electoral de la OEA y la celebración de elecciones libres, justas y oportunas, en un ambiente libre de miedo, intimidación, amenazas o violencia.

Bruselas, 16 de julio de 2018

24 horas Chile


Guterres pidió cese “inmediato” de violencia en Nicaragua y ofreció mediación de la ONU

Es esencial terminar de inmediato con la violencia en Nicaragua y lograr que se revitalice el diálogo ese país, afirmó el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, quien adelantó que “la ONU se pone a disposición para ser mediador en ese proceso” en el marco de la visita oficial a Costa Rica, para participar en la celebración del 40 aniversario de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) que tiene su sede en San José.

Este lunes, al término de una reunión con el presidente Carlos Alvarado, coincidieron en la acción positiva de la comunidad internacional para detener la violencia en este país centroamericano.

Guterres arribó a suelo costarricense el sábado con una agenda privada durante el fin de semana y este lunes se reunió con el presidente Carlos Alvarado como parte de su agenda en Costa Rica que incluye temas bilaterales, la crisis de Nicaragua y las celebraciones del 40 aniversario de la creación de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) que tiene su sede en San José.

El mandatario costarricense fue muy enfático al solicitar al secretario general de la ONU “acciones más contundentes para detener la crisis que vive el hermano país” ante el clima de represión y muerte que sufre el pueblo nicaragüense hace ya tres meses.

Ambos coincidieron en que urge encontrar una “salida pacífica a la difícil situación” y resaltaron que en lo inmediato “es absolutamente esencial el cese de la violencia y que se revitalice el diálogo” para lo cual dijo Guterres la “ONU se pone a disposición para ser mediador en ese proceso”.

El Secretario General recordó que “es una responsabilidad primaria de los Estados garantizar la protección de los ciudadanos” y agregó que, en el caso de Nicaragua, “el número de muertos y el uso letal de la fuerza por parte de entidades ligadas al Estado, son inaceptables”.

Alvarado, por su parte, señaló que “lo que sucede en Nicaragua demanda una inmediata reacción de la Organización de las Naciones Unidas para detener la ola de violencia generalizada que ha cobrado más de 250 vidas desde mediados de abril”.

Se mostró consternado por las cifras de la violencia en el país vecino, en donde “las desapariciones forzadas, las detenciones arbitrarias, la intimidación contra manifestantes, medios de comunicación, estudiantes, defensores de derechos y miembros de la iglesia católica, son actos inadmisibles que deben terminarse cuanto antes”.

Para Costa Rica la situación nicaragüense es un asunto prioritario, añadió, ya que tiene impactos directos en aspectos migratorios, sociales, comerciales y económicos. Y propuso que varios de estos aspectos “tienen que ser abordados de manera regional”.

En paralelo con las gestiones de Alvarado ante el Secretario General de la ONU en San José, la Vicepresidenta y ministra de Relaciones Exteriores, Epsy Campbell, instó a sus homólogos de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y de la Unión Europea a discutir la situación que vive el pueblo de Nicaragua, en el marco de la Cumbre CELAC-UE, que se realiza desde este lunes, en Bruselas.

Desde que se desató la crisis en Nicaragua, el gobierno de Costa Rica ha clamado por el respeto a los derechos humanos y por una salida concertada en ese país, en diferentes foros internacionales como la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Sistema de Integración Centroamericano (SICA), y mediante declaraciones oficiales dirigidas al gobierno de Nicaragua.

En la reunión bilateral de este lunes en San José, Alvarado le solicitó al Secretario General su respaldo a la hoja de ruta que presentará Costa Rica para convertirse en el primer país en descarbonizar su economía.

“Costa Rica es reconocida en el mundo por generar electricidad con fuentes renovables casi en el 100% de su consumo y ahora busca ser pionero en la carbono neutralidad, incluso antes de 2020”, expresó.

Asimismo, el mandatario consideró la visita oficial del Secretario General de la ONU como una buena oportunidad para reiterar su compromiso con el Pacto Nacional para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

En esa línea, Alvarado invitó al Secretario General a la firma del Acuerdo de Escazú: Democracia Ambiental en América Latina y el Caribe, organizado por Chile y Costa Rica, que tendrá lugar en la semana de alto nivel de la Asamblea General de la ONU, el próximo 27 de setiembre en Nueva York.

Guterres rindió homenaje a Costa Rica por su compromiso con la inclusión, la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático en el encuentro “Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible: No dejar a nadie atrás”.

En la actividad, la ministra de Planificación y Política Económica de Costa Rica, Pilar Garrido, aprovechó para resaltar que la Agenda 2030 “es la columna vertebral del Plan Nacional de Desarrollo e Inversión Pública 2019-2022”.

El Secretario General de la ONU visitó también el Centro Nacional de Control de Energía (CENCE), al que calificó como un símbolo de la Costa Rica que apuesta por la alta tecnología y la sostenibilidad. “Está siendo ejemplo de gran responsabilidad hacia el mundo, para garantizar la inclusividad de políticas para que nadie se quede fuera del proceso de desarrollo y sostenibilidad, de un planeta capaz de derrotar al cambio climático”, concluyó.

Informa-Tico


Crisis en Nicaragua: EE.UU. urge a Ortega fin de la represión y elecciones anticipadas

El Gobierno de Estados Unidos condenó el lunes los recientes ataques contra estudiantes, periodistas y miembros del clero en Nicaragua y advirtió al presidente Daniel Ortega de que cada nueva víctima en las protestas “mina aún más” su legitimidad.

“Cada víctima adicional de esta campaña de violencia e intimidación mina aún más la legitimidad de Ortega. Instamos a Ortega a que cese de inmediato su represión contra el pueblo de Nicaragua”, dijo en un comunicado la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert.

El Gobierno de EE.UU., que ha sido muy crítico con Ortega, reiteró su petición para que se celebren elecciones “anticipadas, libres, justas y transparentes” como vía para salir a la crisis que ha dejado más de 360 muertos en tres meses, según cifras de las organizaciones humanitarias.

Elecciones adelantadas

Estados Unidos también urgió el lunes al presidente Daniel Ortega en Nicaragua a acabar “de inmediato” la represión de protestas opositoras y a atender los reclamos de los manifestantes, alentando el adelanto de las elecciones como salida a una crisis que deja más de 270 muertos.

EE.UU. demandó a Daniel Ortega “que cese de inmediato su represión contra el pueblo de Nicaragua”

“Instamos a Ortega a que cese de inmediato su represión contra el pueblo de Nicaragua”, dijo la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert. “Las elecciones anticipadas, libres, justas y transparentes son el mejor camino hacia la democracia y el respeto de los derechos humanos en Nicaragua”, añadió en un comunicado.

Más reacciones

Esta posición de Estados Unidos se suma a las que hoy han emitido la ONU, los expresidentes de Costa Rica y otras nacionales.

El secretario general de la ONU, António Guterres, consideró hoy “inaceptable” el uso de “fuerza letal” en el marco de la crisis en Nicaragua y reclamó al Gobierno que garantice la protección de los ciudadanos.

“El secretario general deplora y condena la violencia contra civiles, incluida contra estudiantes”, dijo su portavoz, Farhan Haq, preguntado al respecto en una conferencia de prensa.

En paralelo, siete expresidentes de Costa Rica suscribieron hoy una carta dirigida al secretario general de la ONU, António Guterres, en el marco de una visita a San José, para que intervenga en la promoción de una solución pacífica a la crisis sociopolítica que sufre Nicaragua desde hace casi tres meses.

“Solicitamos su valiosa intervención para que Naciones Unidas con la información de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y de la resolución del Consejo de Derechos Humanos de NNUU, intervenga para promover una solución que restablezca, a la brevedad posible, la paz y la democracia en Nicaragua”, indica la misiva.

Diario Metro


Expresidentes de Costa Rica piden a la ONU intervenir en crisis de Nicaragua

Siete expresidentes de Costa Rica suscribieron hoy una carta dirigida al secretario general de la ONU, António Guterres, en el marco de una visita a San José, para que intervenga en la promoción de una solución pacífica a la crisis sociopolítica que sufre Nicaragua desde hace casi tres meses.

“Solicitamos su valiosa intervención para que Naciones Unidas con la información de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y de la resolución del Consejo de Derechos Humanos de ONU, intervenga para promover una solución que restablezca, a la brevedad posible, la paz y la democracia en Nicaragua“, se indica en la misiva.

La carta está firmada por los expresidentes Óscar Arias (1986-1990 y 2006-2010 y Premio Nobel de la Paz), Rafael Ángel Calderón (1990-1994), José María Figueres (1994-1998), Miguel Ángel Rodríguez (1998-2002), Abel Pacheco (2002-2006), Laura Chinchilla (2010-2014) y Luis Guillermo Solís (2014-2018).

“Su posición como Secretario General de Naciones Unidas y su valiosa y ejemplar experiencia sobre el sufrimiento de los desplazados como Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, lo sitúan en inmejorable posición para apreciar el dolor humano que generan estas circunstancias y los graves riesgos que ellas implican”, afirman los exgobernantes costarricenses.

En la carta los expresidentes expresan su temor de que la continuación de la violencia en Nicaragua “podría muy bien desencadenar una nueva guerra civil en esa nación con enorme sufrimiento para sus habitantes, con enorme perjuicio para el resto de Centroamérica y poniendo en grave riesgo la estabilidad y la paz de otros países de la región”.

Los exmandatarios también aseguran que “la decisión del pasado día 7 de julio del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, de no aceptar la propuesta de adelanto de elecciones y la continuación de la violencia de la policía y de turbas para-policiales matando manifestantes en diversas ciudades de Nicaragua, torna muy impredecible la continuación del dialogo y hace difícil prever un cese a la violencia”.

Guterres realiza una visita a Costa Rica para participar de algunas actividades oficiales, entre las cuales figura una reunión con el presidente del país, Carlos Alvarado, quien adelantó que el tema de Nicaragua será abordado en la cita.

Con al menos 351 muertos, según cifras de organismos humanitarios locales, Nicaragua atraviesa la crisis sociopolítica más sangrienta desde la década de 1980, con Daniel Ortega también como presidente.

Las protestas contra Ortega se iniciaron el 18 de abril, por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en un reclamo que pide la renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción en su contra.

Diario Metro


Comisión de la Verdad, Justicia y Paz llama a un cese a la violencia

La Comisión de la Verdad, Justicia y Paz hizo un llamado a un cese a la violencia debido a los últimos acontecimientos que se dieron en el país.

El doctor Adolfo Jarquín Ortel, miembro de la Comisión, dijo que esta escalada de violencia es preocupante porque son vidas las que se van perdiendo en un estéril enfrentamiento, el cual denota falta de capacidad de parte de los dirigentes.

Mencionó que a los nicaragüenses hoy les carcome el odio y la violencia y es necesario que todos busquemos la solución a los problemas, “es necesario hacer un alto a la violencia, es necesario que se construya y se fomente la paz”, agregó.

Dijo que les preocupa los enfrentamientos que se dan en donde nicaragüenses civiles y policías sufren torturas y vejaciones, como ser quemados vivos. Jarquín indicó que “esta situación no puede continuar y es necesario hacer un alto”.

“Nosotros hoy estamos elevando nuestra voz y haciendo un llamado a detener la violencia (…). Aquí no se puede hablar de violación de derechos humanos, si no hablamos de violación de derechos humanos para todos”, acotó.

Por su parte, Cairo Amador, también miembro de la Comisión, hizo referencia a no abusar de las redes sociales, a través de las cuales se amenaza de muerte a ciudadanos y familias.

El 19