Nicaragua: Humberto Ortega responsabiliza a su hermano Daniel por la represión en el país

Humberto Ortega culpa a su hermano Daniel de la represión en Nicaragua

El exjefe del Ejército de Nicaragua (1979-1995), Humberto Ortega Saavedra, acusó al gobierno de su hermano de ser “el principal responsable” de la represión contra nicaragüenses, la que ha dejado al menos 448 muertos desde abril, según organismos de derechos humanos locales.

Lo hizo en una entrevista con el periodista Camilo Egaña, de la Cadena CNN, en la que abogó por el fin de los grupos paramilitares, señalados por la población como los responsables de reprimirlos, junto con la Policía Nacional.

“El Estado que tiene un Gobierno, debió haber sabido controlar las manifestaciones públicas que en su consideración alteraban la Ley”, dijo el exjefe militar al analizar la situación, en crisis desde hace tres meses.

“Pero la forma en que fueron reprimidas las protestas pacíficas han demostrado que el Gobierno no supo manejar esa situación y lleva la carga fundamental de la responsabilidad de toda esta situación represiva que se vivió y que ha causado tantas muertes acá en Nicaragua”, afirmó Ortega.

El Ejecutivo, presidido por Daniel Ortega y Rosario Murillo, ha rechazado la responsabilidad sobre la masacre, que atribuyen a grupos terroristas, autores de un supuesto golpe de Estado.

“Aquí no podemos aceptar que haya tres cuerpos armados en Nicaragua: parapoliciales o paramilitares, Policía y Ejército. El Gobierno no puede legitimar irregulares armados y el Ejército de Nicaragua no puede tolerar esta situación”, dijo Humberto Ortega. Agregó que “el Ejército debe hablar con Daniel Ortega” para controlar esta situación irregular.

Diálogo y elecciones adelantadas
El exjefe militar se pronunció a favor del desarme de los mismos, pero dentro del mecanismo del Diálogo Nacional y que ese diálogo debe seguir siendo mediado por la Conferencia Episcopal.

Para el ex jefe del Ejército es inevitable que el diálogo tenga como fin adelantar las elecciones, algo que ha rechazado su hermano.

Ortega Saavedra sí agregó que al diálogo se debe integrar un garante de los acuerdos, que ha su juicio debe ser Naciones Unidas ya que los obispos no tienen esa capacidad.

La Prensa