Parlamento cubano aprueba el proyecto de reforma constitucional y será sometido a consulta popular

Parlamento da luz verde a consulta de proyecto constitucional

La Asamblea Nacional del Poder Popular aprobó este domingo en La Habana la realización –desde el 13 de agosto y hasta el 15 de noviembre de este año– de una consulta popular del proyecto de Constitución de la República, paso trascendental antes del referendo final.

En el Palacio de Convenciones de La Habana, tras concluir el debate de dos días del anteproyecto constitucional y en el que intervinieron más de un centenar de legisladores, el Parlamento aprobó por unanimidad la propuesta de Carta Magna, con las modificaciones realizadas.

La consulta popular será la oportunidad ideal para que los ciudadanos expresen sus criterios y sugieran cambios al documento normativo, un paso genuinamente democrático, y poco común en la arena internacional donde solo se le presenta al pueblo la Constitución para dar el Sí o el No en un referendo, sin la oportunidad de participar activamente en la construcción del texto.

Esteban Lazo Hernández, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, reconoció el eficiente, profundo y fructífero trabajo de la comisión temporal, integrada por 33 diputados, quienes trabajaron desde el pasado 2 de junio en la elaboración del anteproyecto de Constitución, sobre lo cual se había venido trabajando por expertos jurídicos durante un lustro.

Subrayó que la discusión en el legislativo –transmitida en directo por la televisión cubana– ayudó a acercar al pueblo a los conceptos y particularidades jurídicas del proceso de reforma total de la Ley de leyes, lo cual permitirá debates más profundos en la sociedad.

Con la presencia del General de Ejército Raúl Castro, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, y el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, se desarrolló el debate parlamentario de dos días, marcado por la pluralidad de criterios, sobre bases de respeto, argumentos científicos y la búsqueda de un país más inclusivo.

En declaraciones exclusivas a la Agencia Cubana de Noticias, Darianna Beatriz Acuña, diputada por Matanzas, reafirmó que la discusión del anteproyecto en la Asamblea fue el primer paso para que el pueblo, máximo exponente del Estado cubano, emita sus opiniones sobre el proyecto de Carta Magna.

El pueblo tendrá la responsabilidad de darle continuidad al estudio del texto, que deberá realizarse con mesura y responsabilidad, para emitir criterios sobre el proyecto socialista, argumentó.

Coincidió Sonia García Osmín, también representante por Matanzas, que es fundamental tener en cuenta la perspectiva de los ciudadanos de la Isla para llegar a un consenso sobre la nueva Carta Magna

Para Anabel Tetro de la Paz, diputada por la provincia de Villa Clara, lo más importante del proceso es la discusión que se va a suscitar a partir de ahora en las comunidades, centros estudiantiles y laborales.

En esos espacios la población tendrá la posibilidad de contribuir con sus criterios a perfeccionar la Constitución y ejercer así su derecho, agregó.
Sobre el carácter democrático y singular del proceso de consulta popular comentó el diputado Jorge Crespo, legislador por Pueblo Nuevo, en Matanzas, quien resaltó lo genuino de este paso para la reforma constitucional.

Legisladores cubanos aportaron valoraciones sobre los derechos, deberes y garantías incluidos en el anteproyecto de Constitución, entre ellas la relacionada con el matrimonio y la de sustituir el concepto de “libertad de palabra” por “libertad de expresión”.

Al intervenir en la jornada, Daicar Saladrigas, diputada por el municipio de Camagüey, sugirió modificar ese término que aparece en el artículo 53 de la actual Carta Magna, refrendada en 1976.

Su proposición, aceptada por todos los presentes, plantea la necesidad de transformar la redacción de ese apartado de manera que se escriba “libertad de expresión”, a tono con su empleo en normas internacionales, y en correspondencia con la recientemente aprobada política de comunicación en el país.

Que la reforma constitucional contemple una visión más inclusiva y basada en los derechos humanos del matrimonio es un logro maravilloso, resultado de los aprendizajes del proceso revolucionario cubano, destacó hoy a la prensa Mariela Castro Espín, directora del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX).

Luego de un profundo debate del punto durante la segunda jornada de trabajo de la Asamblea Nacional, la experta destacó el hecho de que los diputados debatieran sobre el tema y aceptaran el artículo 68 del anteproyecto de la Carta Magna.

Ese apartado reconoce al matrimonio como “la unión voluntaria consensuada entre dos personas con aptitud legal para ello”, lo que es muestra del trabajo sostenido de la política de la Revolución.

Amplio respaldo concitó el debate del anteproyecto que al decir del intelectual cubano Miguel Barnet, inaugura una nueva era.

La propuesta de nueva Constitución es dialéctica y moderna, que rompe tradiciones, porque romper la tradición en un acto revolucionario y en el Socialismo no cabe ningún tipo de discriminación al ser humano, subrayó.

De acuerdo con Homero Acosta, secretario del Consejo de Estado, quien dirigió el debate del texto en el Parlamento, entre las normativas que deberán adecuarse tras la reforma total de la Constitución sobresalen la Ley Electoral, los códigos de Familia, Civil y Penal, y las leyes de Tribunales Populares y Defensa Nacional.

ACN


Díaz-Canel: proyecto constitucional fortalecerá unidad de cubanos

Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, se mostró confiado en que el país está frente a un proyecto de Constitución que contribuirá, luego de su consulta popular y referendo, a fortalecer la unidad.

En su discurso de clausura del primer periodo ordinario de sesiones de la IX Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP), el Jefe de Estado y Gobierno cubano afirmó que resulta una alta responsabilidad para el pueblo la participación activa y consciente en la próxima discusión del proyecto de la nueva Carta Magna.

Luego de un profundo análisis por los legisladores, el texto constitucional fue ampliamente discutido durante dos jornadas en el plenario de la Asamblea Nacional, y luego aprobado esta jornada por unanimidad.

Díaz-Canel Bermúdez puntualizó que próximamente comenzará la preparación de los seleccionados en cada una de las provincias, para llevar adelante el proceso de consulta, “ejercicio de participación directa del pueblo que adquiere la mayor relevancia política”, expresión de la más genuina democracia.

Cada cubano podrá expresar libremente sus opiniones y contribuir a alcanzar un texto que refleje el hoy y el futuro de la Patria, sostuvo el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

También se mostró optimista en que la profunda reforma a la Constitución (refrendada en 1976) fortalezca la institucionalidad y el modelo económico y social aprobado por el Sexto y Séptimo Congresos del Partido Comunista de Cuba (PCC).

Díaz-Canel Bermúdez recalcó que el estudio y debate previos de la propuesta de Ley de leyes fue útil y provechoso, además de resultar comprometido, crítico, patriótico y aportador, y demostrar sensibilidad revolucionaria y argumentación histórica, cultural y científica.

Reconoció el trabajo de la comisión de 33 parlamentarios, liderada por el General de Ejército Raúl Castro, que estuvo a cargo de la elaboración y presentación del proyecto constitucional respaldado en esta histórica sesión de la Asamblea Nacional, en la cual también se aprobó el nuevo Consejo de Ministros.

A poco tiempo de haber sido electo para encabezar el Estado y el Gobierno, el 19 de abril último, Díaz-Canel Bermúdez expresó que “todo lo que hemos hecho, o tratado de hacer, se orienta al objetivo primordial de servir a Cuba”.

Además, aseguró sentirse afortunado por el extraordinario pueblo “al que debo servir” y la excepcionalidad de sus antecesores en el cargo, el Comandante en Jefe Fidel Castro (1926-2016) y su hermano Raúl, actual Primer Secretario del Comité Central del PCC.

ACN


La responsabilidad social del matrimonio centra debates de parlamentarios cubanos sobre Reforma Constitucional

El análisis del artículo 68 del anteproyecto de Reforma Constitucional centró el debate en la segunda jornada de la primera sesión ordinaria de la IX Legislatura del Parlamento cubano.

Al intervenir en el debate del artículo 68, vinculado a la institución del matrimono, la diputada Yolanda Ferrer, expuso que el matrimonio es una institución social y jurídica y es una de las formas de organización de la familia. “En aptitud de que dos personas hagan una vida en común en el que no siempre tiene que haber descendencia, sino una responsabilidad compartida de derecho, y la ley tiene que determinar la forma que se constituye”.

“Cuantas personas conocemos que son homosexuales o bisexuales y son personas dignas y que están cada día junto a nosotros y muchas veces viven juntas pero que les hemos negado el derecho de constituirse en familia”, manifestó Ferrer.

Por su parte, el diputado Gerardo Hernández Nordelo explicó que “no estamos discutiendo aquí si puede o no casarse una pareja del mismo sexo, sino sobre la obligación al mantenimiento del hogar y la responsabilidad de los hijos”.

“Yo he conocido parejas heterosexuales que no han tenido hijos y nunca los han acusado de violar la constitución. Por muchos años se discutió cuestiones como el derecho a la votación de las mujeres y se rompía tanto con la tradición que se generó rechazo, hoy para nadie es un secreto que muchas personas están al pendiente de lo que aquí se discute. Me siento orgulloso por las discusiones que se han suscitado. Personas del mismo sexo que decidan tener o no hijos, no se afectan con este fragmento de texto”, añadió el Héroe de la República de Cuba.

La miembro de la comisión que redactó el anteproyecto, Marcia Cristobalina Chicoi, precisó que “no se puede divorciar el matrimonio con su responsabilidad social. El hecho de que haya una apertura al otro tipo de matrimonio es un paso de avance de la sociedad cubana que responde a un sector de la población. Yo pienso que como está redactado el artículo 68 está bien. Si se reduce puede que no se entienda”.

La diputada Mariela Castro Espín agradeció las las opiniones favorables a favor de este artículo y reiteró que el matrimonio no es solo para tener hijos. “Pero si se está diciendo que el matrimonio tiene fines reproductivos, entonces todas las familias cubanas han de tener garantizados por el Estado los derechos y vías para alcanzar estos fines”, consideró.

El diputado y reconocido intelectual cubano, Miguel Barnet apuntó que en el Socialismo no cabe ningún tipo de discriminación entre seres humanos. Estoy a favor del Artículo 68 de la nueva Constitución. “Señores, el amor no tiene sexo”, reafirmó Barnet.

El nuevo Proyecto de Constitución plantea que el matrimonio es la unión consensuada entre dos personas, sin distinción de sexo.

Con la presencia del General de Ejército Raúl Castro, Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, y el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, continúa hoy en esta capital el debate parlamentario sobre el anteproyecto de Constitución de la República.

Radio Ciudad del Mar


Resaltan activa participación juvenil en debate parlamentario cubano

El diputado Raúl Alejandro Palmero, presidente de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), destacó la activa presencia de los jóvenes en los debates del Proyecto de Constitución, que concluyeron ayer en el Parlamento cubano.

Aseguró a Prensa Latina que esa participación es decisiva e impregna dinamismo con aportes renovadores a un proyecto de carta magna, que el pueblo tendrá posteriormente la oportunidad de analizar, aportar sus ideas y aprobar o no en referendo.

Palmero, quien integra también la comisión encargada de la elaboración del proyecto constitucional, manifestó la importancia del actual momento histórico que vive Cuba con estos debates, pues, agregó, se discute el documento que podría regir la vida del país a mediano y largo plazo.

El miembro del Consejo de Estado reconoció el apego a la realidad de la isla del Proyecto de Constitución y lo consideró un texto avanzado, apegado al socialismo que se desea construir para el siglo XXI, y que, de conjunto con los cambios que se han vivido en el ordenamiento jurídico, se entroniza con los tiempos actuales.

Ante la presencia del primer secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (PCC), Raúl Castro, y el presidente Miguel Díaz-Canel los legisladores continuaron en plenaria el análisis del proyecto de nueva Constitución, con motivados debates en aspectos sobre la garantías de derechos para los habitantes de la isla.

Los debates en detalle del documento iniciaron el sábado y de aprobarse en la primera sesión ordinaria de la IX Legislatura pasaría a una consulta popular, antes de someterse a un referendo.

El proyecto incluye un preámbulo y 224 artículos, y representa una reforma total de la carta magna vigente desde 1976, con cambios en la estructura del Estado, el reconocimiento de nuevas formas de propiedad y la ampliación de derechos, manteniendo el carácter socialista de la isla y el papel rector del PCC en la sociedad.

Prensa Latina