Primarias 2019 – La Razón, Bolivia

Los conceptos vertidos en esta sección no reflejan necesariamente la línea editorial de Nodal. Consideramos importante que se conozcan porque contribuyen a tener una visión integral de la región.

Ya es decisión, como lo anunció oficialmente la presidenta de la Cámara de Diputados, que el proyecto de Ley de Organizaciones Políticas (LOP) será objeto de tratamiento en la Asamblea Legislativa Plurinacional. Así, es probable que hasta fines de agosto el país cuente con una nueva normativa en la materia. La noticia en principio es saludable, aunque tiene efectos de corto plazo.Se ha subrayado que el proyecto de LOP, elaborado y presentado por el Tribunal Supremo Electoral, contribuye a democratizar el sistema de representación política y, por tanto, a mejorar la calidad de la democracia. Además, la LOP abrogará la todavía vigente pero obsoleta Ley de Partidos Políticos. E impulsará el necesario encuentro de las organizaciones políticas con el nuevo marco democrático diverso en el país. No es poca cosa. El asunto, en el actual escenario, son sus implicaciones electorales.

En el debate político preliminar que siguió a la difusión pública del proyecto de ley sobresalieron tres cuestiones: el mecanismo de primarias para la elección del binomio presidencial, el modelo mixto de financiamiento y el lugar de las organizaciones de las naciones y pueblos indígenas. Se ponderó también el fuerte componente de igualdad de género de la LOP y el impulso a la paridad entre mujeres y hombres. En general, fue un debate poco informado, con más sospechas que argumentos; hasta ahora.

Si bien el proyecto tiene 105 artículos, casi la mitad referidos a la estructura y democracia interna de las organizaciones políticas, los dardos apuntaron, con deformaciones, al artículo 29 sobre la elección del binomio presidencial. La LOP plantea que para postular candidaturas en las elecciones generales, los partidos políticos o alianzas deben elegir a su binomio en un proceso electoral previo: obligatorio, simultáneo y con votación exclusiva de la militancia. Los resultados son vinculantes.

Como principio, y según interesantes experiencias en la región, las primarias contribuyen a la democratización interna en la definición de candidaturas, limitando decisiones cupulares o “dedazos”. Así está planteado en la LOP. Empero, algunos voceros de la oposición descalificaron precozmente el mecanismo bajo el supuesto de que fue concebido para “legitimar la reelección de Evo”. Más allá de conjeturas, lo evidente es que las primarias adelantan en al menos seis meses el proceso electoral de 2019.

¿Qué implica, para las elecciones generales, la realización de primarias partidarias como establece la LOP? Hay varios efectos de “precipitación”.

El primero tiene que ver con las probables alianzas; el segundo, con las candidaturas. El MAS-IPSP buscará consagrar la repostulación de Evo y definir su acompañante. Los partidos opositores, en tanto, tendrán que disipar su hoy disperso tablero electoral, y todo en el último trimestre de este año. Se avizoran tiempos intensos.

La Razón


VOLVER