Entrevista a Nicole Mansilla, de la Red de Actrices Chilenas – Por Lucía Cholakian Herrera

Nicole Mansilla, de la Red de Actrices Chilenas: “Creemos que nuestro oficio es un vehículo que puede aportar en las transformaciones sociales”

Por Lucía Cholakian Herrera

Hace menos de una semana, comenzó a difundirse a través de redes sociales y medios de comunicación un anuncio significativo para el mundo artístico: las actrices chilenas crearon una red, “RACH”, para defender sus derechos en el mundo del espectáculo. Tras dos casos de abuso en el ámbito que cobraron dimensión pública -Herval Abreu y Nicolás López-, las trabajadoras de la actuación y el teatro de diversos ámbitos se organizaron bajo esta convocatoria. La RACH ya cuenta con más de 400 afiliadas en todo el país.

De acuerdo con la actriz Mariana Loyola, la red busca “dar a conocer nuestras demandas, empujar y convocar otras demandas que tienen que ver con el mundo femenino”. Por lo tanto, como en el caso argentino ante la discusión y votación de la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, el colectivo de actrices RACH participará hoy, 25 de julio, de una movilización en Chile a favor de la legalización del aborto. Las prácticas de interrupción voluntaria fueron despenalizadas en el país en tres causales: ahora el movimiento feminista demanda la legalización total para la seguridad amplia de los derechos de las mujeres en el país del cono sur.

Como las redes de artistas feministas en Perú, Bolivia, Brasil y Argentina -por mencionar algunos países de nuestra región-, y también el movimiento #MeToo en Estados Unidos, la RACH se involucra desde su surgimiento con los temas de agenda política que involucran los derechos y demandas de las mujeres. Desde NodalCultura conversamos con Nicole Mancilla, parte de este movimiento insurgente que llegará a las calles hoy por la tarde.

-¿Cómo surgió el RACH? ¿Tuvo un disparador específico?

La Red de Actrices Chilenas (RACH), nace con la necesidad de convocar y empujar debates sociales a los puertos donde deben llegar. Hemos tomado el ejemplo sucedido en Argentina para lograr gran convocatoria y ejercer presión hacia debates parlamentarios sobre temas de ciudadanía. Creemos que nuestro oficio es un vehículo que puede aportar en las transformaciones sociales, lo cual hace que nuestra actividad también tenga un gran gesto político. Por otra parte, también nos agrupamos para hacer una revisión de las prácticas en el medio, y cómo erradicar ciertas conductas que solo empañan el oficio actoral, dado que mediáticamente, han salido a la luz casos de acoso y abuso sexual en la industria. Es importante hablar de estos temas, que no sólo ocurren en el medio actoral, sino que en todo tipo de trabajos y/u oficios.

-¿Cómo se compone la red hoy? ¿Cuales son sus principales reinvindicaciones o demandas?

Actualmente se compone de actrices y estudiantes de teatro (sólo mujeres). También hay docentes, dramaturgas, directoras, etc. pero todas ligadas a la actuación.

Esta agrupación no lleva más de un mes iniciada, por lo tanto, estas semanas han sido de llamado, convocatoria, conocernos y como primera acción, adherir a la marcha del 25 de julio por la legalización del aborto.

Sobre las demandas, llevamos poco tiempo organizándonos, sin embargo ya se han dado algunas luces sobre los temas que necesitamos vislumbrar y debatir: casting, brechas salariales, no más tipificación de personajes, en el mundo estudiantil existe la exigencia de equiparar las bibliografías para la formación académica, delimitar los lazos entre docentes y estudiantes, etc. Lo importante es re-pensar nuestro trabajo, no de manera pacata, sino que para mejorar las prácticas siempre aún más.

-¿Cómo es la brecha salarial de género en el mundo de la actuación en Chile?

El medio es chico y precario en muchos sentidos. Desconozco cifras o casos, pero no es sorpresa que al menos en el medio televisivo han habido casos mediáticos donde  ha habido sesgo de género y desigualdad salarial. La cancha hay que igualarla, y en todos los trabajos y oficios del mundo, nos lo merecemos y es urgente, creo que no sostiene mucha discusión ese tema, porque es una cosa de lógica que si haces el mismo trabajo que un hombre, lo normal sería que te paguen lo mismo. Pero vamos a ver como siguen las cosas, confiemos en que todo se equipare pronto.

-Luego de “Una mujer fantástica” los temas de diversidad sexual, LGBTIQ+ y trans estuvieron muy presentes en los medios chilenos y extranjeros. ¿Forman parte los grupos de diversidad sexual e identidades disidentes de la red?

La convocatoria de RACH está abierta a personas LGBTIQ+, porque en estos tiempos, donde esta ola ha repercutido tan fuerte (y en buena hora) esta parte del territorio, re-pensar y deconstruir los géneros es también una lucha contra el patriarcado y las prácticas machistas y misóginas. En esto, por supuesto no cabe duda que las disidencias sexuales si son parte de esta convocatoria. O sea, Daniela Vega es claro ejemplo de ello, pensar en un convocatoria solamente cisgénero no tendría lógica a estas alturas.

-¿En qué consiste la acción que realizarán el 25?

La acción de este miércoles 25 tiene que ver con ocupar nuestro rol artístico y comunicacional para empujar el debate del aborto al parlamento. La discusión a estas alturas ya no puede ser moral, sino que debe ser un tema de la agenda de salud del gobierno de Sebastián Piñera. Como RACH, creemos que es lo mínimo, al menos, debatirlo y cometer acciones concretas para que podamos evitar las muertes y penas de cientos de mujeres que se practican abortos en la clandestinidad, mujeres pobres por lo demás, que parecieran ser ciudadanas de segunda clase. Pero creemos que no, el Estado debe hacerse responsable de este tema país.

Nodal Cultura


VOLVER