Causa de los cuadernos: el dueño del grupo Techint admite que pagó sobornos

El poderoso dueño de Techint dijo que pagó coimas para beneficiar sus negocios

Paolo Rocca, el dueño de la mayor multinacional argentina, negó haber formado parte del “club de la obra pública” pero admitió que puso coimas para que intercedan por sus empresas en Venezuela. Qué se esconde detrás.

La trama de las fotocopias no para de producir declaraciones que sorprenden y que, probablemente, la intención final de los protagonistas actuales se terminen de entender con el tiempo.

Rodeado de pares, en el lujos hotel Sheraton, en el marco del encuentro de la Asociación Empresaria Argentina, Paolo Rocca dijo a viva voz que coimeó al gobierno anterior para que intervenga por sus empresas en Venezuela, que habían sido nacionalizadas por Hugo Chávez. Pero en la misma charla, negó ser parte del denominado club de la obra pública.

El poderoso titular del Grupo Techint, una de las constructoras de ingeniería más grandes del mundo, justificó que de este modo superó el “trauma” que le provocó la nacionalización de Sidor.-

“Luis Betnaza accedió a una exigencia del gobierno de aquel entonces de un apoyo”, dijo Rocca entrevistado por el periodista Carlos Pagni durante el encuentro de AEA.

Sobre las presuntas coimas en la obra pública que detalló el chofer Oscar Centeno, Rocca, aseguró que sus empleados jerárquicos y él mismo fueron “conscientes de lo que pasaba” sobre las coimas de los empresarios.

“Fuimos conscientes de lo que pasaba, sí. Yo creo que sabíamos que las cosas no estaban bien. Pero creo que no fuimos ni cómplices ni partícipes de todo esto”, dijo Rocca.

“El Grupo Techint está muy comprometido con Vaca Muerta como nunca estuvo en los pasados doce años y no tiene proyecto de tal envergadura en ningún lugar el mundo. Hoy se dan las condiciones”, dijo además el empresario que claramente apoya la gestión de Macri.

A24

⚠️ [EXCLUSIVO] – Así reconocía Paolo Rocca el pago de coimas▶️ "Betnaza accedió a una exigencia del gobierno de aquel entonces"▶️ "sabíamos que las cosas no estaban bien, pero no fuimos cómplices ni partícipes">> A24.com

Publicado por A24.com en Jueves, 16 de agosto de 2018

Diario Registrado


El kirchnerismo insiste en que se audite toda la obra pública desde 2003

Senadores del Frente para la Victoria, bloque que integra la expresidente Cristina de Kirchner, presentaron un proyecto para que se haga una auditoría de toda la obra pública desde 2003 a 2015, en línea con las acusaciones contra la administración kirchnerista en la causa por presunto pedido de coimas a empresarios.

“Hoy presentamos un proyecto de ley para que el Congreso de la Nación cree una Comisión Bicameral de Auditoría Integral de la Obra Pública que revise el período comprendido entre el 25 de mayo del 2003 y el 9 de diciembre del 2015”, informó el bloque en un comunicado. Y añade: “La Comisión estará integrada por legisladorxs (sic) de los distintos bloques parlamentarios y deberá investigar y presentar un informe público con el resultado de su trabajo en un lapso de 180 días”.

Los senadores recordaron que ese mismo pedido ya fue realizado por diputados de la misma fuerza en octubre de 2016, pero no pudo avanzar ante la negativa del oficialismo y otras fuerzas.

Cristina ya había pedido también públicamente que se haga esa auditoría a raíz de las múltiples causas que enfrenta por presuntas irregularidades y supuestas coimas en la obra pública durante su gestión y la de su esposo, Néstor Kirchner.

Ámbito Financiero


Otro empresario declaró como arrepentido y admitió que pagó coimas para que le extendieran una concesión

El líder del grupo EMEPA, Gabriel Romero, se convirtió este jueves en nuevo empresario arrepentido en la causa de los cuadernos, tras declarar ante la Justicia que pagó sobornos al Gobierno de Cristina de Kirchner para que le extendiera por decreto presidencial la concesión del cobro de peajes de la Hidrovía del Río Paraná.

Por su parte, Rodolfo Poblete, quien fuera director de Relaciones Institucionales de la compañía, se había negado a declarar al inicio de la ronda de indagatorias y estaba detenido desde hacía 15 días recuperó su libertad.

Pero a partir del acuerdo celebrado por Romero (su jefe en EMEPA) y de la declaración en la que -según trascendió- se refirió a aportes hechos al gobierno kirchnerista como pagos ilegales, finalmente pudo salir en libertad.

Puntualmente, Romero declaró que pagó sobornos para que le extendieran la concesión de peaje de la Hidrovía del Río Paraná al grupo EMEPA, a partir de la firma de decretos presidenciales. Uno de los decretos fue en 2010 y permitió la renegociación de las condiciones de explotación de la Hidrovía, explicó ante la Justicia.

Otro de los imputados que amplió su declaración indagatoria es Martín Larraburu, secretario del exjefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina y quien solicitó su excarcelación: de acuerdo a los cuadernos del ex chofer Oscar Centrno, el 5 de septiembre de 2013 Larraburu habría recibido dinero de manos del empresario arrepentido Juan Carlos de Goycochea -exdirectivo de la española Isolux- y luego se lo habría entregado a su jefe.

Por su parte, De Goycoechea, otro de los arrepentidos que estuvo detenido, también amplió su indagatoria ante el juez Bonadio: él fue el primer arrepentido de la docena de empresarios que luego siguieron su camino y dijo haber hecho aportes para la campaña electoral de Cristina Kirchner.

Ámbito Financiero