Comenzó el diálogo nacional en Honduras

Instalan el diálogo político en Honduras

Tras casi ocho meses de intentos fallidos de prediálogo; con dimes, diretes e insultos, el camino hacia la paz y la reconciliación inició este martes con la instalación formal del diálogo político protagonizado por las distintas fuerzas políticas que participaron del proceso electoral en 2017.

El proceso de conversación constará de cuatro mesas técnicas, en las cuales se abordarán los siguientes temas: 1. Mesa del Proceso Electoral 2017 y Reelección Presidencial, 2. Mesa de Derechos Humanos, 3. Mesa de Reformas Constitucionales y del Estado de Derecho y 4. Mesa de Reformas Electorales, asimismo hay otra lista de subtemas propuestos que se atenderán a medida se desarrolle la agenda.

En el evento destaca la presencia de los representantes de los partidos políticos Maribel Espinoza, del Partido Liberal; Luis Colindres, del Partido Nacional; Antonio García, del partido Salvador de Honduras (en formación); Ebal Díaz, del Gobierno de Honduras, el padre Germán Cálix, de la Junta de Convocantes y delegado de la Conferencia Episcopal; Amanda Madrid, de la Plataforma Ciudadana por Honduras; Guillermo Kirkpatrick, embajador de España; e Igor Garafulic, delegado de Naciones Unidas.

En su discurso de instalación, Igor Garafulic, dijo que “estamos dando un paso porque se instala un diálogo político, no lo teníamos hace seis meses y tiene que ser motivo de orgullo”, y agregó que “hoy van a ver un compromiso por Honduras y en él se estructura una conversación que se pueda consensuar, se puedan explorar alternativas y para eso es el sentido de estar en cuatro mesas; una que mirará los hechos que han sucedido y otras dos que ven hacia el futuro”.

A partir del viernes 31 de agosto los mediadores internacionales estarán trabajando con las mesas técnicas, las cuales se reunirán tres veces por semana en un hotel de la capital, y en esta modalidad correrá el proceso durante dos meses.

El delegado de las Naciones Unidas aseguró que “no es un diálogo para ganar tiempo ni distraer, sino para afrontar los temas. Los actores de esta mesa (de instalación) están de acuerdo que ningun tema se excluirá; se hablará de derechos humanos, pero también se mirará hacia el futuro”.

Garafulic espera que con este diálogo se pueda destrabar el tema político que se vive en el país desde noviembre de 2017.

A la instalación del diálogo, que se realizó en un hotel capitalino, también llegaron miembros de los diferentes cuerpos diplomáticos que están en el país, entre ellos Heide B. Fulton, encargada de Negocios de la Embajada de Estados Unidos en Honduras, asimismo funcionarios de diferentes secretarías del Gobierno hondureño, Congreso Nacional, empresarios y miembros de la sociedad civil.

Carlos Hernández, director de la Asociación para una Sociedad más Justa dijo que “Es una señal que la valoramos y que también estamos contentos. Es el inicio de un proceso que puede ser largo y doloroso, pero no importa si al final es la transformación de nuestro sistema político y logramos tener reglas que nos permita transitar en un camino hacia la democracia”.

Hernández opinó que la duración del diálogo “dependerá de la madurez de la clase política del país, de la capacidad de escuchar al otro pero también de escuchar al pueblo hondureño que se manifiesta de diferentes maneras”.

Los representantes de los partidos involucrados en el diálogo acordaron que el proceso durará al rededor de dos meses, con la posibilidad de extenderse en caso que algunas de las mesas de trabajo lo requiera.

La metodología y procedimientos que se practicarán en las mesas serán por consenso y en los temas que se requieran se designará a un mediador internacional.

Cabe mencionar que en el diálogo político el Partido Libertad y Refundación no tiene representación, pues su coordinador, el expresidente Manuel Zelaya, se negó a participar en el mismo, así como enviar representantes al proceso.

La Prensa


Diálogo: Nasralla firmará hasta que el Partido Nacional presente compromiso vinculante

Tras que se instalara el diálogo político nacional, diversos sectores involucrados en él ya se pronunciaron en torno a lo celebrado. Tal es el caso de Salvador Nasralla, quien argumentó que no firmará hasta que el Partido Nacional (PN) le presente el compromiso vinculante de sus 61 diputados.

Asimismo, Nasralla sostuvo que la instalación del diálogo se dio producto de la presión de los Estados Unidos contra el Gobierno hondureño.

Referente a la Mesa de Derechos Humanos, aseveró que el Gobierno debe liberar a los presos políticos de las pasadas elecciones generales, así como borrar el antecedente penal de éstos.

De momento, Nasralla espera a que los nacionalistas le entreguen el documento antes referido y que dependiendo de lo expuesto lo firmará, y que si éste no cumple con lo acordado, el próximo jueves se daría una marcha nacional.

El diálogo para superar la crisis en Honduras surgida por el presunto fraude en las elecciones generales de 2017 se instala este martes con la moderación de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

El representante de la ONU en Honduras, Igor Garafulic, expresó este lunes su optimismo con la instalación del diálogo político para resolver la crisis en el país centroamericano.

Además señaló que el próximo viernes se comenzará a “trabajar en cada una de las mesas” que se centrarán en temas sobre derechos humanos, reformas electorales, el tema polémico de cómo fueron las elecciones y los resultados de violencia pre y postelectoral.

En tanto el ex presidente hondureño Manuel Zelaya, coordinador general del Partido Libertad y Refundación (LIBRE), ha reiterado que su instituto político no participará en el diálogo porque no cree en él.

La Prensa


VOLVER