Crisis en Nicaragua: el gobierno reconoce 197 muertes y la oposición convoca a nueva marcha

Contexto de Nodal
La conflictividad social inició el 18 de abril cuando el gobierno anunció una reforma previsional. A pesar de dar marcha atrás con la medida, las manifestaciones se multiplicaron. La represión estatal y la violencia en las protestas dejaron más de 300 muertos. La oposición denuncia el autoritarismo de la pareja presidencial Daniel Ortega-Rosario Murillo y demanda elecciones anticipadas, mientras que para el gobierno es una conspiración imperialista. Por pedido de la CIDH se instaló una mesa de diálogo que se encuentra suspendida.

Nicaragua reporta 197 víctimas del terrorismo golpista

El Gobierno de Nicaragua informó que entre el 19 de abril y el 25 de julio se reportaron 197 víctimas del terrorismo golpista.

En conferencia de prensa, el canciller Denis Moncada reiteró que las cifras de muertes proporcionadas por organismos de derechos humanos e internacionales han sido manipuladas con fines políticos.

En ese sentido, añadió que en ese periodo se registraron 253 personas que murieron por circunstancias ajenas a la intentona golpista como actividad delictiva, accidentes de tránsito, muertes naturales y otras causas.

Fueron agregadas sin diferenciarlas con el objetivo de difamar y desprestigiar al Gobierno del Presidente Daniel Ortega, alertó.

Aseguró que los datos estadísticos señalan a quienes alentaron y dirigieron las sangrientas acciones de terroristas con el objetivo cambiar inconstitucionalmente el Gobierno.

Por su parte, el inspector general de la Policía Nacional Jaime Vanegas, explicó que de las 197 víctimas del terrorismo golpista, 191 son hombres y el resto mujeres.

En cuanto a los departamentos con mayor cantidad de fallecidos, indicó que Managua encabeza la lista con 84, seguido por Masaya (25), Carazo (24), Matagalpa (13), Estelí (11), León (8), Río San Juan (6), Triángulo Minero (5), Jinotega (5), Puerto Cabezas (4), Chinandega (4) y Chontales (4).

Añadió que de todas las víctimas 85 no tenían oficio conocido, 24 eran trabajadores por cuenta propia, 22 policías, 19 obreros, ocho trabajadores del Estado, cinco estudiantes universitarios, cuatro estudiantes de secundaria, e igual número de trabajadores de zonas francas y conductores. El resto eran amas de casa (2), comerciantes (2), guardas de seguridad (2), estudiante de primaria (1), taxista (1), agricultor (1), maestro (1), artista (1), contador (1), abogado (1) y periodista (1).














La Voz del Sandinismo


Movilizaciones por la libertad de manifestantes presos

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia en conjunto con otras expresiones de la sociedad convocó a una marcha para el sábado 11 de agosto en la que se pedirá la libertad de las personas apresadas “injustamente” por dirigir o participar en protestas contra el Gobierno.

“Es el llamado a una marcha nacional que se convoca con varios organismos de sociedad civil, entre ellos los movimientos estudiantiles de la Coalición Universitaria, no podemos dejar las calles”, señaló Francisco Martínez, líder estudiantil, integrante de la Alianza Cívica.

“Aunque la Organización de Estados Americanos (OEA) está siendo contundente en cada resolución sobre Nicaragua, los problemas del país los tienen que resolver los nicaragüenses. No podemos esperanzarnos solo a la presión internacional y es por eso que no podemos dejar las calles”, añadió Martínez.

La marcha anunciada para el sábado, un día después de la celebración del regreso de la imagen de Santo Domingo de Guzmán al templo de Las Sierritas, iniciará a las 2:00 p.m. de la rotonda Jean Paul Genie hacia la Catedral de Managua.

“Esta lucha cívica no se ha detenido”, sostuvo, por su parte, Víctor Cuadras, miembro de la Coalición y delegado en el diálogo nacional.

Además, para el día domingo 12 de agosto convocaron a un maratón acompañado también por ciclistas. El punto de encuentro es la rotonda Jean Paul Genie a las 9:00 a.m.

“Esta actividad es parte de la campaña ‘Nicaragua exige Justicia, Vida y Libertad’. Haremos presencia en las calles, pedaleando, corriendo, son formas de rechazo a las prácticas dictatoriales. Corremos por la justicia, pedaleamos por la libertad”, sostuvo Elmer Rosales, de la Coordinadora Universitaria por la Justicia y la Democracia.

Informes de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) indican que 130 personas han sido capturadas y procesadas por distintos delitos por haber dirigido o participado en protestas contra el Gobierno.

El Nuevo Diario


El gobierno responsabiliza a la oposición por los muertos

El Gobierno de Nicaragua, a través de la Policía Nacional, informó este martes que entre el 19 de abril y el 25 de julio solamente murieron 197 personas a nivel nacional producto de la crisis sociopolítica que vive Nicaragua y atribuyó la responsabilidad a manifestantes al llamarles “víctimas del terrorismo golpista”.

La cifra del Gobierno representa 120 fallecidos menos que los registrados por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que el pasado jueves reportó al menos 317 víctimas en el contexto de las protestas sociales contra el Gobierno que fueron reprimidas por fuerzas policiales y parapoliciales.

El Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh) difiere de las cifras oficiales y registra al menos 306 muertos: La Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) reporta 300 fallecidos, mientras que la Asociación Nicaragüense Pro Derechos Humanos (ANPDH) contabiliza 448.

La Comisión de la Verdad, Justicia y Paz, creada por la Asamblea Nacional, de mayoría sandinista, difiere de las cifras del gobierno, al dar cuenta de 222 personas muertas.

El Gobierno sostiene que todas las personas fallecidas son “víctimas del terrorismo golpista” y no admite la responsabilidad de la Policía Nacional y grupos parapoliciales por el “uso excesivo de la fuerza” contra manifestaciones antigubernamentales que constató la CIDH.

El comisionado general Jaime Vanegas, inspector general de la Policía Nacional, detalló que por mes en abril hubo 46 muertos, 45 en mayo, 56 en junio y 50 en el mes de julio. Según la Policía Nacional, del total de víctimas solo hubo 5 universitarios, 4 estudiantes de secundaria y uno de primaria.

Contrario a las cifras oficiales, el Cenidh registra la muerte de al menos 35 estudiantes entre universitarios, secundaria y primaria.

El canciller Denis Moncada dijo que lo informado por el comisionado general Jaime Vanegas, “son las víctimas fatales durante estos meses en que grupos terroristas han derramado la sangre de hermanos como consecuencia del golpe de estado dirigido por quienes no aman la paz, la estabilidad, seguridad y la prosperidad de los nicaragüenses”.

“253 muertes comunes”

Según las cifras oficiales, los organismos de derechos humanos han manipulado los registros de víctimas atribuyendo a la crisis 253 “muertos por delitos comunes” entre abril y julio “para desprestigiar la imagen del Gobierno del presidente Daniel Ortega”.

De acuerdo con las cifras de la Policía, en el periodo señalado hubo 230 homicidios, 10 femicidios, seis muertes por accidentes de tránsito, cuatro muertes accidentales, dos muertes naturales y un suicidio.

Según la presidenta del Cenidh, Vilma Núñez, las cifras presentadas por delitos comunes son “ilógicas” y difieren del discurso oficial “que proclama a Nicaragua como el país más seguro de Centroamérica”.

Núñez considera que al contraponer las cifras con las de organismos de derechos humanos, incluyendo la CIDH, el Gobierno “trata de encubrir la magnitud del crimen cometido”, pero que más allá de las cifras, “está admitiendo su crimen porque la gran mayoría de estas muertes fueron provocadas por la represión de la Policía”.

“Lo que exigimos es una investigación judicial de todos los casos, porque aunque según ellos solo hay 197 muertos por la crisis y 253 son crímenes comunes, aunque fuera así, se deben investigar y castigar a los culpables”, dijo Núñez.

El Nuevo Diario


El Papa no recibió al canciller Moncada en el Vaticano

El papa Francisco no recibió al canciller Denis Moncada la semana pasada en el Vaticano, como solicitó el presidente Daniel Ortega.

El Secretario de Estado del Vaticano, el arzobispo italiano Pietro Parolin, a cargo de la posición más importante después del Pontífice, con un rango incluso superior al de un Ministro de Relaciones Exteriores, tampoco atendió la solicitud de Ortega para que se reuniera de urgencia con su canciller.

La petición de Ortega y las rogativas de su embajadora en el Vaticano, Ester Margarita Carballo Madrigal, hermana del padre Bismarck Carballo, no tuvieron ninguna acogida en el Vaticano, a pesar de los alegatos de Ortega para tratar asuntos urgentes, después de que el 19 de julio calificó de “golpistas” a los obispos de la Conferencia Episcopal, a quiénes el 24 de abril, él mismo les solicitó que fungieran como mediadores y convocaran a un Diálogo Nacional.

Una fuente diplomática europea, que sigue de cerca los asuntos del Vaticano y sus relaciones con América Latina, confirmó que “ni el Papa ni el Secretario de Estado recibieron al canciller Moncada”.

Según la fuente, Moncada fue recibido por un funcionario intermedio que cumplió instrucciones diplomáticas para responder a las peticiones de Moncada. “Mientras el canciller cuestionó la labor de todos los obispos de la Conferencia Episcopal, acusándolos de parciales, y abogó por que al menos tres de éstos fueran separados de de la comisión mediadora, el delegado del papa, transmitió a Moncada su apoyo a los obispos”.

El mensaje del Papa, que fue transmitido por su representante, cuyo nombre no ha sido revelado por el Gobierno de Nicaragua, fue de “un respaldo total a los obispos, animándolos a continuar como mediadores del Diálogo Nacional”, dijo la fuente diplomática.

Después de esta reunión que se llevó a cabo a finales de la semana pasada, ni la Cancillería de la República ni el medio oficial El 19 Digital, publicaron ningún comunicado sobre el mensaje verbal con el que el papa Francisco respondió a la petición de Ortega, ni alguna fotografía registrando el encuentro de Moncada con el funcionario de nivel intermedio de el Vaticano.

Las quejas del gobierno contra los obispos

Lo único que medio oficialista reprodujo al respecto fue una entrevista de la periodista italiana Geraldina Colotti, del portal L’Antidiplomatico, en la cual Moncada confirmó que viajó al Vaticano y expuso que “el Diálogo se ha estancado también por las acciones de algunos sectores de la Conferencia Episcopal, que abiertamente se han puesto a favor de la oposición”.

El pasado 19 de julio, Ortega expresó de manera pública su virulenta respuesta por la ruta de democratización de Nicaragua, presentada en junio por los obispos, acusándolos de “golpistas”.

“Yo pensaba que eran mediadores, pero no, estaban comprometidos con los golpistas. Eran parte del plan con los golpistas”, dijo Ortega, en referencia a la propuesta de la agenda del Diálogo Nacional que los religiosos le presentaron.

También Ortega, en una reciente entrevista con el bloguero Max Blumenthal, de tono muy complaciente, se quejó de los obispos, alegando que no son “ecuánimes”.

“Ha habido dos o tres obispos que han roto con su papel de mediadores porque el día que se instaló el Diálogo uno de ellos, tomando la palabra inició dándole todo el respaldo a la oposición, ese obispo, en ese momento estaba restándole autoridad a la Conferencia Episcopal. Y ahí mismo otro obispo mandando mensajes por el celular tuiteando a favor de la oposición y contra el Gobierno. Y eran dos en ese momento que estaban dañando la credibilidad de la Conferencia Episcopal como instrumento de mediación. Y nadie les llama la atención a ellos y nadie les decía que no podía ser así, y yo diría que sufrió un desgaste la credibilidad de la Conferencia Episcopal por la actitud de algunos obispos”, alegó Ortega.

Cardenal Brenes defiende unidad de la Conferencia Episcopal

El cardenal y presidente de la Conferencia Episcopal, Leopoldo Brenes, explicó tras la homilía de este domingo que la labor de los obispos como mediadores y testigos del Diálogo Nacional, no es en carácter individual, sino como Conferencia Episcopal.

“Nosotros hemos aceptado trabajar en el Diálogo como Conferencia Episcopal, no como individuos. Cuando a mí me propusieron formar parte del diálogo, dije que lo aceptaba, pero como Conferencia Episcopal. Si la Conferencia hubiera dicho no, yo digo también no”, declaró Brenes.

El pasado 8 de julio, turbas y paramilitares del régimen de Ortega agredieron a obispos de la Iglesia católica, defensores de derechos humanos y a periodistas independientes, quienes viajaron este lunes a Diriamba, a 45 kilómetros de Managua, a participar en una misión de los religiosos para mediar ante los ataques perpetrados este domingo en esa ciudad. En la visita también participó el nuncio apostólico Stanislaw Waldemar Sommertag.

En la ruta de democratización presentada a Ortega por los obispos, los miembros del Diálogo resaltan la necesidad de hacer profundas reformas políticas, en el sistema electoral y judicial, para poder celebrar elecciones anticipadas en marzo de 2019.

Los obispos, sin embargo, han recibido el respaldo de la comunidad internacional, incluyendo el Gobierno de Estados Unidos y la Organización de Estados Americanos OEA. También la población ha expresado su confianza y apoyo, incluso con marchas multitudinarias en Managua y otras ciudades del país.

Confidencial


VOLVER