Cuba: proponen modificaciones al proyecto de reforma constitucional

Los cubanos residentes en el país prosiguen hoy los análisis del proyecto de nueva Constitución de la República, para cuyo articulado proponen cambios como parte de un amplio proceso de consulta iniciado el pasado 13 de agosto.

En una reunión realizada este lunes en el círculo social obrero Otto Parellada, de esta capital, los trabajadores se refirieron, entre otros, a aspectos de los fundamentos políticos y económicos de la nación, así como a los derechos, deberes y garantías.

Según el ciudadano Néstor Camejo, el artículo número 12 del proyecto debería precisar que las relaciones con cualquier otro Estado no podrán ser jamás negociadas bajo agresión, amenaza o coerción de una ‘nación extranjera’, en lugar de ‘potencias’, como indica actualmente el documento.

De esa manera, se aseguraría que absolutamente nadie pueda interferir en los asuntos de los cubanos, dijo.

Por su parte, Ángel Luis Soler celebró el acierto del texto al señalar al trabajo como valor primordial de la sociedad, no obstante, dijo que debe garantizarse que, tal como recoge el proyecto, ese sea verdaderamente la fuente principal de ingresos que sustenta la realización de los proyectos individuales, colectivos y sociales.

Al decir de Soler, su preocupación también se relaciona con el reconocimiento de la empresa estatal socialista como sujeto principal de la economía nacional y los salarios de sus trabajadores, quienes conforman el mayor grupo ocupacional del país.

De acuerdo con el razonamiento de Soler, si el trabajo es la fuente fundamental de ingresos que sustenta la realización de los proyectos, el salario percibido por este es, a su vez, el sostén económico esencial de las familias.

Lamentablemente, el sueldo que recibimos los trabajadores de empresas estatales no está en correspondencia con tal planteamiento, opinó.

Según Diana Carvajal, otras de las asistentes a la reunión, el artículo 70, relativo a las obligaciones de padres e hijos, debería hacer referencia expresa a ciertos deberes de estos últimos hacia sus progenitores, amén de la existencia de leyes específicas y del sistema de atención social.

Para la ciudadana, se trata de una medida necesaria de cara a garantizar el bienestar de los adultos mayores, quienes en no pocas ocasiones son relegados por sus propias familias.

Carvajal también propuso modificar la redacción del artículo 82 y que el mismo reconozca el derecho de las personas a una vivienda ‘habitable, según estipulen las leyes’, pues la cualidad de ‘digna’ indicada en el texto actual es subjetiva y puede variar incluso de una región a otra dentro del país.

La Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba acordó el 22 de julio la celebración de la consulta popular entre el 13 de agosto y el 15 de noviembre y después de este proceso el documento regresará para el análisis final en esa instancia legislativa.

Al retornar al parlamento, el documento enriquecido con los aportes de los ciudadanos podría aprobarse o no, y de esa condición dependerá la realización de un referendo para s

Prensa Latina