Ecuador: el músico Enrique Males Morales y el poeta Fernando Cazón Vera ganan el Premio Nacional Eugenio Espejo

Neurología, música y poesía son reconocidas con los Premios Eugenio Espejo

El Premio Eugenio Espejo fue otorgado este año al poeta Fernando Cazón Vera en la categoría de literatura; al músico Enrique Males Morales en la de arte y cultura; y al neurólogo Marcelo Cruz Utreras en la de ciencia.

Según el Decreto Ejecutivo Nº 469, con fecha del 3 de agosto, los ganadores, que fueron invitados a participar en el cambio de guardia de este lunes 6 de agosto, recibirán el reconocimiento este jueves 9 de agosto, de manos del presidente de la República, Lenín Moreno, en el marco de la celebración del Día Nacional de la Cultura.

El galardón incluye una medalla, un diploma y un monto económico.

Fernando Cazón Vera nació en Quito, en 1935, pero toda su vida literaria la ha desarrollado en Guayaquil. Proveniente de una familia de artistas –su prima, Noralma Vera, fue pionera de la danza clásica en Ecuador y su tío fue el reconocido escritor Pedro Jorge Vera–, Cazón Vera escribe desde los 16 años y se ha convertido en una de las voces imprescindibles de la lírica nacional.

“Cazón es uno de los grandes poetas ecuatorianos de hoy, junto a Carlos Eduardo Jaramillo y Antonio Preciado. Su obra es amplia y sus registros diversos, métrica y temáticamente, desde canciones sencillas de corte infantil hasta poemas sobre la muerte”, dice el poeta Fernando Itúrburu.

Fernando Cazón Vera

El maestro Enrique Males (Quinchuqui, 1943) –quien ganó el Premio Internacional Cubadisco en 2011– está considerado uno de los músicos más dedicados en la investigación de las sonoridades autóctonas de la región Interandina, lo que se refleja en sus trabajos con la incorporación de instrumentos de viento provenientes de varias regiones del continente como las flautas peruanas, zampoñas y rondadores.

Antes de la apertura del Museo de Instrumentos Musicales Pedro Pablo Traversari, el anterior año, Males afinaba una lira-guitarra en aquel repositorio. El instrumento provenía de las antiguas liras, hechas en el siglo V, y fue ensamblado hace dos siglos. Males recordaba que, en 1974, cuando se inauguró el Museo de Instrumentos, ya interpretó aquella pieza patrimonial de origen griego.

El médico Marcelo Cruz es un neurólogo que ha ocupado distintas funciones públicas en el campo de la salud y fundó en España, junto con su esposa, la Fundación Amigos del Ecuador para brindar apoyo a los migrantes ecuatorianos.

El Telégrafo


Fernando Cazón Vera

Por José Luis Ortiz

Tanguero de corazón, Fernando Cazón Vera enciende la mirada cuando recorre con su memoria los hitos más significativos de la historia musical de la gran capital del sur. Admirador de Gardel, y creyente en la afirmación de Borges de que el emblema ancestral de la música de Buenos Aires es la milonga, coincide con quienes nos inscribimos en la fila de la nostalgia, partidaria de que el ‘Polaco’ Goyeneche es el que mejor “dijo” el tango.

Conversar con ‘El Nani’ es retrotraer la imaginación y el alma hasta la pureza de la bondad que asume en él su signo mayor de identidad. Habla de la poesía y de los poetas como si su lenguaje fuera un profundo método para poder respirar y vivir. Su vida es la poesía, y la empieza a disfrutar cada mañana cuando recorre las veinte cuadras largas que lo separan de su casa al periódico. Se trata de un ejercicio físico, dice, para ocultar su guardado secreto de poseer el cotidiano espacio que Guayaquil le brinda, que el aire del familiar brazo de mar le regala como instrumento mental y afectivo para que las ideas que bullen en lo profundo de su cerebro y su corazón se ordenen, tomen forma y sean verso.

Apenas llega a su escritorio, con esa carga acumulada y cálida, y con ese disfrute que le han regalado los primeros rayos de sol, toma su lápiz y borronea las iniciales letras de cada nueva composición. La celebración de su logro la posterga para cuando se encuentre con sus viejos amigos que viven, pero no deja de escanciar el vino antiguo con quienes ya partieron. Entonces desfilan por su recuerdo las imágenes del ‘Flaco’ Moré, de Walter Belollio, de Edmundo González del Real, el bullicio de las voces entreveradas de sus “camaradas” de La Manga, ese grupo fenomenal de creadores en espera del reconocimiento de su ciudad, que todavía está a tiempo para enorgullecerse de ellos.

Fernando marca una época en nuestra poesía y se merece el Premio Eugenio Espejo. Los cargos ocupados por él y la cantidad de reconocimientos, no son sino añadidos a su indiscutible valor literario.

Expreso


El cantautor Enrique Males sigue vital con sus creaciones

Enrique Males domina más de 60 instrumentos. Foto: cortesía Enrique Males.

A sus 75 años, Enrique Males Morales, cantautor kichwa imbaya, sigue sorprendiendo con sus creaciones.

Su trabajo está inspirado en la memoria social, revalorizando la cosmovisión indígena. La última obra de este artista autodidacta, que aprendió a rasgar la guitarra cuando tenía 15 años, se titula ‘Biografías’. Es una inspiración en torno a Ibarra, la ciudad que acogió a sus ancestros que llegaron desde la comunidad kichwa de Quinchuquí, en Otavalo.

Son temas que hablan sobre varios personajes de la urbe, la llegada del tren de Quito, mitos y leyendas en torno al volcán ‘Taita’ Imbabura, pero también de la discriminación que había de los mestizos a los indígenas.

Dueño de una voz gruesa y exquisita, acompaña el canto con una multitud de instrumentos contemporáneos y precolombinos. Era apenas un adolescente cuando quedaba sorprendido con la alegría que inyectaba su padre, Rafael, familiares y vecinos al interpretar canciones en las fiestas populares, como el Inti Raymi (Fiesta del Sol, en español).

Con los años aprendió a dominar más de 60 instrumentos. Aún recuerda la década del 80 del siglo anterior en que Edmundo Ribadeneira, entonces presidente de la Casa de la Cultura Ecuatoriana Benjamín Carrión, le invitó a experimentar con instrumentos ancestrales como ocarinas, litófonos, pífanos, pingullos y tundas, entre otros.

Ese encuentro con ese tesoro del Museo de Instrumentos Musicales Pedro Pablo Traversari, de Quito, le marcó. De alguna manera influyó en su música que actualmente fusiona los ritmos andinos con la de otros intérpretes que manejan la parte espiritual.

La trayectoria del músico imbabureño se ha plasmado en la grabación de 18 discos de larga duración, 13 discos compacto, un documental y la musicalización de la radionovela Dolores Cacuango.

Para Juan Carlos Morales, historiador ibarreño, Enrique Males es un amauta, un sabio andino, una de las voces fundamentales del país. El artista tenía prevista una presentación en la inauguración el Centro Cultural Tahuando, en Ibarra.

El Comercio