El expresidente Antonio Saca se declara culpable en juicio por corrupción y hoy testifica

Polémica en El Salvador por juicio contra expresidente Saca

La condena al expresidente salvadoreño Antonio Saca y tres allegados por delitos de corrupción caldea la polémica en torno al desempeño de la Fiscalía General de la República (FGR).

Saca, Elmer Charlaix, César Funes y Julio Rank reconocieron los cargos de peculado y lavado de dinero, y alcanzaron un pacto que les garantizará de cinco a 10 años menos tras las rejas.

Además, al exmandatario que cayó en desgracia tras abandonar al derechista partido Arena solo le quedan por cumplir ocho de los 10 años de prisión a los que fue sentenciado, pues ya pasó dos encarcelado.

Si bien la FGR presenta la noticia como una victoria, pues por primera vez condenan a un ex jefe de Estado, al ministerio público le critican que Saca solo devolverá 25 millones de los 301 millones de dólares que desfalcó.

Según la Fiscalía, del dinero que Saca peculó, 195 millones de dólares salieron en efectivo, y las autoridades dan por perdidos esos fondos públicos, pues fracasaron en sus intentos por rastrearlos.

También fue criticado el empleo del procedimiento abreviado, mediante el cual los imputados se declaran culpables a cambio de ciertos beneficios, entre otras razones, para definir de una vez el dilatado proceso.

Aún así, fuentes del equipo de defensa insisten en que las pruebas de la Fiscalía eran especulativas, aunque la parte demandante asegura que el caso era sólido desde todo ángulo.

La FGR acusó a Saca de montar durante su presidencia (2004-2009) una estructura criminal que desvió 301 millones de dólares de fondos públicos a cuentas particulares, en complicidad con seis exfuncionarios.

Prensa Latina


Expresidente Saca hablará en el tercer día de juicio sobre actos de corrupción cometidos en su gestión

El expresidente Elías Antonio Saca declarará durante el tercer día de juicio que se ventilará este jueves sobre los actos de corrupción que presuntamente cometió en su administración para desviar $301 millones del Estado.

El Tribunal Segundo de Sentencia de San Salvador también ha programado para el mismo día las declaraciones de tres exfuncionarios de Casa Presidencial: Élmer Charlaix, exsecretario de Saca; César Funes, exsecretario de la Juventud y extitular de Anda; y Julio Rank, exsecretario de Comunicaciones.

Además de los exempleados de la Presidencia Francisco Rodríguez Arteaga, exjefe de la Unidad Financiera, y Jorge Alberto Herrera, tesorero institucional, quienes, al igual que los otros imputados, enfrentarán un proceso abreviado.

El único que no será juzgado bajo esa modalidad por su decisión, según sus defensores, será Pablo Gómez, exasistente de Charlaix.

La Fiscalía y la defensa de Herrera y Rodríguez Arteaga acordaron este miércoles que estos sospechosos sean sometidos al proceso abreviado. El ministerio público pidió una pena de seis años para el primero (tres por peculado y tres por lavado de dinero), y para el segundo, una pena de tres años por peculado.

Saca fue detenido el 30 de octubre de 2016 cuando estaba en la fiesta de bodas de uno de sus hijos. La Fiscalía lo acusa de fraguar el desvío de 301 millones de dólares del erario, dinero que habrían desviado hacia cuentas privadas de sus empresas y a las de otros publicistas, quienes luego las transfirieron a negocios y a cuentas del exmandatario.

El Salvador


Exfuncionario de Saca busca lograr acuerdo con Fiscalía para confesar y obtener pena mínima

Francisco Rodríguez Arteaga, quien presuntamente abrió cuentas bancarias para saquear los $301 millones vinculados al caso Saca, solicitó a la Fiscalía General de la República (FGR) negociar su confesión de los hechos a cambio de una pena mínima y un proceso abreviado, tal como lo hizo el expresidente, Elías Antonio Saca, y sus tres exsecretarios.

El Tribunal Segundo de Sentencia decretó un receso de tres horas para que la Fiscalía negociará con los abogados de Arteaga.

La abogada Tania Pastor dijo que el jefe de la Unidad Financiera de Casa Presidencial, Jorge Herrera, y el exasesor contable, Pablo Gómez, no están interesados en confesarse culpables a cambio de menor pena.

“Acuérdese que a él (Herrera) lo intentaron criteriar, pero no pudo dar más información de la que tenía”, dijo Pastor.

La Fiscalía ya denegó una solicitud de los abogados de los exempleados de CAPRES en la que pidieron que se cambiaran los delitos de peculado y lavado de dinero a figuras culposas.

La Prensa Gráfica


VOLVER