El Salvador: comienzan los actos por la santificación de Oscar Romero

201

El beato Romero será canonizado junto a Pablo VI durante un Sínodo de Obispos, una asamblea que tendrá lugar en el Vaticano y donde se abordarán temas relativos a la juventud. El cónclave tendrá lugar en Roma entre el 3 y el 28 de octubre.

Más de 200 feligreses católicos iniciaron este jueves actos religiosos en homenaje a la santificación del beato salvadoreño Oscar Romero, con una peregrinación hacía su pueblo natal, Ciudad Barrios, en el oriente del país, informaron ayer fuentes de la iglesia local

La canonización de Romero, asesinado en marzo de 1980, está prevista en el Vaticano el próximo 14 de octubre.

Las decenas de católicos salieron en caminata desde la Catedral Metropolitana de San Salvador luego de una una misa en el mausoleo del beato, asesinado el 24 de marzo de 1980 por un escuadrón de la muerte de la ultraderecha que lo acusaba de colaborar con las guerrillas izquierdistas que combatían a la entonces dictadura militar.

La caminata de 157 kilómetros concluirá el próximo 4 de agosto en Ciudad Barrios, en el orientañ departamento o provincia de San Miguel, donde nació el que será el primer santo de El Salvador. Romero fue beatificado en San Salvador en mayo de 2015.

El beato Romero será canonizado junto a Pablo VI durante un Sínodo de Obispos, una asamblea que tendrá lugar en el Vaticano y donde se abordarán temas relativos a la juventud. El cónclave tendrá lugar en Roma entre el 3 y el 28 de octubre.

Romero, según el Vaticano, fue asesinado “por odio a la fe”. Un francotirador de un escuadrón de la muerte de extrema derecha disparó una bala directa al corazón del religioso cuando oficiaba una misa en la capilla del hospital para cancerosos Divina Providencia de San Salvador.

La Comisión de la Verdad, auspiciada por la Organización de Naciones Unidas (ONU) en 1993, que investigó sobre las más graves violaciones de los derechos humanos durante la guerra civil (1980-1992) responsabilizó al ex oficial Roberto D’Aubuisson de haber ordenado el asesinato de Romero, conocido como “la voz de los sin voz”, por sus constantes denuncias contra las arbitrariedades y abusos que desembocaron en la guerra civil.

Contrapunto


VOLVER
Más notas sobre el tema