El Salvador: el expresidente Saca admite que entregó dinero público al partido ARENA

Saca admite que entregó dinero público al partido ARENA

El juicio en contra del expresidente Elías Antonio Saca y seis de sus excolaboradores por casos de corrupción, continúa este jueves. El exmandatario rindió ayer su declaración y en ella admitió, entre otras cosas, que durante su mandato entregó $400 mil dólares a su entonces partido, ARENA.h

Saca leyó un informe durante 40 minutos, en el que detallaba la malversación de fondos de la partida secreta, de la cual, ordenó pagos y gastos personales tanto suyos, como de su esposa, Ana Ligia de Saca, a quien confesó pagarle $10 mil dólares mensuales para sus gastos personales y de tarjetas de crédito.

El exmandatario admitió que ordenó abrir cuentas personales, y que su salario pasó de $4 mil mensuales cuando asumió la Presidencia en 2004, pero que para 2012, es decir, tres años después de dejar el cargo, llegó a $60 mil dólares mensuales pagados por sus empresas radiales, para ocultar la extracción de fondos públicos.

Además, lo hizo con dolo, sabiendo que las investigaciones de la Corte de Cuentas de la República (CCR) son superficiales.

Según medios locales, Saca confesó que muchos de los proyectos de su gobierno se realizaron “sin licitación e ilegalmente”.

Otra de las confesiones ha sido que se declara como el cerebro de la operación, y que acordó con algunas empresas que el 80% del dinero recibido iba a destinarse a su grupo radial y el 20% quedaba en las agencias de publicidad durante su gobierno.

Asimismo, admitió que pidió a los bancos privilegios, entre estos, que no se identificara a quienes retiraban el dinero, ni se informara de las transacciones.

Saca, junto a sus colaboradores, han solicitado a la Fiscalía General de la República (FGR) una abreviación de la pena carcelaria tras confesar la corrupción. Esta negociación ha generado indignación en la opinión pública y en las redes sociales.

El juicio en este caso continúa a lo largo de este jueves en el que se espera la declaración de cada uno de los imputados.

Contra Punto


Corte de Cuentas no advirtió sustracción de $272 millones

En la Presidencia de Saca hicieron un reglamento para el manejo discrecional de la partida de gastos reservados (“partida secreta”) para evadir los controles estatales como los de la Corte de Cuentas. Así lo declaró ante el juez ayer Élmer Charlaix, quien fungió como secretario privado de la Presidencia y quien manejaba el presupuesto.

De esa forma, dijo el exfuncionario, crearon 16 cuentas bancarias; 14 que manejaron Francisco Rodríguez Arteaga y Pablo Gómez, y dos a nombre de Charlaix, y que estas sirvieron para sustraer dinero para él, Saca y otros beneficiarios.

Aunque Charlaix no especificó el monto desviado, la Fiscalía ha afirmado que 10 de esas cuentas sirvieron para transferir fondos desde la Presidencia por $255 millones.

Lo que sí detalló es que a dos de las cuentas que estaban a su nombre movieron más de $17 millones y que de ese dinero hizo transferencias a Saca a través de cheques.

Otra forma de desviar dinero que mencionó fue alterando los montos pagados a las agencias de publicidad, es decir, incrementaron el valor de los servicios que le prestaban a la Presidencia. Preguntado por la Fiscalía sobre si a lo que llamaban “gastos operativos” era para ocultar el destino real del dinero público, Charlaix dijo que sí.

Incluso dijo que usó $527 mil para gastos personales y pago de tarjetas de crédito.

Charlaix dijo además que trasladó $32 mil a una empresa de su propiedad llamada Inversiones Sur y otro monto que no especificó a una empresa farmacéutica, de la que además dijo que era empleado.

Dinero a De Saca y a ARENA
Charlaix dijo que de los fondos sustraídos se beneficiaron personas naturales, jurídicas, se pagó sobresueldos a ministros, viceministros, comisiones presidenciales y otros relacionados a actividades de la Presidencia que no detalló.

El Salvador


Julio Rank dice que recibió 8 millones en sus cuentas

-¿Acepta haber cometido el delito de lavado de dinero y de activos con la intensión de darle apariencia de legalidad a los fondos ilícitos?

– Sí.

Así finalizó el jueves la intervención de Julio Rank, el exsecretario de Comunicaciones de la administración de Elías Antonio Saca, tras confesar los actos delictivos que cometió entre 2004 y 2009. Quien lo interrogó fue uno de los fiscales del caso.

Rank admitió el jueves, en el tercer día de juicio contra Saca y otros seis imputados, que recibió $8,300,000 y de esa cantidad solo se benefició con $500,000, pero Lisandro Quintanilla, su defensor, señaló que hubo error en su confesión sobre monto que su cliente dijo haberse apropiado.

Antes de finalizar el tercer día de juicio, el grupo de defensores de Rank pidió al Tribunal Segundo de Sentencia de San Salvador que el imputado volviera a declarar para especificar ese dato, los jueces avalaron y se prevé que lo haga este viernes.

El exfuncionario de Saca reveló ayer que recibió los fondos públicos a través de cuentas particulares del exsecretario privado la Casa Presidencia, Elmer Charlaix, y los exempleados de la Presidencia Pablo Gómez y Francisco Rodríguez Arteaga.

Aceptó que entre los fondos públicos que usó a su favor estuvo una transferencia a un banco de Florida, en Estados Unidos, por $69,000; trasferencias a su hijo por 190,000 sin que él conociera que se trataba de dinero ilícito; y a Mauricio Sandoval, el exdirector de la Policía Nacional Civil en la administración Saca, por $100,000.

La Fiscalía ha pedido una pena de cinco años para Rank por el acuerdo de un proceso abreviado.

El Salvador