Ernesto Samper: “Colombia cometería un grave error si se retira de la Unasur”

El expresidente de Colombia y secretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, instó a la reciente administración de Iván Duque a que analice las consecuencias negativas que traería para la nación de América Latina su salida de dicho organismo.

Calificó como grave error la decisión del presidente Duque de apartarse de la confederación de los países suramericanos ya que esto, según sus consideraciones, causaría que el país quedase completamente aislado.

“Espero que el Gobierno medite con serenidad esta decisión y , si la toma, que evalúe los costos que implicaría este ‘Breit Suramericano”, expresó.

Estas declaraciones las ofreció luego de que se conociera el pasado viernes 10 de agosto que el presidente de Colombia decidió retirarse de la Unasur, en cumplimiento de una promesa que hizo durante su campaña presidencial.

Ante esto Samper señaló “Colombia cometería un grave error si se retira de manera precipitada de la Unasur porque quedaría aislada regionalmente y  pondría en peligro derechos que resultan de la integración en el Organismo”.

Añadió que esta decisión también pone en peligro los “derechos alcanzados por más de 100 mil colombianos que actualmente trabajan en países suramericanos con el permiso de trabajo temporal de Unasur y Mercosur“.

Esto también pone en riesgo “los beneficios económicos que percibe el Ministerio de Salud de Colombia en descuentos de vacunas infantiles a través del Instituto de Salud de Rio de Janeiro“, asevero el exmandatario.

“Sería una gran paradoja que, al retirarse, Colombia quede en La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), y por fuera del Consejo Suramericano de Defensa, que es su escenario natural en materia de seguridad hemisférica”, expresó.

El pasado viernes el ministro de Exteriores colombiano, Carlos Holmes Trujillo, anunció el retiro de Colombia Unasur. “Estamos en un proceso de consultas con otros países que aparentemente desearían tomar el mismo rumbo”, dijo.

TeleSUR


Gobierno ecuatoriano busca acortar y reactivar Unasur

Ecuador tiene un plan para la reactivación de la Unión de Naciones Suramericanas(Unasur) que atraviesa una crisis sin la designación de un secretario, ni reuniones y ahora sin sede. A ello se suma el anuncio que hizo Colombia de salirse del grupo y enfocarse en el fortalecimiento de la Organización de Estados Americanos (OEA).

El canciller José Valencia señaló que la idea sería buscar que los miembros reconsideren “acortar” la agenda de trabajo y centrarla en los puntos positivos que ha tenido Unasur como la coordinación en temas de seguridad y defensa, la integración de infraestructura y la coordinación de ministerios de Salud de los países miembros.

Esto cruza por recortar el tamaño de la Secretaría que es “demasiado grande”, más si es que la agenda del organismo se simplifica. Una de las medidas sería la reducción de personal y los gastos de operación y los aportes de los estados. “Varias de las críticas en contra de Unasur por los estados miembros se enfilan a decir que es demasiado alto el presupuesto y que los estados quieren reducir este presupuesto”, dijo Valencia.

Una vez que se tenga una idea consensuada de la agenda y de la Secretaría, se buscaría la manera de elegir al secretario general de una manera que “salve la regla de la unanimidad que lo único que ha hecho es llevar a un callejón sin salida”.

Valencia ha mantenido contactos con los cancilleres de la organización de los estados miembros y ha dirigido una carta a los ministros de Relaciones Exteriores de los once estados miembros la semana anterior expresando la voluntad del país de promover cualquier tipo de vía para encontrar una solución, a través de una convocatoria de la Presidencia Pro Témpore que nosotros apoyaríamos o de una iniciativa de otros países que también estarían listos para apoyar.

“Que la Unasur pueda encontrar un nuevo derrotero… pero una cuestión que no sea solamente reproducir lo que había antes, porque es evidente que hay una gran resistencia entre los estados miembros para seguir con lo que era el modelo anterior… con un plan de trabajo que ha sido controvertido, en el sentido que algunos países consideran que no respondía a sus aspiraciones, yo no quisiera entrar a juzgar lo que otros países pensaban o no del plan de trabajo”, señaló Valencia.

Sobre la sede, Ecuador plantea a los otros países una sede alternativa que podría estar en Quito, en un edificio patrimonial, acorde con los requerimientos de la organización.

El catedrático en Derecho Internacional de la Universidad Católica de Guayaquil Carlos Estarellas Velásquez manifestó que la integración se hará realidad solo si se tienen claros los principios básicos de respeto al sistema democrático, a la libertad de expresión, a la independencia de funciones, a los derechos humanos y al medio ambiente. “En el caso de la Unasur, la dirección que tenía era basándose en el socialismo del siglo XXI, por eso no desarrolló la Unasur… (Es necesario) no volver a poner la ideología sobre la integración”, dijo.

El 18 de abril pasado, Brasil, Argentina, Colombia, Chile, Paraguay y Perú presentaron una carta en la que suspendieron sus actividades en las instancias de Unasur hasta que se elija el nuevo secretario general.

Los otros países que integran el organismo son: Ecuador, Guyana, Uruguay, Surinam, Venezuela y Bolivia.

El Universo