La Educación Superior está en riesgo en Argentina, por Ernesto Villanueva

La Educación Superior está en riesgo en Argentina

Por Ernesto Villanueva*

La Universidad Nacional Arturo Jauretche fue creada en el año 2009 en la localidad de Florencio Varela, provincia de Buenos Aires, Argentina,  en el marco de la creación de las llamadas “Universidades del Bicentenario”. Luego de un fuerte y rápido desarrollo la Universidad cuenta actualmente con 20.747 estudiantes regulares que cursan 23 carreras pensadas para el desarrollo de la región de Buenos Aires, fuera de la Capital Federal.

La UNAJ atiende una población estudiantil inserta en un área de influencia con más de 2 millones de habitantes, caracterizada por una alta concentración demográfica y pobreza, en el sur del llamado “conurbano bonaerense”. Esta característica se refleja en los 14.397 estudiantes que han solicitado el boleto estudiantil y 9.115 becas pedidas para poder continuar con sus estudios. Otro dato importante es que del total de ingresantes de este año, el 44 % trabaja y el 43 % carece de cobertura de salud.

La institución comenzó con una matrícula de 3 mil estudiantes y luego de siete años cuenta con 20.747 estudiantes regulares, provenientes de Florencio Varela (42%), Berazategui (23%), Quilmes (21%), Almirante Brown (7%), y en menor medida de la ciudad de La Plata y el interior de la provincia de Buenos Aires, quienes cursan carreras de Ingeniería, Salud, Ciencias Sociales y Administración.  El 79% de esta matrícula es primera generación universitaria en su familia.

El impacto de la UNAJ en el mercado laboral local y regional se refleja en la inserción de sus graduados. Ejemplo de esto son los 20 graduados de Enfermería que trabajan en el Hospital Italiano de la Capital Federal, como así también la gran mayoría de los egresados de la Tecnicatura en Emergencias Sanitarias y Desastres que trabajan en distintos municipios de la región y en servicios privados de emergencias. Del mismo modo, ingenieros en Informática, Petróleo y Electromecánica, han sido convocados por importantes empresas privadas. Este año una de las primeras egresadas de la Licenciatura en Kinesiología y Fisiatría ocupó el primer lugar en el ranking de residencias de la Provincia de Buenos Aires que realizará en el Hospital de Niños de La Plata,  dependiente del Ministerio de Salud de la Provincia.

El reconocimiento a la calidad de la educación universitaria pública que ofrece la UNAJ también ha llegado de la mano de becas que recibieron estudiantes de Bioingeniería y la Licenciatura en Gestión Ambiental por parte de la Comisión de Investigaciones Científicas (CIC) dependiente de la provincia de Buenos Aires.

La UNAJ es una universidad en crecimiento: cuenta con 1279 docentes y 304 trabajadores nodocentes, (estas cifras equivalen a 1 docente cada 16 estudiantes, siendo la meda nacional en el sistema universitario de 1 docente cada 12 estudiantes; y 1 nodocente cada 62 estdiantes, siendo la media nacional de 1 nodocente cada 31 estudiantes).

Durante su primer año de funcionamiento (2011) recibió un 42% más de inversión por estudiante que la media nacional. Pero a partir de 2012, recibe menos inversión por estudiante. En rigor, en 2018 recibió un 63% menos y en base al presupuesto solicitado, recibiría un 55% menos.

Resultado de imagen para universidad jauretche

Esta situación se ve dramáticamente afectada por el recorte presupuestario que el gobierno nacional argentino viene llevando adelante en materia educativa y particularmente en lo que respecta a la Educación Superior. En ese marco, la Universidad ha visto reducido su presupuesto al límite de disponer de fondos que sólo alcanzan para abonar los salarios de docentes y no docentes de nueve meses, por lo cual la universidad declaró “la emergencia económica” y el Consejo Superior (máximo organismo de gobnierno de la Universidad después de la Asamblea Universitaria) decidió declararse en “sesión permanente”.

El desfinanciamiento se traduce en la imposibilidad de pago de sueldos a más de 400 docentes, la paralización de obras de infraestructura como los laboratorios de Ingeniería a realizarse con fondos provenientes del Fondo para la Convergencia Estructural Mercosur (FOCEM), debido al incumplimiento por parte del gobierno nacional del giro de  los fondos que le corresponde como contraparte en el marco del acuerdo establecido con el organismo (FOCEM). Las obras de infraestructura requieren también de un proceso de acompañamiento en el que se encuentra transitando esta joven universidad, alojada en edificios con una antigüedad de casi 80 años.

Desde la Universidad Nacional Arturo Jauretche entendemos que la Educación Superior debe ser una prioridad nacional para construir una sociedad más justa, reafirmar la soberanía y profundizar el ejercicio de la ciudadanía democrática. A 100 años de la Reforma Universitaria, las universidades creadas en el Bicentenario  buscan extender aquella universalización de la educación superior y con un mandato de innovación en la forma de enseñar, aprender y vincularse con la sociedad. Queremos seguir transformando el territorio.

  • Rector de la Universidad Nacional Arturo Jauretche (UNAJ)

VOLVER