México: Museo de la UNAM presenta muestra sobre la gráfica de las protestas estudiantiles del ’68

La vigencia de la gráfica del 68 ‘‘recorre el cuerpo como un escalofrío”

Por Alondra Flores Soto

Como hace 50 años, símbolos que condenan la represión y defienden las causas sociales se hacen públicos de nuevo, ya no en la calle, entre manifestaciones y cruceros como una acción del movimiento estudiantil, sino en el Museo Universitario Arte Contemporáneo (MUAC) con la exposición Gráfica del 68: imágenes rotundas, que será inaugurada este sábado primero de septiembre.

Sobrevivientes de la censura y la destrucción, son 156 obras recuperadas de esos turbulentos días, casi 97 por ciento de la colección ‘‘de los residuos materiales de la gráfica de 1968”, donada al patrimonio de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en 2002 por Arnulfo Aquino, artista y participante en la gesta que sacudió al país.

‘‘Hace mucho que la gráfica no se exhibe desplegada en su conjunto”, sostiene en entrevista con La JornadaAmanda de la Garza, quien junto a Sol Henaro, se encargó de la curaduría de la muestra que se inscribe en el programa de las actividades conmemorativas organizadas por la máxima casa de estudios.

Confrontarse con imágenes

‘‘El público verá piezas emblemáticas como la paloma, el granadero o un tanque, que hemos consumido en libros o redes sociales sin comprender la dimensión. Es interesante confrontarse con las imágenes”, añade Henaro.

‘‘Dan testimonio, pero albergan todavía una potencia de reclamos históricos de los movimientos sociales”, opina De la Garza. Al respecto, Henaro destaca que ‘‘es importante la vigencia de los mensajes, justo en un momento en que la violencia está tan instalada en nuestro país. Es muy fuerte pararse frente a ciertas gráficas y sentir que te están hablando hoy mismo, cuando en realidad fueron mensajes concebidos hace medio siglo.

‘‘Esa vigencia te recorre el cuerpo como un escalofrío. Estamos a pocos días de cumplir cuatro años de la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa y esta gráfica aún nos dice mucho. Nos interesaba no sólo mirarla como una producción que hace 50 años tuvo sentido, sino su actualidad.”

La recopilación de materiales la hicieron un puñado de artistas activos en las movilizaciones, a quienes de manera simultánea el MUAC dedica la muestra Grupo Mira: una contrahistoria de los setenta.

Mensajes contundentes

La mayoría de impresiones se hicieron como ‘‘acción urgente” por las brigadas de huelga, las que desde la Escuela Nacional de Artes Plásticas, entonces ubicada en la Antigua Academia de San Carlos, y la de Pintura, Escultura y Grabado La Esmeralda, tomaron las herramientas de las talleres para imprimir mensajes simples y contundentes y dar a conocer sus demandas en carteles, volantes y pegas.

Mimeógrafos, pintas callejeras, esténciles, prensas y planchas originaron estas piezas con el ideario del movimiento. En ese trabajo colectivo hay influencias del Taller de Gráfica Popular y del cartel cubano, así como la reverberación del pop.

Henaro explica: ‘‘Estas producciones estaban conformadas en la emergencia de la movilización social. No fueron concebidas como arte específico; sin embargo, este es un legado muy importante en términos de patrimonio”.

El espacio universitario también aloja Grupo Mira: una contrahistoria…, colectivo que tras los sucesos de violencia del 2 de octubre siguió trabajando por otras causas sociales. Esa muestra se montó en el Museo Amparo, en Puebla.

Antes de la apertura de Gráfica del 68…, al mediodía habrá una charla con Arnulfo Aquino, Eduardo Garduño, Rebeca Hidalgo y Jorge Pérez Vela, integrantes del Grupo Mira, y las curadoras Annabela Tournon, de la Garza y Henaro, en el ágora del MUAC (Insurgentes Sur 3000).

Jornada


El MUAC presenta la voz de la gráfica del 68

“En los movimientos sociales, la colectividad y el anonimato son lo más importante”, señaló la curadora Sol Henaro, que junto con la socióloga y curadora Amanda de la Garza, dieron detalles de lo que será la próxima muestra en el marco del homenaje conmemorativo de los 50 años del movimiento estudiantil de 1968. Se trata de Gráfica del 68. Imágenes rotundas, una exposición que ofrece la totalidad del acervo de gráfica del 68 perteneciente a la colección del Museo Universitario Arte Contemporáneo, MUAC, como un testimonio visual de las diversas demandas por las que pugnó el movimiento, así como de sus respectivos cuerpos iconográficos y formalizaciones.

Henaro asegura que es aquella gráfica que permitió fortalecer la voz de la protesta, ocupar el espacio público y, por otro, dar lugar y cohesionar un nuevo imaginario visual sobre y para el movimiento estudiantil: “el público podrá observar a partir de este sábado 1 de septiembre, la importante producción que el movimiento realizó en cuerpos de imágenes que acompañaron no solo las marchas y los mítines sino que se desplegaron en diversos soportes en el espacio público”, detalló para el diario Reforma.

La exposición fue reunida por integrantes del Grupo Mira y posteriormente donada por uno de sus integrantes, Arnulfo Aquino, al Patrimonio Universitario. No obstante, señaló de la Garza, las 158 piezas que integran la exposición, es sólo un muestrario de las producciones visuales del momento ya que, explicó, muchas de ellas se destruyeron o se perdieron.

“En aquel momento eran consideradas herramientas subversivas y peligrosas, y por lo tanto eran censuradas. Una de sus funciones más relevantes fue ser un canal de circulación de información crítica o contrainformación. Mimeógrafos, pintas callejeras, esténciles, prensas, planchas y tórculos eran vigilados por el Estado y sus aparatos de control ya que carecían de un control real sobre los contenidos, tirajes y procedencias”.

Entre las piezas, agregó, se encuentran afiches, pegatinas, bonos para juntar dinero, volantes y pósters para cargar en las marchas que fueron producidos antes y después del 2 de octubre. Por ejemplo, se puede observar un póster con la paloma de la paz -parte de la identidad gráfica de las Olimpiadas del 68-, pero con un giro: un cuchillo clavado en medio de la figura, da cuenta de otro episodio, sangriento, que no fue la justa deportiva.

La exposición Gráfica del 68. Imágenes rotundas se vincula con la revisión histórica de la también exposición Grupo MIRA -uno de los colectivos de arte político más relevantes de los años 70-, conformado además por algunos de los artistas que produjeron gráfica en 1968. Ambas muestras forman parte del programa conmemorativo por el 50 aniversario del movimiento estudiantil de 1968 en México.

Por su parte, el MUAC, en colaboración con el Taller de Estampa y Grabado Corazón Parlante, activará lugares de discusión en el espacio público a partir de diversas técnicas de grabado utilizadas en las Brigadas de Propaganda durante el movimiento estudiantil de 1968, abordando temáticas como activismo, denuncia, colectividad, acción política, disidencia, malestar social, violencia, etcétera.

Siempre