Ministro de Defensa argentino recibe al jefe del Comando Sur de EEUU para reforzar la cooperación militar

Oscar Aguad se reunió con el jefe del Comando Sur de Estados Unidos para reforzar la cooperación militar

En un nuevo capítulo del acercamiento de la Argentina con Estados Unidos en materia de defensa y cooperación militar, el jefe del Comando Sur, el almirante Kurt W. Tidd llegó ayer a Buenos Aires y se reunió con el ministro Oscar Aguad en un encuentro al que fuentes del gobierno calificaron como “exitoso y muy productivo”.

Si bien se trató de una reunión protocolar con las autoridades del Estado Mayor Conjunto en el marco de una visita más amplia, la reunión de Aguad y Tidd forma parte de la “agenda positiva” y de estrecha colaboración que Argentina estableció con Estados Unidos y que se reforzó recientemente con la visita a Buenos Aires del jefe del Pentágono Jame Mattis.

El jefe del Comando Sur de los Estados Unidos llegó a la Argentina para participar de un encuentro con jefes militares de América, con la excepción de Venezuela. También participan como invitados militares de España. La idea de este encuentro que se desarrollará entre hoy y mañana con la cúpula de cada Estado Mayor Conjunto de la región es abordar dos temáticas concretas: la asistencia coordinada ante catástrofes naturales y el mantenimiento de operaciones mundiales para las misiones de paz conjuntas.

Hoy y mañana habrá un seminario en el Edificio Libertador de todos los jefes militares de la región junto con el almirante Tidd que en calidad de jefe del Comando Sur llegó en representación de la defensa norteamericana.

Durante la reunión que ayer mantuvo con Aguad el almirante Tidd se abordó el tema de la colaboración de Estados Unidos con la Argentina en materia de ejercicios militares y capacitación. También se mencionó el apoyo que dará la defensa norteamericana a la Argentina a fines de noviembre para la cumbre de presidentes del G20.

Según adelantó Infobae, cuando llegó hace 10 días a la Argentina el jefe del Pentágono le aseguró al ministro Aguad que Estados Unidos aportará aviones supersónicos, radares y equipamiento sensible para la protección de los presidentes del G20 que se reunirán en Buenos Aires el 30 de noviembre y el 1 de diciembre.

Por otra parte, se pudo saber que Mattis le planteó a Aguad la preocupación de la defensa norteamericana ante la presencia de la base de China de avistaje lunar que se instaló en Neuquén. Esa estación espacial ocupa 200 hectáreas en la localidad neuquina de Bajada del Agrio, es una concesión que hizo el gobierno de Cristina Kirchner a los chinos por 50 años y si bien hay un anexo en el acuerdo que establece el “uso pacífico” de la estación, los responsables de llevar adelante el proyecto responden al Ejército Popular de China. De allí las suspicacias y dudas que tienen tanto Estados Unidos como la Unión Europea sobre el objetivo real de esa base china.

Luego de su encuentro con el ministro Aguad el jefe del Pentágono admitió ante la prensa que Estados Unidos planteó a la Argentina la preocupación por el eventual uso dual de la base lunar de China en Neuquén.

Ayer, el jefe del Comando Sur no abordó este tema con Aguad. Pero fuentes diplomáticas argentina y del Ministerio de Defensa admitieron a Infobae que “la Argentina ya tomó debida nota de la preocupación de Estados Unidos por la base de China en Neuquén”.

El Comando Sur de los Estados Unidos es responsable de todos los aspectos de la cooperación en materia de seguridad del Departamento de Defensa en las 45 naciones y territorios de América Central, América del Sur y el mar del Caribe, un área de 16 millones de millas cuadradas.

El almirante Tidd se graduó en 1974 de la Escuela Porter-Gaud, en Charleston, Carolina del Sur, y en 1978 se graduó con el grado de oficial en la Academia Naval de los Estados Unidos, con un título en Estudios Extranjeros. En 1984, fue seleccionado como becario de la Fundación Olmsted; domina el francés y posee una maestría en Ciencias Políticas de la Universidad de Burdeos, Francia. También es egresado de la Escuela de Estado Mayor de las Fuerzas Armadas y fue becario del Ejecutivo Federal en el Consejo Atlántico de los Estados Unidos.

Según datos oficiales de la defensa norteamericana, en el mar, el almirante Tidd comandó las Fuerzas Navales del Comando Sur y la 4ª Flota de los Estados Unidos. Comandó asimismo el 8º Grupo de Ataque en Portaaviones a bordo del buque USS Dwight D. Eisenhower (CVN 69), durante un despliegue de combate en apoyo de las fuerzas de coalición durante la Operación Libertad Duradera. Del 2004 al 2005, estuvo al mando de las operaciones marítimas en el Golfo Pérsico, en calidad de Comandante de la Fuerza de Oriente Medio y Comandante de la 55ª Fuerza de Tarea. Algunos de los cargos en los que se desempeñó el almirante Tidd en el mar con anterioridad incluyen: comandante del Escuadrón de Destructores N°50, comandante del buque USS Arthur W. Radford (DD 968) y oficial ejecutivo a bordo del USS Leftwich (DD 984. El almirante Tidd se desempeñó como oficial de operaciones a bordo del USS Deyo (DD 989), edecán del comandante del Grupo Crucero Destructor N°8, oficial técnico de calderas a bordo del USS América (CV 66) y oficial de comunicaciones y asistente de propulsión principal a bordo del USS Semmes (DDG 18).

En tierra, el almirante Tidd prestó servicios como asistente del Presidente del Estado Mayor Conjunto, fue director y subdirector de Operaciones del Estado Mayor Conjunto y se desempeñó asimismo durante tres años como director de Políticas de Capacidades Estratégicas en el Estado Mayor del Consejo de Seguridad Nacional y como director en la Oficina de Combate contra el Terrorismo. También Tidd fue asistente de Operaciones del Jefe de Operaciones Navales a cargo del Grupo de Planificación de Operaciones contra el Terrorismo “Deep Blue”, creado el 11 de septiembre de 2001 después de los atentados terroristas. Se desempeñó como jefe adjunto de Estado Mayor para Operaciones (N-3) en el Comando Central de las Fuerzas Navales.

Tidd, compartirá hoy y mañana en Buenos Aires parte de estas experiencias con los militares de la región y ayer dio claras muestras del apoyo que la defensa norteamericana está dispuesta de dar a la Argentina.

Infobae