Nicolás Maduro acusó a Colombia y a EEUU del atentado en Caracas

Nicolás Maduro acusa a Colombia y a EE.UU.: “Han intentado asesinarme”

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se dirigió anoche al país pocas horas después de haber sido víctima de un fallido atentado, asegurando que el responsable del ataque sería el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos y grupos opositores que operan desde Estados Unidos.

“Han intentado asesinarme el día de hoy (sábado), y todo apunta a la ultra derecha venezolana y a la ultra derecha colombiana, y el nombre de Juan Manuel Santos está detrás de este atentado”, afirmó el mandatario durante una cadena nacional.

Además, informó que los autores materiales del ataque fueron detenidos y ya están siendo procesados; y que los “responsables intelectuales financistas” residen en Florida, Estados Unidos.

Ante esto, exhortó al presidente de ese país, Donald Trump a que “esté dispuesto a combatir a los grupos terroristas que pretenden cometer magnicidio o atentados contra países pacíficos, como Venezuela”.

Respecto al atentado, el líder bolivariano señaló que “aquí en la tierra me protege el pueblo y la Fuerzas Armadas Bolivarianas, y por eso estoy de pie, vivo y victorioso, vivo para seguir la batalla y los combates que me toquen por siempre”.

“No han podido ni podrán conmigo, ni con nosotros. Continuaremos el rumbo de una Patria que quiere desarrollo, paz, prosperidad, tranquilidad y amor”, agregó el mandatario.

Asimismo, indicó que ya se desplegó el equipo de investigación, de inteligencia, de orden policial y militar, en coordinación con el ministro del Interior, Nestor Reverol, para la captura de todos los involucrados en el hecho.

Durante la tarde de este sábado, Nicolás Maduro -junto a su esposa Cilia Flores y parte de su gabinete- se encontraba participando del 81 aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana, cuando varios drones con explosivos detonaron cerca de la tarima en el momento en que el mandatario realizaba su discurso. Pese a que el presidente salió ileso, siete efectivos resultaron heridos, aunque fuera de gravedad.

Telesur


“Hoy no pudimos, pero seguiremos en la lucha”, Operación Fénix se atribuye atentado a Maduro

El grupo Operación Fénix se atribuyó el atentado usando drones contra el presidente Nicolás Maduro durante un discurso del mandatario este sábado y anunció que continuará en la lucha hasta restaurar la democracia en el país petrolero.

Asumieron la responsabilidad de las explosiones que provocaron una estampida masiva en el evento transmitido en vivo por las imágenes de televisión.

Comunicado:

Hoy no pudimos, pero seguiremos en nuestra lucha, porque la Fuerza Armada Nacional Bolivariana tiene por función garantizar la independencia, la soberanía de la Nación, la integridad del territorio y el orden público interno.
En el cumplimiento de esa sagrada función, los oficiales, suboficiales, clases y soldados; en situación de Activo o Reserva Activa, están dispuestos a ofrendar sus vidas, cumplimento un juramento sagrado. La disciplina, la obediencia y la subordinación están absolutamente supeditadas a la lealtad a la Patria, al legado de los Libertadores y a la Constitución de la República.

La Fuerza Armada es Bolivariana por su apego el legado histórico de la generación emancipadora, que en la gesta heroica de la independencia de Venezuela luchó para forjarnos una patria libre, soberana e independiente de toda potencia extranjera. Al mencionar la figura paradigmática del Libertador Simón Bolívar, recogemos el sentimiento popular que lo distingue como símbolo de unidad nacional y de lucha incesante y abnegada por la libertad, la justicia, la moral pública y el bienestar del pueblo.

La Fuerza Armada es Bolivariana porque sigue el ejemplo histórico de nuestro Libertador Simón Bolívar, no por estar sometida a alguna parcialidad política o persona que se abrogue la condición bolivariana para fines subalternos y contrarios a la Constitución.

La Constitución de 1999, aprobada por el pueblo de Venezuela, ha perdido su vigencia real por la violación sistemática y reiterada tanto de su espíritu como de su letra. El apego de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana a la Constitución encuentra su fundamento y razón de ser en los Principios Fundamentales establecidos en su Título Primero.

Para la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, Venezuela es irrevocablemente libre e independiente, no acepta supeditación a ningún país o potencia extranjera. Reconoce a Venezuela como un Estado democrático y social de Derecho y de Justicia, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico y de su actuación, la vida, la libertad, la justicia, la igualdad, la solidaridad, la democracia, la responsabilidad social y, en general, la preeminencia de los derechos humanos, la ética y el pluralismo político.

Para los soldados venezolanos, el Estado tiene como fines esenciales la defensa y el desarrollo de la persona y el respeto a su dignidad, el ejercicio democrático de la voluntad popular, la construcción de una sociedad justa y amante de la paz, la promoción de la prosperidad y bienestar del pueblo y la garantía del cumplimiento de los principios, derechos y deberes reconocidos y consagrados en la Constitución.

Consecuencia ineludible de esta visión del Estado es que la soberanía reside intransferiblemente en el pueblo, no pudiendo ningún órgano del Poder Público usurpar esa función pues los órganos del Estado emanan de la soberanía popular y a ella están sometidos. Ratificamos que el gobierno de la República Bolivariana de Venezuela es y será siempre democrático, participativo, electivo, descentralizado, alternativo, responsable, pluralista y de mandatos revocables.
Asumimos la voluntad inquebrantable de hacer respetar la Constitución como norma suprema y fundamento del ordenamiento jurídico. Todas las personas y los órganos que ejercen el Poder Público están sujetos a esta Constitución, tanto el Presidente de la República, como la Asamblea Nacional, el Tribunal Supremo de Justicia, el Consejo Moral Republicano y el Poder Electoral.

Al constatar que buena parte de estos órganos del Estado han desconocido el contenido de la Constitución y dejado de observar sus normas, tanto en lo que concierne al funcionamiento del Poder Público como al respeto de los derechos de los venezolanos, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, en ejercicio de la norma contenido en el artículo 333 de la Constitución, ha decidido emprender una lucha para restablecer su efectiva vigencia e impedir que sea derogada por medios distintos a los que ella expresamente consagra.

Los objetivos que seguiremos perseguiendo son la vuelta a la paz, a la democracia, a la Constitución, a las elecciones limpias, a la prosperidad y al progreso. Si la finalidad de un gobierno es el logro de la mayor suma de felicidad posible, no podemos tolerar que la población sufra hambre, que los enfermos no tengan medicamentos, que la moneda no tenga valor, que el sistema educativo ni eduque ni enseñe solo adoctrinando el comunismo, que la seguridad personal sea un recuerdo lejano, que se sigan violando los derechos humanos, que se utilice la estructura de estado para operaciones de narcotráfico y terrorismo internacional, que la impunidad reine sobre la justicia, que se irrespete la voluntad popular, que millones de venezolanos se hayan visto obligados a abandonar el país; en fin, que el país siga secuestrado.
Es contrario al honor militar mantener en el gobierno a quienes no sólo se han olvidado de la Constitución, sino que han hecho de la función pública una manera obscena de enriquecerse y envilecerse. Los que han estado al frente del poder eliminaron, a punta de fuerza e ligalidad, todas las posibilidades democráticas de expresión que podía tener el país, sembrando el odio como unica vía para mantenerse en Miraflores y obligándonos a quienes somos militares institucionales a tomar este dificil camino para el rescate de la patria.

Deseamos pronta recuperación a los heridos de hoy y reiteramos nuestro deseo de que la Fuerza Armada Nacional vuelva a ser una institución esencialmente profesional, sin militancia política, alejada del odio y de la manipulación gubernamental, que su jerarquía sólo encuentre fundamento en los méritos, la capacidad y el honor militar.
Insistimos en que no descansaremos en nuestra lucha hasta lograr el retorno de la Constitución y la democracia, la realización de elecciones libres en el plazo más corto posible, la libertad de todos los presos políticos, la restitución del derecho a la protesta, el respeto a la soberanía popular encarnada en la Asamblea Nacional y la ruptura de cualquier relación de dependencia y sumisión a un gobierno extranjero.

Al asumir esta histórica responsabilidad, la Fuerza Armada Nacional sólo aspira cumplir con su deber, quienes la integramos estamos desprendidos de cualquier ambición personal, ademas lo hacemos convencidos de que fue el gobierno quien sembró este camino, sin dejarnos otra posibilidad; y sólo queremos dar vida al pensamiento bolivariano al ratificar que “un soldado feliz no adquiere ningún derecho para mandar a su patria. No es el árbitro de las leyes ni del gobierno; es el defensor de la libertad”.

Eje Central


“Operación Fénix”: Supuesto grupo rebelde se atribuye atentado contra Maduro

Un supuesto grupo rebelde que estaría integrado por civiles y militares se atribuyó el atentado con explosivos de este sábado contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro, quien resultó ileso, según un comunicado difundido en redes sociales.

El fallido atentado durante una parada militar forma parte de la “Operación Fénix”, según el escrito leído en la noche por la periodista opositora Patricia Poleo en su canal de Youtube.

Poleo, radicada en Estados Unidos y fuerte crítica al gobierno socialista, se limitó a leer el texto que le entregó el grupo identificado como Movimiento Nacional Soldados de Franelas.

“Es contrario al honor militar mantener en el gobierno a quienes no solo se han olvidado de la Constitución sino que han hecho de la función pública una manera obscena de enriquecerse y envilecerse”, añadió el supuesto movimiento rebelde en el comunicado.

El mandatario venezolano responsabilizó del hecho a la oposición venezolana y al saliente presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

También aseguró que los financistas del ataque se encuentran en Estados Unidos y pidió ayuda al mandatario Donald Trump para perseguirlos.

El fiscal general, Tarek William Saab, dijo que ya se iniciaron las investigaciones y que “hay detenidos”, de quienes se reservó los nombres.

“Si la finalidad de un gobierno es el logro de la mayor suma de felicidad posible no podemos tolerar que la población sufra hambre, que los enfermos no tengan medicamentos, que la moneda no tenga valor, que el sistema educativo ni eduque ni enseñe, solo adoctrinando el comunismo”, añadió el texto leído por Poleo.

“Ejecutamos acciones amparadas en nuestra Constitución(…) Pueblo de Venezuela para culminar con éxito esta lucha emancipadora es necesario que salgamos todos a las calles, sin retorno”, refiere el escrito.

Más temprano, en Twitter el grupo indicó estar integrado por “militares y civiles patriotas y leales al pueblo de Venezuela que buscan rescatar la Democracia de una nación en dictadura”.

“Así nos burlamos de la dictadura buena para matar al pueblo de hambre pero cobarde cuando les llega la hora”, decía otro de los tuits publicados poco después de registrarse el hecho durante una ceremonia militar en Caracas.

Maduro prometió que las “investigaciones van a ir hasta el fondo caiga quien caiga”.

24 Horas


Colombia rechaza acusación de Maduro contra Santos

La Presidencia de Colombia aseguró este sábado que carece de base la afirmación del mandatario venezolano, Nicolás Maduro, de que el jefe de Estado colombiano, Juan Manuel Santos, es el responsable del supuesto atentado de ayer en su contra en Caracas.

“Eso no tiene base. El presidente está dedicado al bautizo de su nieta, Celeste, y no a tumbar gobiernos extranjeros”, dijo a periodistas una fuente de la Presidencia colombiana.

Maduro dijo que Santos, que dejará el poder el próximo martes, está tras el supuesto atentado en su contra que se produjo ayer en un acto público con militares en Caracas y aseguró que ya fueron capturados algunos de los autores materiales.

“Hemos despejado la situación en tiempo récord, y se trata de un atentado para matarme, han intentado asesinarme el día de hoy y no tengo duda que todo apunta a la derecha, a la ultraderecha venezolana en alianza con la ultraderecha colombiana y que el nombre de Juan Manuel Santos está detrás de este atentado, no tengo dudas”, aseveró el mandatario.

Nicolás Maduro hizo la declaración en una alocución en cadena obligatoria de radio y televisión tres horas después del incidente en el que resultaron heridos siete militares.

Un supuesto grupo anónimo se pronunció en Twitter para adjudicarse la autoría de la “Operación Fénix”, nombre con el que se ha referido al atentando.

Los presuntos autores, que se denominan “Soldados de Franela”, aseguran en esa red social que son un conjunto de “militares y civiles patriotas y leales al pueblo de Venezuela (…) basados en argumentos legales y constitucionales”.

El Universal


VOLVER